Qué ver en Egipto, itinerario para 8 días y datos prácticos

Te hemos preparado una guía práctica para que descubras lo imprescindible que ver en Egipto, un destino que se debe visitar al menos una vez en la vida, porque es impresionante.

Te proponemos un recorrido, por sus más de 5000 años de historia, para que disfrutes de la tierra de los faraones, con las pirámides y los templos más alucinantes y su carismático río Nilo, el más largo del mundo.

Como sabemos que organizar un viaje a Egipto no es fácil, a continuación, te contamos toda la información útil que necesitas para ir. Y para ayudarte a diseñar tu itinerario, hemos seleccionado las cosas que visitar en Egipto primordiales para que lo descubras en 7 u 8 días.

Qué ver en Egipto, itinerario para 8 días y datos prácticos

Índice del artículo
  1. Datos prácticos para tu viaje a Egipto
  2. Qué ver en Egipto – nuestro recorrido
  3. Mapa con los lugares imprescindibles que ver en Egipto
  4. Consejos para tu viaje a Egipto

Datos prácticos para tu viaje a Egipto

Para empezar, queremos darte algunos datos prácticos para viajar a Egipto. Esperamos que sean útiles para facilitarte la tarea.


Documentos para viajar a Egipto por turismo

Pasaporte. Para entrar al país, el DNI no es válido, necesitarás tu pasaporte en regla que no caduque antes de seis meses de tu día de llegada al país.

Visado. El visado de entrada se obtiene en el mismo aeropuerto, permite una estancia de 30 días y una sola entrada, pagando 25 dólares o su equivalente en euros. Si eres de los previsores y prefieres ir adelantando, puedes sacarlo online a través de la web.

Reservas de hoteles e Itinerario. A pesar de que raramente lo solicitan, los oficiales de inmigración pueden pedírtelo, así que lleva una copia impresa de tus reservas de hotel y del recorrido que piensas hacer.


Seguro de viaje

Es muy recomendable contratar un seguro médico de viaje internacional a Egipto para estar tranquilo. Nosotros en nuestro viaje confiamos en MONDO, su póliza de viaje te protege ante cualquier imprevisto tanto de atención médica, como en pérdidas de documentación, problemas con el equipaje, retrasos en transportes…

Los centros sanitarios egipcios exigen a menudo el pago por adelantado y los costes suelen ser muy elevados y con el seguro no tendrás que adelantar el dinero. Con el seguro tienes atención 24 horas en español y un chat médico en tu móvil.

Puedes contratar tu seguro de viaje por menos de lo que piensas, pincha en la foto para calcular el tuyo, y aprovecha el descuento del 5% por ser lector.

Seguros MONDO

Si eres de los que les gusta estar conectados, puedes comprar una tarjeta eSIM para Egipto. Así podrás tener acceso a Internet entre 7 y 30 días, y entre 1 GB y 5 GB, dependiendo de la modalidad que selecciones. Es una tarjeta electrónica, por lo que no hay que acudir a ningún punto físico a recogerla y es muy sencilla de instalar.

Qué ver en Egipto – nuestro recorrido

Comenzamos a descubrirte nuestro recorrido con los lugares que consideramos imprescindibles que ver en Egipto. Evidentemente faltan muchos, pero fueron tan solo 7 días y no dio tiempo a más.


El Cairo

Como te podrás imaginar, El Cairo es una de las visitas imprescindibles que ver en Egipto. Es una ciudad inmensa con muchas cosas que visitar. Como el tiempo es limitado, pudimos ver el Museo del Cairo, algo que nos apetecía ver desde hacía mucho tiempo y que no nos defraudó.

También paseamos por el mercado Jan el-Jalili el más famoso que visitar en Egipto y también de todo Oriente Medio. Estrechas callejuelas situadas en el corazón de El Cairo islámico, en una zona amurallada, donde encontrarás más de 900 tiendas de souvenirs, telas, joyas, artesanías, especias, perfumes…

Prepárate a regatear y a ver la manera con la que cada vendedor llama tu atención para que compres algo. El regateo es algo que para muchos puede resultar algo estresante, pero que es interesante conocer. Puedes tomar un té en alguna de sus teterías, otra experiencia recomendable.

También visitamos el barrio copto, una de las zonas más antiguas de El Cairo, conocida como Misr el-Qadima, donde se encuentran los restos más antiguos de una fortificación que los romanos llamaron Babilonia. También visitamos la Mezquita de Alabastro, entre otras maravillas.

Puedes hacer un Tour por El Cairo en español, si quieres estar más tranquilo, y así conocer todos los lugares que vimos y muchos datos interesantes.

Dormimos en el Hotel Conrad de El Cairo, que pesar de ser un hotel de 5 estrellas, nos salió muy bien de precio, una maravilla con terraza y vistas al río Nilo. Cuenta además con piscina climatizada al aire libre, una cafetería y un casino internacional de lujo abierto todos los días.

Mezquita de El Cairo

Museo del El Cairo

Iglesia del Barrio Copto de El Cairo

Las Pirámides de Guiza y la Gran esfinge

Desde la ciudad de El Cairo fuimos en autobús a conocer la necrópolis de Guiza o Giza, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y uno de los lugares más mágicos que ver en Egipto.

En la necrópolis podrás ver los gigantescos complejos funerarios construidos entre los años 2550 y el 2490 a.C, por los faraones Keops, Kefrén y Micerino, rodeados de otras pirámides secundarias más pequeñas dedicados a sus mujeres, hijos y a otros faraones. Y también embarcaderos y calzadas procesionales.

La Gran Pirámide de Keops es la mayor y la primera que se construyó del conjunto, allá por el año 2550 a.C. y tiene unos 147 metros de altura. La pirámide de Kefrén, hijo de Keops tiene 136 metros de altura, y se construyó hacia el año 2570 a.C. Y la pirámide de Micerino, hijo de Kefrén y nieto de Keops, es de alrededor del año 2490 a.C., y es la más pequeña de las tres ya que mide 62 metros de altura.

Si quieres despreocuparte, hay una excursión que desde El Cairo te lleva a las pirámides de Giza, la Gran Esfinge, el Mercado de Khan Al-Khalili y el Museo Egipcio, con un guía experto en historia en español.

Al conjunto hay que unir la Gran Esfinge de Guiza un complejo enigmático que Kefrén construyó para vigilar su tumba y la de su padre Keops, en el siglo XXVI a. C.

Te explicamos todo con más detalle, muchas fotos y un vídeo en nuestro post sobre las Pirámides de Guiza y la Gran Esfinge

Pirámides de Guiza, Egipto

Pirámides de Guiza, Egipto

Pirámides de Guiza, Egipto

Pirámides de Guiza, Egipto

Pirámide escalonada de Zoser

Visitamos la pirámide escalonada de Zoser, que no es otra cosa que la tumba del faraón Zoser construida en el 2650 a. C. y denominada en la antigüedad la más sagrada.

Es la construcción más notable de la necrópolis de Saqqara, y fue modelo de las pirámides de Guiza y del resto, ya que hasta que se construyó, las tumbas de los faraones eran cámaras subterráneas cubiertas por una estructura de adobe en forma de pirámide truncada llamada mastaba.

La pirámide de Zoser consiste en seis enormes mastabas de piedra, una encima de otra. Estaba completamente recubierta de piedra blanca caliza pulida y alcanzó 60 metros de altura, con una base de 140 m de largo por 118 m de ancho.

Pirámide escalonada de Zoser, Sakkara

Menphis

Otro de los lugares que incluimos entre las cosas que ver en Egipto en nuestro viaje fueron las ruinas de Menphis, antigua capital del Imperio Antiguo y del nomo I del Bajo Egipto.

Fue fundada alrededor del 3050 a. C. por Menes, primer faraón de Egipto, y sus ruinas se encuentran a unos 20 km al sur de El Cairo, al sur del delta del río Nilo.

Entramos en un edificio en el que se expone el coloso de Ramsés II, una escultura gigante de 12 metros de altura tallada durante el reinado de Ramsés II, a la que se le atribuía un poder sanador. Impresiona subir a la parte alta del edificio para ver sus dimensiones desde arriba.

Coloso de Ramses II, Menphis

Abu Simbel

Nuestro siguiente destino fue Abu Simbel, hasta allí fuimos en avión desde El Cairo y en el aeropuerto tomamos un autobús lanzadera al yacimiento.

Abu Simbel es un conjunto arqueológico formado por dos maravillosos templos situados en Nubia a orillas del lago Nasser. Fueron mandados construir por el faraón Ramsés II en el siglo XIII a. C., y forman parte del Museo al Aire Libre de Nubia y Asuán, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Esta no es la ubicación de sus orígenes, ya que tuvieron que ser desplazados y recolocados piedra a piedra para no quedar inundados tras la construcción de la Presa de Asuán.

El Gran Templo de Ramsés II, es el mayor de los dos, se encuentra excavado en la montaña y fue construido entre el 1274 y 1244 a.C. y el templo más pequeño está dedicado a Nefertari, esposa favorita de Ramsés que junto con su esposo están representados en su fantástica fachada.

Estos son los templos que más nos sobrecogieron de entre todo lo que ver en Egipto, y admirarlos fue todo un sueño hecho realidad.

Te lo explicamos todo en nuestro post de Abu Simbel, diferentes formas de llegar, horarios, historia, descripciones detalladas, muchas fotografías y también un vídeo.

Templo de Abu Simbel. Egipto

Templo de Abu Simbel. Egipto

Presa de Asuán

Tomamos el avión a la ciudad de Asuán, desde el aeropuerto nos dirigimos a ver la presa alta de Asuán. En 1902 los británicos construyeron la presa baja de Asuán, pero se desbordaba habitualmente por las crecidas del Nilo. Al ir creciendo la población de Egipto el gobierno vió necesario solucionar el problema para proteger y apoyar las tierras agrícolas y su cultivo.

Por ello se hizo la Presa alta de Asuán, una “obra faraónica” construida entre 1959 y 1970 por el gobierno egipcio y el ruso para acabar con las inundaciones que ocasionaba el bajo Nilo durante sus aumentos de caudal.

Para la construcción, hubo que inundar gran parte de la baja Nubia. Tiene 3600 metros de longitud, 980 metros de anchura en la base, 40 en la cúspide y 111 de altura. Este embalse es denominado Lago Nasser, tiene una superficie de 6000 km².

Su tamaño es equivalente a diecisiete veces el tamaño de la gran pirámide de Giza y el presidente Nasser, que estaba al cargo durante su construcción, dijo de ella: “En la antigüedad, construimos pirámides para los muertos. Ahora construiremos nuevas pirámides para los vivos”.

Presa de Asuán, Egipto

Obelisco inacabado

Una de las cosas interesantes que ver en Egipto, que nos sirve para aprender cómo realizaban algunos de sus monumentos, fue la visita al Obelisco inacabado. Se encuentra en las canteras del norte de la ciudad de Asuán, de donde salía buena parte de la piedra con la que se hacían los monumentos egipcios.

Se estaba trabajando en la construcción de este gran obelisco, pero se rajó y tuvo que abandonarse y dejar sin acabar. Hubiese sido la pieza de piedra trabajada más grande del mundo. Parece ser que iba a ser la pareja del Obelisco de Letrán que está en Roma.

La explotación de canteras de granito, alabastro y esquisto fue una de las riquezas de la región y eran transportados hacia el norte por el río Nilo.

Obelisco inacabado, Egipto

Crucero por el Nilo

En Asuán comenzó nuestro crucero por el Nilo de tres días, la “moto nave”, no era demasiado lujosa comparada con otras que vimos, pero no estaba mal del todo. Nuestro camarote era chiquitín y tenía un baño con ducha. Lo mejor eran las vistas desde el ventanal, ya que podíamos disfrutar del Nilo y su maravilloso paisaje.

También pudimos disfrutar del sol en cubierta y del baño en su pequeña piscina, de sus cócteles nocturnos y sus fiestas.

Desde él pudimos ver algunos templos, varios pueblos y sus embarcaderos, vimos cómo realizan el paso por un canal y también cómo de las ingenian los egipcios para venderte cosas desde pequeñas barcas, lanzándolas a lo alto del barco. Toda una experiencia.

Crucero por el Nilo

Crucero por el Nilo

Templo de Kom Ombo

El Templo de Kom Ombo fue una de nuestras paradas del crucero por el Nilo. Es el único templo doble del Antiguo Egipto, ya que se erigió para venerar a dos dioses.

La parte izquierda al dios halcón Haroeris (Horus el viejo o el grande) y la derecho a Sobek, divinidad con cabeza de cocodrilo. Por eso que tiene duplicados los accesos, patios, santuarios y salas y algunos de ellos están compartidos.

Los templos de Sobek y Haroeris que forman el complejo es su maravillosa ubicación junto al Nilo, al atardecer, no puede ser más mágico. Fue construido por Ptolomeo VI en el siglo II a. C., y lo finalizó Ptolomeo XII hacia el año 30 a. C.

No te pierdas el nilómetro, una especie de pozo para medir el nivel de aguas del Nilo. Y también el Museo de los Cocodrilos, con una exposición con cocodrilos momificados, ataúdes de cocodrilos y sarcófagos de madera .

Te lo explicamos todo en nuestro post de, Templo de Kom Ombo, cómo llegar, horarios, historia, descripciones detalladas, muchas fotografías y también un vídeo.

Templo de Kom Ombo, Egipto

Templo de Kom Ombo, Egipto

Templo de Horus de Edfu

Otro de los lugares imprescindibles que ver en Egipto es el Templo de Horus, al que fuimos en calesa desde el puerto de Edfu, donde paró el barco de nuestro crucero por el Nilo.

Fue construido entre el 237 al 57 antes de Cristo, y está dedicado a Horus (hijo de Isis y Osiris), dios del cielo, representado con cabeza de halcón cuyos ojos eran el sol y la luna.

El Templo de Edfu es el mejor conservado que ver en Egipto, está totalmente protegido por una muralla y su fachada principal denominada pilono es impresionante, tiene más de 34 metros de alto, y está decorada con grandes imágenes del monarca Ptolomeo XIII golpeando a los enemigos de Egipto ante el dios Horus.

El interior te dejará sin palabras, podrás ver el patio de ofrendas con sus grandes columnas, dos salas hipóstilas, una cámara de ofrendas, sala central, diferentes estancias y el Santuario de Horus, la parte más sagrada del templo con la mesa de ofrendas y la barca ceremonial.

Si quieres saber más sobre el Templo de Horus de Edfu, te lo explicamos todo en nuestro post, cómo llegar, horarios, historia, descripciones, muchas fotografías y también un vídeo.

Templo de Horus de Edfu, Egipto

Templo de Horus de Edfu, Egipto

Templo de Luxor

Otro de los imprescindibles que ver en Egipto es el Templo de Luxor, que forma parte del conjunto denominado Antigua Tebas con sus necrópolis, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.

El Templo de Luxor está construido sobre las ruinas de la antigua Tebas, y se encuentra en un lugar mágico a orillas del Nilo. Fue mandado construir por Amenofis III entre los años 1400 y 1000 a.C. y Ramsés II, será el encargado de continuar con las decoraciones siempre respetando el trazado de su predecesor.

Podrás ver su gran pilono con el obelisco y las estatuas de granito de Ramsés II sentado, para dar paso a espectaculares estancias como el Patio solar de Ramsés II o el de Amenhotep III, su columnata procesional, la Sala Hipóstila, Sala de ofrendas y Santuarios.

Y una de las cosas que más nos sorprendió fue la Avenida de las Esfinges, una calle de 2,7 kilómetros de longitud que une el Templo de Luxor con el Templo de Karnak, decorada con 700 de esfinges.

Te lo explicamos todo en nuestro post sobre el Templo de Luxor, cómo llegar, horarios, historia, descripciones detalladas, muchas fotografías y también un vídeo.

Templo de Luxor, Egipto

Templo de Luxor, Egipto

El pueblo de Luxor tiene mucha vida y sus calles están siempre muy animadas. Una de las cosas interesantes que hacer es visitar el museo de Luxor y el de la momificación, no es tan importante como el de El Cairo, pero es estupendo también. Y pasear en calesa por sus calles al anochecer y descubrir sus teterías y sus mercados, es un auténtico placer.


Templo de Karnak

El Templo de Karnak es un colosal complejo ubicado a orillas del Nilo, se comenzó a construir durante el reinado de Senusret I alrededor de 2000-1700 a. C. y múltiples faraones continuaron con esta inmensa obra hasta el 360 a.C. asegurando así su inmortalidad.

El complejo de Karnak necesita mucho tiempo si lo quieres ver al completo, ya que está formado por varios templos, el principal es el de Amón, rey de los dioses a su alrededor hay otros templos más pequeños, capillas, santuarios y el gran lago sagrado.

Una Avenida de las Esfinges te conduce al Templo de Karnak, varios pilones, patios, salas hipóstilas y enormes columnas te acompañarán durante tu visita que finaliza en el gran Lago Sagrado, construido para las ceremonias de purificación de los sacerdotes.

Por la noche, hay un fantástico espectáculo de luces y sonido en el templo de Karnak. Puedes reservarlo pinchando en el enlace.

Si quieres saber muchas más cosas sobre el Templo de Karnak, cómo llegar, horarios, historia, descripciones detalladas, muchas fotografías y también un vídeo, lee nuestro post.

Templo de Karnak, Egipto

Templo de Karnak, Egipto

Valle de los reyes

Y por supuesto, incluimos entre los lugares que ver en Egipto, el Valle de los Reyes y entramos a alguna de estas impresionantes construcciones. Es una necrópolis donde se encuentran las tumbas de la mayoría de faraones del Imperio Nuevo y también de algunos animales.

La zona donde se encuentra esta gran necrópolis, compuesta por dos valles, es desértica y está dominado por una colina con forma de pirámide llamada la Cima de Occidente, donde moraba según la tradición su protectora, la diosa cobra Meretseger

El Valle de los Reyes era un cementerio gron grandes tumbas de faraones y también de reinas, descendientes nobles privilegiados y hasta las mascotas de Amenofis II (aves, monos y perros). A este lugar merece la pena que le dediques bastante tiempo porque hay infinidad de lugares que ver y todos fantásticos.

Te explicamos todo con más detalle, muchas fotos y un vídeo en nuestro post sobre El Valle de los Reyes

Valle de los Reyes, Egipto

Valle de los Reyes, Egipto

Valle de los Reyes, Egipto

Templo de Hapsepsut

El Templo de Hatshepsut se construyó en honor a la segunda mujer reina-faraón del Imperio Egipcio y al de Amón-Ra. Se encuentra excavado en la piedra caliza del desierto del valle de Deir el-Bahari, al pie de un acantilado, junto al Valle de los Reyes.

Es un ejemplo asombroso de la arquitectura del antiguo Egipto y las piedras que se utilizaron para su construcción fueron traídas en barco de otras ubicaciones, además.

Su escala te impresionará, consta de tres terrazas con dos enormes efigies de Hatshepsut de más de 18 metros de altura custodiando la entrada al templo.

Hay capillas dedicadas a varios dioses y relieves que representan escenas de la vida de Hatshepsut, como su coronación o la de su nacimiento, y representaciones de diferentes dioses. También se conservan pinturas con escenas de la vida cotidiana en el antiguo Egipto.

Al fondo se encuentran los santuarios de la diosa Hathor, el santuario de Anubis y el santuario de Amón, con sus salas hipóstilas.

Tienes información completa sobre el Templo de Hapsepsut en nuestro post.

Templo de Hapsepsut

Templo de Hapsepsut

Colosos de Memnon

Merece la pena que incluyas entre las cosas que ver en Egipto, además de templos otras cosas como por ejemplo los Colosos de Memnón, dos impresionantes figuras que pertenecían a un importante templo en memoria de Amenhotep III, del que por desgracia ya no queda nada tras las continuas inundaciones del Nilo.

Estos gigantes montan guardia desde hace más de 3400 años, y son testimonio del poder y la grandeza del antiguo Egipto.

Poco a poco se va reconstruyendo un tercer coloso, y partes de otros, colocando sus piezas esparcidas y reubicándolas en su posición original, una tarea compleja que nos hace pensar en cómo pudieron hacerlo en la antigüedad.

Tienes mucha información sobre los Colosos de Memnón en el blog, qué ver, cómo llegar, historia, horarios. Con muchas fotos y un vídeo.

Colosos de Memnon, Egipto

Última noche en Luxor

La última tarde de nuestro viaje por Egipto, la disfrutamos en un complejo vacacional en Luxor junto al Nilo. Era el Jolie Ville Resort & SPA kings Island Luxor.

Este complejo cuenta con varias piscinas y las habitaciones son pequeñas casas en una zona ajardinada muy bonita. Además, el restaurante tenía bufé libre y las barras con comidas y postres, no podían ser más largas y apetitosas. Un final perfecto para nuestro viaje a Egipto.

Jolie Ville Resort de Luxor

Tras pasar allí la noche, nos recogieron temprano para llevarnos al aeropuerto de Luxor, desde donde regresamos a casa. Un viaje inolvidable.


Mapa con los lugares imprescindibles que ver en Egipto

Como podrás imaginar, además de todos los lugares que te nombramos en este post, hay muchos más rincones maravillosos que ver en Egipto. Pero estos son los que consideramos imprescindibles.



Consejos para tu viaje a Egipto

Nunca bebas agua del grifo y evita bebidas con hielo o zumos por las calles donde las garantías sanitarias quizás no sean las mejores. Lávate los dientes con agua de botella o hervida.

Lleva en tu botiquín fortasec por si sufres el “mal de Tutankamon”, como llaman a las diarreas por las que muchos de los turistas pasamos (nos incluimos). También un espray para que no te piquen los mosquitos.

Lleva bastantes monedas para dar como propinas, pagar algunos souvenirs, o para entrar en los baños, por ejemplo.

Los vendedores o gente por la calle te pedirán que les cambies monedas por billetes, ya que solo les aceptan billetes en los bancos. Pero fíjate bien, son expertos en pequeños engaños y puede que te den 9 monedas de euro por un billete de 10 (por ejemplo).

Cuando estés en un monumento se te acercarán a ofrecerse para hacerte una foto, o llevarte al mejor lugar para hacértela o indicarte alguna dirección sin que tú lo hayas solicitado. Después te pedirán dinero, así que no les hagas caso.

Dentro de los paquetes organizados, suelen llevar a los turistas a lugares como tiendas de papiros, alabastro, perfumes, algodón, especias… No son ningún chollo y la mayoría de las cosas no están fabricadas en el país.

Y hasta aquí los lugares que consideramos imprescindibles que ver en Egipto. Esperamos que tanto si vas a viajar por libre al país, como si tu viaje es organizado, te haya sido útil para organizar tu viaje a Egipto, ya que siempre surgen muchas dudas. Déjanos un comentario si tienes alguna, si podemos ayudarte, estaremos encantados. También si te gustaría ampliar la lista de nuestros imprescindibles que ver en Egipto.

Si no quieres complicarte la vida, hay empresas que se dedican a hacer viajes organizados a Egipto sin que tengas que preocuparte por nada. Te ponemos algunos ejemplos con Civitatis. Contratarlo es solo hacer un clic y olvidarte de todo.

Publicar un comentario

0 Comentarios