Qué ver en el Valle de Liébana, ruta en coche

Hoy haremos una pequeña ruta en coche para conocer lo más bonito que ver en el valle de Liébana, una maravillosa zona de Cantabria, que limita con Asturias, León y Palencia. Uno de los mejores sitios de la región para disfrutar del turismo rural, debido a su alto valor paisajístico y a la autenticidad de sus pueblos.

Comenzaremos la ruta visitando dos maravillosas iglesias, la de Santa María de Lebeña y la de Santa María de Piasca, el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde veremos el Lignum Crucis, veremos dos pintorescos pueblos: Potes y Mogrovejo, y acabaremos subiendo en el teleférico de Fuente Dé, para hacer un poco de senderismo.


Índice del artículo
  1. Qué ver en el Valle de Liébana
  2. Excursiones por el Valle de Liébana
  3. Mapa con lo que ver en el Valle de Liébana
  4. ¿Qué ver cerca del Valle de Liébana?

Qué ver en el Valle de Liébana

La Comarca de Liébana, es perfecta para los amantes de la naturaleza, su paisaje muestra contrastes entre agrestes cumbres, bosques de ensueño, ríos bravos y arroyos tranquilos.

Un lugar perfecto para hacer rutas en familia, montañismo, escalada, rafting, pesca deportiva... y también donde disfrutar de pueblos, monasterios, iglesias y rincones con un encanto especial. Hay actividades para todos los públicos.

Nuestra hoja de ruta de hoy es perfecta para un fin de semana, incluso habrá cabida para hacer un poquito de senderismo.

La que vamos a realizar hoy es parte del Camino lebaniego que une el Camino del Norte con el Camino Francés. Este discurre entre San Vicente de la Barquera y el monasterio de Santo Toribio, un recorrido por parajes de gran belleza.


Iglesia de Santa María de Lebeña

Para visitar la Iglesia de Santa María de Lebeña, nuestro primer destino de las cosas que ver en el Valle de Liébana, tenemos que atravesar el desfiladero de la Hermida, el más largo de España, y seguramente también el más bonito.

21 kilómetros de curvas en un paisaje realmente maravilloso de grandes montañas cortadas por el río Deva, que finaliza en la localidad de Lebeña, donde se encuentra la iglesia de santa María.

Iglesia de Santa María de Lebeña

El templo es mozárabe o de repoblación, tiene influencia visigoda, musulmana y asturiana. Fue fundado en el del siglo X por el Conde Alfonso, gobernador de Liébana.

En el cartulario del monasterio de Santo Toribio se conserva un documento fechado en el año 925, que cuenta que para atraer gente, el conde quiso trasladar al templo las reliquias de Santo Toribio y ante la negativa de los monjes, se presentó con un ejército de 50 hombres y las robó.

Cuentan que una maldición los dejó ciegos y Alfonso devolvió las reliquias y entregó todas sus posesiones para recuperar su vista y la de los suyos.

Santa María de Lebeña

La Iglesia de Santa María de Lebeña tiene planta rectangular, 16 metros de longitud por 12 de ancho. Posee tres naves cubiertas con bóvedas de cañón, rematadas en tres ábsides paralelos siendo la central más alta y separada por pilares compuestos, es decir, pilares con columnas adosadas para dar más fuerza. Llaman la atención los arcos de herradura con motivos vegetales.

Podemos ver el retablo barroco del siglo XVIII, con la Virgen de la Buena leche amamantando al niño de la escuela de Gil de Siloe. Fue robada en 1993 y por suerte apareció en Alicante 8 años después. En el interior no dejan hacer fotos.

Por el exterior de Santa María de Lebeña, podemos ver la influencia asturiana en su cabecera tripartita de testero recto y una contracabecera del mismo tipo, tiene un tramo abierto a la iglesia y dos cámaras laterales.

Junto a la iglesia había un tejo, y Alfonso en honor a su mujer Justa, de origen andaluz, plantó un olivo para que creciese en la misma tierra que este. Estuvieron juntos más de 1000 años simbolizando a Don Alfonso y Doña Justa, norte y sur. En el año 2007 una gran tormenta arrancó el tejo acabando con esta historia de amor.

Pero el naturalista y estudioso de los árboles Ignacio Abella, corto una rama del árbol caído, y tras 10 años de cuidados en Colunga, lo replantó consiguiendo que la iglesia el tejo y el olivo pudieron seguir juntos.

El Tejo, especialmente en Asturias, es árbol de cementerios, consejos y reuniones siendo considerados como árboles totémicos.

Olivo de Santa María de Lebeña

En 1893 el arquitecto José Urioste llevo a cabo una restauración del templo y construyó exenta de este la torre, y que a pesar de que imita el estilo de la iglesia, la separa "unos pocos años".

Torre de Santa María de Lebeña

Iglesia de Santa María de Piasca

Nos dirigimos ahora a ver la Iglesia de Santa María de Piasca, una joya del románico de Cantabria que no puedes dejar de incluir en las cosas que ver en el Valle de Liébana.

Perteneció a un antiguo monasterio dúplice, del que queda esta soberbia iglesia y los restos de algunos de sus muros. Fue muy importante en el siglo XI, y fue necesario ampliarla transformándose la original iglesia prerrománica en esta joya que sería construida en el año 1172 por el maestro Covaterio.

Muchas cosas son las que merece la pena observar en la iglesia, como sus dos portadas románicas, sus dos ábsides, la magnífica decoración de los aleros con metopas y canecillos de temas variados.

Y por supuesto su interior, ya de estilo gótico, con una preciosa cabecera del siglo XV, con arquerías ciegas con guardapolvos y arcos trilobulados.

Puedes ver información completa y muchas más fotos de la Iglesia de Santa María de Piasca en este post.

Iglesia de Santa María de Piasca

Iglesia de Santa María de Piasca

Iglesia de Santa María de Piasca

Iglesia de Santa María de Piasca

Potes

Uno de los pueblos más interesantes que ver en el Valle de Liébana es la villa medieval de Potes, situada en su corazón, y a el nos dirigimos ahora.

Potes es la capital de la comarca de Liébana y es conocida como la villa de los puentes y las torres y y tiene muchísimo encanto. Es un placer pasear por sus calles y descubrir todos y cada uno de sus rincones, no dejes de subir a la Torre del Infantado, es el edificio más emblemático que ver en Potes y su azotea, un mirador espectacular.

Cuenta con bonitas iglesias y cuenta con un gran ambiente en sus bares y sus terrazas están muy animadas. Potes es además, un lugar perfecto para comenzar alguna de las rutas senderistas que comienzan en sus alrededores y por lo tanto un sitio perfecto para pasar la noche y disfrutar de unos días de relax rodeados de naturaleza.

Lee el post con la información completa de esta bella población que desde el 1 de enero del 2019 pasó a formar parte de la lista de los Pueblos más bonitos de España.

Villa medieval de Potes

Qué ver en Potes

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Y tras conocer Potes, nos desplazamos a uno de los lugares más interesantes del Valle del Liébana, para los peregrinos del camino de Santiago, y para la cristiandad en general; el Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Se encuentra en el camino lebaniego, un ramal del camino de Santiago que conduce a este magnífico lugar cargado de historia y de espiritualidad. Esto es porque en su interior se guarda el lignum crucis, un fragmento de la cruz de Cristo considerado como el más grande conservado en todo el mundo.

Merece la pena que te acerques a verlo, si es año santo lebaniego puedes atravesar la Puerta del Perdón y ganar el Jubileo.

El año jubilar lebaniego o año santo lebaniego es el que el 16 de abril, festividad de Santo Toribio, cae en domingo. El último de celebró en el 2017 y en el 2023 se celebrará el número 74.

Puedes ver información completa del Monasterio de Santo Toribio de Liébana con muchas fotos, explicaciones y horarios en nuestro blog.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Lignum Crucis del Monasterio de Liébana

Lignum crucis del Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Mogrovejo

Continuamos nuestra ruta en coche para descubrir lo más bonito que ver en el Valle de Liébana, y llegamos a Mogrovejo.

Esta pequeña población situada frente al Macizo de Ándara de los Picos de Europa, está cargada de títulos ya que fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1985, Pueblo ejemplar en 2017 y además es uno de los Pueblos más bonitos de España.

En un paseo por la localidad descubrirás paseando todos sus maravillosos rincones entre los que destaca el conjunto formado por la Casona, capilla y Torre de Mogrovejo, una de las más antiguas de Cantabria, documentada en 1284.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción con un bello retablo barroco del siglo XVIII, con la imagen de Santo Toribio del siglo XVIII, y una imagen flamenca del siglo XV de La Milagrosa.

Y por supuesto, el casco histórico en sí, que tiene estructura medieval con casas y palacios, típicos lebaniegos, escalonados en la falda de la montaña, con la torre en lo alto. Y un montón de rutas senderistas que puedes hacer a su alrededor.

Un lugar lleno de paz en el que fácilmente desconectarás, al que no le falta de nada ya que en el también podrás disfrutar al completo en sus casas rurales y en sus bares.

Puedes ver muchas fotos y más información sobre qué ver en Mogrovejo en elte post.

Qué ver en el Valle de Liébana: Mogrovejo

Mogrovejo

Qué ver en el Valle de Liébana: Mogrovejo

Qué ver en el Valle de Liébana: Mogrovejo

Fuente Dé

Y para acabar con este recorrido de los lugares más chulos que ver en el Valle de Liébana, nos dirigimos a Fuenté Dé. En este bonito lugar se encuentra el teleférico que te conduce a El cable, uno de los miradores más espectaculares de Cantabria, con inmejorables vistas de los Picos de Europa.

Si eres senderista puedes subir y bajar caminando, o subir en teleférico y bajar caminando: ya sabes, todo depende de ti y de tus condiciones físicas o de los que te acompañen. 

El teleférico te subirá 753 metros, y te pondrá en cuatro minutos a una altura de 1823 metros. Además de admirar panorámica y tomar algo en el restaurante que hay arriba, puedes hacer unas cuantas rutas de senderismo hacia Puertos de Áliva o hacia Cabaña Verónica pasando por los lagos de Lloroza. Cualquiera de ellas te encantará.

Te darán amplia información y mapas en una pequeña cabaña, en la que se encuentra la oficina de turismo, situada junto al teleférico.

Qué ver en el Valle de Liébana: Fuente De

Fuente De

Qué ver en el Valle de Liébana: Fuente De

Qué ver en el Valle de Liébana: Fuente De

Picos de Europa

Picos de Europa

Excusiones por el Valle de Liébana


Mapa con lo que ver en el Valle de Liébana


¿Qué ver cerca del Valle de Liébana?

Si tienes ganas de seguir descubriendo Cantabria, tienes pueblos realmente bonitos que ver. Te recomendamos por ejemplo: San Vicente de la Barquera con su castillo. La monumental Comillas, o Santillana del Mar con su encanto medieval y su hermosa Colegiata.

Ahora ya sabes algunas de las cosas que ver en el Valle de Liébana: la villa medieval de Potes, o la de Mogrovejo, la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña, la de Piasca y el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, son algunas de las más chulas. ¿Las conoces?

Publicar un comentario

0 Comentarios