20/12/18

Potes, que ver en la villa lebaniega

Hoy vamos a conocer Potes una villa a la que hemos ido unas cuantas veces y de la que no nos cansamos. Es la capital de la comarca de Liébana y conocida como la villa de los puentes y las torres y sin duda uno de los pueblos con más encanto de Cantabria. Se encuentra situado en la confluencia de cuatro valles, en el lugar donde se unen los ríos Deva y Quiviesa, con el atractivo adicional de contar con los Picos de Europa como telón de fondo.

Potes, que ver en la villa lebaniega

Potes se encuentra en la confluencia de los valles de Valdebaró, Valdeprado, Cereceda y La Hermida a 298 metros de altitud. Está rodeado de un espectacular paisaje que alterna la montaña con los verdes prados, ideal para los amantes de la naturaleza, el senderismo, escalada y barranquismo. Además cuenta con una gran oferta hostelera y afamadas ferias y mercados ganaderos. Como ves, es apto para casi todos los públicos. No puede ser mejor lugar para una escapada rural.

La Asociación de los Pueblos más bonitos de España incorporará a partir del 1 de enero de 2019 a Potes, ya que ha cumplido con los requisitos para formar parte de la red.

La Plaza de Potes

El Camino Vadiniense o Ruta Lebaniega

Potes pertenece a Liébana, una comarca histórica cántabra, atravesada por la Ruta Valdiniense del Camino de Santiago. Este une el Camino del Norte que va por la costa, con el Camino Francés. Atraviesa el Parque Nacional de los Picos de Europa, va desde San Vicente de la Barquera, pasando por interesantes lugares como la villa Potes, el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde se guarda el Lignum Crucis, hasta llegar a la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas. 

Aparcar en Potes

La zona más baja del Potes, la que está situada junto a las dos Iglesias de San Vicente (la vieja y la nueva), es un lugar perfecto para estacionar tu coche, ya que hay una gran zona habilitada y estás en el mismo centro.

¿Qué ver en la villa lebaniega de Potes?

Como en la mayoría de las pequeñas poblaciones, la mejor manera de disfrutar de su casco histórico, es perderse en él. De todas formas, te enumero a continuación los puntos fuertes de la villa para que no te pierdas nada. Para conocer Potes a fondo, te proponemos empezar en el lugar donde te he recomendado dejar el coche, junto a las Iglesias de San Vicente Mártir. 

● Iglesia de San Vicente Mártir (vieja)

La iglesia de San Vicente Mártir data del siglo XIV y tuvo importantísimas reformas en el siglo XV, momento en el que su ábside fue reformado, y en el siglo XVII cuando se le añadió otra nave. Es por tanto una mezcla de estilos entre los que destaca el gótico. En la actualidad está desacralizada y es la sede de Centro de Estudios Lebaniegos y Oficina de Atención al Peregrino y en su interior se realizan exposiciones y actividades culturales.
En los jardines que hay frente a la fachada principal, podemos ver la escultura en honor al violinista y compositor lebaniego Jesús de Monasterio. 

● Iglesia de San Vicente Mártir (nueva)

La iglesia nueva de San Vicente se encuentra junto a la vieja y se empezó a construir a finales del siglo XIX, debido a que la otra se quedó pequeña para toda a población de Potes. En este sobrio edificio destacan las dos torres que flanquean la fachada principal y el frontón triangular central con un reloj. En su interior los retablos barrocos que provienen del antiguo Convento Dominico de San Raimundo, del que luego veremos sus restos, y el lienzo de El Cristo de Burgos, Patrono de los emigrantes.

Iglesia de San Vicente Mártir de Potes

Iglesia de San Vicente Mártir de Potes

● La alquitara

En uno de los laterales de la iglesia, está el Monumento-fuente a la alquitara de piedra y bronce. Representa al aparato utilizado para destilar el orujo y homenajea al alcalde de Potes D. Alfonso Gutierrez Cuevas, por ser el impulsor de la popular Fiesta del orujo. Se realiza cada año en noviembre, con degustaciones, música y mercados tradicionales. Y fue declarada Fiesta de Interés turístico nacional en 2012.

La producción de orujo lebaniego comenzó en la alta edad media en los monasterios de la zona y se ha convertido en la actualidad en un producto muy codiciado y de gran calidad.

Alquitara de Potes




● La Torre del Infantado

La Torre del Infantado, es el edificio más emblemático de la Villa. Sus orígenes son medievales del siglo XV, y las luchas por el territorio la convirtieron en un lugar estratégico-militar que pasó de mano en mano. Perteneció a la casa de Orejón de La Lama y posteriormente a la del Marqués de Santillana y Duque del Infantado.
La puerta de entrada tiene un arco ojival y en su fachada podemos ver varias ventanas geminadas. Tiene planta cuadrada con cuatro pisos y azotea, con cuatro cubos circulares rematados por almenas, en las esquinas. En su interior se exhiben exposiciones permanentes y temporales y las vistas desde la planta superior de la villa y de los Picos de Europa es francamente excepcional. Estos son sus horarios de visita.

Torre del Infantado, Potes

Torre del Infantado, Potes

Estas son las maravillosas vistas que tiene la azotea de la Torre del Infantado, merecen la pena ¿No crees?

Vistas de la Villa de Potes desde la Torre del Infantado

Vistas de la Villa de Potes desde la Torre del Infantado

Vistas de la Villa de Potes desde la Torre del Infantado

Potes tiene un casco antiguo situado a los pies del Parque Nacional de los Picos de Europa, declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, desde el año 1983

● El Río Deva el Quiviesa, sus puentes y el paseo fluvial

La localidad tiene varios puentes, ya que las aguas de los ríos Deva y Quiviesa confluyen en su centro. Hay que recordar que Potes, procede de Pontes (puentes) nombre con el que los romanos llamaron a la villa.
Tres puentes atraviesan el centro del casco histórico de Potes, separados entre si unos pocos metros. Para pasar ahora al otro lado de la villa, podemos hacerlo por: el Puente Nuevo, el único por el que circulan los coches, el de San Cayetano en el barrio del Sol, y el que se encuentra frente a la torre del Infantado se llama Puente de la Cárcel, debido a que la torre tuvo funciones de cárcel.

Puente de la Cárcel, Potes

Puente de la Cárcel, Potes

Por debajo de los puentes hay un bonito Paseo fluvial de dos kilómetros que te recomiendo que hagas. Podrás ver el lugar donde confluyen los ríos Deva y Quiviesa, la población, la torre del Infantado y sus puentes desde otra perspectiva. Cuenta con paneles explicativos a lo largo del recorrido para que comprendas un poco más la zona.

Paseo fluvial de Potes

Punto donde confluyen los ríos Deva y Quiviesa en Potes

● Plaza del Capitán Palacios 

La Plaza del Capitán Palacios, conocida por los lugareños simplemente como la Plaza, es el centro neurálgico de la villa. Alrededor de su templete se realizan numerosas celebraciones y bajo los soportales de la calle, se encuentran un buen número de comercios. Hay siempre mucha animación a su alrededor y de ella parte la calle Cántabra, muy bonita y en la que hay cantidad de restaurantes.

Plaza del capitán Palacios, Potes

Calle Cántabra de Potes

● Convento de San Raimundo

Nos acercamos a ver el antiguo Convento de San Raimundo de Peñafort, fechado en 1603 y que tomó inspiración del Convento de Santo Domingo de Lerma. De él tan solo quedan el claustro, la portada de acceso y el retablo que se conserva en la iglesia de San Vicente nueva. En la actualidad es sede de organismos públicos y del ayuntamiento de Potes.

Convento de San Raimundo, Potes
 
A Potes se le conoce como la villa de los puentes y las torres, entre ellas destacan la del Infantado, que ya hemos visto, y las de Linares, Calseco, Orejón de la Lama y Osorio.

Cerquita del convento en la calle San Marcial, tenemos la Torre de Osorio, construida entre los siglos XVII y XVIII, consta de tres plantas y dos escudos heráldicos en su fachada.
Y por la calle Cimavilla en dirección al barrio de la Solana, nos encontramos la Torre de San Pedro en la que vivió el Señor de Potes hacia el año 1285, cargo nombrado por el Rey de Castilla, algo parecido a un corregidor, es decir un representante real.

● Barrio de la Solana

A pesar de que ya habíamos estado en otras ocasiones en Potes, nunca nos habíamos acercado al Barrio de la Solana, una zona muy tranquila compuesta por callejuelas estrechas y empedradas. En muchas de sus casas solariegas se alojan ahora hoteles con encanto.
Estas callejuelas nos llevan a otra calle con muchísimo encanto, la Calle Fuente la Riega, también empedrada y con pasajes que atraviesan la calle y comunican un lado con el otro. Y otra de las torres se encuentra allí mismo. La Torre de Calseco del siglo XVIII.

Barrio La Solana de Potes

Barrio La Solana de Potes

Barrio La Solana de Potes

Por las calles de Potes podrás ver 12 fotografías antiguas, para que compruebes en antes y el después de 120 años que las separan.

Barrio La Solana de Potes

Calle La Riega de Potes

● Casa Bustamante-Prellezo y Puente de San Cayetano

Según nos vamos acercando ahora al río por la calle Fuente La Riega nos encontramos con el magnífico conjunto que forman la casa Bustamante-Prellezo con su capilla y los molinos junto al puente de San Cayetano.

Bustamante-Prellezo con su capilla y los molinos junto al puente de San Cayetano.Potes

Bustamante-Prellezo con su capilla y los molinos junto al puente de San Cayetano.

● Barrio del Sol

Atravesamos el Puente de San Cayetano de origen medieval construido entre los siglos XIII y XV. Y llegamos así al Barrio del Sol, de aspecto medieval y en el que podemos ver impresionantes casas con blasones como la Casona de la Canal que alberga en la actualidad la Casa de Cultura en la que suele haber interesantes exposiciones. Otra de las torres de la población, la Torre de Orejón de la Lama o Torre de Bedoya construida entre los siglos XV y XVI y en la que hay un museo de brujería, tortura medieval y ocultismo.

Barrio del sol de Potes, Cantabria

Barrio del sol de Potes, Cantabria

Barrio del sol de Potes, Cantabria

Durante la guerra civil, el bando republicano destruyó el casco histórico de Potes provocando un gran incendio. Después de la guerra fue reconstruido consiguiendo que su casco histórico fuese declarado
Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico desde el año 1983.

Como habrás podido comprobar, el casco histórico de Potes, es pequeñito y muy fácil de recorrer, seguramente te habrás ido fijando en todos los bares que hay y si has tenido suerte con el día, sus terrazas estarán muy animadas. Verás muchas sidrerías por la influencia asturiana ya que a pesar de estar separados por la montaña, se encuentra a un paso.

DATOS PRÁCTICOS

¿Dónde está Potes?

Potes se encuentra en el centro de la comarca de Liébana en la Comunidad autónoma de Cantabria en españa. Esta es su ubicación exacta.

Llegar a Potes desde Asturias es un auténtico placer, a no ser que te marees por las curvas ya que hay que atravesar el desfiladero de la Hermida, un auténtico espectáculo paisajístico de 21 kilómetros de largo, trazado por el río Deva. Si no llegas desde Asturias y lo haces desde el sur, tienes que salvar el Puerto de San Glorio (también llamado Piedrasluengas-La Cohilla).

Mapa de Potes

Pincha en el mapa y obtendrás el folleto de la oficina de turismo con los principales puntos que ver y una breve explicación de ellos.

Oficina de Turismo

c/ Independencia 30, 39570 Potes (Antigua Iglesia de San Vicente Mártir)
Teléfono 942 730 787 
 e-mail: turismo@potes.es

¿Cuándo ir a Potes?

Cualquier época del año es buena para visitar Potes, todas tienen su encanto, nuestras épocas favoritas: primavera y otoño. Nos gusta es el verano porque hay más gente y no es el mejor momento de hacer senderismo. 

¿Dónde comimos?

Es hora de degustar la gastronomía lebaniega basada en los productos autóctonos de la comarca: hortalizas, legumbres, quesos y embutidos producidos en la zona y base de su plato principal. ¿Su plato estrella? El cocido lebaniego y para hacer bien su digestión un orujo, vino tostadillo (dulce) o el rico Té del Puerto.
Nosotros comimos maravillosamente (ya era la segunda vez) en el Asador Llorente de la calle Poblado San Roque, 1. Pedimos un plato típico, el borono, una especie de morcilla, (que no nos gustó demasiado) y una carne a la piedra excelente y los postres caseros muy ricos también, así como el trato inmejorable, eso si, no es barato. 

¿Dónde dormir?

A pesar de lo pequeño que es, Potes tiene una amplia selección de alojamientos, la mayoría con mucho encantoPuedes echarle un vistazo aquí y recuerda, que si haces tu reserva por este enlace, no te costará más y nosotros recibiremos una pequeña comisión.

¿Qué se puede ver cerca de Potes?

A menos de tres kilómetros de Potes se encuentra el Monasterio de Santo Toribio de Liébana fundado en el siglo VI. Visita imprescindible y parada obligada del Camino Lebaniego, ya que en su interior puedes ver el Lignum Crucis, una bella cruz en cuyo interior se encuentra el mayor fragmento conservado de la Cruz de Cristo, que incluso puedes tocar. La iglesia prerrománica de Santa María de Lebeña sitiada en el fantástico desfiladero de La Hermida. También puedes ir a Fuente Dé y subir a su Teleférico desde donde las vistas a 1800 metros de altitud, son sencillamente espectaculares.
Y subiendo hacia la costa, tienes tres pueblos maravillosos: San Vicente de la Barquera con su castillo. La monumental Comillas, o Santillana del Mar y su encanto medieval.

Seguro de viaje

Si eres de los que les gusta viajar seguro, Iati tiene una oferta de un 5% para los seguidores de Viajes y Rutas. A veces surgen imprevistos, para los que no estamos preparados. Haz clic en el banner y contrata uno.
Share:

0 comentários:

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.