Un día en Mantua, Patrimonio de la Humanidad

En nuestro viaje por Italia conocimos la encantadora ciudad de Mantua, situada en la región de Lombardía. Caminando por sus calles descubrimos numerosos edificios, iglesias, museos y lugares de interés, que forman parte del patrimonio artístico y cultural de la ciudad. Por todos ellos fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, y en 2016 Capital Italiana de la Cultura.

Un día en Mantua, Patrimonio de la Humanidad

La ciudad de Mantua, Mantova en italiano, se extiende en una pequeña península con tres lagos artificiales creados para la defensa de la ciudad, procedentes de los meandros del río Mincio, el lago Superior, el lago del Medio y el lago Inferior. 


Los Gonzaga

Su esplendor se debe a los Gonzaga, una familia de origen campesino, que de 1328 a 1707 se convirtieron en señores, luego en marqueses y, posteriormente, en duques de la ciudad. 
La familia Gonzaga, a través de todas sus generaciones, hizo posible que la ciudad se convirtiese en una joya del renacimiento italiano, gracias a su amor al arte, la música y la literatura que se vio reflejado en sus monumentos, iglesias, palacios, tradiciones y cultura.


Qué ver un día en Mantua

Mantua es digna de ver y por eso hoy te quiero enseñar lo más bonito que puedes ver, acompáñanos en nuestro paseo para descubrirlo.

Ya que nuestro hotel se encuentra a las afueras, fuimos en autobús de línea al centro. La primera visión a la entrada de la ciudad, cuando atravesamos el lago sobre el puente, con el Palacio Ducal y el castillo al fondo, es francamente maravillosa.

Palacio Ducal

El Palacio Ducal de Mantua es realmente una ciudad-palacio, ya que está formado por unos cuantos edificios unidos por diferentes galerías, pasajes, patios y jardines. Destaca entre estos el Castillo de San Jorge (Castello San Giorgio), varios palacios y la basílica.

Palacio Ducal de Mantua

Castillo de San Giorgio

El Castillo de San Giorgio se construyó en el año 1300, es robusto, de planta cuadrada, cuatro torres en sus esquinas y se encuentra rodeado por un foso con tres puertas y puentes levadizos. Es el símbolo de poder de la familia Gonzaga en Mantua, y con su llegada a la ciudad perdió su función militar y defensiva convirtiéndose en residencia.

La zona más famosa del castillo es sin duda la la Camera Picta, más conocida como Camera degli Sposi, un conjunto de frescos en las paredes y bóvedas del techo del pintor renacentista Andrea Mantegna. Esta estancia perteneció a Isabella d'Este.

Hay más estancias con mucha importancia histórica y artística, como la Galleria dei Mesi, el Appartamento dei Nani o el Appartamento Estivale.

Castillo de San Giorgio de Mantua

Castillo de San Giorgio de Mantua

Basílica de Santa Bárbara 

La Basílica palatina de Santa Bárbara fue construida en fases y finalizada en 1572. En ella se celebraron numerosas ceremonias de la corte.
Aunque estaba conectada por medio de un pasaje, este se cerró para separar el Estado italiano de la Iglesia, reabriéndose en el 2018. Destaca el campanario de ladrillo, coronado por una bonita cúpula redonda.

Basílica de Santa Bárbara, Mantua

En el impresionante Palacio Ducal, lugar se desarrolló el poder de Gonzaga durante más de cuatro siglos. En su interior hay más de 500 habitaciones y durante la visita puedes ver maravillosas obras renacentistas de artistas como Andrea Mantegna, Tintoretto o Tiziano.

Antes de la llegada de los Gonzaga, había algunos edificios construidos, ellos se encargaron de reformarlos y de unirlos, luego veremos algunos como el Palacio del Capitan en la plaza Sordelo.

Tuvimos que conformarnos con ver tan solo el exterior de este maravilloso complejo ya que cierra los lunes, y, ¿adivinas que día de la semana visitamos Mantua?

Horarios
De martes a sábado 8.15 - 19.15
Web oficial del Palacio Ducal de Mantua

Tras contemplar esta maravilla, nos dirigimos a ver la casa de Rigoletto, situado frente al Palacio Ducal, al comienzo de la Piazza Sordello.
Esta pequeña casa del siglo XV es conocida como la casa del bufón de la corte de los Gonzaga, que se hizo famoso en 1851 gracias a Rigoletto de Giuseppe Verdi tomado de la obra de teatro de Victor Hugo "Le roi s'amuse".

La antigua casa de los canónigos es sede de la oficina de turismo, y en el pequeño jardín que la precede se encuentra la figura de bronce del triste bufón.

Casa de Rigoletto de Mantua

Piazza Sordello

La piazza Sordello fue rediseñada por la familia Gonzaga y todavía conserva gran parte de su encanto medieval, está dedicada al poeta mantovano Sordello da Goito. En ella puedes ver un mosaico de la época romana, bellos edificios pertenecientes al Palazzo Ducale, el Palazzo Vescovile, la Torre della Gabbia, el Palazzo Bonacolsi (ahora Castiglioni) y el Palazzo Acerbi entre otros.

Piazza Sordello de Mantua

Palacio del Capitán y Magna Domus

La zona del palacio Ducal que da a la plaza Sordello es la que corresponde a los edificios más antiguos del complejo: El Magna Domus y a su lado el Palacio del Capitán. Este último se construyó en el siglo XIII como residencia de los Bonacolsi, hasta que en 1328, pasó a pertenecer a la familia Gonzaga.
Ludovico I Gonzaga fue el primer capitán de la población, y en el palacio vivían sus tres hijos ya que el prefirió hacerlo en el Palazzo Acerbi.

Palacio del Capitán y Magna Domus de Mantua

Catedral de San Pedro

En la plaza de encuentra también la Catedral de San Pedro, de origen románico, construida en el siglo XI, aunque de esta época tan solo queda el campanario.
La fachada era gótica y un gran incendio en 1756, hizo que se reconstruyera en esta que vemos de estilo barroco. En el centro de la actual fachada de mármol de Carrara se encuentra el escudo de armas del obispo A. Guidi di Bagno, y a los lados los medallones de los apóstoles Pedro y Pablo.

Tiene cinco naves y destacan los frescos y las pinturas de grandes artistas del Renacimiento, y el Via Crucis de terracota. Anímate a entrar y ver su majestuosidad, la entrada es gratuita. 

Horario: 7:00 a 12:00 y de 15: 00-19:00

Catedral de San Pedro de Mantua

Catedral de San Pedro de Mantua

Catedral de San Pedro de Mantua

Catedral de San Pedro de Mantua

Palazzo Bianchi o Palazzo Vescovile 

A su lado está el Palazzo Bianchi, de mediados del siglo XVIII y vendido a la diócesis en en 1824 por el marqués Alessandro Bianchi. En la actualidad en su interior se encuentra la residencia del obispo y las oficinas de la Curia.

Palazzo Bianchi o Palazzo Vescovile de Mantua

Palazzo Bonacolsi  o Castiglioni y Torre della Gabbia

El siguiente es el Palazzo Bonacolsi, es de terracota y fue construido a finales del siglo XIII por Pinamonte dei Bonacolsi, agregando otros edificios contiguos como la torre de la Jaula (gabbia), símbolo de su poder.
Los Bonacolsi gobernaron Mantova hasta 1328 momento en el que en fueron derrocados durante una revuelta y los Gonzaga tomaron el poder. El Palazzo se llama Castiglioni por el nombre de la familia que lo compró a principios del siglo XIX.

La torre de la Gabbia, (de la jaula) fue construida por la familia Acerbi, y vendida en 1281 a Pinamonte Bonacolsi y después siendo de los Gonzaga se reformó. En 1576, Guglielmo Gonzaga hizo construir una cárcel en forma de gran jaula de hierro suspendida, para los condenados.

La torre mide cincuenta y cinco metros de altura y a partir del siglo XVI, se adaptó al gusto renacentista con la inserción de pilastras de mármol y bellas decoraciones. Como ves en las fotos, se encontraba tapada por obras de restauración.

Palazzo Bonacolsi, Pallazzo Acerbi y Torre de la Gabbia de Mantua
Palazzo Bonacolsi, Pallazzo Acerbi y Torre de la Gabbia

Piazza delle Erbe

Nos dirigimos ahora a la zona más comercial de Mantua, la Via Broletto, para ver en la plaza del mismo nombre una de las fachadas del Palazzo dei Podestá con su torre del reloj, construido en 1227.
A continuación, se encuentra otro de los puntos neurálgicos de Mantova, la Piazza delle Erbe, rodeada de bellas arcadas por tres de sus lados, y el Palacio de la Razón, la Torre del Reloj y la Rotonda de San Lorenzo en el otro.

Piazza delle Erbe: Palacio de la Razón, la Torre del Reloj y la Rotonda de San Lorenzo.

Palazzo della Ragione

Al Palazzo dei Podesta se le conectó el Palazzo della Ragione, construido alrededor de 1250 sobre los restos de un edificio utilizado como hospicio para los peregrinos que visitaban las reliquias de la Preciosa Sangre de Cristo. 

Torre dell'Orologio

En uno de los extremos del palazzo della Ragione se encuentra la Torre dell'Orologio, construida en el año 1472 por el arquitecto Luca Fancelli. Este reloj astronómico, es obra del matemático de Mantua, Bartolomeo Manfredi, un genio en geometría, astronomía y relojería. Las horas están marcadas con números romanos, y en ella se pueden ver los signos del zodiaco, la luna y las estrellas. 

Rotonda de San Lorenzo

La Rotonda di San Lorenzo es la iglesia más antigua de la ciudad, parece ser que incluso hubo anteriormente un edificio romano del siglo IV. Se encuentra un metro por debajo del suelo actual y se construyó por la familia Canossa en en siglo XI.
Es románica, de planta circular con cúpula central y un deambulatorio circular con por bóvedas de arista. Está hecha en imitación del Santo Sepulcro, ya que se hizo para guardar la reliquia de la Santa Sangre, que en la actualidad se encuentra en la Basílica de basílica de Sant'Andrea.
El material utilizado es el ladrillo y tiene arquillos lombardos, columnas toscas y carece de decoración escultórica por lo que pertenece al románico lombardo. Destacan también los fragmentos de los frescos de los siglos XI y XII de la escuela bizantina.

Rotonda di San Lorenzo de Mantua

Basílica de Sant'Andrea 

Y de aquí nos fuimos a la basílica de Sant'Andrea, que nos dejó con la boca abierta. Es la mayor de la ciudad y un bellísimo ejemplo de arte renacentista.
La construyó en 1462 Leon Battista Alberti, por orden de Ludovico II Gonzaga, aunque se necesitaron tres siglos para completarla. Tiene una bella cúpula de 80 metros de altura y el interior está bellamente decorado con artesonados y contiene obras de arte de importantes artistas como Mantegna o Correggio.

Basílica de Sant'Andrea, Mantua

Basílica de Sant'Andrea, Mantua

Basílica de Sant'Andrea, Mantua

Basílica de Sant'Andrea, Mantua

Basílica de Sant'Andrea, Mantua

En la cripta se conserva la reliquia de la "Preciosa Sangre de Cristo" traída a Mantua por el centurión romano Longinus.

Cripta de la Basílica de Sant'Andrea, Mantua

Casa del Mercante

También vimos la Casa del Mercante, un bonito edificio gótico del siglo XV, construido para usarse como tienda del comerciante de telas Giovan Boniforte de Concorezzo. Bajo el pórtico, se pueden ver grabados algunos de los objetos que allí se vendían.

Casa del Mercante, Mantua

Campanile di San Domenico 

Ahora nos dirigimos al punto más alejado de la ciudad, el Palazzo Te, de camino vimos el Campanile di San Domenico, situado en en los jardines del Río Lungo. Esta torre era el campanario de la iglesia de un convento dominico, uno de los más grandes de la ciudad ya desaparecido.

Río Lungo, de Mantua

Campanile di San Domenico de Mantua

Chiesa di San Sebastiano

Casi por casualidad descubrimos el templo de San Sebastián, diseñado por Leon Battista Alberti. Su construcción comenzó en 1460, y en la última restauración de 1926, se separó del convento y le fueron agregadas las dos escaleras y las ventanas se convirtieron en portadas.
La cripta, situada en la planta a nivel de la calle es en la actualidad una capilla conmemorativa para los muertos por el país.

Chiesa di San Sebastiano

Palazzo Te

Y nuestra última visita a Mantua fue el maravillosos Palazzo Te, una obra maestra de Giulio Romano, por encargo de Federico II Gonzaga, que quería una villa de ocio, entretenimiento y recreo de la familia y de sus ilustres invitados.
En él además de su bella arquitectura y sus jardines podrás admirar espectaculares salones pintados al fresco como la Sala dei Giganti, la Sala Di Amore y Psiche, la Sala dei Cavalli, o el Museo Civico di Mantova entre otros. Puedes ver amplia información en nuestro post.

Palazzo Te, Mantua

Sala de Cupido y Psique del palazzo Te de Mantua

Como llegar a Mantua

En avión: El aeropuerto más cercano para venir a Mantua es el de Verona, situado a 33 kilómetros de la ciudad.

En tren: Si prefieres llegar en tren, la ciudad está muy bien comunicada con Verona (45 minutos) y Módena (55 minutos), la estación se encuentra a pocos minutos a pie del centro histórico.

En coche: Si llegas en coche, debes tener en cuenta que en el casco histórico de las ciudades italianas existe una zona limitada al tráfico, la ZTL. Por ella que no puedes circular, por eso te recomiendo que leas este artículo y que dejes tu vehículo en el exterior.

La buena noticia es que hay varios aparcamientos gratuitos en el exterior, el más práctico para visitar el centro es el de Campo canoa (te lo marco en el mapa). Desde allí hay lanzaderas cada 15 minutos y te deja frente al Palacio Ducal (en la Plaza Sordelo).


Mapa con los principales lugares que ver en Mantua/Mantova


Dónde comer

Comimos en la Osteria Da Giannino, hicimos caso de las opiniones que leímos en internet y no nos defraudó. Es un restaurante familiar pequeñito, situado en el mismo centro y la comida estaba deliciosa, no se nos olvidará. Recomendable al cien por cien.

Osteria Da Giannino, Mantua

Osteria Da Giannino, Mantua

Dónde dormir

Nosotros dormimos en el hotel La Favorita de Mantua además de para ver la ciudad, para ir a más sitios de alrededor, por lo que escogimos el hotel a las afueras, eso si bien comunicado con el centro con línea de autobús. La favorita es un hotel moderno, muy nuevo, limpio y con una excelente relación calidad-precio. Además su restaurante se encuentra en la guía Michelin.

Qué ver cerca de Mantua

La verdad es que Mantua se encuentra rodeado de maravillosas ciudades italianas que merece la pena visitar. A la bella Verona por ejemplo tan solo hay 48 kilómetros. A la sorprendente Ferrara, 88 kilómetros. A Módena, cuna de la gastronomía italiana, 70 kilómetros. A Parma 72 km, a Cremona 80 y a Brescia 73.

¿Qué te ha parecido Mantua? Nosotros consideramos que, si bien no es de las ciudades más turísticas de esta zona de Italia, bien se merece una visita porque tiene lugares realmente bonitos. ¿Qué opinas?

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. ¡Que maravilla! Nunca escuché el nombre de Mantua pero tomo nota ahora mismo por si hago algún viaje por Italia, tus fotos me han dejado impresionada con tanto arte como hay. De momento he visitado Florencia, Venecia y Roma.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.