Descubriendo Brescia, la leona de Italia

Hoy vamos a descubrir la población de Brescia, situada en la Lombardía italiana y que estamos seguros de que te va a sorprender. Pese al pequeño tamaño de su casco histórico, se encuentran concentrados en él un buen puñado de lugares maravillosos, algunos de ellos como la Zona Arqueológica Romana y el Monasterio de San Salvatore y Santa Giuliafueron inscritos como Patrimonio Mundial de la UNESCO

Descubriendo Brescia, la leona de Italia

Brescia fue invadida a principios del siglo XIX por las tropas napoleónicas, y durante el Risorgimento Italiano en 1849, se sublevó contra los austriacos, ganándose el sobrenombre de Leona de Italia.

Lo primero que hicimos al llegar a Brescia fue ir a la oficina de turismo. Allí nos informaron de  lo que hay que ver en la ciudad y de los horarios. Y además nos hicimos con la Brescia Card, una buenísima opción para visitar la ciudad cómodamente y además ahorrarando dinero.

Con la Brescia Card además de cantidad de museos interesantes como el de Santa Giulia, el Parque arqueológico de la Brescia romana, el museo Mille Miglia y el museo Diocesano, están incluido el metro, el autobús, incluso la bicicleta y además tienes descuentos en parkings.

Brescia card

Qué ver en Brescia

Brescia es una ciudad muy rica en historia, ligures, etruscos, celtas y romanos la forjaron a través de los siglos. Mucho es lo que puedes ver en sus bellas calles y plazas. Estas son las visitas obligadas:

  • Área arqueológica romana: Brixia 
  • Piazza del Duomo
  • Santa Giulia, museo de la ciudad
  • Plaza de la logia
  • Plaza de la Victoria
  • Castillo
  • Iglesia de Santa Agata
  • Iglesia Santa María del Carmine
  • Iglesia de San Cristo
  • Iglesia de Santa María della Caritá

Área arqueológica romana: Brixia

Comenzamos visitando Brixia, o lo que es lo mismo, la Brescia romana, considerada una de las ciudades romanas más importantes del norte de Italia y que estaba situado en la Vía Gálica. 
Este era el centro de la vida comercial, política y religiosa de la vida romana en la ciudad y fue descubierta en 1823. 
Desde 1939, gracias a un gran trabajo de recuperación y “museización” podemos imaginarnos cómo era, también a través de un vídeo podemos ver el cambio que tuvo a los largo de los siglos. Esto es lo que hoy en día podemos ver en ella:

Los restos del templo Capitolino del 73 d.C. donde se veneraba a la Tríada Capitolina: Minerva, Júpiter y Juno, levantado encima de un Santuario Republicano. En el interior hay una gran exhibición de piedras, pedestales y losas con inscripciones romanas. 

Área arqueológica romana, templo capitolino de Brescia
Área arqueológica romana, templo capitolino de Brescia

El Santuario es de la época republicana, siglo I aC. Para visitarlo has de bajar unas escaleras y entrar en una zona en la que permanecerás unos minutos viendo un documental, para así pasar a la otra zona donde se conserva y que no haya cambios de temperatura. En el santuario se conservan muchos de sus suelos y partes de paredes pintadas que a mi particularmente me encantaron.

Área arqueológica romana, santuario Republicano de Brescia

También puedes acceder a la zona donde se encontraba el Teatro, del siglo I-III dC del que quedan algunas de sus gradas y del que dicen que podía albergar hasta 15000 espectadores. 

Área arqueológica romana, Teatro. Brescia

Delante del área arqueológica romana, se encuentra la plaza del foro, en ella puedes ver los vestigios de una basílica.


Piazza Paolo VI o del Duomo

Después nos dirigimos a la Piazza Paolo VI o del Duomo, centro neurálgico de la ciudad situado justo al final de la Brixia romana.

En ella podemos ver la Catedral vieja, la Catedral Nueva, el Palacio Municipal del Broletto y dos fuentes a los lados. Entre el resto de edificios, no más altos de cuatro alturas, podemos el palacio Negroboni, o el de los Camerlenghi.

Piazza Paolo VI o del Duomo de Brescia

La Catedral Nueva 

Se comenzó a construir en el año 1604, en el lugar donde había una basílica paleocristiana de los siglos V y VI. La construcción tuvo interrupciones y se finalizó totalmente en el siglo XIX. La cúpula, por ejemplo, es una de las más grandes de Italia y se terminó en 1825 siendo reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial.

Su imponente fachada barroca es de mármol blanco de la localidad de Botticino. En ella destaca el escudo de la ciudad coronado por bellas estatuas de la Virgen de la Asunción y los santos Pedro, Pablo, Juan y Jaime. Sobre la portada principal, el busto del cardenal Angelo Maria Querini.
En el interior, entre su gran cantidad de obras de arte, se encuentra el arca de Sant'Apollonio, realizada en 1510, el retablo del altar mayor de 1733, o un monumento en honor de Pablo VI, nacido en Brescia.


La catedral Vieja o Rotonda

La Catedral vieja es conocida popularmente como la Rotonda, fue construida a finales del siglo XI sobre los restos de la basílica de Santa María Maggiore.
Está compuesto por dos cuerpos superpuestos, el de abajo tiene grandes ventanales arqueados y el superior, sobre el que se apoya el tejado, ventanas más pequeñas. Es curioso fijarse que la entrada está por debajo de la altura de la plaza actual.
Su interior románico de 19 metros de diámetro tiene deambulatorio y guarda mosaicos de la basílica cristiana primitiva y hermosas pinturas y capillas.

Catedral vieja de Brescia

En la capilla de las Santas Cruces, a la izquierda del presbiterio, podemos ver una estaruoteca de marfil, es decir, un relicario con un fragmento de la Vera Cruz.

Estaruoteca del duomo de Brescia

Debajo del presbiterio, está la cripta de San Filastrio, de época románica de entre los siglos IX y XI, perteneciente a la primera basílica, y construida con material romano recuperado.

Cripta de la Catedral vieja de Brescia

Destaca el magnífico sarcófago de Berardo Maggi (1308), obispo y primer señor de Brescia. Es de mármol rojo de Verona.

Durante nuestra visita, una parte estaba en obras y se encontraba cubierta con andamios, una pena, pero es necesario de vez en cuando para conservarlos.

Catedral vieja de Brescia

Palacio del Broletto y torre del Pégol 

En este importante palacio de origen medieval se encontraba la sede de los señores de la ciudad, es el edificio público más antiguo de la ciudad. Cuenta con un patio central construido en fases, desde la época medieval hasta el siglo XVII. Tiene una fuente de mármol de Botticino del siglo XVIII en el centro.
A su lado se encuentra la Torre del Popolo o de Pégol del siglo XII campanario de 53 metros de altura.

Palacio del Broletto y torre del Pégol de Brescia

Palacio del Broletto y torre del Pégol de Brescia

Patrimonio Mundial de la UNESCO

Siete grupos de complejos monumentales del pueblo lombardo (o longobardo), durante su presencia en Italia entre los siglos VI y VIII dC., fueron inscritos como Patrimonio Mundial de la UNESCO. En Brescia estos sitios son: la Zona Arqueológica Romana y el Monasterio de San Salvatore - Santa Giulia.

Complejo monástico de Santa Giulia

Aunque no seas de museos, el Museo de Santa Giulia es de lo más que recomendable que ver en Brescia. Si te apetece conocerlo reserva al menos un par de horas ya que hay mucho que ver en su interior.
Este complejo monástico de origen lombardo tiene sección prehistórica, romana, longobarda, carolingia, bajo medieval, medieval y de la última fase de la historia de Brescia. Por si fuera poco, en el recorrido se pueden ver diferentes partes del complejo entre las que se encuentran: La iglesia de Santa Maria in Solario, la iglesia de San Salvatore, el Coro de las monjas y la La iglesia de Santa Giulia.
Como ves, mucho de lo que hablar y mucho que ver en el Museo de Santa Giulia, por eso le hemos dedicado este otro post.

Complejo monástico de Santa Giulia, Brescia

Complejo monástico de Santa Giulia, Brescia

Complejo monástico de Santa Giulia, Brescia

Piazza della Loggia

Ahora quiero enseñarte una de las plazas más bonitas de la ciudad, la plaza de la Logia sede del gobierno de la ciudad desde su construcción entre 1492 y 1570.

Piazza della Loggia de Brescia

Pórticos y la Torre dell’Orologio 

Bellos edificios la rodean, destaca el de soportales con la Torre en la que podemos ver un magnífico reloj astronómico de 1546, sobre este, dos figuras masculinas llamadas Macc de le Ure o Tone y Batista, marcan las horas tocando la campana desde 1581.

Torre dell’Orologio de Brescia

Torre di Porta Bruciata

Por detrás de este bello edificio se asoma Torre di Porta Bruciata, construida en el siglo XII y que tiene casi 30 metros de altura. Bruciata en italiano significa quemada, y se llama así por un gran incendio que la afectó en 1184. 

Torre di Porta Bruciata en plaza de la Logia de Brescia

Palacio de la logia

Justo en frente se encuentra el Palacio de la logia cuya construcción se inició en 1492. Nueve arcadas sobre columnas con bóveda de arista componen su planta baja y un curioso tejado en forma carenado de barco. Este fue reconstruido a imitación de la original, ya que fue destruido por un terrible incendio en 1575.

Palacio de la Logia de Brescia

A un lado se encuentran los edificios del Monte de Piedad antiguo (1484-1489), y del Monte de Piedad nuevo (1596-1600).

Plaza de la Victoria

También paseamos por la plaza adyacente a la de la logia, que desentona un poco con el resto de los edificios del casco antiguo de la ciudad, ya que se construyó en 1932 sobre una zona medieval derruida. 

Plaza de la Victoria de Brescia

Castillo de Brescia

Otra de las visitas obligadas es el Castillo de Brescia, ubicado sobre el cerro Cidneo a 245 metros de altura y que en la actualidad sirve de excelente mirador hacia la ciudad.

Vistas de Brescia desde el Castillo

El acceso al interior de la fortaleza es gratuito, y se hace a través del puente levadizo situado sobre la Fossa Viscontea.

Castillo de Brescia

Castillo de Brescia

Un perfecto lugar para pasear y disfrutar del aire puro en el que hay dos museos, el Museo del Risorgimento, que guarda documentos y reliquias históricas. Y el Museo Cívico de las Armas “Luigi Marzoli”, uno de los más importantes de Europa por la riqueza de sus colecciones. 

Castillo de Brescia

Nosotros pudimos además de admirar las maravillosas vistas sobre Brescia, relajarnos un rato tomando un refresco en una de las food trucks que había allí instaladas.

Otras iglesias de Brescia

Aunque lo que has visto hasta aquí son los lugares de visita obligada en la ciudad, si tienes más tiempo y si como a nosotros te gusta ver iglesias, te recomiendo que visites estas cuatro: Iglesia de Santa Ágata, Santa María del Carmine, San Cristo y Santa Maria della Carita.

Iglesia de Santa Ágata

La Iglesia de Santa Ágata fue construida en el siglo XV con numerosas reformas y añadidos a lo largo de los siglos. En el interior, destaca el retablo de Santa Águeda crucificada entre San Pedro, San Pablo , Santa Lucía y Santa Apolonia, pintado por Francesco Prata en 1522.
También destacan el presbiterio del siglo XV, los frescos de 1680, el techo del siglo XVI y la capilla del Santísimo Sacramento del siglo XVIII.

Iglesia de Santa Ágata de Brescia

Santa María del Carmine

La iglesia lombardo-gótica de Santa María del Carmine, fue construida entre 1429-1475. El interior es un museo de obras de arte a las que merece la pena dedicarles atención, por ejemplo, el fresco Crocefisso de Vincenzo Foppa de 1475, la tabla del altar mayor de la Anunciación de Pietro de Witte, el grupo de estatuas de terracota polícroma a tamaño natural titulado el Llanto sobre Cristo muerto del siglo XVI, o los restos de frescos de la escuela lombarda de 1423-1450.

Santa María del Carmine de Brescia

Santa María del Carmine de Brescia

Santa María del Carmine de Brescia

Iglesia del Santísimo Cuerpo de Cristo

La Iglesia del Santísimo Cuerpo de Cristo o de San Cristo, se comenzó a construir en 1501. En el exterior destaca su portada renacentista hecha de mármol y en su interior los frescos del siglo XV y XVI, que aunque se encuentren algo deteriorados, son muy valiosos. También hay que fijarse en las decoraciones de las capillas del lado derecho con escenas de las sagradas escrituras de Benedetto Marone realizadas a mediados del siglo XVII.

Iglesia del Santísimo Cuerpo de Cristo de Brescia

Iglesia del Santísimo Cuerpo de Cristo de Brescia

Iglesia del Santísimo Cuerpo de Cristo de Brescia

Iglesia de Santa Maria della Carità

Y, por último, entre nuestras recomendaciones se encuentra la Iglesia de Santa Maria della Carità de 1640 del arquitecto Agostino Avanzo. Merece la pena asomarse al interior de planta octogonal con cúpula de linterna decorado por pinturas barrocas y un bello pavimento policromo.

Iglesia de Santa Maria della Carità de Brescia

Iglesia de Santa Maria della Carità de Brescia

Quedan más cosas interesantes que ver en la ciudad si todavía dispones de más tiempo, sobre todo museos a los que merece la pena dedicarles unas horas: La Pinacoteca Tosio Martinengo, Museo Mille Miglia, Museo Diocesano o el Teatro Grande.

DATOS PRÁCTICOS DE TU VISITA A BRESCIA


Mapa con los lugares que hemos visto en este post



Cómo llegar

Brescia se encuentra excelentemente conectado por tren con las principales ciudades italianas, así que es una buena opción para ir a visitarla.
Si vienes en coche también está bien comunicado por autopista con las ciudades de Milán, Bérgamo o Verona. Pero recuerda que en coche no puedes pasar a la zona ZTL. Si no sabes que es te lo explico a fondo en este post.
Para moverte por el centro puedes utilizar el metro, el autobús o la bicicleta, consulta en tu hotel la mejor manera de llegar.

Oficinas de turismo de Brescia

INFOPOINT Centro 
Via Trieste 1/Piazza Paolo VI 
Teléfono: +39 030 2400357
infopoint@comune.brescia.it

INFOPOINT Stazione
 Piazzale Stazione
Teléfono +39 030 8378559
infopoint@comune.brescia.it
página oficial de Brescia)

Horarios e informaciones útiles

Tienes los horarios de los principales lugares, museos e iglesias de Brescia en este enlace.

¿Dónde dormir?

Dormimos dos noches en el Hotel Master, situado a 15 minutos caminando del centro de la ciudad. Un hotel moderno y silencioso, con parking propio gratuito, una atención estupenda y un buen desayuno. Relación calidad precio muy buena. Totalmente recomendable. 
Además puedes tomar un aperitivo por 7€ por persona, entre las 18:30 y las 21 horas, que es variado y está todo muy rico.

¿Dónde comer?

Se nos hizo un poco tarde tras bajar del castillo y comenzamos a buscar un sitio para comer. Era domingo y los que había de camino al centro estaban todos cerrados. Tras el reloj de la plaza de la logia, había unos cuantos, pero ya eran cerca de las 14:30 y en cuatro de ellos nos dijeron que estaban cerrando. Al final encontramos a nuestros samaritanos de l' Oste Sobrio, unos chicos encantadores que pese a estar recogiendo nos ofrecieron unos deliciosos Casoncello a la bresciana. Gracias chicos por vuestra amabilidad.
Así que ojo con los horarios de Italia ;) no os descuidéis como nosotros.

Casoncello a la bresciana de L'oste Sobrio de Brescia


Y hasta aquí nuestro recorrido por Brescia, la verdad es que nos sorprendió mucho para bien, no nos esperábamos encontrar todo lo que allí vimos, y te recomendamos que la incluyas en un viaje por el norte de Italia. ¿Has estado? Cuéntamelo dejándome un mensaje. Y si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales con los botones que hay un poco más abajo, te lo agradeceré.

Publicar un comentario

4 Comentarios

  1. Hola chicos!
    Tengo que confesar que he pillado este post con muchas ganas... Andrea tiene familia en Brescia y la conoce bastante bien, y siempre que hemos ido a Italia me ha comentado de pasarnos por allí... a mi me llamaba la atención más bien poco, pensaba que era la típica ciudad industrial sin más que un Duomo bonito... pero ya veo que tiene muchísimas cosas!
    Como te he comentado, la Piazza del Duomo me la esperaba, pero de lo demás me ha encantado el complejo de Santa Giulia, y también el castillo, que si encima es gratis, mejor que mejor.
    Para ver lo más importante, en un día desde Milán entonces bien, no?
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es una escapada perfecta desde Milán. A nosotros nos gustó mucho porque además está todo bastante concentrado. Eso si, no viajeis un lunes, que está absolutamabso todo cerrado.

      Eliminar
  2. Hola Carmen,
    Brescia es una de esas ciudades que siempre nos queda pendiente...
    Es genial que la Bresciacard incluya la bici, porque nos encanta poder conocer así una ciudad. Me parece una escapada perfecta para un par de días porque tiene bastantes cosas para ver, reconozco que no sabía que Brescia tenía castillo, más las iglesias, la zona romana, las plazas...
    Me guardo el post porque el año próximo volveremos a Italia y via Milán así que perfecto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué? ¿Por qué sigo leyendo sobre Italia cuando ya creía que no tendría más ciudades que visitar?

    Pues por vuestra culpa tengo otro sitio en Italia que ir a conocer y encima me ponéis platos de pasta que desconozco.

    Con una guía tan completa no me voy a dejar nada que visitar.

    Saludos Viajeros

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.