14 Grandes motivos para visitar Verona

Verona es la ciudad del amor, a ella acuden cientos de turistas en busca del lugar donde se desarrolla una de las obras más conocidas de Shakespeare: Romeo y Julieta. Sin embargo, la ciudad tiene mucho más y sorprende por su belleza y la cantidad de lugares interesantes para ver, importantes vestigios romanos, grandes iglesias y bellos palacios góticos y renacentistas por las que ha sido catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO hacen que Verona sea sin lugar a duda una de las ciudades más bonitas del norte de Italia. Por eso, aunque hay muchos más, queremos mostrarte 14 grandes motivos para visitarla. 

Motivos para visitar Verona

La fundación romana de Verona es del año 49 a.C., era una situación estratégica ya que en ella confluían las vías más importantes del imperio, la Vía Claudia Augusta y la Vía Postumia. En el 265 d.C. la presión de los pueblos bárbaros hizo que se reconstruyesen las murallas defensivas republicanas, protegiendo e incluyendo el anfiteatro entre las murallas.

Por los muchos vestigios de época romana y por muchas más cosas, Verona ha sido incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Visitando Verona

Si te organizas bien y comienzas la visita a la bella Verona tempranito, puedes ver la mayoría de los lugares interesantes en un día, aunque sinceramente, si quieres saborearlos y puedes, yo lo haría en dos.

Verona Card

Te recomiendo que adquieras la Verona Card, cuesta 20€ para 24 horas y 25€ para 48 horas. Echa un vistazo a lo que vas a ver y los precios, y por poco que visites, sale a cuenta.


Estos son los principales lugares incluidos en la Verona Card:
Anfiteatro Arena, Museo Lapidario Maffeiano, Museo de Castelvecchio, Galeria de Arte Moderno Achille, Palazzo della Ragione, Museo de Affreschi y Tumba de Giulietta, Museo Arqueológico, Teatro Romano, Casa de GiuliettaBasílica de San Zeno, Iglesia de San Fermo, Basílica de Santa Anastasia, Duomo, Museo Cívico de Historia Natural, Torre dei Lamberti, Funicular del Castel San Pietro…


 14 Motivos para visitar Verona 

Verona tiene numerosos monumentos romanos, su símbolo es el teatro romano más conocido como Arena di Verona, o el Arco Gavi. Sus iglesias y palacios góticos no se quedan atrás y los aficionados a los museos tienen aquí un buen número de ellos que merece la pena ser visitados con calma.

La ciudad es perfecta para pasear y disfrutar de sus monumentos históricos y arquitectónicos, a la que hay que añadir una rica vida cultural, llena de festivales, eventos y exposiciones en cualquier época del año.

Estos son los 14 motivos para ver Verona, los lugares siguen un orden lógico en el mapa que he puesto al final del post.

1- La Plaza Bra con la Arena de Verona

No cabe duda de que uno de los principales motivos para visitar la ciudad, es la Arena de Verona, uno de los emblemas de la ciudad. Está ubicado en la Piazza Bra, punto de encuentro de los veroneses ya que además está lleno de comercios y restaurantes con animadas terrazas.

En ella además del anfiteatro romano, destacan un montón de edificios de estilos variados. Uno es el Palacio Barbieri edificio neoclásico de 1848, sede del Ayuntamiento de Verona. El Palacio de la Gran Guardia, finalizado en 1843, y que está adosado a dos arcos renacentistas con almenas por los que se entra a la plaza.

Palacio Barbieri, sede del Ayuntamiento de Verona.

Palacio de la Gran Guardia, Verona

Si te fijas en el suelo, verás una zona pavimentada en mármol rosado, es el listone, y se encuentra en la zona de los edificios en los que más comercios y más terrazas hay de toda la plaza. Fíjate también en el Capitel de piedra del siglo XIV con los santos patrones del comercio.

Piazza Bra de Verona

Ahora vamos a conocer el anfiteatro romano, más conocido como La Arena de Verona, se construyó en el siglo I y veinte siglos después sigue utilizándose para distraer a la población y a los visitantes que llegan a la ciudad.

Por el día se encuentra repleto de turistas y al atardecer y por la noche, sobre todo en verano, los gladiadores se han sustituido por renombrados cantantes de ópera, por concertistas o por actores representando obras de teatro.
Tiene una capacidad aproximada de 30000 espectadores, y la verdad es que el interior es grandioso, lástima que no se puedan apreciar bien como eran las gradas porque se encuentran parcialmente tapadas por gradas modernas. (La entrada a la arena está incluida en la Verona Card)

La Arena de Verona

La Arena de Verona, interior





2- El castillo Castelvecchio y el Puente Scaligero

Nos dirigimos ahora por la Vía Roma hasta complejo de la fortaleza Scala de Castelvecchio, formado por el castillo y el puente. Torreones, almenas y murallas de paredes de ladrillo rojo que resaltan con las azules aguas del río Adige.

Fue construido por la poderosa familia Della Scala en 1354, y además servía de defensa y junto con el puente Castelvecchio o puente Scaligero, una estupenda vía de escape hacia el Tirol atravesando el río Adige, al que se llega además por un pasadizo desde el castillo.

Castillo Castelvecchio, Verona

Puente Scaligero de Verona

En la actualidad en el edificio se ubica un museo fundado en 1924, renovado y equipado desde 1958 hasta 1974. Treinta salas con escultura, pintura, cerámica, joyas y campanas antiguas. Una de las piezas más vistas del museo es la estatua ecuestre original de Cangrande I, que más tarde veremos en las Arche Scaligere donde se encuentra la copia. (La entrada está incluida en la Verona Card)

Museo de Castelvecchio de Verona

3- La Basílica de San Zenon, patrón de Verona

Nos tenemos que alejar un poco y volver de nuevo sobre nuestros pasos, para ir a ver uno de los templos que más nos impresionó de la ciudad: la Basílica de San Zenon o San Zeno en italiano. Merece la pena ir hasta allí disfrutando de un bonito paseo junto al río, en el que tienes sombra y abundantes bancos para hacer una parada.

Río Adige, Verona

La fachada principal de san Zeno fue realizada con posterioridad al conjunto, tiene un bello pórtico con los dos leones a los lados, tan característicos de la región del Véneto, y un gran rosetón. Está dividido en tres partes que nos hacen ya imaginar la segmentación interior.

Basílica de San Zeno, Bolonia

Basílica de San Zeno, Bolonia

El templo es de planta basilical de tres naves, una gran nave central con columnas y grandes pilastras compuestas que sostienen la bella cubierta artesonada de madera.

La Capilla Mayor se levantó a finales del siglo XIV y está cubierta por bóvedas nervadas góticas abundantemente decoradas y decorado con el retablo de Andrea Mantegna, una de las obras maestras de la pintura renacentista del noreste de Italia.

La iglesia tiene tres niveles: el de acceso, el nivel superior, reservado a la nobleza y el clero, y la cripta del siglo X construida con elementos recuperados de los orígenes de la iglesia.

Basílica de San Zeno, Bolonia

Basílica de San Zeno, Bolonia

Basílica de San Zeno, Bolonia

Basílica de San Zeno, Bolonia

Basílica de San Zeno, Bolonia

No te olvides de ver dos maravillosas puertas de bronce del siglo XII, que se encuentran en lo que sería la entrada principal (aunque ahora no lo sea).

Puerta de Bronce de la Basílica de San Zeno de Verona

El claustro y la torre de la Abadía son las partes que han llegado a nuestros días de lo que fue el monasterio. (La entrada de la Iglesia de San Zeno está incluida en la Verona Card)

Claustro de la Basílica de San Zeno de Verona

4- La Puerta Borsari

Retrocedemos hasta el castillo y nos dirigimos ahora hasta el siguiente lugar que harán que te enamores como nosotros de Verona. Se trata de la Puerta Borsari, puerta principal de la ciudad que data del siglo I.
Es de piedra caliza de color blanco y está formada por dos arcos enmarcados por dos semicolumnas con capiteles corintios que soportan el entablamento con el frontón. Completa la decoración dos niveles superiores con seis ventanas cada uno.

Puerta Borsari de Verona

5- Piazza delle Erbe, su mercado, torres y palacios

Por la animada calle Corso de la Porta Borsari, nos dirigimos a una de las plazas más bonitas de Verona y otra de las más concurridas, la Piazza delle Erbe. Traducido sería la Plaza de las Hierbas, y fue llamada así porque es donde se hacía el mercado, originalmente vegetal. Ocupa el lugar donde se encontraba el foro romano.

En el centro de la plaza se encuentra la fontana della Madonna Verona con una figura romana del siglo I. Una bella columna gótica y otra con el león alado, como emblema del tiempo en el que la ciudad de Verona perteneció a la Republica de Venezia. Y también Il Capitello, una Tribuna del siglo XVI donde se leían las leyes y se ajusticiaba.

La adornan bellísimos edificios como el Palazzo Maffei, de estilo barroco, el Domus Mercatorum de 1301 que aloja la Cámara de Comercio, la Torre Gardello de 1370, el Domus Nova con su tabernáculo del siglo XV, y por supuesto el Palazzo della Regione.

Piazza delle Erbe, Verona

Piazza delle Erbe, Verona

Alrededor del siglo VIII familias nobles construyeron torres en este lugar donde se encontraba el foro romano. A mediados del siglo XII comenzó la construcción de un edificio con funciones públicas: el Palazzo della Regione. Tiene forma cuadrangular, a la que se le incorporaron las torres en las esquinas y un patio con un pórtico románico, paredes con toba y ladrillo, arcos redondos y ventanas geminadas.

Una de las torres se convirtió en la prisión y la otra, es la torre Lamberti, construida en el año 1172 por la familia del mismo nombre, que mide 84 metros de altura y desde arriba tienes vistas de 360° de toda Verona. Pero no te preocupes, hay ascensor. En lo alto puedes ver dos campanas, llamadas Marangona y Rengo que se utilizaba para reunir el Consejo comunal o llamar a los ciudadanos a las armas para defender la ciudad. (La entrada está incluida en la Verona Card)

Vistas desde la torre Lamberti de Verona

Vistas desde la torre Lamberti de Verona

Vistas desde la torre Lamberti de Verona

Muchas fueron las reformas a lo largo de los siglos del Palazzo della Ragione, como el añadido de la Escala de la razón, maravillosa escalera de mármol por la que deberás ascender para entrar en la Galería de Arte Moderno de Verona.
En ésta, hay importantes exposiciones de arte permanentes que combinan parte del legado de Forti con las colecciones de la Fundación Domus. Además, puedes ver la Capilla del Notario, ricamente decorada por el pintor Louis Dorigny que representa los exorcismos de San Zeno. (La entrada está incluida en la Verona Card)

Escala de la razón, Verona

Capilla del Notario, Verona

6- La casa de Julieta

Paseamos ahora por la estrecha Vía Cappello, a nuestro siguiente lugar que harás que te enamores de Verona. Un arco en una de las paredes te conduce, por un estrecho pasadizo lleno de notas de amor (muchas de ellas pegadas con chicles, menuda falta de glamour), al patio delantero de la Casa de Julieta.

Casa de Julieta de Verona

Esta antigua casa torre construida entre 1200 y 1300 y que cuentan que fue de la familia Capuleto (Capuleti). En el patio delantero encontrarás uno de los símbolos de Verona, una estatua de bronce de Julieta a la que si le tocas un pecho dicen que encontrarás el amor verdadero. Hay una larga cola para hacerse la foto.
En el interior de la casa puedes ver otra estatua de Julieta de bronce a la que nadie se acerca y que parece ser que es la original. Y también muebles y trajes de la película que narra la historia de los amantes, de Franco Zeffirelli y una colección de grabados antiguos cuyo tema es esta historia de amor.
La entrada al patio es gratuita, pero si ver el interior y asomarte a su balcón, hay que pagar. (La entrada está incluida en la Verona Card)

Casa de Julieta de Verona


7- La Piazza dei Signori

Volvemos a la Piazza dei Erbe, y atravesamos el arco de la Costa, del que cuelga una costilla de ballena, cuenta la leyenda que caerá sobre la primera persona justa que pase por debajo.

Llegamos así por una estrecha calle a otra animada plaza de la ciudad, la Piazza dei Signori, centro del poder político durante el señorío de los Scaligeri.

En ella podemos ver una de las fachadas del Palazzo della Ragione, el Palazzo dei Goberno de finales del siglo XII, con una bella portada del año 1533. También el Palacio del Cansignorio, la logia del Consiglio o el palazzo del Podestà.

Y un monumento muy fotografiado, es el que representa a Dante Alighieri, poeta italiano que vivió mucho tiempo en Verona, famoso por escribir La divina comedia, obra cumbre de la literatura universal, fundamental en la transición del pensamiento medieval al renacentista.

Piazza dei Signori de Verona

8- Los sepulcros de los Scaligeri

Un poquito más delante de la plaza, encontramos una verdadera obra maestra del gótico italiano, las tumbas de los Scaligeri. Un mausoleo con los miembros principales de esta familia que tuvo el poder en Verona entre el siglo XIII y XIV: Mastino II, Cansignorio y la más conocida es la de Cangrande I. Junto a ellas se encuentra la iglesia románica de Santa Maria Antica, del siglo XII.

Sepulcros de los Scaligeri de Verona

Casa de Romeo

Muy cerquita se encuentra la Casa de Romeo, a la que no incluyo en la lista ya que no tiene demasiado sentido ir a visitarla pero que te nombro para que sepas que está ahí. La Casa de Romeo es una pequeña fortificación de ladrillo con almenas gibelinas de cola de golondrina, que perteneció a la familia de los Montesco (Montecchi). De él solo se puede ver el portón exterior carente de interés, y que además es propiedad privada y no se puede visitar.

9- Iglesia de Santa Anastasia

Otra iglesia que merece la pena ver sin duda es la Iglesia gótica de Santa Anastasia. Su construcción comenzó a finales del siglo XIII. En su sencilla fachada, destaca el rosetón entre ladrillo y mármol de diferentes colores.

Iglesia de Santa Anastasia de Verona

El interior tiene gran altura, arcos apuntados y bóvedas nervadas, en el altar mayor podemos ver el escudo de la familia Castelbarco, que puso mucho dinero en su construcción.
Tiene cuatro capillas laterales de diferentes épocas, la Capilla Lavagnoli con bellos frescos dedicados a Santa Ana; la Capilla Pellegrini, con el fresco de San Jorge y la princesa de Pisanello realizado en el siglo XV, y sepulcros familiares; la Capilla Cavalli con frescos del siglo XIV del pintor Altichiero y la Capilla Salerni con frescos del siglo XV.

Iglesia de Santa Anastasia de Verona

Iglesia de Santa Anastasia de Verona

Iglesia de Santa Anastasia de Verona

Iglesia de Santa Anastasia de Verona

Iglesia de Santa Anastasia de Verona


10- El Duomo de Verona

La visita a la catedral de Verona es imprescindible, Santa Maria Matricolare o Duomo es una bellísima mezcla de estilos que van desde el románico del pórtico y el ábside, al gótico con añadidos renacentistas del interior.

Además, fíjate bien porque podrás acceder tanto a la Iglesia de Santa Elena, como al tranquilo claustro de los Canónigos. En la iglesia de Santa Elena podrás ver las excavaciones arqueológicas de una iglesia paleocristiana del siglo IV y el baptisterio de San Giovanni in Fonte con su pila bautismal del siglo XIII.

Fachada del Duomo de Verona

Interior del Duomo de Verona

Duomo de Verona

Duomo de Verona

Baptisterio de San Giovanni in Fonte, Duomo de Verona

Baptisterio de San Giovanni in Fonte, Duomo de Verona

11- Puente de Piedra

Nos dirigimos ahora al otro lado del río Adige a través del Puente de Piedra para ver el Teatro romano. Este puente es el más antiguo de Verona ya que data del siglo I a.C. Su estructura actual es el resultado de varias reconstrucciones, la principal, tras los daños sufridos en la Segunda Guerra Mundial.

Puente de piedra de Verona

12- Teatro Romano

Pasamos así a ver el Teatro romano, muy dañado debido a la indiscriminada construcción de edificios sobre él. Este teatro al aire libre fue construido en el siglo I a. C. dentro de lo que era perímetro de la muralla romana.

Además de visitarlo, puedes ver también el Museo Arqueológico de Verona. En verano se celebran conciertos y obras de teatro, que estropean para nuestro gusto la belleza del lugar, porque tapan parte de este. (La entrada tanto del teatro como del museo están incluidas en la Verona Card)

Vista del teatro romano de Verona

teatro romano de Verona

13- Mirador del Castell San Pietro y funicular

Nos dirigimos ahora hasta el Mirador del Castillo, para ello tomamos el funicular, que en un momento te lleva a la cima. Como tenemos la Verona Card, no tenemos que pagar.


Arriba se encuentra el castillo, que no tiene nada que ver, lo que si tiene es el mirador con vistas más espectaculares de Verona que te puedas imaginar, sobre todo al atardecer son impresionantes.


14- Iglesia de San Fermo Maggiore

Tan solo nos queda un lugar por visitar, bueno, muchísimos más, pero hablamos de otro imprescindible, se trata de la iglesia de San Fermo Maggiore, que en realidad son dos.
La inferior se construyó para albergar las reliquias de San Fermo y San Rústico entre los siglos XI y XII, y en ella puedes admirar frescos de esa época. La superior es gótica, del siglo XIV y las capillas de los lados y las bóvedas absidiales tienen maravillosos frescos entre ellos destaca uno del siglo XV, la Anunciación de Pisanello.

Iglesia de San Fermo Maggiore de Verona

Iglesia de San Fermo Maggiore de Verona

DATOS PRÁCTICOS PARA VISITAR VERONA

Dónde está y cómo llegar

Verona se encuentra al norte de Italia, en la región del Véneto. Está en la ladera del monte Lessini y está bañada por el río Adigio.

Nosotros llegamos a Verona con nuestro coche, si tu no estás tan loco como nosotros, y prefieres llegar en avión, Verona tiene un aeropuerto y en Bolonia, por ejemplo, hay otro con muchísimos más vuelos que quizás te resulte más práctico y así ves las dos ciudades. Después lo ideal es coger el tren entre ciudades.
Recuerda si llegas en tu coche, que el centro de Verona tiene Zona de Tráfico Limitado.

Mapa con el recorrido que hemos visto de Verona


Horarios, mapa y direcciones de los principales monumentos

Si quieres saber todos los horarios, precios y direcciones de los principales monumentos, puedes verlo aquí.

Oficina de Turismo

IAT Verona
Via degli Alpini, 9 (Piazza Bra) 37121 Verona
tel. +39 045 8068680
iatverona@comune.verona.it
https://www.veronatouristoffice.it/es/

Verona Card

Información completa sobre la Verona Card


¿Qué te ha parecido Verona? ¡A que te ha gustado! A nosotros nos pareció francamente maravillosa, tanto que estamos deseando volver. Si te ha gustado nuestro post, te agradeceríamos que compartieses en tus redes sociales con los botones de más abajo. 

Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. Qué buenos recuerdos me ha traído leer este post. Estuve en Verona cuando hice el interrail hace más de veinte años y la recuerdo con mucho cariño.
    Me encantaría volver para asistir a un espectáculo en la Arena, tiene que ser toda una experiencia. Es una pena que la mayoría de la gente se limite a ir a la casa de Julieta porque la ciudad tiene muchísimo patrimonio como queda reflejado en tu artículo. Lo que no recuerdo es otra estatua de Julieta dentro, sólo un par de sillones y poco más cuando yo estuve.
    Ganas de volver. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo cambian las ciudades en función del clima que te haga al visitarlas...!
    Estuvimos en Verona a finales de abril, durante nuestro viaje por el norte de Italia, y tuvimos la mala suerte de que nos tocara un día de lluvia intensa... Así que apenas pudimos disfrutar de la ciudad.
    Ni siquiera el balcón de Julieta pudimos verlo tranquilos, pues el patio donde se ubica estaba lleno de gente con paraguas...

    En fin, leyendo tu post, hemos encontrado 14 buenas razones para volver a Verona. 😉

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado el post y estuve a punto de ir al año pasado cuando estuve en Bolonia pero al final me lié mas de la cuenta. Me encanta el colorido de la ciudad y como no toda su historia. La Arena de Verona me parece un lugar espectacular y sin duda la opción de Verona card me parece estupenda. Me guardo estos consejos y a ver si consigo visitar pronto esta ciudad.

    ResponderEliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.