Qué ver en Trier, la Treveris romana (Alemania)

Si quieres saber lo mejor que ver en Trier, o, lo que es lo mismo, que ver en Tréveris, estás en el lugar adecuado, ya que te hemos preparado una guía con todo lo que ver en la ciudad para ayudarte a planificar tu viaje a esta bella ciudad de Alemania.

La Treveris romana cuenta con nueve lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ostenta el título de la ciudad más antigua de Alemania. Por si todo esto fuera poco, además de su gran belleza, tiene muchísimo ambiente, por lo que es perfecta para disfrutar durante un fin de semana.

Qué ver en Trier, la Treveris romana (Alemania)

Índice del artículo
  1. Dónde está Trier
  2. Dónde dormir
  3. Dónde comer
  4. Qué ver en Trier
  5. Mapa con todo lo que ver en Trier
  6. Vídeo de Trier
  7. Qué ver cerca

Dónde está Trier

Tréveris, en alemán Trier, pertenece al estado de Renania-Palatinado, y está ubicada en la ribera derecha del río Mosela, en Alemania.


Dónde dormir

Nos alojamos en el Best Western Hotel Trier City, este alojamiento se encuentra a 15 minutos caminando de la famosa Porta Nigra. Sus habitaciones son modernas con WiFi gratuita y TV de pantalla plana, incluyen escritorio, un sillón y baño privado.

Si vas en pareja y quieres un hotel romántico, el Romantik Hotel Zur Glocke es perfecto. Está ubicado en un bonito edificio del casco histórico, y sus habitaciones, decoradas de forma individual, incluyen TV de pantalla plana, y están insonorizadas.

Si buscas algo más económico tiene los H-Apartments Bismarckstrasse un excelente lugar para alojarse en el centro de Trier sin tener que gastar mucho dinero. Todos los apartamentos tienen cocina completa, WiFi, aparcamiento privado gratuito, TV de pantalla plana y baño privado.


Dónde comer

Comimos una deliciosa hamburguesa en el Burguer House, a pesar de que ya era un poco tarde, nos atendieron con gran eficiencia y la carne no podía estar más rica. Se encuentra en Palaststraße 28-34.


Qué ver en Trier

La ciudad de Tréveris fue fundada como Augusta Treverorum alrededor del año el 16 a. C., es una de las dos ciudades más antiguas del país junto con Augsburgo, por eso entre las maravillas que ver en Trier encontrarás interesantísimas construcciones de la Antigua Roma.

El Imperio Romano estaba gobernado con un sistema llamado Tetrarquía y el poder del gobierno estaba repartido en cuatro dominios, Tréveris era la capital de una ellas llamada Constancio. Por eso sus gobernantes construyeron edificios impresionantes que te vamos a enseñar a continuación.

Tras la caída del Imperio Romano, la ciudad no decayó en poder, y continuaron construyéndose importantes edificios. De todos ellos te hablaremos en nuestra visita a Treveris.

Los monumentos arquitectónicos de la época romana de Tréveris son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1986: el anfiteatro, las Termas de Santa Bárbara, las Termas Imperiales, la Basílica de Constantino, la Porta Nigra y el Puente Romano. Además, están incluidas la Catedral de San Pedro y la iglesia de Nuestra Señora de Trier.

📱Con tu móvil, puedes explorar la ciudad de una manera diferente (en español).

Tréveris: Juego de exploración y visita de la ciudad en tu teléfono. Explora el centro de Tréveris de forma divertida e interactiva resolviendo pruebas y descubre los principales monumentos con explicaciones para visitar la ciudad a tu aire.

e-Búsqueda del tesoro: Descubre Tréveris con una original búsqueda del tesoro electrónica. Juega a este juego urbano mientras buscas los mejores lugares, realizas tareas divertidas y obtienes datos interesantes sobre la ciudad. Disponible en 6 idiomas.


Anfiteatro

Comenzamos visitando el Anfiteatro romano de Tier, construido en el siglo I en el extremo de la ciudad romana de Augusta Treverorum. Este era el escenario de luchas de gladiadores y de competiciones de animales. Tiene su arena con forma elíptica de 75 metros de largo por 50 de ancho, rodeado por una muralla, con cabida para unos 30.000 espectadores. Bajo la arena hay un sótano con dependencias por el que puedes pasear.

En el siglo V, los habitantes de Tréveris lo usaban como refugio durante los ataques de los pueblos germánicos. En la actualidad se celebran en el anfiteatro diferentes eventos, siendo el más conocido el festival romano Brot & Spiele en el que se simulan batallas de gladiadores.

Puedes ver anfiteatros romanos en buen estado de conservación repartidos por el mundo. Además del de Roma, hay uno fantástico en Mérida (España), en Verona (Italia), en Nimes y en Arles (Francia)

Anfiteatro romano de Trier

Anfiteatro romano de Trier

Barbarathermen Termas de Bárbara

Las termas de Bárbara, Barbarathermen, se construyeron en la segunda mitad del siglo II d.C. Tenían una medida de 172 metros por 240 m por lo que fue en su tiempo el segundo complejo termal más grande del Imperio Romano, tras las Termas de Trajano de Roma.

Las termas de Bárbara sobrevivieron a las invasiones germánicas del siglo III y en ellas se encontraron monedas y cerámicas que demuestran que se utilizó hasta finales del siglo IV. Pero tras la destrucción de Trier a principios del siglo V, sus materiales de construcción se utilizan para diferentes edificios de la ciudad, y tan solo nos quedan los cimientos y algunos túneles de servicio subterráneos.

Termas de Bárbara, Trier

Kaiserthermen – Baños termales imperiales

Otros restos romanos que ver en Trier son los Baños Imperiales, un gran complejo de uso público, cuya construcción se inició antes del año 300 d. C. en la zona del distrito imperial de la ciudad.

El edificio, que todavía muestra el diseño original, tiene una superficie total de 250 x 145 metros y muestra una distribución simétrica de las habitaciones y estructuras, elaborado meticulosamente para favorecer la estabilidad en un terreno en propenso a terremotos, con elementos importantes para la estática.

Las ruinas nos muestran los muros del caldarium, del tepidarium o del frigidarium entre otras salas. Y también el sistema de calefacción hypocaustum, en el que el aire era calentado por hornos y conducido por debajo del pavimento.

Kaiserthermen o Baños termales imperiales, Trier

Baños termales imperiales de Trier

Konstantinbasilika - Basilica de Constantino

Adosada por uno de sus lados se encuentra la Basílica de Constantino o Aula Palatina, una basílica palaciega romana con estructura paleocristiana construida alrededor del año 300 d. C. durante los reinados de Constancio Cloro y Constantino el Grande.

La basílica de Constantino era parte de un complejo palaciego con otros edificios más pequeños que no se conservan. Contiene la sala más grande que se conserva de la antigüedad con una longitud de 67 m, una anchura de 26 y una altura de 33 m. No tiene columnas en el interior y por sus paredes de ladrillos y su suelo de mármol discurría un sistema de calefacción.

Durante la Edad Media su ábside sirvió como residencia del obispo de Trier y en el siglo XVII y sufrió grandes remodelaciones al construirse a su lado el Palacio Electoral, pero en el siglo XIX, Federico Guillermo IV de Prusia le devolvió el estado romano original.

Tras los destrozos de la guerra, no se reconstruyeron las decoraciones interiores, dejando las paredes de ladrillo desnudas como puedes verlas en la actualidad. Un templo extremadamente sencillo y a la vez grandioso.

Basilica de Constantino, Trier

Basilica de Constantino, Trier

Kurfürstliches Palais - Palacio Electoral

A su lado se encuentra el palacio Electoral, otro de los lugares que nos encantó entre las cosas que ver en Trier. Este fue la residencia de los Príncipes-Obispos de la ciudad entre los siglos XVII y XVIII que gobernaban el estado electoral de Tréveris.

A partir del siglo XI, los arzobispos de Tréveris utilizaron como fortaleza la basílica de Constantino, de la que sólo se conservaban los muros exteriores. Y a finales del siglo XVI, el arzobispo Johann von Schönenberg proyectó edificar una residencia al estilo del Renacimiento alemán, para lo que tuvo que ser demolida parte del conjunto formado por la basílica.

A partir de 1756, el arzobispo elector Johann IX Philipp von Walderdorff hizo reconstruir el ala sur del palacio de Tréveris en estilo rococó y los jardines barrocos fueron equipados con bellas estatuas. Después fue utilizado como cuartel por las tropas francesas y prusianas en el siglo XIX y sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero aún puedes admirar su maravillosa fachada rosa con decoraciones rococó y pasear por los jardines y ver sus fuentes y esculturas abiertos al público desde principios del siglo XX.

Palacio Electoral de Trier

Palacio Electoral de Trier

Hauptmarkt - Mercado principal

Paseamos ahora por la Grabenstraße, una de las calles principales de Trier, en la que hay un buen número de comercios, y llegamos a la Haupmarkt, plaza principal y la más grande que ver en Trier, lugar de venta de mercancías y comercio en la ciudad medieval.

La mayoría de las casas son renacentistas, barrocas y clasicistas, entre ellas destaca la Hauptwache (H & M), la Steipe con dos guerreros protegiendo sus esquinas, o la Rotes Haus ubicada a su lado con una cornisa fantástica.

En el centro de la plaza podrás ver la cruz del mercado, que recuerda el permiso de hacerse allí el mercado en el año 958. Sobre una antigua columna romana, un capitel la cruz del mercado en rojo con una imagen del Cordero de Dios con una cruz y un estandarte de la victoria. La original, totalmente lisa, se encuentra en el Museo Municipal Simeonstift.

Y también hay una preciosa fuente, la Petrusbrunnen o fuente de San Pedro, que fue creada en 1594 con la imagen de San Pedro, patrón de la ciudad. Una cuenca hexagonal con las cuatro virtudes cardinales con amorcillos, diferentes animales. Acompaña a la decoración el escudo de la ciudad, el de la diócesis de Trier y el del obispo Juan VII de Schönenberg.

En uno de los lados de la plaza podrás ver una puerta barroca de 1731 que es el único acceso a la Iglesia de San Gangolf, un edificio de estilo gótico tardío al que se le añadieron elementos barrocos. que sobresale entre los edificios de la plaza con su torre de principios del siglo XIV, a la que se le amplió el resto en 1507, con la galería y las cuatro pequeñas torres de las esquinas.

Bajo tres bonitos edificios de la plaza de fachada blanca con entramado de madera (en uno está Calcedonia), hay un arco que te conduce por una estrecha calle al antiguo barrio judío de la ciudad.

Hauptmarkt  de Treveris

Hauptmarkt  de Treveris

Hauptmarkt  de Trier

Fuente de la Hauptmarkt  de Trier

Iglesia de san Gagolf de Trier

Catedral de San Pedro

Desde la plaza, tomando la Sternstraße, llegamos a la plaza de la catedral, un amplio espacio en el que destaca este maravilloso edificio de la Catedral de San Pedro, la iglesia episcopal más antigua de Alemania.

La catedral se construyó por el emperador Constantino, entre los años 310 y 320, sobre un edificio palaciego romano de los siglos II y III d.C., algunas de sus partes se encuentran bajo el crucero actual de la catedral.

Comenzó siendo un complejo de dos basílicas de tres naves entre las que había un baptisterio cuadrado, que ahora está marcado en el pavimento de la catedral.

En el siglo V la catedral se incendió y sólo los muros exteriores en pie, siendo restaurado lo que era el baptisterio, hoy crucero, pero la invasión normanda de Tréveris en el año 882, lo daña todo gravemente.

La reconstrucción es lenta a partir del siglo X, en el que se rediseña y comienzan las obras románicas, que contribuyeron a crear el aspecto actual de la fachada con el ábside y las torres. Se creó un coro en el ábside y se fue unificando todo a partir de entonces dejando intactas la estructura y la planta románicos, pero asegurando estáticamente la iglesia, mediante la bóveda de la catedral integrando elementos góticos.

La torre se elevó y pasó a ser barroca a principios del siglo XVI, esto sucedió ya que la torre de San Gangollf, había sido aumentada en altura, y no podía ser más alta que esta. 

También el incendio de 1717 provocó un rediseño barroco, siendo uno de los mayores cambios la construcción de la Capilla de la Santa Túnica junto al coro para poder presentar la sagrada que allí se guarda para que la contemplasen los peregrinos (no está visible).

Catedral de San Pedro, Trier

Catedral de San Pedro, Trier

Catedral de San Pedro, Trier

Catedral de San Pedro, Trier

Catedral de San Pedro, Trier

Catedral de San Pedro, Trier

Catedral de San Pedro, Trier

Puedes ver las reliquias de la catedral de Tréveris junto con los archivos de la catedral en un edificio adyacente. Se conservan varias joyas en la catedral de Trier, una de las que nos llamó la atención fue el relicario de Andreas Tragaltar en forma de caja, una de las obras más importantes de la orfebrería otoniana fabricada entre el 950 y 993 y en él se guarda una sandalia del apóstol Andrés y eslabones de la cadena de San Pedro.

Y también el clavo de la cruz de Cristo regalado por la emperatriz Elena al que se le hizo un magnífico relicario decorado por todos lados con piedras preciosas y placas de esmalte en el que cabía con precisión el clavo.

Reliquias de la Catedral de San Pedro, Trier

Reliquias de la Catedral de San Pedro, Trier

Domfreihof

A un lado de la catedral se encuentra el Domfreihof, un bonito edificio que era la oficina del rectorado de la catedral, una antigua curia canónica de los Zolvern, una familia noble luxemburguesa.

El aspecto actual del edificio fue dado en 1656 por Karl Kaspar von der Leyen, arzobispo y elector. Un alto muro junto a la fachada principal en la que vivía el servicio, protege un patio abierto con cocheras y la casa de los caballeros que se encuentra al fondo con unencuentra un amplio jardín.

En 1860 se reconstruyó siendo lugar de reunión del Tribunal de la Paz entre 1795 a 1798, y posteriormente fue una imprenta.

Domfreihof, Trier

Liebfrauenkirche - Iglesia de Nuestra Señora de Treveris

Pegadita a la catedral se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de Treveris, que fue construida entre 1235 y 1260 y junto con la Catedral de Magdeburgo es uno de los primeros ejemplos de arquitectura gótica alemana.

Fíjate en su bella portada ricamente decorada con figuras alegóricas de la iglesia y la sinagoga, una yuxtaposición medieval.

Su interior de planta de cruz griega te encantará, en el centro la bella cúpula, punto de intersección de las naves. Se encuentra decorada con frescos del siglo XV pintados en sus doce columnas simbolizando a los apóstoles. Y también podrás ver algunas tumbas de personajes importantes de la ciudad, como lo del noble local, Karl von Metternich (1636).

Iglesia de Nuestra Señora de Treveris

Iglesia de Nuestra Señora de Treveris

Iglesia de Nuestra Señora de Treveris

Porta Nigra - Puerta Negra

La Porta Nigra o Puerta Negra es el edificio más emblemático que ver en Trier, fue construida en el año 170 d.C. y tenía originalmente 36 metros de largo, 21metros de ancho y casi 30 de alto metros de alto.

Era la entrada norte a la ciudad de Augusta Treverorum y para su construcción se utilizaron en total unos 7.200 bloques de piedra, el mayor de los cuales pesa seis toneladas. El edificio no estaba destinado principalmente a fines de defensa por lo que quedó inacabado debido a limitaciones en los fondos destinados para su construcción.

Además de la Porta Nigra existía la Porta Alba (Puerta Blanca), la Porta Media (Puerta del Medio) y la Porta Inclyta (Puerta Famosa).

Porta Nigra de Tier

Casa de Karl Marx

Puedes incluir entre las cosas que ver en Trier, la casa donde nació en 1818 Karl Marx, el padre del comunismo y del socialismo moderno.

Este edificio residencial barroco fue construido en 1727 y después de varios usos, en 1947 abrió sus puertas como un museo consagrado a la vida y obra de Karl Marx. En la actualidad, es un museo dedicado a la vida y obra de Marx y a la historia del comunismo.

En tu paseo por la ciudad podrás ver su escultura y también semáforos con su silueta, colocados para celebrar el 200 aniversario de su nacimiento.

Casa de Karl Marx

Semáforos de Karl Marx, Trier

S. Paulus Kirche - Iglesia de San Pablo

La iglesia de San Pablo fue construida sobre una anterior que estaba muy deteriorada en 1907 en estilo neorrománico, y en ella destaca su torre diseñada como una basílica con crucero.

Al haber muchas iglesias en Tier y pocos parroquianos para tantas se comenzó a utilizar para diferentes eventos de la ciudad como la exposición interactiva Diálogo en la oscuridad, Dialog im Dunkeln, que estuvo abierta hasta finales de 2019. En ella personas ciegas guían a grupos de visitantes a través de la exposición completamente a oscuras para experimentar situaciones cotidianas alejándolos por un momento de sus rutinas de percepción habituales.

Iglesia de San Pablo, Trier

Frankenturm

Otro de los monumentos interesantes que ver en Treveris es la Frankenturm, construida alrededor del año 1100 imitando el aspecto de las ruinas romanas y su material.

Originalmente tenía cinco pisos de altura, todos ellos revestidos con bloques de piedra caliza atravesados con capas dobles de ladrillo romano prelavado y saeteras y ventanas románicas.

Actualmente hay en Trier 13 casas torre medievales, aunque la mayoría se encuentran incluidas entre las construcciones de edificios, en épocas posteriores.

Frankenturm, Trier

Thermen am Viehmarkt -Termas del mercado

El último de los lugares que incluimos en las cosas que ver en Treveris fueron las Termas del Mercado. Se nos hizo tarde y cuando llegamos ya estaban cerradas, pero por suerte unas grandes cristaleras permiten hacerse una pequeña idea de lo que allí se guarda.

Fue un descubrimiento accidental en 1987 durante las excavaciones para hacer un aparcamiento subterráneo, y el edificio que las exhibe fue muy criticado, ya que para hacerlo se destruyó parte de la estructura.

Allí se encontraban las termas del mercado construidas en el siglo I, y que fueron las más utilizadas entre los siglos III y IV, sobre parte de sus ruinas, en los siglos XVII y XVIII, la Orden de los Capuchinos construyó varios edificios.

Termas del mercado, Trier

Mapa con todo lo que ver en Trier


Vídeo de Trier


Qué ver cerca

Trier se encuentra cerca de la frontera con Luxemburgo y también es un excelente lugar para explorar el Valle del Mosela con maravillosas lugares como Cochem, Beilstein, el Castillo de Eltz o Bernkastel-Kues entre otras maravillas. Y que puedes conocerlo además de en coche, en este bonito paseo por el Mosela desde Cochem.

Y ahora ya sabes que ver en Treveris, o en Trier, como prefieras llamarlo, una ciudad con un montón de lugares interesantes que visitar entre los que se encuentran nueve, declarados patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Si has visitado Treveris y has visto alguna cosa más que incluirías en esta guía por la ciudad, cuéntanosla dejando un comentario. Nos encantará leerte y aumentar la lista.

Publicar un comentario

0 Comentarios