Lugares imprescindibles que ver en Nimes

Hoy queremos enseñarte los lugares imprescindibles que ver en Nimes, una hermosa ciudad del sur de Francia, candidata a Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Esta ciudad de Arte e Historia, es conocida como la "Roma francesa" por sus increíbles monumentos romanos. El más conocido es su impresionante anfiteatro, pero tiene otros alucinantes como la Maison Carrée o el Pont du Gard a las afueras. Pero además, la ciudad tiene mucho que ver, recorrer su centro histórico te deparará muchas sorpresas. ¿Nos acompañas?

Lugares imprescindibles qué ver en Nimes

Índice del artículo
  1. Dónde está Nimes
  2. Un poco de historia
  3. City Pass de Nimes
  4. Que ver en Nimes
        1. Explanada de Charles de Gaulle
        2. Anfiteatro de Nimes - La Arena
        3. Museo de la Romanidad
        4. Iglesia de Saint Paul
        5. Maison Carrée
        6. Carré d'Art Jean Bousquet
        7. Más museos de Nimes
        8. Jardines de la Fuente
        9. Puerta de Augusto
        10. Iglesia de Saint-Baudile
        11. Torre del reloj
        12. Catedral de Notre-Dame y Saint-Castor
        13. Capilla de los jesuitas
        14. Castellum Aquae
  5. Puente del Gard
  6. Vídeo con lo imprescindible que ver en Nimes
  7. Qué ver cerca de Nimes

Dónde está Nimes

Esta es la ubicación de Nimes. Es la capital del departamento de Gard, en la región de Occitania situada al sur de Francia.


Un poco de historia

A pesar de lo que pueda parecer por sus vestigios romanos, Nimes en sus orígenes fue un asentamiento galo, pero fue ocupada por los romanos entre los años 120 y 117 a. C., para incorporarla en la Vía Domitia y asegurar el camino a Hispania.

Alrededor del año 50 a. C. se convierte en colonia romana, con el nombre que los galos le habían dado en sus orígenes: Nemausus. Y alcanzó su apogeo con el emperador Augusto, que fue el que dejó los famosos monumentos romanos de la ciudad.

Cayó en poder de los visigodos, musulmanes, visigodos, carolingios y en el 872 la ciudad pasó al conde de Tolosa y tras pertenecer a diferentes vizcondados y dinastías, en 1271 fue incorporada a la corona de Francia.

Durante la Reforma fue bastión hugonote, produciéndose la Michelade en 1567, una matanza de católicos. Un largo periodo de decadencia comenzó con la revocación en 1685 del Edicto de Nantes, hasta el siglo XIX, en el que se inició un periodo de prosperidad económica.


El Cocodrilo y la palmera

En tiempos romanos y tras la campaña de Egipto, algunos de los soldados de Augusto se establecieron en Nîmes. Su victoria fue simbolizada por un cocodrilo encadenado a una palmera, representando la victoria de Egipto por el Imperio romano.

Está representación se pudo ver acuñado en monedas, posteriormente François I lo añadió a su escudo de armas. Ya en 1980, Philippe Starck lo añadió al logotipo turístico de la ciudad.


El denim

Te preguntarás que tiene que ver el denim con la ciudad de Nimes, nosotros te lo explicamos. A finales de la Edad Media, la ciudad destacó por sus pañeros, éstos desarrollaron el trabajo de la seda y de una tela de algodón para la ropa de los trabajadores de las minas. 

Ésta. fue llamada la tela de Nîmes, y dicen que fue el comienzo de la tela vaquera o “Denim”, ya que la pronunciación “de Nimes” es “de nim”.


City Pass de Nimes

Si algún día vas a visitar la ciudad, te recomendamos que pases primero por la oficina de turismo de Nimes. Está situada justo frente del anfiteatro, no tiene perdida. Allí te contarán todas las cosas que ver en Nimes. Además puedes comprar la tarjeta turística Nimes CITYPASS.

La Nimes CITYPASS, la hay por periodos de 2, 4 o 7 días, e incluye el acceso a los siguientes sitios o servicios:

  • Tres monumentos romanos: La Arena, Maison Carrée y Torre Magne
  • Museos de la Romanidad, Carré d'Art, Bellas Artes, Culturas Taurinas, Viejo Nîmes, Historia natural.

También incluye una visita guiada por la ciudad o un paseo en trenecito turístico. Y la visita a la Cripta de la abadía de Saint-Gilles y al recinto del Pont du Gard, situados ambos a pocos kilómetros de la ciudad.

City Pass de Nimes

Qué ver en Nimes

Y ahora te vamos contando los imprescindibles que ver en Nimes, seguro que te va a encantar. Si has estado, y ves que nos queda algo interesante, déjanos un comentario contándonoslo.


Explanada de Charles de Gaulle

La Explanada Charles de Gaulle es la antesala al gran anfiteatro de Nimes. Tiene casi una hectárea de terreno y en el centro la fuente Pradier de 1845. Está esculpida en mármol blanco la figura de una mujer representando a Nimes, fíjate bien en su corona, ya que es uno de los principales monumentos que ver en Nimes, al que luego iremos: la Maison Carrée.

Fuente de la explanada Charles de Gaulle de Nimes

A un lado podemos ver la Iglesia Santa Perpetua y Santa Felicidad, que destaca por su alto campanario terminado en aguja. Es de estilo ecléctico, y como curiosidad, decir que primera piedra fue colocada por Louis Napoleón Bonaparte, en el año 1852.

Iglesia Santa Perpetua de Nimes

Anfiteatro de Nimes - La Arena

El lugar con más historia que ver en Nimes es su anfiteatro, considerado el mejor conservado del mundo romano y construido sobre el siglo 10 d.C., pocos años después el Coliseo de Roma.

La arena de Nimes mide más de 130 metros de largo por 100 metros de ancho y 21 metros de alto con dos niveles de arcadas, conservando su altura original. Tiene 5 galerías circulares para permitir una perfecta circulación interior, muchas de sus escaleras y 34 gradas para más de 23000 galorromanos. Los espectadores se sentaban distribuidos por rango social, para ver los numerosos espectáculos de luchas de fieras o entre gladiadores.

En la Edad Media, el anfiteatro de Nimes se utilizó como refugio para la población en tiempos de peligro. Más adelante y hasta el siglo XIX, en su interior se construyeron viviendas particulares, capillas y el castillo de los vizcondes de Nîmes. Pero en 1809 fueron desmantelados para que la Arena recuperase su aspecto inicial.

Anfiteatro de Nimes

La Arena de Nimes

Anfiteatro de Nimes

Anfiteatro de Nimes

Anfiteatro de Nimes

Anfiteatro de Nimes

En la actualidad siguen celebrándose eventos, de hecho, cuando estuvimos nosotros en la arena pudimos ver una barra de bar, imaginamos que para un concierto.

Hay corridas de toros durante las dos ferias anuales, en honor a los toreros, delante del anfiteatro, hay una bonita estatua de bronce de un torero con su capote. Tambien se celebran los Grandes Juegos Romanos durante un fin de semana del mes de abril, legionarios romanos, miembros de la corte imperial, jinetes y carros rememoran los juegos.


Museo de la Romanidad

Junto al anfiteatro se encuentra uno de los museos más interesantes que ver en Nimes, El Musée de la Romanité, se encuentra en un edificio contemporaneo inaugurado en el 2018.

Éste alberga una interesante colección de todo tipo de objetos y piezas etruscas, romanas, románicas, medievales... También mosaicos hallados en diferentes excavaciones. Un repaso a la historia de Nimes a través de diferentes tecnologías con piezas extraordinarias.

Entre las colecciones nos encantaron las maquetas de Auguste Pelet a escala 1/100, presentadas en la exposición universal de 1839.

Museo de la romanidad de Nimes

Museo de la romanidad de Nimes

Museo de la romanidad de Nimes

Museo de la romanidad de Nimes

Museo de la romanidad de Nimes

Museo de la romanidad de Nimes

Museo de la romanidad de Nimes

Museo de la romanidad de Nimes

Iglesia de Saint Paul

Nuestro siguiente destino fue la Iglesia de Saint Paul, construida entre 1835 y 1849 y catalogada como monumento histórico en 1909.

Destacan en su fachada todos los herrajes de las puertas, realizadas en 1845 por el herrero Pierre Boulanger, autor de las del portal central de la catedral Notre-Dame de Paris. Y en el interior las pinturas murales de Hippolyte Flandrin, las vidrieras y el órgano.

Iglesia de Saint Paul de Nimes

Iglesia de Saint Paul de Nimes

Maison Carrée

La Maison Carrée fue dedicada a Cayo y a Lucio Cesar, nietos del emperador Augusto y formaba parte del foro. Fue la construida en el siglo I d.C. inspirándose en los templos de Apolo y Marte de Roma.

Se encuentra elevado en un pódium al que se llega por unas escaleras, tiene columnas libres en su fachada principal y en el pórtico, y columnas adosadas al muro en tres de sus lados, todas con capiteles corintios. Sus medidas son 26 x 15 metros, está hecho completamente de mármol y no tiene divisiones interiores.

Está maravillosamente conservado gracias a que se continuó utilizando para diferentes usos como iglesia, casa consular, prefectura del Gard, archivos departamentales y en 1823 hasta 1907, en el primer museo de Nimes.

En el interior se proyecta un video con la historia de la Nimes romana, aunque en la actualidad se encuentra cerrado por obras de mantenimiento. Desde 1840, es monumento histórico de Francia.

Maison carree de Nimes

Carré d'Art Jean Bousquet

En 1993, se inauguró el museo de arte contemporáneo de Nimes al que se llamó Carré d'Art Jean Bousquet, y fue diseñado junto con la plaza por el arquitecto Norman Foster.

El edificio reúne biblioteca, mediateca y museo de arte contemporáneo con cerca de 500 obras desde los años 60 hasta la actualidad.

Carré d'Art Jean Bousquet de Nimes

Más museos de Nimes

Hay muchos museos interesantes, algunos de ellos están incluidos con el City Pass. Estos son algunos de los que puedes ver en Nimes:

Musée du Vieux Nîmes. Instalado en el antiguo palacio episcopal del siglo XVII. Un repaso a la historia de la ciudad a través de objetos cotidianos, tradiciones e industria textil desde desde finales de la Edad Media. Una sala está dedicada al "denim".

Museo del Viejo Nimes

Musée des Cultures Taurines Claude et Henriette Viallat. El Museo de las culturas taurinas es único en Francia, y nos habla de las tradiciones del mundo de la tauromaquia de la región y también a nivel internacional.

Musée d’Histoire Naturelle. El Museo de Historia Natural fue inaugurado en 1895, y se encuentra instalado en un antiguo claustro y capilla del siglo XVII.

Musée des Beaux-Arts. El Museo de Bellas artes reúne un total de 3600 obras, entre las que destaca la colección de arte italiano de los siglos XVI y XVII y la de arte francés del siglo XIX.


Jardins de la Fontaine

Te recomendamos que entre las cosas que ver en Nimes incluyas un paseo a los Jardines de la Fontaine. Fue creado en 1745 por Jacques-Philippe Mareschal. La quai de la Fontaine, es una preciosa alameda que te conduce a los jardines.

Quai de la Fontaine, Nimes

Jardin de la Fontaine, Nimes

Jardin de la Fontaine, Nimes

Jardin de la Fontaine, Nimes

El jardín tiene un total de 15 hectáreas, tiene un jardín clásico del siglo XVIII, y un jardín mediterráneo con estanques, paseos, jardines y fuentes. Y allí mismo podrás ver dos importantes monumentos de la ciudad: el Templo de Diana y la Tour Magne.


Templo de Diana

No se sabe exactamente que función cumplía el Templo de Diana, pero probablemente se trataba de un santuario. Cuenta con elementos constructivos de templos grecorromanos aunque por desgracia un gran incendio, alrededor de 1570, lo dejó como podemos ver en la actualidad, una nave con bóveda de cañón y dos corredores laterales.

Templo de Diana, Nimes

Tour Magne

Si paseas hasta el final del jardín y llegas a lo alto del cerro, llegarás a la Tour Magne, la verdad es que merece la pena que incluyas la visita entre las cosas que ver en Nimes, tanto por historia como por las vistas.

La Tour Magne fue la torre más alta de las murallas romanas de la ciudad y sirvió de atalaya, porque desde allí como comprobarás tras subir por sus escaleras de caracol, las vistas a la ciudad son realmente espectaculares.

Fue construido hacia el año 15 a.C. sobre una torre de la Edad del Hierro, aunque de ella no quedan restos. Tiene forma octogonal, una altura de 32 metros y tenía tres niveles más la base, aunque el último ya no existe.

Torre Magda, Nimes

Vistas desde la torre Magda, Nimes

Puerta de Augusto

Nemausus estaba rodeado por murallas construidas entre los años 16 -15 a.C., se cree que eran las más grandes de la Galia romana, con un perímetro de 7 kilómetros, 10 puertas de acceso y unas 80 torres de defensa.

De sus puertas tan solo quedan dos, la principal es la Puerta de Augusto, llamada así porque su inscripción nos cuenta que fue este emperador el que la financió. Tiene cuatro arcos, los grandes para carros y los pequeños para peatones y era el paso de la Vía Domitia que llegaba desde Roma hasta Cádiz.

La otra que se conserva es la Puerta de Francia, tan solo queda de ella un arco, aunque estuvo protegida por una torre a cada lado.

Puerta de Augusto: Qué ver en Nimes

Iglesia de Saint-Baudile

Junto a la Puerta de Augusto se encuentra uno de los templos que ver en Nimes, la Iglesia de Saint Baudile, es de estilo neo-gotico construida entre 1867 y 1877.

En el exterior destacan sus dos torres de más de 70 metros de altura, y, si tienes la suerte de verla abierta (nosotros no), podrás admirar sus hermosas vidrieras y los órganos de Vicente Cavaillé-Coll, entre otras cosas interesantes.

Iglesia de Saint Baudile de Nimes

Iglesia de Saint Baudile de Nimes

Iglesia de Saint Baudile de Nimes

Torre del reloj

Paseando por el casco histórico te darás cuenta del buen ambiente que tiene la ciudad y verás algunas grandes mansiones construidas muchas gracias al auge de su industria textil. A pesar de tener fachadas sobrias, tienen bellos jardines posteriores y patios interiores. Pasea por sus plazas, calles comerciales y descubre sus bellos rincones.

En el mismo centro, en una de las zonas más bulliciosas, se encuentra la Torre del reloj, reconstruida en el siglo XVIII. Es una torre de 31 metros de altura con campana de hierro forjado y un reloj. Está catalogada como monumento histórico desde 2011.

Plaza de la Torre del Reloj de Nimes

Catedral de Notre-Dame-et-Saint-Castor

Muy cerquita está la Catedral de Notre-Dame-et-Saint-Castor, el templo con más interés que ver en Nimes, pero para nuestra “desgracia”, la fachada principal estaba en obras, y el templo cerrado.

Fue consagrada en 1096, y el friso superior es algo realmente maravilloso, es considerado como una de las obras más importante de la escultura románica en el sur de Francia. Los motivos del frontón y también los de la cornisa, con hojas de acanto están inspirados en la Maison Carrée.

Catedral de Nimes

Catedral de Nimes

Chapelle des Jésuites

La Capilla de los Jesuitas es un templo de finales del siglo XVII, catalogado como Monumento Histórico. Esta capilla de proporciones armoniosas, fue restaurada en 1985, y en la actualidad alberga eventos culturales y exposiciones.

Capilla de los Jesuitas de Nimes

Castellum Aquae

Otro de los rstos romanos que ver en Nimes es el Castellum Aquae, una cavidad de casi seis metros de diámetro y 1,40 de profundidad que fue el punto de llegada del acueducto.

El agua, regulada por válvulas, llegaba por tuberías a las fuentes públicas y a las diferentes zonas de la ciudad, vuelven a sorprendernos los romanos con esta obra.


Puente del Gard

Si dispones de más días, para completar los imprescindibles que ver en Nimes, te recomendamos que te acerques al Pont du Gard, situado a unos veinte kilómetros de la ciudad

Este bello acueducto fue construido en el siglo I d.C., y catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su construcción fue necesaria para salvar las aguas del río Gardon (Gard) y es el más alto del mundo romano, tiene 275 metros de largo por 48 de alto, y tres niveles de arcadas superpuestas.

Pont du Gard de Nimes

Vídeo con lo imprescindible que ver en Nimes


Qué ver cerca de Nimes

Muy cerca de Nimes se encuentra la ciudad papal de Avignon, que estamos seguros de que te va a enamorar, como a nosotros. Puedes ver en este post, todo lo que ver en Avignon.

Y ahora ya sabes todo lo imprescindible que ver en Nimes, una ciudad galoromana que bien se merece una visita de un par de días para poder visitar con calma sus monumentos, sus museos y acercarte al Pont du Gard. ¿Lo conoces?

Publicar un comentario

0 Comentarios