Lugares imprescindibles que ver en Bolonia

Y por fin conocimos Bolonia, uno de los "platos fuertes" de este viaje por la Emilia Romagna, de la que por cierto es su capital. Una vibrante ciudad que cuenta con cuarenta kilómetros de arcadas y veinticuatro torres. Además es Capital Europea de la Cultura, Ciudad de la Música por la UNESCO y universidad más antigua del mundo occidental. ¿Necesitas más?


Lo ideal para conocer Bolonia es contar con un par de días, nosotros tan solo tuvimos uno y vimos casi todo, pero no pudimos detenernos demasiado en algunos lugares o museos interesantes.
Al final del post te cuento cómo llegar, verás un mapa con el recorrido, horarios y cosas que te vendrán bien en un viaje a la ciudad. ¡Empezamos!

QUÉ VER EN BOLONIA

Finestrela sul canale

Dejamos el coche en uno de los aparcamientos del exterior de la zona ZTL, si no sabes que es esto y vas en tu coche a la ciudad, te recomiendo que leas este post.

Nos dirigimos a la Vía Piella, es curioso ver a la altura del número 5-9, una pequeña ventana por la que se ve un lugar mágico: el Canale delle Moline,. Este fluye entre las casas, es sin duda una vista de postal y una de esas cosas originales que te gusta encontrar en las visitas.

Canale delle Molinem rio Piella, Bolonia

Murallas de Bolonia

Muy cerca se encuentra una de las puertas de la muralla, la Porta Govese. La ciudad estuvo rodeada por murallas hasta principios del siglo XX, pero fueron destruidas casi por completo para construir los viales.
Hubo tres cercos levantados a partir del siglo III, el primero tenía cuatro puertas. La expansión hizo que se construyese el segundo entre 1176 y 1192 con 18 torresotti (puertas), la Porta Govese es una de las cuatro que quedan.
La tercera muralla se construyó en el XIII, de ella se conservan las doce puertas que rodean el casco antiguo de Bolonia.

En la foto la Porta Saragozza, la estructura original fue sustituida por una nueva en el siglo XIX a la que se le añadieron arcos a los lados para conectar con las dos torres laterales.

Bolonia, Puerta Saragossa

Basílica de San Martino

La primera iglesia que vimos en la ciudad fue la Basílica de San Martino, construida en 1227. Su fachada es de 1879, es de terracota boloñesa y mármol de Carrara. En ella destacan las tres cruces que simbolizan el Calvario, en los cuatro extremos de la central, si te fijas, hay cuatro círculos, son cuatro placas traídas desde Túnez en 1879 que por dentro llevan la inscripción árabe "Allah hu Akbar" que significa "Dios es el más grande".
En las capillas del interior hay obras maestras de importantes artistas de Bolonia, que la convierten en una verdadera galería de arte.
La Columna que vemos en el centro de la plaza es de la Beata Vergine del Carmine, de Andrea Ferreri de 1705.

Basilica de San Martino, Bolonia

Según nos vamos acercando al centro, comenzamos a ver por las calles de Bolonia, sus famosos soportales. Son patrimonio de la UNESCO y solo en su casco antiguo se extienden ni más ni menos que 38 kilómetros. Alucinante ¿verdad? Lo más increíble es cómo se formaron, como la población creció demasiado rápido a finales de la Edad Media debido a la universidad, los pisos superiores de las viviendas se ampliaron prolongando las vigas maestras y sujetándolas por columnas, el paso seguía estando asegurado y la vivienda se agrandaba.


Basílica San Giacomo Magiore

Por la Vía Marsala llegamos a la via Zamboni, repleta de bellos soportales, para ver otra de las iglesias más interesantes de Bolonia, la Basílica San Giacomo Magiore.
Fue construida entre 1267 y 1315 y reformada a finales del siglo XV, es el resultado de la unión de varios estilos, románico en el exterior, y gótico y renacentista tardío en el interior. 
Podemos ver en el interior obras tan interesantes como la Capilla Bentivoglio finalizada en 1486, y que es considerada una de las creaciones más importantes del primer Renacimiento boloñés. Y también la Capilla Poggi, de 1561 con pinturas como el Bautismo de Cristo y las Historias del Bautista.

Basilica San Giacomo Magiore, Bolonia

Palazzo Manzoli-Malvasia

Continuando por la misma calle, se encuentra el Palazzo Manzoli-Malvasia. Construido en 1760 con interiores decorados con frescos de Gandolfi y Minozzi.

Las torres Garisenda y Assinelli

Por la Vía Zamboni llegamos a uno de los puntos turísticos principales de la ciudad, la Piazza di porta Ravegnana, que lleva el nombre del lugar donde se encontraba una de las cuatro puertas del primer cerco de la que lleva su nombre.

En ella se encuentran los símbolos de Bolonia: las torres Garisenda y Asinelli junto con la estatua de San Petronio, patrón de la ciudad. Todo ello rodeado por bellos edificios, palacios, y como no, soportales.

No se sabe muy bien el motivo de la construcción de tantas torres en la ciudad, dicen que más de cien. Seguramente, como vimos en San Gimignano, una muestra de poder de las familias más poderosas y posiblemente defensivas.

Torres Garisenda y Assinelli de Bolonia

La Torre Garisenda tiene 47 metros de altura, fue acortada en el siglo XV debido a problemas en el terreno, y tiene una inclinación de 3,22 metros respecto a la vertical, por ello no puede ser visitada.

La Torre degli Asinelli, por otro lado, mide 97,20 metros y su inclinación es de unos 1,3 metros. La base de la torre está reforzada y a lo largo de su historia pasó por diferentes usos como el de prisión, base de un repetidor de televisión, punto de observación en la Segunda Guerra Mundial, y para disfrute de las vistas de Bolonia en el siglo XXI.

Torres Garisenda y Assinelli de Bolonia

Torres Garisenda y Assinelli de Bolonia

La escalera de subida (la misma que la de bajada) es estrecha y a veces algo complicada, con rellanos, barandillas y algo de luz natural, nada imposible si se sube con calma. Pero ojo, porque son 498 escalones. Compensan las vistas desde arriba, algo realmente indescriptible, en días despejados, se puede ver el Adriático.

Dependiendo de la época del año que vayas, puedes encontrar que te venden el ticket en su interior o en la oficina de turismo. También puedes comprarla online en la web oficial
Estos son los Horarios y precios

Iglesia de San Bartolomeo y Gaetano

Por detrás de las torres, se encuentra la Iglesia de San Bartolomeo y Gaetano. De sus orígenes se conserva el portal del siglo XV, la torre y la cúpula se construyeron en 1694.

Iglesia de San Bartolomeo y Gaetano de Bolonia

Nos dirigimos ahora hasta la Basílica de Santo Stefano, pero de camino no podemos dejar de hacer fotos. En la plaza de la Mercancía, por ejemplo, nos encanta la casa Seracchioli reconstruida de la original medieval de 1200. Y un poquito más adelante la torre Alberici, de 27 metros de altura, construida en el siglo XII.

Plaza de la Mercancía de Bolonia

Casa Seracchioli y torre Alberici de Bolonia

Al final de Vía Stéfano podemos ver la plaza del mismo nombre, está rodeada de palacios con soportales, como no podía de ser de otra manera, entre los que destaca el Palazzo Isolani. La casa del siglo XV pertenecía a la familia Bolognini, comerciantes de seda de Bolonia, y fue adquirida y remodelada en 1700 por la familia Isolani.

Palacio Isolani, de Bolonia

Basílica de Santo Stefano

Pero vamos a lo que de verdad interesa, la Basílica de Santo Stefano. Ojo porque esta es otra de las visitas obligadísimas de Bolonia. Realmente esto que vamos a ver es el resultado de la unión de siete iglesias. Tras unas grandes restauraciones en 1880, quedaron tan solo la iglesia del Crucifijo, la iglesia del Santo Sepulcro y la iglesia de los Santos Vitale y Agricola.

Basílica de Santo Stefano de Bolonia

La iglesia del Crucifijo es de una sola nave y tiene la cruz suspendida de un gran arco de triunfo.

Basilica de Santo Stefano de Bolonia

A través de una puerta llegamos a la Iglesia del Santo Sepulcro, fundada por San Petronio, en el año 450, reproduciendo la tumba original, después de una peregrinación a Tierra Santa. Dentro del pequeño templo, que se encuentra rodeado por columnas, estuvo hasta el año 2000 el cuerpo del santo, patrón de Bolonia, que fue trasladado a San Petronio.
El origen del templo fue pagano y estuvo dedicado al culto egipcio de Isis, allí se hacía un ritual de inmersión en el agua similar al bautismo cristiano. El obispo Petronio lo convirtió en baptisterio cristiano. Los restos del templo de Isis son las siete columnas de mármol, adosadas a otras tantas de ladrillo colocadas en la Edad Media.
Hay un pozo, cubierto con una rejilla, que contiene el agua del antiguo manantial, considerada en la Edad Media agua milagrosa. Te puedes comprar un frasquito.

Basilica de Santo Stefano de Bolonia

Basilica de Santo Stefano de Bolonia

Junto a ella se encuentran la iglesia de San Vitale y Agrícola en cuyo interior se conservan las tumbas de los dos mártires boloñeses.  
También la Iglesia de la Trinidad, en ella se encuentra "La Adoración de los Magos", en madera, pintada por Simone dei Crocifissi en 1370. 
Y el patio de Pilato en el que podemos ver una pila en el centro donada por Liutprando, rey de los lombardos. Al fondo vemos la pared exterior del santo Sepulcro están hechas con baldosas de ladrillo de diferentes colores y formas haciendo bonitos dibujos.

Basilica de Santo Stefano de Bolonia

Fíjate en una de las ventanas, hay un gallo de piedra del siglo XIV, que simboliza el "Gallo di San Pietro", que conmemorar el episodio evangélico de la negación de Jesús.

El claustro de los benedictinos es de dos alturas y bellos capiteles, con un pozo en el centro que data de 1632, y desde el que podemos ver el campanario del siglo XIII, reformado en el siglo XIX.

Y para completar la visita puedes entrar al museo de Santo Stefano con dos salas, de magníficas obras de arte y tienda de los productos que los monjes benedictinos elaboran desde el año 1000.

Basilica de Santo Stefano de Bolonia

Tras ver esta maravilla, nos dirigimos a la Basílica de San Domenico, para llegar a ella pasamos por varios sitios interesantes, uno de ellos es la Iglesia San Giovanni in Monte.

Arcas de Egidio Foscherani y la de Rolandino di Passegeri

Vamos ahora hasta la Piazza de San Domenico, para ver dos curiosos sepulcros que se encuentran unto a la iglesia, son las llamadas Tumbas de Glossatori (juristas). Pertenecen a importantes personalidades de la Universidad de Bolonia que fueron enterrados en lugares de gran visibilidad por su importancia. 
Hay un total de cinco, son de la segunda mitad del siglo XIII y están compuestos por una pirámide que descansa sobre columnas de mármol, y un arca de mármol en el interior. En la plaza podemos ver las de Egidio Foscherani y la de Rolandino di Passegeri.

Arcas de Egidio Foscherani y la de Rolandino di Passegeri de Bolonia

Basílica de San Domenico

Los monjes dominicos llegaron a Bolonia en el año 1200 y se ubicaron en una iglesia que había en esta ubicación. Fue dedicada a Santo Domingo de Guzmán, y con el tiempo construyeron en su lugar ésta que vemos en la actualidad, donde honrar al santo y venerar sus restos. Éstos se encuentran guardados en el interior de un arca de mármol en su capilla. Uno de los mejores ejemplos del arte plástico italiano, adornado con bellas esculturas. 

Basílica de San Domenico de Bolonia

Incluso podemos ver el candelero con forma de ángel del gran maestro Miguel Ángel (el de la derecha). Merece la pena detenerse a verlo con calma.

Basílica de San Domenico de Bolonia

El interior de la Basílica de San Domenico, restaurada en 1732, se encuentra repleto de obras de arte de diferentes autores.

Basílica de San Domenico de Bolonia

Basílica de San Domenico de Bolonia

Archiginnasio de Bolonia

Nos dirigimos ahora a ver otro punto que no deberías perderte, se trata del Archiginnasio de Bolonia, palacio que fue sede de la antigua Universidad. En ella se encuentra la Biblioteca Comunal del Archiginnasio.

Archiginnasio de Bolonia

Archiginnasio de Bolonia

Puedes ver el impresionante patio interior con los escudos de las familias de estudiantes importantes que por allí pasaron, y darte un paseo por él. Hay además dos importantes salas el Teatro Anatómico y el Aula Stabat Mater.
El Teatro Anatómico fue diseñado en 1637 para las lecciones de anatomía y está construido en madera de abeto.
La sala Stabat Mater es espectacular, y se encuentra rodeada de estanterías llenas de libros y sus paredes decoradas con maravillosas pinturas.

Teatro Anatómico

Están abiertos de lunes a viernes de 10 a 18, los sábados de 10 a 19 y los domingos de 10 a 14. La visita del edificio es gratuita, pero se paga por ver las dos salas. 

Piazza Maggiore

La Piazza Maggiore es el punto neurálgico de la ciudad de Bolonia desde el año 1200, en la se aglutinan un montón de edificios interesantes y además siempre está lleno de gente: el Palazzo dei Notai; el Palazzo Comunale; el Palazzo dei Podestá, el Palazzo Re Enzo y la Basílica de San Petronio.


Basílica de San Petronio

Comenzamos por la Basílica de San Petronio, dedicada al patrón de Bolonia, que fue obispo en el siglo V y cuyos restos se conservan en el interior desde el año 2000.
Se comenzó a construir en 1390, con intención de que fuese más grande que San Pedro de Roma, pero el presupuesto no lo permitió. Así todo la basílica es enorme, es la quinta más grande del mundo, mide 132 metros de largo por 60 de ancho y la cúpula tiene una altura de 45 metros. En ella se coronó al emperador Carlos V.

Las obras duraron tres siglos, parándose y reiniciándose en numerosas ocasiones, y concluyeron definitivamente, quedando la fachada incompleta y el transepto sin llegar a ser construido.

Su espacioso interior gótico, es muy luminoso, tiene tres naves y capillas laterales que cada una guarda en su interior verdaderas obras de arte. En su suelo hay una gran meridiana de Giandomenico Cassini, dicen de ella que es la más grande del mundo.

SanPetronio, Piazza Maggiore de Bolonia

Basílica de San Petronio, Bolonia

Basílica de San Petronio, Bolonia

Palazzo dei Banchi

El edificio que se encuentra al salir a su derecha es el Palazzo dei Banchi, construido en 1412, y que lleva ese nombre por los bancos que en el siglo XV ocupaban los bajos. Jacopo Barozzi, diseñó la fachada que vemos en la actualidad en 1565.

Palazzo dei Banchi, Bolonia

Santuario di Santa María della vita


Por detrás del Palacio dei Podestá hay otro templo interesante, el Santuario di Santa María della vita, cuyos orígenes se remontan a 1687. En el interior destaca el retablo del altar mayor y el órgano y varias pinturas y esculturas, pero lo más famoso de esta iglesia es El Compianto de Niccolò dell'Arca, grupo escultórico hecho de terracota a finales del siglo XV.

El Compianto de Niccolò dell'Arca, Santuario di santa María della Vita. Bolonia

Palazzo dei Podestá

Otro de los edificios que destacan en la plaza más concurrida de Bolonia es Palazzo dei Podestá, edificado en el siglo XIII como residencia del podestá (alcalde) y como edificio público. De su estilo románico inicial, podemos ver tan solo la Torre dello Arengo. Las estatuas de terracota de los santos Petronio, Procolo, Domingo y Francisco, fueron añadidas en 1525 junto con la bóveda.

Palazzo Comunale 

El Palazzo Comunale es el resultado de la unión de varios edificios, la parte más antigua es de fines del siglo XIII. Fue renovado y ampliado, por el arquitecto Fioravante Fioravanti, en la primera mitad del siglo XV y después se le añade un reloj en la torre Accursio.

Nos salimos un momento de la plaza Maggiore, para conocer el edificio que alberga la Colección Municipal de Arte que está por detrás y dos iglesias, pero volveremos a ella.

Piazza Maggiore de Bolonia
Palazzo Comunale y Palacio dei Podesta 


Collezioni Comunali D'Arte

El edificio que alberga la Coleción Municipal de Arte, se encuentra adosado al Palazzo Comunale por detrás, y alberga 250 pinturas y muebles, porcelanas, telas, y crucifijos de madera medievales de iglesias en el área de Bolonia.

Collezioni Comunali D'Arte de Bolonia

Chiesa de San Salvatore

Nos dirigimos por la via IV de Novembre a la Iglesia de San Salvador. Construida entre 1605 y 1623 en estilo barroco por Tomasso Martelli y con muchas similitudes con Il Gesú de Roma, referente de gran parte de la arquitectura italiana de los comienzos del Barroco.

Chiesa de San Salvatore de Bolonia

Torresoto o Porta Nova 

Para visitar nuestro siguiente destino, pasaremos por la Porta Nuova, que perteneció al segundo cerco de la muralla de Bolonia, siendo construida entre 1176 y 1192.

Chiesa de San Francisco

Los franciscanos, establecidos en la ciudad desde 1211, construyeron este magnífico templo entre 1236 y 1263. Merece la pena detenerse a ver su fachada principal y los contrafuertes. El interior gótico es muy luminoso y fue restaurado en 1886 tras el saqueo de las tropas napoleónicas.

En el exterior podemos ver de nuevo las Tumbas de Glossatori, en este caso las de Odofredo, Rolandino dei Romanzi, Accursius y su hijo Franciscus.

Iglesia de San Francisco de Bolonia

Piazza Nettuno

Regresamos a la Piazza Maggiore para continuar la visita hacia el norte de Bolonia, y nos dirigimos a la Piazza Nettuno con la que se encuentra comunicada. En ella vemos una de las fachadas del Palazzo dei Podesta y a su lado el Palazzo Re Enzo.

El Palazzo Re Enzo fue construido entre 1244 y 1246, y fue residencia del rey Enzo, hijo del emperador Federico II Hohenstaufen, capturado durante la batalla de Fossalta en las cercanías de Módena, donde permaneció hasta su muerte en 1272. Encima del Plazzo Re Enzo, puede verse la Torre Lambertini.

Piazza Nettuno de Bolonia

Fontana de Nettuno

En el centro se encuentra la Fontana dei Nettuno, proyectada por el arquitecto y pintor Tomasso Lauretti en 1563, en el centro, una enorme estatua en bronce del dios Neptuno, de 3,20 metros de altura, obra de Giambologna.

Hay una perspectiva que buscan en esta estatua los fotógrafos, si te sitúas por detrás y un poco en diagonal, el dedo pulgar de su mano parece otra parte de su cuerpo 😉.

Fontana dei Nettuno de Bolonia

Además de esta, hay más curiosidades en la ciudad, por ejemplo las tres flechas clavadas en el techo de una de las casas de Bolonia, llamada por ello Casa de las tres flechas y se encuentra en la Calle Maggiore. 
Cuentan que estas acabaron clavadas ahí debido al despiste de unos atracadores, que queriendo matar a un hacendado local, vieron a una mujer desnuda en una ventana, y se les escaparon las flechas en esta dirección.

Casa de las tres flechas, calle Maggiore de Bolonia

También has de fijarte en las pinturas del techo de las arcadas que hay bajo la Torre Scappi, en la Via Independenza, que nos recuerdan que el cannabis fue legal en Bolonia. En ellas podemos leer en latín Panis vita, canabis protectio, vinum laetitia, que quiere decir algo así como: El pan es vida, el cannabis protección, el vino alegría. 

Palazzo d'Accursio

El Palazzo d'Accursio, también está situado en la plaza y alberga la bellisima Biblioteca Salaborsa. En su interior, bajo un suelo transparente, hay además algunos descubrimientos arqueológicos de diversas civilizaciones, edificios públicos y religiosos, tres pozos de agua subterránea y muchas más cosas interesantes. Todo se puede ver en una visita guiada gratuita, pero hay que reservarla.

Más Torres interesantes

Dejando atrás estas dos maravillosas plazas y camino a la Catedral de San Pedro, podemos ver cuatro torres interesantes: 
La Torre Scappi, con una altura de 38,40 metros; la Torre Azzoguidi, o Torre Altabella con 61; la Torre Prendiparte o Torre Coronata, con 60; y la Torre de Guidozagni con 20.

Torres de Bolonia

Torres de Bolonia (foto de una foto)


Catedral de San Pedro

Y llegamos a la Catedral Metropolitana de San Pedro de Bolonia, cuyos orígenes se remontan al siglo X, aunque como es habitual, tuvo muchas reconstrucciones a lo largo de los siglos, sobre todo las hechas tras un gran incendio en 1131, y un terremoto en 1222.
La mayor reforma fue hecha en 1605, momento en el que se eliminó la estructura original románico-gótica. La fachada de Alfonso Torreggiani se levantó en 1754 encargada por el Papa Benedetto XIV, nacido en la ciudad. 

El interior de la iglesia se encuentra adornado con las pinturas de Prospero Fontana (1579), Ludovico Carracci (1618), Marcantonio Franceschini (1728) y Donato Creti (1740). Es muy interesante el tesoro de la catedral que alberga enseres litúrgicos y ropajes de gran valor artístico.

El campanario es mide 70 metros de altura se inició en 1184 y concluyó en 1426, en su interior se encuentra la campana llamada "la nonna" (la abuela) que pesa 33 toneladas.

Catedral de San Pedro de Bolonia

Catedral de San Pedro de Bolonia

Y hasta aquí, todo lo que pudimos ver en nuestra visita a Bolonia, como ves tiene muchísimo y muy interesante, así que tómalo con calma y si dispones de un par de días, muchísimo mejor.


INFORMACIÓN ÚTIL PARA VISITAR BOLONIA

A continuación, tienes un mapa con el itinerario y todos los lugares de interés que mencioné en esta publicación, que espero que te sirvan de ayuda.


¿Cómo llegar a Bolonia? 

Coche. Si como nosotros llegas en coche, te recomiendo aparcar en la zona exterior de la ZTL. Si no sabes que es esta zona, te recomiendo que leas nuestro artículo antes de viajar en coche a Italia. Tienes aquí el lugar donde se encuentran los principales parkings.

Tren. La Estación Central de Bolonia se encuentra en una ubicación muy cómoda para dirigirte al centro. Está a poco más de un kilómetro de la Piazza Maggiore.

AviónPuedes coger el Aerobus de TPER (Trasporto Passeggeri Emilia-Romagna) que te lleva al centro de la ciudad y acaba la estación central de trenes. Se puede comprar online y en las máquinas del aeropuerto.
No te olvides de validar el billete al subir al bus, y si necesitas hacer trasbordo, este mismo billete te vale durante 75 minutos.
También puedes coger el Aerobus, sale cada 11 minutos desde y hacia el aeropuerto, la duración del recorrido es de 20 a 25 minutos. El último autobús desde Bolonia Airport sale a las 00.15 horas y el primer autobús desde la ciudad sale a las 05.00 horas. Aquí tienes todos los horarios, mapa de recorrido y precios.

Oficina de Turismo

Bologna Welcome 
Piazza Maggiore, 40124, Bolonia
tel: +39 051 239660

¿Qué te ha parecido el recorrido por Bolonia? ¿Lo conocías ya? Cuéntamelo dejándome un comentario, y si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales, con los botones que hay más abajo.

Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. Para ser sinceros no teníamos casi conocimientos de esta ciudad. Nos encanta Italia, hemos estado en muchas ocasiones y afortunadamente conocemos varias ciudades, pero Bolonia era una desconocida... ¡Hasta hoy! Vaya post más detallado. Me he enamorado de la finestrela sul canale, y me encantan las ciudades con murallas y torres. Por cierto, que montón de basílicas. Nuestra peque es fan de las visitas a iglesias y catedrales, imagino que estaría es su salsa. Estaremos atentos a alguna oferta y te haremos caso, intentaremos pasar más de un día para poder aprovechar mejor la visita. ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  2. Siempre he asociado Bolonia con la universidad y pensaba que no tenía mucho más, ¡ya veo lo equivocada que estaba! Tiene mil cosas y rincones interesantes para ver. Voy a tener que buscar un vuelo barato y visitar Bolonia durante algún puente, ya que veo que con un día no es suficiente. Y cuando vaya me llevaré tu post, que no puede estar más completo.
    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  3. Me has descubierto una ciudad que desconocía. No tenía mucha referencia de ella, salvo por su antigua Universidad.
    Has estado un día, pero bien aprovechado, has tenido oportunidad de conocer tantos detalles... Me ha hecho gracia lo de la estatua del dios Neptuno, la gente le da vueltas a todo! 😂😂
    Las torres sobresalen una barbaridad, no sé desde dónde de tomaría la foto a la que le hiciste la foto, pero es una pasada. La foto del canal desde la ventana es muy chula también.
    Apuntamos Bolonia a la larga lista.

    ResponderEliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.