Guía con todo lo que ver en Toledo

Esta es una pequeña guía con lo más importante que ver en Toledo, una de las 15 ciudades españolas declaradas Patrimonio de la Humanidad. Es perfecta para una escapada de fin de semana en el que descubrir su historia, su gastronomía y los muchos monumentos con los que cuenta.

A la Ciudad imperial de Toledo se la conoce como la Ciudad de las Tres Culturas, ya que en ella convivieron durante siglos con respeto y tolerancia cristianos, judíos y musulmanes. Esta unión nos dejó un el legado increíble con elementos de cada cultura, y muchos de ellos fruto de su mezcla.

¿Nos acompañas a recorrerla? Pues sigue leyendo, te aseguramos que estarás desando hacer las maletas para conocerlo.

Guía con todo lo qué ver en Toledo

Índice del artículo

Dónde está Toledo

Esta es la ubicación de Toledo. Es la capital de la provincia del mismo nombre, que pertenece a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha (España).


Los lugares más bonitos que ver en Toledo

Toledo es una “ciudad colina” y sus callejuelas se adaptan a la forma de esta, rodeado de murallas con bellas puertas islámicas y puentes.

Es el mayor centro histórico de España y uno de los mayores de Europa con sus más de 120 hectáreas de superficie. La mezcla de religiones, culturas y estilos artísticos de sus edificios es más que evidente y ese es el encanto de la ciudad. A continuación, te contamos los lugares más bonitos que ver en Toledo.


Muralla de Toledo y sus puertas

Toledo, como te comentábamos, estaba rodeada de murallas levantadas a partir de la época islámica con un trazado que sigue el esquema hispanomusulmán. Contaba con robustas torres, puertas, puentes y pequeñas edificaciones fortificadas para defender la ciudad, de las que por suerte han llegado muchas a nuestros días con diferentes reformas.

Para su construcción se utilizó el aparejo islámico con sillares graníticos, muchos de ellos reutilizados de época romana y visigoda. Los lienzos de la muralla son dobles, y entre ellos hay un relleno con piedras de diferentes tamaños unidas con cal y arena.

Si puedes, incluye en las cosas que ver en Toledo un paseo por las puertas de la ciudad. Estas son algunas de las que puedes ver en su muralla:


Puerta del Cambrón

La Puerta del Cambrón lleva su nombre debido a que en la zona había unos pequeños arbustos llamados así.

Es el acceso a la judería de Toledo por lo que también fue conocida como la puerta de los judíos. Su origen es árabe, pero la actual que podemos ver es de la reforma del siglo XVI. Está formada por dos cuerpos flanqueados por torres, un gran escudo de emperador Carlos V en el centro, y un patio interior al que se accede a través de sendos arcos.

Puerta del Cambrón de Toledo

Puerta Antigua de Alfonso VI o de la bisagra antigua

La Puerta de Alfonso VI se llama así porque por ella pasó ese rey cuando conquistó Toledo en el año 1085. El emperador Carlos V, ordenó tapiarla en el siglo XVI debido a la construcción de la puerta de la bisagra, esto hizo que estuviese abandonada hasta que en 1905 se llevase a cabo su restauración.

Cuenta con tres arcos, los laterales se encuentran cerrados, y el central, es mayor que estos, con forma de herradura doble rematado con almenas y troneras.

Puerta Antigua de Alfonso VI de Toledo

Puerta Nueva de Bisagra

Muy cerquita está la Puerta de la Bisagra, conserva partes del siglo X, aunque la mayoría es de la reconstrucción del siglo XVI de Alonso de Covarrubias. Era la entrada principal de la ciudad y al atravesarla se cobraban los impuestos y se controlaba el paso de personas y animales.

Por la parte exterior hay dos grandes torres circulares, y en el centro un gran arco de medio punto, con el escudo de la Ciudad Imperial.

En el centro un patio interior con la estatua de Carlos V. Y al otro lado dos torreones cuadrados, rematados por tejados en forma de pirámide con otro escudo de Carlos V.

Puerta de Bisagra de Toledo

Puerta de Bab-al-Mardum o de Valmardón

La Puerta de Bab-al-Mardum es la más antigua de las puertas de Toledo, es del siglo X, y su nombre árabe significa puerta tapiada.

Está compuesta tan solo por un arco de medio punto adosado a la antigua Casa del Corregidor, que en la actualidad es un restaurante.


Puerta del Sol

La siguiente es la Puerta del Sol, construida por los Caballeros Hospitalarios en el siglo XIV. Se llama así debido a que la decoración de sus arcos de entrada representa el Milagro de la Imposición bajo el sol y la luna de la Casulla a San Ildefonso.

Tiene arcos de herradura flanqueados por una torre cuadrada y una semicircular con almenas y bellas arquerías ciegas mozárabes.

Puerta del sol de Toledo

Puerta de Alarcones

A continuación, se encuentra la Puerta de Alarcones, que junto con la del sol, hacen de doble entrada a la ciudad de Toledo. (Si te fijas en la foto anterior, la verás asomando al fondo entre el arco de entrada de la puerta del sol).


Puerta de Alcántara

La última de las puertas más importantes que ver en Toledo es la Puerta de Alcantara, situada en un punto estratégico junto al río y que también estuvo tapiada durante siglos. Está formada por dos grandes torreones de base cuadrada con un arco de herradura en el centro.

Puerta de Alcántara de Toledo

Puente de Alcántara

Uno de los puentes más bonitos que ver en Toledo es el Puente de Alcántara, situado junto a la puerta del mismo nombre, que acabamos de ver.

Su origen es romano y fue construido en el S. III d. C. para que las tropas romanas que venían por la calzada cruzasen esta parte más estrecha del Tajo, para entrar en la ciudad. Una de las reconstrucciones fue en el año 997 en época islámica, de ella lleva su nombre, ya que en árabe "Alcántara" significa puente. (¿Recuerdas la ciudad de Alcántara (Cáceres) y su puente romano?

En estos tiempos contaba con dos torreones, y tres ojos, el más lejano fue sustituido por un pequeño arco de paso.

En la Edad Media era entrada de comerciantes y peregrinos y en él se pagaba el pontazgo. Su deterioro fue importante a lo largo del tiempo y en tiempos de Alfonso X fue reconstruido y en tiempos de los Reyes Católicos el torreón que quedaba en pie fue decorado con su escudo.

El otro torreón, en 1721, fue sustituido por un arco triunfal barroco en el que hay una hornacina con la figura de la Inmaculada Concepción.

Puente de Alcántara de Toledo

Alcázar

Uno de los lugares más interesantes y con más historia que ver en Toledo es el Alcázar. A lo largo de los siglos va siendo reformado según las necesidades de la ciudad. Se encuentra en la zona más alta de Toledo en un punto estratégico, y ya durante la época visigoda fue una gran fortaleza. Durante los reinados de Alfonso VI y Alfonso X se da forma al primer alcázar y con Carlos V y Felipe II, toma la forma actual.

Alonso de Covarrubias, Francisco de Villalpando y Juan de Herrera fueron los encargados de su diseño y construcción clásica de planta cuadrada con torreones acabados en tejados piramidales de pizarra negra. En el interior destaca el gran patio central rodeado por dos galerías con la figura del emperador en el centro.

A pesar de que se construyó para ser residencia de reyes, nunca sirvió de ello y se usó como cuartel, cárcel de la Corona o Academia de Infantería entre otros.

Muchas guerras, como la de Sucesión, la Guerra de la Independencia, o la Guerra Civil Española pasaron por sus muros que fueron sufriendo asedios con destrucción, e incendios. Tras la de la Guerra Civil se comenzó una gran reconstrucción llevada a cabo por ingenieros militares, finalizando a finales de 1970.

El edificio que vemos en la actualidad tiene cuatro fachadas con cuatro estilos diferentes y en la actualidad en su interior se encuentra el Museo del Ejército y en la visita al edificio conocerás gran parte de la Historia militar española.

Alcázar de Toledo

También podrás ver las bases originales del edificio en las excavaciones arqueológicas realizadas para la ampliación. Y trece salas temáticas con colecciones específicas, y ocho salas de discurso histórico en las que se presenta un recorrido cronológico por la Historia militar de España.

Alcázar de Toledo

Alcázar de Toledo

Alcázar de Toledo

Horarios del Alcázar

De 10 a 17 horas todo el año (lunes cerrado)

Web del museo del ejército de Toledo


Museo de Santa Cruz

Uno de los museos que ver en Toledo es el Museo de Santa Cruz, que se encuentra en el antiguo hospital de niños. Es un edificio plateresco de principios del siglo XVI y el interior hay dos patios, alrededor de los cuales hay salas con una colección muy importante de Arqueología, Bellas Artes y de Artes Decorativas.

Museo de Santa Cruz, Toledo

Plaza de Zocodover

Una de las plazas más animadas que ver en Toledo es la de Zocodover, centro neurálgico durante siglos y su nombre en árabe quiere decir mercado de bestias, porque se usó como mercado de ganado.

La forma actual porticada de la plaza de Zocodover de Toledo se debe a una reforma en 1854. A la plaza llegan todas las líneas de autobuses y también allí se encuentra la oficina de Turismo de la ciudad y un montón de negocios y de bares con sus terrazas. Nosotros siempre compramos mazapanes en la confitería de Santo Tomé que se encuentra a un lado, son deliciosos.

Plaza de Zocodover, Toledo

Catedral primada de Toledo

Desde la plaza, por la calle Comercio que te llevará hasta la plaza del Ayuntamiento donde también se encuentra el principal templo que ver en Toledo.

La Catedral primada de Toledo que vemos en la actualidad se construye sobre la antigua catedral visigoda del siglo VI, que después fue mezquita. Al ser elevada a Catedral Primada de España en el año 1088, el edificio necesitó una gran reconstrucción, para ello en tiempos del rey Fernando III, en 1226, se comenzó a construir la actual.

En un rápido resumen, hay que decir que en el exterior destaca su torre campanario añadida a principios del siglo XV, formada por cuatro cuerpos y remate octogonal. También puertas como la Puerta del Perdón, del Juicio Final, la del Infierno, la del Reloj y la Puerta de los Leones.

Y en el interior destacan la Capilla Mayor con su retablo gótico florido con el sepulcro renacentista del Cardenal Mendoza. La Capilla de los Reyes Nuevos, donde se encuentran enterrados algunos de los reyes de la dinastía Trastámara. El Coro con una sillería con relieves del siglo XVI. La Sala Capitular mudéjar, La Sacristía herreriana con lienzos de El Greco, Juan de Borgoña o Anton van Dyck.

Catedral Primada de Toledo

Catedral Primada de Toledo

Horarios de la Catedral Primada de Toledo

Los horarios de la visita turística serán los siguientes:

Lunes a sábado: 10 a 18:30

Domingos: 14 a 18:30

Web de la Catedral Primada de Toledo


Iglesia de San Ildefonso o de los Jesuitas (✅Pulsera turística)

La iglesia de los Jesuitas o iglesia de San Ildefonso se encuentra consagrada a San Ildefonso patrón de la ciudad y Padre de la Iglesia.

Se construyó en 1629 siguiendo la línea de la iglesia del Gesù de Roma y en su portada destaca un bajorrelieve de la descensión de la Virgen sobre San Ildefonso, y dos torres cuadradas de cuatro cuerpos con los dos últimos de ladrillo a los lados, a las que puedes subir para contemplar las vistas de la ciudad.

La iglesia de San Ildefonso es unos de los siete monumentos más emblemáticos que ver en Toledo, para los que hay una pulsera turística.

San Ildefonso, Toledo

Pulsera turística de Toledo

Puedes ver los siete más emblemáticos con una pulsera turística de Toledo. Puedes visitarlos a fondo las veces que quieras y el tiempo que necesites para cada uno. Te lo cuento todo en este post sobre qué ver en Toledo con la pulsera turística.


Iglesia de San Román

Entre las cosas que ver en Toledo no puedes dejar de ver la Iglesia de San Román ya que tiene el más bello estilo mozárabe mudéjar toledano con una mezcla renacentista que le da más belleza, con la adición del ábside en el siglo XVI.

Es de planta basilical con tres naves separadas por arcos de herradura califal cubiertas de madera y separadas por arcos de herradura sobre pilares de ladrillo y columnas de mármol con capiteles visigodos.

En el exterior destaca su portada de herradura, su ventanal pentalobulado y la torre campanario exenta, una de las joyas mudéjares que ver en Toledo, que probablemente fuese un alminar islámico anterior.

En su interior son destacables las pinturas murales tardorrománicas de mediados del siglo XIII con inspiración califal. Se encuentran en muros, cenefas, las enjutas y los intradoses de los arcos de las naves y en los derrames de las ventanas.

Destaca entre ellas un Cristo en Majestad con el tetramorfos; ángeles rodeando un sepulcro vacío; San Cristóbal; ángeles turiferarios; San Miguel contra el Dragón; dos figuras de tres cabezas anunciando con trompetas o los profetas Isaías y Jeremías...

Además, en una vitrina puedes ver excelentes reproducciones de las coronas votivas del Tesoro de Guarrazar y algunas piezas de los ajuares de las necrópolis de Carpio de Tajo.

Iglesia de San Román, Toledo

Iglesia de San Román, Toledo

Iglesia de San Román, Toledo

Iglesia de San Román, Toledo

Iglesia del Salvador (✅Pulsera turística)

La Iglesia del Salvador es otro de los monumentos que ver en Toledo con la pulsera turística. Fue una mezquita en tiempos musulmanes y su alminar fue convertido en torre.

La nave central está separada de la nave de la epístola por siete arcos de herradura con seis interesantes columnas romanas y un pilar visigótico reaprovechados.

Destaca sin duda la Pilastra de El Salvador con los milagros de la vida de Jesús, y temas eucarísticos esculpidos. Y también restos anteriores de ocupación visigoda y romanos del siglo II entre los que se encuentra el patio de abluciones y un aljibe de la mezquita primitiva.

Iglesia del Salvador, Toledo

Iglesia de Santo Tomé (✅Pulsera turística)

Uno de los monumentos más visitados de entre todos los que ver en Toledo, es la Iglesia de Santo Tomé. En ella se mezcla su arquitectura con una famosa obra de arte pictórica de El Greco, ¿adivinas cuál?

La iglesia de Santo Tomé o de Santo Tomás Apóstol, es una mezquita que se cristianizó a principios del siglo XIV, reedificada por Gonzalo Ruiz de Toledo, alcalde de Toledo y señor de Orgaz.

A los pies de la iglesia está la capilla con su sepultura, con la pintura El entierro del conde de Orgaz realizada por El Greco en 1584. En ella, El Greco representa el milagro que cuenta la leyenda del enterramiento del conde de Orgaz, en el que aparecieron San Esteban y San Agustín para colocarlo en su sepultura.

Iglesia de Santo Tomé, Toledo

Museo del Greco

Sobran las presentaciones de uno de los grandes genios de la pintura: El Greco. En el Museo del Greco descubrirás la obra del pintor sobre todo sus últimas obras que produjo en España. De entre ellas, las más famosas son el Apostolado, El retablo de San Bernardino o la Vista y plano de Toledo, nuestro favorito. Sin duda es el museo con más interés qué ver en Toledo.

Museo de El Greco de Toledo

Sinagoga del Transito

Otra de las sinagogas que ver en Toledo, se encuentra en la Judería, se trara de la Sinagoga del Tránsito, del siglo XIV erigido bajo el mecenazgo del tesorero del rey Pedro I, Samuel ha-Leví.

Se modificó tras la expulsión de los judíos cristianizando el templo y apareciendo en la documentación como Iglesia de San Benito aunque se la conoció como la del Tránsito debido al cuadro "El Tránsito de la Virgen" que adornó el altar plateresco pintado por Juan Correa de Vivar.

En 1877 fue declarada monumento nacional y se restauró debido al mal estado tras la desamortización, convirtiéndose a partir de 1910 en varias fases a ser Museo Sefardí de Toledo, para lo que se repararon yeserías, solados, carpintería y se añadió un tapiz de seda que imita a los del Monasterio de las Huelgas en Burgos. En el museo se habla de la comunidad judía de la Península Ibérica hasta su expulsión.

El templo está construido en estilo mudéjar, hay que fijarse en su maravillosa cubierta de este estilo, la Gran Sala de Oración con arquillos por lo que entra la luz, y los frisos de yeso policromados decorados con motivos heráldicos de la Corona de Castilla, motivos vegetales y geométricos. 

Sinagoga del tránsito, Toledo

Sinagoga de Santa María la Blanca (✅Pulsera turística)

La sinagoga de Santa María la Blanca es la más llamativa que ver en Toledo, y es uno de los siete monumentos incluidos en la pulsera turística.

La sinagoga fue construida en 1180 y transformada en iglesia en 1391. El interior de este bellísimo edificio mudéjar cuenta con cinco naves separadas por 32 pilares octogonales. Estos se encuentran unidos con arcos de herradura, y bellos capiteles todos diferentes entre sí.

Cuenta con arquerías ciegas de arcos lobulados con yeserías vegetales y lacerías geométricas almohades formando la estrella de David. Tres elegantes capillas cubiertas con bóveda semiesférica. La cabecera es de Alonso de Covarrubias de mediados del siglo XVI.

Sinagoga de Santa María la Blanca de Toledo

Escuela de arte de Toledo

La Escuela de arte de Toledo se levantó en 1882 aunando el segundo claustro de San Juan de los Reyes y el edificio construido en 1925 sobre el Convento de Santa Ana, del que se conserva la capilla.

La fachada tiene una entrada doble, y los cuerpos laterales tienen labores en ladrillo, y el escudo de los Reyes Católicos con el águila de San Juan, de cerámica vidriada. Sobre la entrada, hay una inscripción que recuerda que se hizo durante el reinando Alfonso XII.

En 1998, la Escuela de Arte "Toledo" se declara como Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento. Y en 2015, es declarado Instituto Histórico de Castilla-La Mancha.

Escuela de arte de Toledo

Monasterio de San Juan de los Reyes (✅Pulsera turística)

Uno de nuestros sitios preferidos que ver en Toledo es el Monasterio de San Juan de los Reyes, mandado construir por la reina Isabel I de Castilla como panteón real. Tiene mezcla de estilo gótico flamígero y de arquitectura árabe.

Destaca el cimborrio, las bellas cresterías caladas con altas agujas y las portadas, sobre todo la principal de Covarrubias, y las cadenas que adornan las fachadas que representan las que llevaban de los cautivos cristianos liberados por Fernando el católico en las batallas de Málaga y Almería.

En el interior llama la atención la Capilla Mayor, o las Capillas del Cristo de la Buena Muerte, la Capilla de Don Pedro de Ayala, la de la Inmaculada o la de San Ildefonso. Y por supuesto el claustro, de Enrique Egas, con dos alturas y con artesonado neo-mudéjar de la cubierta. Recordamos entre las fantásticas obras de Enrique Egas, el Hospital de los Reyes Católicos de Santiago de Compostela. 

Monasterio de San Juan de los Reyes de Toledo

Palacio de la Cava

Palacio de los Duques de Maqueda, también conocido como el Palacio de la Cava por la zona donde se asienta.

Fue construido por la familia Cárdenas, duques de Maqueda entre los siglos XVI y XVIII. De los restos del original se conserva por ejemplo la portada de estilo mudéjar construido en el siglo XIV.

Palacio de la Cava de Toledo

Colegio de Doncellas nobles (✅Pulsera turística)

El Real colegio de doncellas nobles fue fundado para que las jóvenes humildes se convirtiesen en buenas madres de familia. La restauración más grande a la que se sometió fue dirigida por Ventura Rodríguez respetando el original. Y en 1900 se unió con otro edificio cercano por medio de un pasaje elevado.

En el interior podemos ver entre otras maravillas su salón rectoral con tapices de la Real Fábrica y un riquísimo artesonado. Y por supuesto la capilla, una joya de arte rococó, con numerosas obras de arte entre las que destaca el sepulcro del cardenal fundador Silíceo, esculpido por Ricardo Bellver y Ramón, con la estatua yacente del cardenal con las cuatro Virtudes Cardinales.

Colegio de Doncellas nobles de Toledo

Ermita del Cristo de la Luz (✅Pulsera turística)

Nos enamoró la antigua mezquita del Cristo de la Luz, uno de los monumentos más importantes de la arquitectura hispano-musulmana y mudéjar de España.

Es una pequeña mezquita de época califal construida en el año 999, a la que se le añadió un ábside mudéjar para transformarla en iglesia.

Se encuentra dividido en nueve espacios cubiertos de bóvedas nervadas, una cabecera es del siglo XII y estilo románico-mudéjar. Y bellos capiteles visigóticos con arcos de herradura y revestimientos de yeso del siglo X.

También hay algunas pinturas murales y en el exterior en el año 2006 en unas excavaciones apareció un pavimento romano de unos 50 metros datados en el siglo I d.C.

Ermita del Cristo de la luz, Toledo

Iglesia de Santiago el Mayor

Podemos encontrar la iglesia de Santiago el Mayor o de Santiago del Arrabal cerca de la Puerta de Bisagra. Fue construida en el siglo XIII, y tiene un puro estilo mudéjar toledano.

Sus muros son de ladrillo en hiladas y cuenta con tres portadas con arcos de herradura polilobulados. Tres bellos ábsides semicirculares al final de las tres naves en las que se divide el templo. Y la torre exenta de dos cuerpos con ventanas de arco de herradura probablemente antiguo alminar de una mezquita.

Destaca en el interior el artesonado con fragmentos de escritura cúfica y nasji. Y también el retablo mayor plateresco.

Iglesia de Santiago el Mayor de Toledo

Puente de San Martín

Junto con el puente de Alcántara que vimos antes, otro de los puentes monumentales que ver en Toledo es el Puente de San Martín sobre el río Tajo.

Da paso a la Judería y se construyó en el siglo XIII siendo destruido parcialmente en la guerra entre Pedro I y Enrique de Trastámara. Fue restaurado en el año 1390 y posteriormente se ensancharon los accesos, se modificó el torreón interior y se añadió el escudo imperial y dos figuras de monarcas durante el reinado de Carlos II.

En la actualidad se trata de un puente gótico por el que sólo está permitido el tránsito de peatones. Su perfil es casi plano, cuenta con pilares con tajamares y cinco ojos, el central tiene 40 metros de diámetro, una construcción extremadamente compleja para la época.

En sus extremos tiene torres de planta poligonal fortificadas, desde las que se controlaba la entrada y la salida de la ciudad. Este puente nos recuerda un montón al de Besalú en Girona.

Torres del puente de San Martín de Toledo

Torres del puente de San Martín de Toledo

Mirador del valle

Ya no es ningún secreto que el mirador del valle es el lugar en el que se saca la mejor panorámica de la ciudad, ¡los millones de fotos que se habrán sacado desde allí!

Se encuentra al otro lado del río Tajo, y además de estas vistas allí se encuentra la Ermita de Nuestra Señora del Valle y algunos bares para disfrutar del bonito atardecer que desde allí se contempla.

Incluso si te gusta pasear por el monte puedes acercarte Cerro del Bú, origen de Toledo en época del Bronce, para ver los restos arqueológicos de la ciudad.

Mirador del Valle de Toledo

Mirador del Valle de Toledo

Hospital de San Juan Bautista - Tavera

Ya casi acabamos con los lugares que ver en Toledo, acercándonos extramuros a ver el Hospital de San Juan Bautista un bello edificio renacentista conocido como Hospital Tavera o de Afuera, frente a la puerta de Bisagra.

Alfonso de Covarrubias fue el encargado del proyecto en el siglo XVI y se hizo como hospital y como panteón de su fundador, el Cardenal Juan Pardo Tavera. Destacan en la obra sus patios, las largas crujías de las antiguas enfermerías, el retablo de la iglesia proyecto iconográfico de El Greco, o el Sepulcro del Cardenal Tavera, de Alonso de Berruguete.

En el interior alberga un museo que cuenta con una importante colección de tapices flamencos de los siglos XVI y XVII, obras de El Greco, Carreño Miranda, Luca Giordano, Zurbarán, Tintoretto, Sánchez Coello...

Hospital de San Juan Bautista - Tavera de Toledo

Circo Romano

Y ahora si, para acabar con este recorrido por una de las ciudades más bonitas de España, la última joya que nos gustaría enseñarte son los restos del Circo Romano de Toledo. Se encuentra también extramuros y se construyó para las carreras de carros hacia la segunda mitad del S. I d. C..

Tiene forma rectangular con un extremo en forma de hemiciclo y el otro algo curvado, por donde salían los carros. Tendría una longitud de unos 400 metros de largo y 86 de ancho, y albergaba a más de 14000 espectadores.

Pero tras su abandono fue expoliado y desmontado para utilizar su piedra en la construcción de otros edificios en la ciudad, así todo podemos ver parte. Puedes visitarlo libremente porque se encuentra en el interior de un parque público.

Circo romano de Toledo

Mapa con todo lo que ver en Toledo

Este es el mapa donde hemos marcado los lugares más importantes que ver en Toledo.

Y ahora ya sabes lo más importante que ver en Toledo, la ciudad imperial en el que tres culturas convivieron dejando un patrimonio francamente maravilloso, y que si no conoces te recomendamos que disfrutes de una visita pausada en ella.

Publicar un comentario

0 Comentarios