Alcántara y su Puente Romano sobre el río Tajo

En la provincia de Cáceres, muy cerquita de Portugal, se encuentra la ciudad de Alcántara, famosa por su maravilloso Puente Romano que salva las aguas del río Tajo. Además, cuenta con un rico patrimonio monumental formado por iglesias, monasterios y palacios, que te invito a descubrir con nosotros en este post.

Alcántara y su Puente Romano sobre el río Tajo

Un poquito de historia

Sus orígenes son neolíticos, como nos recuerda un buen puñado de menhires y dólmenes encontrados en los alrededores. También se sabe que llegarían los romanos allá por el siglo II a C y que, tras ellos y la construcción del puente, llegarían los árabes y construirían una pequeña alcazaba. Ellos fueron los que bautizarían a la población, ya que Al Qantarat, quiere decir “el puente”.

Fue reconquistada en 1213, y la Orden de Calatrava se encargó de defender la población cedida por el rey Alfonso IX estableciéndose la Orden Militar de Alcántara
Estos fueron los encargados de la protección de la localidad, y por lo tanto al convertirse en un lugar seguro para vivir, muchos nobles pertenecientes a la orden, vinieron y la enriquecieron construyendo bellos palacios que aun podemos ver en nuestro paseo por la ciudad.


Qué ver en Alcántara



Mirador de la Presa

Justo antes de llegar a Alcántara hay un desvío (lo he marcado en el mapa), en el que se encuentra el Mirador de la Presa, y que estamos seguros de que te va a encantar, porque las vistas desde allí son excepcionales. Se ve todo el embalse, la población y el famoso puente de Alcántara.

Alcántara

La Presa de José María Oriol

El embalse o Presa de José María Oriol o Alcántara II, fue finalizada en 1969 siendo en el momento de su construcción la segunda reserva más grande de Europa con una longitud de 91 kilómetros.
Regula gran parte del caudal del Tajo, generando con ello energía eléctrica. Cuenta con una central hidroeléctrica con cuatro grupos y una potencia de 915 MW.

Presa de José María Oriol de Alcántara

Presa de José María Oriol de Alcántara




Puente romano de Alcántara

Tras disfrutar de las vistas nos dirigimos al Puente Romano, que se encuentra a unos 600 metros de la presa, se puede atravesar tanto a pie como en coche. 
Este corte del río Tajo, supuso para los romanos un gran reto, ya que en tiempos del emperador Trajano era necesario ir al otro lado para llevar plomo y oro con facilidad por ello vino la necesidad de la construcción de este puente, una obra realmente ingeniosa.

Aunque evidentemente ha sido reformado a lo largo de los siglos, el Puente de Alcántara es digno de admiración. Se terminó de construir en el año 85 d.C., y cuenta con seis arcos de medio punto sujetos firmemente por cinco recios pilares.
En la parte central hay un arco de triunfo construido en el 106 d.C., y en la zona de Alcántara hay también un pequeño templo romano dedicado a Trajano. Por detrás diseminado por el monte podrás ver restos de la muralla que cercaba la población.

Puente romano de Alcántara

El puente aguantó perfectamente hasta el siglo XIII, pero en la Reconquista se destruyó el primer arco para impedir el paso, y se quedó sin arreglar hasta el siglo XVI. También en la Guerra de Sucesión del siglo XVIII entre España y Portugal, y en la Guerra Independencia, tuvo más de un destrozo que fue arreglado con posterioridad.

Lacer, su constructor, dejó escrito:
 PONTEM PERPETUI MANSVRVM IN SECULA MVNDI: 
que viene a decir: Puente, que durará mientras dure el mundo.
Y de momento se va cumpliendo, tras más de veinte siglos de uso y mal uso.

Puente romano de Alcántara

Puente romano de Alcántara

Tras admirar esta magnífica obra, nos dirigimos en coche hasta el centro de la población que se encuentra en lo alto del cerro y aparcamos en la Plaza de Portugal, recorreremos ahora el resto a pie.

Arco de la Concepción 

Como Alcántara era fronterizo, en tiempos musulmanes se levantó una muralla a la villa, de la que quedan algunos restos que luego veremos.
Lo primero que vemos es el Arco de la Concepción, que hay que atravesar para adentrarte al casco histórico, este era el acceso principal de la antigua muralla, aunque restaurada y a la que se le añadió el escudo en tiempos de Felipe III.

Arco de la Concepción de Alcántara

Conventual de San Benito

En el casco histórico nos encontramos una gran sorpresa, el Conventual de San Benito. En el año 1176 se fundó en Portugal la Orden de San Julián del Pereiro, pasando en el año 1218 a ser la Orden Militar de Alcántara, quienes poco a poco fueron ocupando una importante posición militar y económica. 
Los caballeros de la Orden pidieron a los Reyes Católicos autorización para la construcción de un monasterio en Alcántara, y tras la aprobación, se construyó entre bello edificio entre 1505 y 1574, trabajando en él importantes arquitectos como Pedro de Larrea o Pedro de Ybarra.

Exterior

Antes de entrar a hacer la visita guiada, recorremos el exterior de este importante conjunto. Junto al ábside de la iglesia y parte del convento destaca sin duda la Galería de Carlos V que es parte de la hospedería. Tiene tres pisos con torres cilíndricas a los lados, en las que podemos ver los escudos de Carlos V, y de Felipe II. La de la derecha está rematada con un cono con decoraciones platerescas, y la de la izquierda con un casquete esférico. 
Esta fachada, que se abría a la huerta del convento, y ante ella ahora hay unas gradas en las que se hacen diferentes espectáculos como el del Festival de Teatro Clásico que cada año se celebra en Alcántara.
Galería Carlos V, Conventual de San Benito, Alcántara

Absides de la iglesia del conventual de San Benito, Alcántara

Iglesia del conventual de San Benito, Alcántara

Interior

Tras recorrer el exterior del convento, entramos a hacer la visita guiada. Lo primero que contemplamos tras escuchar un resumen de la historia del convento, es el Zaguán. Aquí se encuentran expuestas interesantes piezas artísticas, como un trozo del retablo del siglo XVI que decoraba la iglesia o el sepulcro de un maestre de la orden de Alcántara del siglo XIV, Don Frey Suero Martínez.

Zaguán del conventual de San Benito, Alcántara

Claustro

Contemplamos el bello claustro de planta cuadrada y estilo gótico, con aljibe, verdes limoneros y el lavatorio de los freires, que rompe con elegancia la simetría del patio.
El piso inferior del Claustro tiene los arcos escarzanos y bóvedas nervadas con los escudos de los Reyes Católicos en sus claves. El superior tiene arcos de medio punto pareados, pero sin decoración.

Claustro del conventual de San Benito, Alcántara

Claustro del conventual de San Benito, Alcántara

Museo, sala Capitular, refectorio y demás dependencias

El refectorio conserva pegados a la pared los bancos corridos de piedra originales donde se sentaban los freires a comer. Y la cubierta ha sido sustituida por esta de ladrillo con sensación de movimiento ondulatorio que nos encanta. Esta dependencia se utiliza en la actualidad como sala de congresos de la Fundación San Benito.
Hay varias exposiciones y un vídeo sobre los caballeros de la orden de Alcántara. En la Sala Capitular puedes ver el facsímil de la Carta de exenciones, franquicias y libertades firmada por los Reyes Católicos y su secretario, el duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo. Y también pudimos ver en una de la sala, unos interesantes planos de la reconstrucción de puente romano hecha entre 1856 y 1859, durante el reinado de Isabel II.

Dependencias del conventual de San Benito, Alcántara

Patio Azteca 

También vimos el Patio Azteca, lugar donde se encontraban las celdas de los freyres, pero debido a la ruina de su techo fue transformado en la restauración en un patio abierto repleto de hiedra. Dos de sus muros están decorados con motivos geométricos que imitan los de sus templos aztecas.

Patio Azteca del Conventual de San Benito de Alcántara

Iglesia de la Inmaculada Concepción

Y por supuesto visitamos la Iglesia de la Inmaculada Concepción, que, aunque no esté acabada, nos dejó con la boca abierta. Tiene trazas renacentistas y una extraordinaria altura interior, con tres naves con bóvedas de crucería nervada con medallones en las claves de los nervios, apoyados en altísimos pilares.
Se conservan las capillas de los Comendadores Mayores de la Orden: Frey Diego de Santillán, Frey Nicolás de Ovando y Frey Antonio Bravo de Jerez.
Y la sacristía con en la que llama la atención su escalera de caracol gótica por la que se sube al órgano, con un pasamanos cilíndrico tallado en la piedra.

Iglesia de la Inmaculada Concepción, San Benito de Alcántara

Inmaculada Concepción, San Benito de Alcántara

Escalera de caracol de la sacristía de San benito de Alcántara

Iberdrola

A partir del siglo XIX el convento tuvo grandes expolios y se deterioró mucho, pero fue restaurado por Fundación Iberdrola España y en la actualidad alberga la Fundación San Benito de Alcántara. Y además en su interior se hacen un buen número de actividades culturales y visitas guiadas gratuitas.

HORARIOS CONVENTUAL DE SAN BENITO

Del 1 de abril al 30 de septiembre:
Lunes a viernes: 10:15, 11:15, 12:15, 13:15, 17, 18 y 19
Sábados: 11:15, 12:15, 13:15, 17, 18 y 19
Domingos: 11:15, 12:15 y 13:15
Del 1 de octubre al 31 de marzo:
Lunes a viernes: 10:15, 11:15, 12:15, 13:15, 16:30 y 17:30
Sábados: 11:15, 12:15, 13:15, 16:30 y 17:30
Domingos: 11:15, 12:15 y 13:15

Entrada gratuita

Calle Cuatro Calles

Salimos encantados de la visita y comenzamos a pasear por la población, casas encaladas modestas, se mezclan con otras modernistas y con bellos palacios construidos a la vez que el convento, en el periodo de prosperidad de Alcántara. 
Paseamos por una de las calles principales, la denominada Cuatro calles, en ella nos llama la atención una casona-palacio, la Casa de los Oviedo, familia de origen asturiano establecida en la población. El palacio es del siglo XVI con restauraciones en siglos posteriores, destaca en él la forja del balcón, y los escudos de la familia.
Un poco más abajo se encuentra Centro de Interpretación Tajo Internacional, en el que por medio de paneles y audiovisuales descubrirás sus más de 25.000 hectáreas, su flora y la fauna y las rutas senderistas que en él puedes hacer.

Cuatro calles de Alcántara

Casa Palacio de los Oviedo, Alcántara

Iglesia Santa María de Almocóvar

Nos acercamos ahora a la Iglesia Parroquial Santa María de Almocóvar, que se encuentra muy cerca, en la plaza delantera se encuentra la estatua de San Pedro de Alcántara. A un lado se encuentra el edificio que aloja el Ayuntamiento de Alcántara.

La iglesia se construye sobre una antigua mezquita a finales del siglo XIII, para ser utilizado como lugar de enterramiento de los caballeros de la Orden. Almocóvar viene del árabe Al-Mocovara que significa “el lugar más alto". 
En sus orígenes el templo era románico, de esta época se conservan sus tres portadas, destacando entre ellas la portada principal que es extraordinaria, uno de los pocos ejemplos de arquitectura románica extremeña. Sin embargo, su estructura cambió considerablemente entre los siglos XVI y XVII.
En el interior podemos ver algunas piezas traídas del Convento de San Benito, como el sepulcro de alabastro de 1564 del comendador Frey Antonio Bravo de Jerez, el sepulcro del Maestre Yáñez de la Barbuda, un Cristo Yacente de Martínez Montañés, cinco tablas del pintor extremeño Luis de Morales, o la pila donde fue bautizado San Pedro de Alcántara.

Iglesia Santa María de Almocóvar de Alcántara

Interior de la Iglesia Santa María de Almocóvar de Alcántara

Portada de la iglesia Santa María de Almocóvar de Alcántara

Sepulcro de Frey Antonio Bravo de Jerez, Sta Mª,Almocóvar de Alcántara

Iglesia San Pedro de Alcántara

Un poco más adelante encontraremos en nuestro paseo otro templo, este más pequeño, es el de San Pedro de Alcántara. En el solar en el que se edificó, se encontraba la casa natal del santo y en el momento de su beatificación, en el siglo XVIII, se construyó esta iglesia de estilo barroco con la imagen de san Pedro en la portada. No pudimos ver el interior, pero en él se conserva la habitación donde nació y un trozo de su manto.

Iglesia de San Pedro, Alcántara

Convento de Sancti Spiritu

Continuamos el paseo hasta el final de la población, por un camino nos dirigimos a las ruinas de la Iglesia de la Encarnación “La Antigua” y el Convento del Sancti Spiritu, del siglo XV.
Es conocido como de las Monjas comendadoras y acogía a la rama femenina de la Orden de Alcántara que exigía nobleza y pureza, al igual que la masculina. 
Tras la desamortización de Mendizábal pasó a manos particulares y fue quedando paulatinamente en ruinas, ahora es propiedad del ayuntamiento.

Convento de Sancti Spiritu de Alcántara

Mirador del Puente

Aquí también se encuentran restos la antigua muralla y una de las puertas de acceso al pueblo. También encontrarás un pequeño mirador desde el que las vistas sobre el Tajo y hacia el puente son realmente excepcionales.

Convento de las Monjas comendadoras y mirador de Alcántara

Puente de Alcántara

Plaza de la Corredera

Vamos de vuelta, y nos dirigimos ahora a la plaza de la Corredera, en ella hay varios edificios interesantes, por desgracia alguno en ruinas o abandonados.

Lo primero que nos llama la atención es un arco de entrada con un pequeño balcón, este es el acceso principal a lo que era el Barrio Judío. Estrechos callejones de casas encaladas entre las que hay una antigua sinagoga del siglo XIV reconvertida en Centro Cultural.

Entrada al Barrio Judío de Alcántara

También en la plaza vemos las ruinas del Palacio de los Roco Camprofrío del que solo queda la fachada delantera de sillería de granito y tres alturas y portada de columnas toscanas, y frontón de columnas jónicas. Se construyó em el XVII por Frey Don Juan Roco Campofrío en la dehesa ganada por Bernaldo Roco por su participación en la conquista de Alcantara en 1213. El edificio fue utilizado como hospital en la Guerra de Sucesión y como cuartel, siendo destruido en 1809.

Palacio de los Roco Camprofrío de Alcántara

Frente al Palacio de los Roco podemos ver otro edificio interesante, se trata del Palacio de los Marqueses de Torreorgaz. Perteneció a don Diego de Aponte regidor perpetuo y caballero de la Orden de Alcántara y Marques de Torreorgaz. En su fachada de mampostería de pizarra y sillería de granito, de líneas de líneas rectas, destacan los escudos familiares.

Palacio de los Marqueses de Torreorgaz, Alcántara

Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación

Y ya para acabar, pasamos a ver la fachada de la Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación, bueno lo que queda de ella, ya que esta ermita construida en 1574, pasó a reinventarse a mediados del siglo XVIII y convertirse en almacenes y fragua real, teniendo como patronos a los Marqueses de Torreorgaz. 
De ella queda la bonita portada renacentista con medallones de San Pedro y San Pablo.y hornacinas ahora vacías y a los lados del frontón, los escudos seccionados de la familia fundadora Rol Palomeque.

Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación, Alcántara


INFORMACIÓN PRÁCTICA


Mapa con los principales sitios que ver en Alcántara



Oficina de Turismo

Avenida de Mérida, s/n
10980 Alcántara, Cáceres (Extremadura)
ofiturismo@alcantara.es

Actividades en el Tajo

En el río Tajo hay muchas actividades para que disfrutes de la escapada a esta bella localidad. Hay cruceros, y también puedes hacer kneeboard o kayak. Disfrutarás de otra manera de la localidad y podrás ver de cerca esta maravillosa zona de protección para aves.

Qué ver cerca de Alcántara

Muchas son las localidades que puedes ver en la provincia de Cáceres y que no quedan muy lejos de la población. Te recomendamos por supuesto Cáceres, la capital de la provincia, también el patrimonio de Coria o de Plasencia, del entorno natural de la Sierra de Gata y sus preciosas aldeas o de Granadilla, un pueblo amurallado, pero deshabitado.

Y hasta aquí nuestra visita a la bonita localidad de Alcántara y a su famoso puente romano, otra visita más que recomendable en la geografía española que merece la pena conocer.
¿Tu has estado alguna vez? ¿Habías oído hablar de ella? Nos gustaría que nos lo contases dejándonos un comentario o compartiéndolo en tus redes con los botones que verás a continuación.

Publicar un comentario

0 Comentarios