Monasterio de la Santa Espina, Valladolid

Hoy vamos a conocer el Monasterio de la Santa Espina, un elegante conjunto arquitectónico, con el sello del Císter, rodeado de preciosos jardines. Se encuentra en la comarca de los Montes Torozos, en la provincia de Valladolid y muy cerquita de la capital. Además, este cenobio alberga en su interior algo que nos encantará enseñarte: una espina de la Corona de Cristo.

Monasterio de la Santa Espina, Valladolid

Índice del artículo

¿Dónde está el Monasterio de la Santa Espina?

En un pequeño valle formado por el río Bajoz, en la provincia de Valladolid, se encuentra la población de La Santa Espina en la que se ubica el Monasterio de Santa María de la Santa Espina. Está a 43,5 kilómetros de Valladolid capital.


Un poquito de historia

La historia del Real Monasterio de La Santa Espina comienza por la donación, que el rey francés, Luis el Joven hace a doña Sancha de Castilla. Ésta consistió en una importante reliquia, una espina de la corona de Cristo que se encontraba en el Monasterio de San Dionis.

Para albergarla, Doña Sancha, hermana de Alfonso VII el Emperador, mandó construir el monasterio en el año 1147, de ahí el nombre del Monasterio de la Santa Espina.

Pronto llegarían monjes cistercienses, dirigidos según cuenta la tradición, por San Nivardo de Fontaines, hermano menor de San Bernardo. Y en el año 1275, gracias a donaciones de los nobles don Martín Alfonso y su sobrino don Juan Alfonso de Alburquerque, se inició la construcción de la iglesia. El resto fue poco a poco haciéndose y reformándose a lo largo de los siglos, vamos a ir viéndolo.

Un monolito recuerda un importante hecho histórico sucedió en un claro cercano al monasterio el 28 de septiembre de 1559. La reunión entre el rey Felipe II y su hermanastro don Juan de Austria, conocido como Jeromín, y del que hablamos en este post la Colegiata de San Luis Villagarcía de Campos.

En 1731 hubo un gran incendio que destruyó parte del edificio, pero pudo salvarse la reliquia. Y tras la derrota en la Guerra de la Independencia, los franceses, ya de retirada, se ocultaron unos días en el monasterio y arrasaron con todo lo que pudieron.

Los monjes tuvieron que abandonarlo tras la desamortización de Mendizábal y fue comprado en 1865 por el marqués de Valderas don Ángel Juan Álvarez.

Gracias a la iniciativa de su viuda, Doña Susana de Montes y Bayón, el Monasterio de l santa Espina pasó a ser un centro de enseñanza agrícola. Y en 1931 fue declarado como Bien de Interés Cultural.

Monasterio de la Santa Espina, Valladolid

Visita al Monasterio de la Santa Espina


Arco de triunfo y cerco amurallado

El Monasterio se encuentra rodeado de un cerco amurallado del siglo XV, y se accede al interior por un arco de triunfo del siglo XVI flanqueado por dos torres rematadas con casquetes esféricos y decorado con el escudo de armas de la Corona de Castilla, una hornacina, en la actualidad vacía y dos relojes de sol a los lados.

Puerta de entrada al Monasterio de la Santa Espina, Valladolid

Exterior de la iglesia

Una vez en el interior del recinto, y ya con nuestro guía, uno de los hermanos de La Salle, paseamos primero por el exterior para admirar la arquitectura y los bonitos jardines que lo rodean.

Iglesia del Monasterio de la Santa Espina

Iglesia del Monasterio de la Santa Espina

Iglesia del Monasterio de la Santa Espina

Podemos ver la fachada de la iglesia del siglo XVII, obra de uno de los discípulos de Ventura Rodríguez. En ella que destacan sus dos esbeltas torres rematadas por linternas con forma de media naranja rematadas por una cruz. En el frontón triangular se puede ver una cruz de piedra con una corona de espinas.

Iglesia del Monasterio de la Santa Espina

Fachada de la hospedería

la otra fachada perpendicular es la de la hospedería y en ella podemos ver los escudos del abad del monasterio y los del rey Alfonso VII.

Hospedería del Monasterio de la Santa Espina

Claustros

Ya en el interior destacan sus dos claustros: el Claustro de la Hospedería es de estilo herreriano del siglo XVI, cuenta con dos plantas y tiene arcos de medio punto. Y el Claustro Regular, con origen románico del siglo XII y una gran reforma del siglo XVII.

Claustro del Monasterio de la Santa Espina

Claustro del Monasterio de la Santa Espina

Sala Capitular

Destaca en el Claustro Regular la Sala Capitular (nuestra visita favorita de los monasterios). es de finales del siglo XII y cuenta con cuatro columnas con capiteles de los que parten los nervios que forman la bóveda estrellada.

En la sala capitular de los monasterios se leía el capítulo y los monjes se sentaban en bancos corridos que había en los muros, se pueden ver los agujeros de donde salían los bancos.

Sala Capitular del Monasterio de la Santa Espina

Sala Capitular del Monasterio de la Santa Espina

Iglesia

La Iglesia, cuyas obras comenzaron en 1275, tiene las características propias del Císter, cuenta con planta de cruz latina y tres naves cubiertas con bóveda de crucería y separadas con arcos de medio punto, la nave principal es más alta. La cabecera está formada por cinco ábsides rectangulares (de los que se conservan íntegros los laterales cubiertos con bóvedas de cañón apuntado.

En la capilla mayor hubo un retablo de alabastro que desapareció en la guerra napoleónica, sin embargo, la imagen de la Asunción fue salvada por los vecinos de San Cebrián de Mazote. La noche antes de la llegada de los franceses, se llevaron la original a su iglesia. Puedes ver su ubicación actual en este enlace de la iglesia mozárabe de San Cipriano de San Cebrián de Mazote.

El retablo que vemos actualmente, de madera policromada, fue traído del antiguo monasterio de Santa María de Retuerta, hecho en 1578 por Diego de Marquina con escultura de Juan de Ancheta. A sus lados se encuentran los sepulcros renacentistas de las familias Meneses y Alburquerque.

Iglesia del Monasterio de la Santa Espina

Iglesia del Monasterio de la Santa Espina

Iglesia del Monasterio de la Santa Espina

Capilla de la reliquia

Cuenta también con un bonito conjunto de capillas, la Capilla de la Reliquia es la más visitada. Es del siglo XVII y fue construida con las trazas de Francisco de Praves, discípulo de Herrera. Se hizo exprofeso para guardar la custodia que alberga una de las espinas de acacia que Jesucristo llevó en su corona el día de su Pasión y Muerte. Puedes verla de cerca accediendo al camarín por una estrecha escalera por la parte posterior.

No se aprecia bien la espina, aunque ahí está, esto es porque se utilizó durante años sumergida en agua para bendecir y se desgastó mucho. Tan solo queda a la vista un trocito ya que el resto está cubierto con una filigrana de plata.

Capilla de la Reliquia del Monasterio de la Santa Espina

Santa Espina del Monasterio de la Santa Espina

Más capillas y decoraciones

Destaca la capilla de los Vega de estilo gótico flamígero del siglo XIV, con diferentes tallas y el panteón de los Condes de Grajal de Campos. La capilla de San Rafael o del Abad, con una imagen de San Rafael, un sagrario de madera policromada del XVI y el sepulcro de don Rafael Cavestany y su esposa, y contiene también una imagen barroca de San Rafael.

Monasterio de la Santa Espina

Monasterio de la Santa Espina

Monasterio de la Santa Espina

Monasterio de la Santa Espina

Monasterio de la Santa Espina

Monasterio de la Santa Espina

Horarios y precios de entrada al Monasterio de la Santa Espina

Puedes pasear por el exterior del monasterio, pero la vista del interior se hace a través de una visita guiada gestionada en la oficina de turismo. Ésra se encuentra en una construcción de madera, situada frente a la entrada del monasterio.

Precio: La visita guiada son 2€

A título meramente informativo los horarios solían ser:
Martes a jueves: 10:30 a 13:30 y 16:30 a 18:30
Viernes: 10:30 a 13:30
Sábados: 11:30-12:30-13:30 y 16:30-17:30-18:30
Domingos: 11:45-12:30, 16:30-17:30-18:30

Mariposario: sábados a las 11, 12, 13, 17, 18 y 19, y domingos a las 12 y 13

Pero debido a la crisis sanitaria de la COVID-19, las visitas de La Santa Espina se realizarán con reserva de cita previa y aforos limitados.

Información y reservas: teléfono: 654658336, mail: turismo@lasantaespina.es


La población de La Santa Espina

Siendo ministro de agricultura Rafael Cavestany y Anduaga, para contribuir al desarrollo agrario, mandó construir en la población de La Santa Espina una serie de viviendas gratuitas, junto con 25 hectáreas de tierras de secano, 2 de regadío y un huerto. A ellas vinieron 50 familias, que las trabajaron durante 20 años para pasar a ser sus propietarios.


Centro de Capacitación Agraria

Además, creó el primer Centro de Capacitación Agraria, que sigue funcionando en la actualidad impartiendo diferentes formaciones de grado medio y superior dependiendo de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

Por eso tras el monasterio hay un gran terreno por el que puedes pasear para ver la explotación agropecuaria, su colmenar y sus invernaderos. También puedes ver una colección de mariposas de un antiguo profesor del centro, con más de 3000 mariposas.


Qué ver cerca del Monasterio de la Santa Espina

Muy cerca se encuentran estos interesantes lugares:

Puedes ver Tiedra, en el que además disfrutar visitando su fortaleza, y su patrimonio cultural, podrás disfrutar de un centro astronómico y unos campos de lavanda que ya quisieran tener en la Provenza.

Otro de los lugares cercanos increíbles que te recomendamos es la villa medieval amurallada de Urueña, conocida como la villa del libro, si te gusta hacer turismo y leer Urueña es un dos por uno.

Y también está cerca y merece la pena ver Medina de Rioseco, una ciudad medieval con gran riqueza artística y desde el que puedes dar un paseo en barco por la dársena del Canal de Castilla.


Y hasta aquí nuestra visita al Monasterio de la santa Espina, una joya del Císter situada en la provincia de Valladolid, que bien se merece una visita. ¿Te gustan los monasterios del Císter? ¿Conocías el de la Santa Espina? Cuéntanoslo dejándonos un mensaje, nos encantará leerte.

Publicar un comentario

0 Comentarios