Iglesia de San Cipriano de San Cebrián de Mazote

Hoy nos gustaría enseñarte uno de los mejores ejemplos de la arquitectura mozárabe española: la iglesia de San Cipriano de San Cebrián de Mazote, la más grande y una de las mejor conservadas de este estilo. Está situada en la bella comarca de Montes Torozos en la provincia de Valladolid.

Iglesia de San Cipriano de San Cebrián de Mazote

Debido a los problemas de convivencia entre cristianos y musulmanes, un gran número de cristianos del Al-Andalus (mozárabes), emigraron al norte de la península.
El rey asturiano Alfonso III amplía su dominio en el terreno situado entre la Cordillera Cantábrica y el Duero. Allí se juntan los repobladores asturianos y mozárabes cordobeses para asentarse en un territorio con una importancia estratégica fundamental para la reconquista. Y este es el caso del Monasterio de San Cebrián de Mazote del que en la actualidad solo queda su iglesia.

Su origen es el de una pequeña iglesia visigoda del siglo VII, sobre la se construyó la actual iglesia mozárabe. Fue fundada en el siglo IX por el Abad Martín, procedente del Al-Ándalus. Al igual que pasó en otro de los más bellos ejemplos de iglesias mozárabes: San Miguel de Escalada.
Años después de llegar a este lugar, allá por el año 915, algunos de ellos se trasladan y fundan el Monasterio de San Martín de Castañeda en Zamora, según un texto del rey Ordoño III del año 952.

Iglesia de San Cipriano de San Cebrián de Mazote

Esta iglesia tiene treinta metros de longitud, es la más grande de las mozárabes que se conservan, y gracias a las restauraciones acontecidas a lo largo de los siglos, una de las mejor conservadas. Su mezcla de arte y estilos paleocristianos, visigodos, asturianos y califales la hacen única y diferente.

El exterior de San Cipriano de San Cebrián de Mazote

La Iglesia de San Cipriano de San Cebrián de Mazote, está construida con mampostería con grandes piedras de sillería y ladrillo visto en las partes altas. En el exterior la espadaña del siglo XVII, un poco desproporcionada y exenta.
Por la parte de atrás se aprecia el juego de volúmenes de esta iglesia de planta basilical, con tres naves, crucero con cimborrio cuadrado y cabecera de tres ábsides.
La nave central mucho más alta que las laterales y una sacristía añadida en el siglo XVI. Los tejados tienen tejas curvas y dependiendo del lugar son a una, dos, tres o cuatro aguas, y bajo los aleros hay una serie de canecillos de ladrillos escalonados.

 San Cipriano de San Cebrián de Mazote

 San Cipriano de San Cebrián de Mazote

 San Cipriano de San Cebrián de Mazote

 San Cipriano de San Cebrián de Mazote

 San Cipriano de San Cebrián de Mazote

El interior de San Cipriano de San Cebrián de Mazote

Aunque el aspecto exterior no nos diga mucho, merece mucho la pena ver el interior de esta luminosa iglesia mozárabe. La planta central tiene gran similitud con la Santiago de Peñalba de León, tiene tres naves que acaban en cabecera tripartita de triple testero recto al exterior, y el crucero tiene forma curva en los extremos. Las naves están cubiertas con madera, y la central como viene siendo habitual en estas iglesias es más alta y cuenta con ventanas que iluminan el templo.

En el interior podemos ver una Piedad del siglo XIV y una Asunción de alabastro de Inocencio Berruguete. Y piezas interesantes como la pila bautismal.

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

Las naves están separadas por arcos de herradura que se apoyan en columnas con fustes y capiteles muy variados. Tienen diferentes formas, tamaños y materiales debido a que algunas son hechas para el templo, pero otras son reaprovechadas de antiguos templos romanos e hispano-visigodos.
Las capillas laterales tienen un perfil recto también al interior y están cubiertas con bóvedas de aristas.
Las naves laterales, no tienen ni ventanas ni adornos y miden la mitad que la central con cubierta plana inclinada.

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

San Cipriano de San Cebrián de Mazote

Las paredes están encaladas de blanco, y el techo a dos aguas, está decorado con castillos de tres torres, leones y flores enlazadas en blanco y negro.

Cubierta de San Cebrian de Mazote

San Cebrian de Mazote

San Cebrian de Mazote

Puedes ver al salir parte de un relieve, probablemente procedente de un cancel. En él, rodeado de cenefas, están representados monjes o santos, con vestiduras y rostros geometrizados, situados junto a un castillo.

Relieve de San Cebrian de Mazote

INFORMACIÓN PRÁCTICA

¿Dónde está San Cipriano?



Horario de visitas

De Semana Santa a Septiembre:
Martes: de 17 a 19:30
Miércoles a domingo: De 11 a 14 y de 17 a 19:30
De Septiembre a Semana Santa:
Visitable durante los 30 minutos previos al culto.

Información:

 Ayuntamiento de San Cebrián de Mazote, sólo martes y jueves por la mañana. 
Tfno. 983 78 01 47


Qué ver cerca de San Cebrián de Mazote

Hay un montón de lugares interesantes que ver en los alrededores de la Iglesia de San Cipriano. Puedes ver el Monasterio de la Santa Espina con su reliquia; Urueña la villa del libro; la Colegiata de Villagarcía de Campos y las ruinas de su castillo; Tiedra y sus campos de lavanda; o el castillo de Torrelobatón.


Y hasta aquí nuestra visita a esta maravillosa iglesia mozárabe de San Cipriano, situada en la localidad vallisoletana de San Cebrián de Mazote. Si te gusta este arte, estamos seguro que te ha encantado. ¿La conocías? Cuéntamelo dejándome un mensaje, es gratis y me encantaría leer tu opinión.

Publicar un comentario

0 Comentarios