Qué ver en Saint Bertrand de Comminges

Hoy queremos enseñarte qué ver en Saint Bertrand de Comminges, un encantador pueblo catalogado como uno de los Pueblos más bonitos de Francia (les Plus Beaux Villages de France).

Merece la pena perderse por las callejuelas de esta ciudadela y descubrir así su rico pasado histórico y su gran legado arquitectónico, en el que destacan sus restos romanos, sus murallas y la antigua Catedral de Sainte-Marie, un templo que te encantará. ¡Acompáñanos, que te lo enseñamos todo!

Qué ver en Saint Bertrand de Comminges

Índice del artículo
  1. Dónde están Saint Bertrand de Comminges
  2. Dónde dormir
  3. Un poquito de historia
  4. Qué ver en Saint Bertrand de Comminges
  5. Basílica de San Just de Valcabrere
  6. Qué ver cerca de Saint Bertrand de Comminges


Dónde está Saint Bertrand de Comminges

Saint Bertrand de Comminges se encuentra en el departamento del Alto Garona, en la región histórica de Midi-Pyrénées, Francia.


Dónde dormir

En Saint Bertrand de Comminges tan solo tienes un lugar para dormir, es el Hôtel Candide, que se encuentra junto a la catedral, por lo que resulta muy cómodo para conocer el pueblo y cuenta además con restaurante y bar. Tiene habitaciones sencillas pero muy limpias, que tienen escritorio, TV de pantalla plana, baño privado y wifi y los anfitriones son encantadores.

Y si te gusta la naturaleza, a tan solo 12 minutos en coche se encuentran los Chalets Montréjeau, una cabañas de madera con jardín, restaurante, servicio de conserjería, wifi y parking gratis.

Las cabañas tienen terraza con vistas a la montaña, cocina totalmente equipada con microondas, nevera y lavavajillas, zona de estar, TV de pantalla plana, y baño privado con ducha.


Un poquito de historia

Los primeros pobladores de Saint Bertrand de Comminges fueron los cónvenos, un pueblo vasco-aquitano que fue sometido por Roma en el año 72 a.C. Así es como se funda Lugdunum Convenarum que durante el período del Emperador Augusto se convirtió en un punto muy importante de Aquitania.

Los vándalos la saquearon en el 409 y los visigodos la incorporaron al Reino de Toulouse en el 420, pasando a pertenecer al reino de los francos.

El Camino de Santiago, conocido en esta zona como Chemin du Piedmont, que bordeaba el extremo norte de los Pirineos, pasaba por aquí. Por ello el nieto del conde de Toulouse: Bertrán de de L'Isle, es nombrado obispo de Comminges construyendo diferentes templos y mejorando las condiciones de vida de sus habitantes. Cuando éste fue canonizado en 1218, la población tomó su nombre pasando a llamarse Saint-Bertrand de Comminges.

Desde el siglo XIII, la población se convirtió en un lugar de peregrinación y veneración del santo obispo fundador. Los peregrinos veneraban la tumba del Saint Bertrand por los muchos milagros que se le atribuían.

Saint Bertrand de Comminges

Qué ver en Saint Bertrand de Comminges

Para descubrir todo lo que ver en Saint Bertrand de Comminges, tienes que aparcar el coche en la parte baja de la población y descubrirlo todo caminando.


Sus calles y las casas

Pasea tranquilamente por los alrededores de la catedral para descubrir sus calles empedradas con pequeñas plazas y casas de entramado de madera medievales.

Entre ellas podrás ver el hôtel Comminges del siglo XVI; la casa Magasin Beyret, del siglo XV; el Hôtel “La Misère” del siglo XVIII; la casa Sabathier o la casa Barat del siglo XVI. 

Saint Bertrand de Comminges

Saint Bertrand de Comminges

Saint Bertrand de Comminges

Saint Bertrand de Comminges

Museo arqueologico

En tu paseo por la localidad descubrirás el Museo arqueológico departamental, ubicado en un edificio del siglo XVIII y establecido en 1990.

Cuenta con una colección de 15000 piezas y objetos de las excavaciones del departamento en el que encontrarás muchos restos de la época romana como estatuas, cerámicas, esculturas o altares votivos. Entre ellos destaca "el trofeo de Augusto", una excepcional colección de esculturas de mármol descubiertas en 1926.

Museo arqueológico de Saint Bertrand de Comminges

La muralla

Otra de las cosas que ver en Saint Bertrand de Comminges son los restos de la muralla. Ésta protegía la villa alta en tiempos de invasiones, y contaba con tres puertas de acceso.

Puertas de Saint Bertrand de Comminges

Puertas de Saint Bertrand de Comminges

Antigua catedral de Sainte-Marie

El lugar imprescindible que ver en Saint Bertrand de Comminges es la antigua Catedral de Santa María, que se encuentra en lo alto como si de un castillo se tratara.

Fue declarada en 1840 Monumento Histórico de Francia en la primera lista creada en el país, y además, como parte los Caminos de Santiago está incluida en la de los bienes Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1998.

Antigua catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Antigua catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Bertrand de Got fue nombrado obispo por el Papa Bonifacio VIII en 1295 y acabará convirtiéndose en el controvertido Papa Clemente V. En 1304 comienza a reformar la catedral canonizando a San Bertrand en 1309 y trasladando las reliquias del santo al interior del templo.

Muchos de los materiales utilizados en la construcción del templo fueron tomados de la ciudad romana de Lugdunum-Convenarum que puedes ver a las afueras.

La fachada occidental del templo sigue siendo de estilo románico, también la torre campanario con sus 33 metros de altura levantada en el siglo XII a los pies de la iglesia. Es curioso observar la construcción de madera de la parte más alta que parece el matacán de una torre de defensa. Y tres de las cuatro pandas del claustro que luego veremos.

Catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Tendrás que pararte a admirar su portada románica, con un profundo arco de medio punto con un bellísimo tímpano en el que está representada la Adoración de los Magos acompañados cuatro ángeles turiferarios y la efigie del obispo Saint Bertrand, impulsor de la construcción.

Bajo este, en el dintel que apoya sobre una columna a modo de parteluz, se encuentran los Apóstoles. Y los capiteles representan escenas con leones como la de Sansón.

Catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

En 1304 comenzó una importante reforma gótica, a la cabecera se le añadieron cinco capillas radiales dos a cada lado. Las cubiertas románicas fueron sustituidas por bellas bóvedas de crucería cuatripartita.

Catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Otra gran reforma fue llevada a cabo entre el siglo XIV y el XV, debido a la gran cantidad de fieles que acudían a venerar las reliquias de Saint Bertrand. Se construyeron capillas privadas y al edificio se le tuvieron que añadir recios contrafuertes, con arbotantes en algunos de sus muros, para evitar la inestabilidad que estas produjeron.

Catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Catedral de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Entre 1523 y 1551 se le da a la Catedral de Santa María al aspecto actual renacentista y se decora entre otras cosas con nuevas vidrieras, siete tapices flamencos de Tournai, el retablo del altar mayor, la sillería del coro o el órgano.

Destaca en el interior el mausoleo de Saint Bertrand, del siglo XV, en el que se veneran sus restos. Está decorado con bellas pinturas con diferentes escenas de su canonización y de su labor evangelizadora.

Mausoleo de san Bertrand de Comminges

También llama la atención el monumento funerario del obispo Hugo de Castillon, una de las obras maestras de la escultura funeraria medieval en Francia.

Mausoleo de Hugo de Castillon, Saint Bertrand de Comminges

Otra de las obras maestras de la catedral es el coro de los canónigos, cuenta con 66 bellos sitiales de madera tallados en 1535. Están dispuestos en dos alturas y cuentan con el asiento episcopal, el jubé, que separa el atrio del coro, y el retablo, de madera esculpida dorada del siglo XVIII.

Coro de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Coro de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Y por supuesto no puedes dejar de visitar su claustro románico, adaptado a las irregularidades del terreno en el que se construyó. Solo hay una de las pandas remodeladas entre los siglos XV y XVI, es la norte, y se encuentra abovedada.

En ella está la sala capitular, que aloja el tesoro de la catedral, con una colección de arte desde época medieval hasta el siglo XIX. Y también las tumbas de siete canónigos.

Claustro de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Claustro de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

El resto del claustro se hizo entre 1200 y 1251 y que cuenta con arcos de medio punto sobre columnas pareadas y capiteles de cesta doble entre los que destaca la cesta dedicada al Pecado Original, las ofrendas de Caín y Abel y el fratricidio.

Y también hay capiteles con temas figurativos de gran calidad como el de los dragones devorando hombres, o representaciones del bestiario.

Claustro de Sainte-Marie, Saint Bertrand de Comminges

Y una de las cosas que más nos llamó la atención es el llamado "Pilar de los evangelistas". Una columna de mármol con las magníficas tallas de los cuatro evangelistas. Se reconoce a cada uno porque sostienen su símbolo del tetramorfos.

Pilar de los Apóstoles, Saint Bertrand de Comminges

Este templo fue la catedral de la diócesis de Comminges hasta el 29 de noviembre de 1801, fecha en la que el Papa Pío VII estableció la bula Qui Christi Domini dividiendo el territorio de la diócesis de Comminges entre la archidiócesis de Toulouse y diócesis de Bayona.

Les Olivetains

Junto a la antigua catedral de Sainte Marie se encuentra el antiguo convento de los Olivetains, que cuenta con una bonita capilla de 1866.

La Orden del Monte de los Olivos (olivetana) es una congregación monástica fundada en 1313 en Asciano en Italia, cerca de Siena y forma parte de la confederación benedictina .

Tanto la iglesia como el resto del complejo monacal fueron adquiridos y restaurados en 1989 por el departamento de Alto Garona y transformados en centro cultural y oficina de turismo. Allí podrás recabar mucha información para tus visitas por los alrededores.

Les Olivetans, Saint Bertrand de Comminges

Restos de la ciudad romana

Antes de adentrarte a la población, en la parte baja, encontrarás los restos arqueológicos de la ciudad romana de Lugdunum Convenarum, origen de la población. 

Fue fundada en el 72 a.C. por Pompeyo el Magno. Puedes ver los vestigios de su glorioso pasado romano: el campamento militar, el templo del foro, las termas, el mercado…


Basílica de Saint Just de Valcabrère

Uno de los lugares que puedes incluir en las cosas que ver en Saint Bertrand de Comminges es la Basílica de Saint Just de Valcabrère, un edificio románico de entre los siglos XII y XIII, que se encuentra a un kilómetro de la población.

Fue catalogada como Monumento Histórico ya en el año 1840, y también está incluida en los bienes Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como parte de los Caminos de Santiago de Compostela en Francia.

Para su construcción se utilizaron piedras de la ciudad romana de Lugdunum Convenarum, es por ello por lo que podemos ver columnas y capiteles reutilizados. Las pilas de agua bendita, por ejemplo, son capiteles romanos tallados.

Destaca la decoración de la portada con restos de policromía, en la que podemos ver un tímpano con Pantocrator formado por un Cristo magestático, rodeado por la mandorla rodeada por el Tetramorfos. Los pilares son cuatro esculturas de Santa Elena, San Esteban y los Santos Justo y Pastor y sobre ellos en el capitel se narra su martirio.

Basílica de Saint Just de Valcabrère

Basílica de Saint Just de Valcabrère

Basílica de Saint Just de Valcabrère

Qué ver cerca de Saint Bertrand de Comminges

Foix

Qué ver en Foix además de su castillo cátaro
Pau

Qué ver en Pau el mejor mirador de los Pirineos

Qué ver en Toulouse la ciudad rosa

Ahora ya sabes lo que ver en Saint Bertrand de Comminges una bella población francesas catalogada como unos de los pueblos más bonitos de Francia, y que merece la pena descubrir. ¿La conoces?

Publicar un comentario

0 Comentarios