Pau, el mejor mirador de los Pirineos Atlánticos

Ya hemos estado tres veces en la ciudad francesa de Pau, esto se debe a que se encuentra en un punto estratégico perfecto para hacer nuestra primera parada de nuestros largos viajes en coche hacia Italia, Suiza o Alemania.
En ella hemos descubierto un lugar acogedor, con mucho ambiente y con un casco antiguo muy interesante que lo convierte en un excelente balcón hacia los Pirineos Atlánticos. Así que no podemos pedir más de esta “etapa”, que se ha convertido en un "destino favorito". ¿Te apetece saber un poco más de ella?

Pau, el mejor mirador de los Pirineos Atlánticos

Pau es la capital del departamento de los Pirineos Atlánticos, una ciudad rodeada de verdes colinas con el telón de fondo de los picos de los Pirineos nevados.

Lo más conocido de la ciudad es sin duda el Castillo, pero en sus calles y plazas podrás ver rincones y edificios francamente bonitos.

Su clima templado y el paisaje agradable, explican los numerosos campos de golf y cricket que hay a su alrededor, también que fuese elegida por Victor Hugo para escribir algunas de sus obras.


¿Qué ver en Pau en un día?

Pau se divide en dos partes, la superior es donde se encuentra el casco antiguo con el castillo, y la inferior, más moderna junto al río. Estas dos partes fueron conectadas en 1908 por un funicular y desde el castillo también tienes un ascensor, pero vamos poco a poco. Puedes recorrer todo el casco histórico de Pau caminando y puedes verlo todo en un día, o incluso en una mañana si organizas bien los horarios del castillo.

Palais Beaumont

Comenzamos la visita de Pau en el lugar más alejado del centro, el Palacio Beaumont. Este es un moderno centro de congresos, alojado en un bello edificio de 1899 de estilo neoclásico, lugar de vacaciones de la aristocracia inglesa atraída por el clima templado y las vistas de los Pirineos.

Palacio Beaumont de Pau, Francia

Boulevard des Pyrénées

Desde aquí comienza un precioso paseo paralelo al casco antiguo: el Boulevard des Pyrénées, que une el palacio Beaumont con el Castillo de Pau. Algo más de un kilómetro desde el que puedes ver la ciudad nueva abajo con el río y al fondo la cadena montañosa de los Pirineos.

Boulevard des Pyrénées de Pau, Francia

Plaza Real

Varias plazas veremos a nuestro camino, una de las más bonitas es la Plaza Real, al fondo está el edificio del Ayuntamiento, en el centro un templete en el que se encuentra la fuente Alfred de Vigny y a un lado el funicular.

Plaza Real de Pau, Francia

Funicular de Pau

El funicular de Pau, funciona desde 1908 y une el Boulevard des Pyrénées con la Estación de tren de Pau. Estuvo unos años parado para su reforma y desde entonces el servicio tiene una frecuencia de tres minutos y es gratuito. Funciona de lunes a sábado: de 6:45 a 21:40 y el domingo de 13:30 a 20:50.

Funicular de Pau

Église de Saint Martin

La Iglesia de San Martín se construyó en el siglo XIX, es de estilo neogótico con decoraciones de influencia bizantina. Se compone de tres naves, crucero, coro y ábside. En ella destacan las vidrieras de Louis Steinheil y su alta torre de 77 metros de altura. Fue catalogada monumento histórico en 2015.

Por la parte trasera de la iglesia de San Martín hay un monumento a los muertos en la Primera Guerra Mundial.

Iglesia de San Martín, Pau

Iglesia de San Martín, Pau

Parlamento de Navarra

Nos dirigimos ahora al Castillo de Pau, justo antes de llegar, en la plaza delantera, se encuentra el edificio que en su día albergó el Parlamento de Navarra.
Enrique II fija la corte del reino de Navarra en Pau debido a la ocupación militar española que sufría Iruñea, vieja capital del Estado vascón. También a que la reina Margarita de Angulema. reina de Navarra, mandó traer a artistas de toda Europa al castillo. 
En Pau se asentaron los Estados Generales de Navarra y aunque cada vez con menos competencias, perduraron hasta el año 1789, con la Revolución Francesa.

Parlamento de Navarra de Pau


Castillo de Pau

En este enclave maravilloso hubo una pequeña fortaleza desde la que se vigilaba el río Gave, y que estaba protegida por una empalizada de madera. Pau significa empalizada de estacas y este fue el origen de la población, a su alrededor fue creciendo tal y como la vemos ahora.

Una de sus primeras reformas y ampliaciones fue hecha por Gaston Febus en el siglo XIV. A principios del XVI, Enrique de Albret y María de Angulema lo transforman en un palacio real renacentista.

En 1553 nace en el castillo de Pau el nieto de Enrique de Albret y María de Angulema: Enrique de Navarra, futuro rey Enrique IV,
primer monarca borbón de Francia, muy querido por los franceses.

En 1830, el rey Luis Felipe hizo el interior es bellamente decorado por importantes artesanos que crearon el mobiliario, y se le añaden torres y una capilla, acabando con las obras Napoleón III.

De la primera época se conserva el Torreón Febus o Torre del Homenaje, de 33 metros de altura, y la Torre de la Moneda, ambas construidas en ladrillo.

En 1929, el castillo de Pau se convierte en Museo Nacional dedicado enteramente a Enrique IV.

Vista general del Castillo de Pau

Castillo de Pau

Interior del patio del Castillo de Pau en Francia

Interior del patio del Castillo de Pau en Francia

Visitando el interior del Castillo de Pau

Normalmente la manera de ver el castillo es en visitas guiadas en francés, pero el día que nosotros lo visitamos, era fiesta en Pau y era gratuito, así que lo vimos por nuestra cuenta. Recorrimos el circuito marcado y vimos las impresionantes estancias, en las que había cartelones en todos los idiomas para informarte.

Entre sus estancias, todas ellas decoradas con muebles de la época, tapices, cuadros y bellos artesonados de madera, destacan por nombrar alguna la Habitación del Rey, la de su madre Juana de Albret, el Salón del Trono de los Reyes de Navarra o la Sala de los Cien Cubiertos, en la que podemos ver una gran mesa de roble en la que, como su propio nombre indica, caben 100 comensales, sus paredes están decoradas con fantásticos tapices.

Interior del palacio de Pau, Francia

Interior del palacio de Pau, Francia

Sala de los Cien Cubiertos, Palacio de Pau, Francia

Por todo el castillo veremos las letras H y M, decorando frisos, columnas, artesonados y todo tipo de ornamentos. Se trata de las iniciales de Henri de Albret y Margarita de Angulema.

Otro de los puntos fuertes del castillo son sus jardines, en ellos, las plantas decorativas se mezclan con plantas aromáticas y hortalizas, tienen una decoración muy cuidada. Puedes dar un bonito paseo por ellos y ver así todas las perspectivas del castillo.

Jardines del Castillo de Pau en Francia

Jardines del Castillo de Pau en Francia

Jardines del Castillo de Pau en Francia

Horarios del castillo de Pau:

Del 23 de septiembre al 14 de junio: de 9:30 a 11:45 y de 2 a 5
Del 15 de junio al 22 de septiembre: de 9:30 a 5:45

Precio: 7 €

Web del castillo

El río Gave

Tras recorrer los jardines del castillo nos dirigimos a la zona baja de Pau, donde se encuentra uno de los puentes que atraviesan el río Gave y desde donde se obtienen unas vistas excelentes tanto del Castillo como de la ciudad.

Río Gave de Pau, Francia

Rue du Molin

También paseamos junto a la pequeña presa y al antiguo lavadero por la Rue du Molin, desde ella puedes volver a subir al castillo en un ascensor.

Rue du Molin, Pau

Rue du Molin, Pau

Barrio del Castillo

Una vez arriba, nos “perderemos” por la zona más pintoresca de Pau: el Barrio del Castillo. Sus estrechas callejuelas con pequeñas casas sencillas pero de buen gusto, llenan sus calles. En ellas no pueden faltar los restaurantes, que al atardecer se llenan de gente local y de turistas para degustar su excelente cocina.

Barrio del Castillo de Pau, Francia

Barrio del Castillo de Pau, Francia

Barrio del Castillo de Pau, Francia

Barrio del Castillo de Pau, Francia

Place Clemenceau

Tras recorrer el Barrio del Castillo, nos dirigimos por la Rue Maréchal Joffre, una de las calles más comerciales de la ciudad, hasta la Place Clemenceau.
Esta plaza está muy transformada desde sus orígenes y en la actualidad se encuentra rodeada de hoteles, restaurantes y comercios. Aquí están por ejemplo las Galerías Lafayette, y el Palais des Pyrénées, un centro comercial de estilo Art Deco que contiene tiendas, cafeterías, un casino, y sala de conciertos entre otros.

Si caminas por el centro del Palais des Pyrénées y continuas por el Boulevard d’Aragon, importante eje comercial con tiendas de grandes marcas, aparecerás de nuevo en el Boulevard des Pyrénées.

Place Clemenceau de Pau

Pau

Place de la Liberation

Y nuestro último destino es la Plaza de la liberación, en la que podemos ver un gran monumento de guerra, idéntico a otro que se encuentra en el Boulevard des Pyrénées. Tras ella se encuentra el edificio que alberga el palacio de justicia de Pau.

Plaza de la liberación, Pau

Iglesia de Saint Jacques

Y a la izquierda del Palacio de Justicia se encuentra uno de los templos principales de Pau, la Iglesia de Saint Jacques. Dedicada al Apóstol Santiago, y construida en 1861 en el lugar donde estaba la capilla del convento de Les Cordeliers, del siglo XVII, donde acudían los peregrinos del Camino de Santiago.

Iglesia de Saint Jacques de Pau

>
Iglesia de Saint Jacques de Pau

DATOS DE INTERÉS

Aparcar en Pau

Bastantes zonas del centro de la ciudad son peatonales y hay bolardos que te impiden la entrada, así que si vas en tu coche, el mejor sitio para dejarlo es en un parking a las afueras. A nosotros nos parece práctico el parking Stadium de la Gare, situado en la zona baja, justo junto al funicular y que además es gratuito. También tienes otro en la estación de tren, justo al lado.

Mapa con los principales lugares que ver en Pau


¿Qué ver cerca de Pau?

Muy cerca de Pau se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, lugar destacado de peregrinaje, de espiritualidad. También puedes visitar Auch y aunque esté un poco más alejado, te recomiendo especialmente Toulouse.

“La Grande Boucle”

Si has ido a Pau en coche y desde allí te diriges por la autopista hacia Tolouse, a tan solo 30 kilómetros de la ciudad hay un área de descanso con gasolinera, en la que te recomiendo parar. En ella se encuentra una escultura que nos encanta y que rinde homenaje al Tour de Francia y a sus participantes. Ésta forma parte de la obra “La Grande Boucle” y está en el Área de Servicio “Les Pyrénées”, en el km 129 de la autopista Bayona-Toulouse.

Son 30 toneladas de acero, y mide 18 metros de altura y 30 de largo, y en ella hay ocho figuras de ciclistas, a su alrededor también puedes ver paneles con algunas de sus hazañas de los ciclistas.

Área de Servicio “Les Pyrénées”, Pau

Y hasta aquí, todo lo que puedo contarte sobre la bella ciudad de Pau, una localidad muy poco conocida en cuanto al turismo se refiere, pero que consideramos que se merece una visita. ¿Tu que opinas? ¿La conocías, has estado? Cuéntanoslo dejándonos un comentario 😉

Publicar un comentario

0 Comentarios