Recorrido a pie por Ribadesella (Asturias)

La villa marinera de Ribadesella se encuentra ubicada en la costa oriental del Principado de Asturias, está bañada por el mar Cantábrico y por el río más famoso de la región: el Sella. Esta población aúna un casco urbano con una bella arquitectura popular, largos paseos, miradores, playas, montaña, turismo de aventura y una gastronomía que no te dejará indiferente, incluso cuenta con la cueva de Tito Bustillo, uno de los santuarios del arte paleolítico europeo. Y no podemos olvidarnos de que en ella se encuentra la meta de uno de los eventos deportivos más multitudinarios de la región: el Descenso Internacional del Sella.


Visitar Ribadesella y recorrer todos estos lugares a pie, te llevará tan solo un día, pero te aconsejo que le dediques al menos dos. De esta manera puedes aprovechar para ir a una de sus playas, visitar las Cueva de Tito Bustillo, hacer alguna ruta de senderismo, bajar el Sella en piragua o realizar turismo de aventura. En la zona encontrarás una amplia oferta, recuerda que está a un paso de los Picos de Europa.

Qué ver en Ribadesella


  • El río Sella, Puente de meta y pódium de vencedores 


  • Lo primero que hacemos es acercarnos al río para contemplar la panorámica y de paso ver el lugar donde se coloca el pódium en el que los ganadores del descenso del río Sella, reciben sus premios. También desde aquí vemos el famoso puente que sirve de meta a los participantes.

    Podium de vencedores de Ribadesella


  • Descenso del Sella y la Fiesta de las Piraguas



  • Para el que no lo sepa, el Descenso Internacional del Sella, conocido popularmente como Les Piragües, se realiza el primer sábado de agosto, posterior al día 2 de dicho mes.
    Un recorrido de 20 kilómetros de largo que une las poblaciones asturianas de Arriondas y Ribadesella. 

    El Descenso Internacional del Sella está organizada por la Federación Española de Piragüismo y está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

    Aunque la primera constancia que se tiene es del año 1929, fue en el año 1932 cuando se puso la salida y la meta en Arriondas y Ribadesella respectivamente y tuvo lugar la primera edición con trece palistas, todos asturianos. En 1935 comenzaron las inscripciones de fuera de la comunidad. Con un parón entre 1936 y 1943 debido a la Guerra Civil Española y a la postguerra, se reanuda en 1944, con 11 piraguas. En 1951 ya cuenta con competidores extranjeros. En 1960, se crea la Federación Española de Piragüismo, separándose de la de remo garantizando el futuro de la Fiesta de las Piraguas.

    Año tras año el Descenso del Sella, ha ido creciendo y participan más de un millar de palistas. Miles de turistas acuden atraídos a estas dos localidades asturianas a disfrutar de este evento deportivo, y de la fiesta que se organiza, en ambas.

    Vista general de Ribadesella


  • Escalera de colores


  • Podemos ver el antiguo barrio de pescadores, El Portiello con sus estrechas calles. Entre sus callejuelas podemos ver la Escalera de colores, en la que diferentes vecinos, representantes deportivos, culturales y políticos del municipio, han dejado su marca personal pintando un escalón y una frase.
    Estas escaleras nos conducen a la zona más alta del casco urbano, en la que hay un bonito mirador desde el que podrás contemplarla.

    Escalera de colores de Ribadesella

    Mirador de Ribadesella


  • Las casas de la villa


  • Comenzamos a adentrarnos por el casco urbano de Ribadesella, en el que veremos espectaculares construcciones de Indianos y casonas blasonadas, mezcladas con las sencillas casas del antiguo barrio de pescadores.

    Veremos casas como la del ayuntamiento, que se encuentra ubicado en el edificio más antiguo de la localidad, el Palacio de Prieto Cutre, es de estilo renacentista del siglo XVI y que fue utilizado como almacén de sal. También veremos la Casa de Ardines, con el escudo de una ilustre familia de comerciantes, navegantes y militares. La Casa de González Prieto, en la que se encuentra Correos. La Casa de Collado, conocida como la Casa del Escudo. La Casa del Pixuecu o el Palacio de la Atalaya

    Casas de Ribadesella

    Casas de Ribadesella

    Casas de Ribadesella

    Plazas de Ribadesella


  • Santa María Magdalena


  • Entre bonitas casas de alegres colores con balconadas y corredores de madera, llegamos a la Plaza de la Iglesia, antigua Plaza Vieja, donde se encuentra la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, de principios del siglo XX.

    Sorprende entrar en esta iglesia y ver las pinturas de los hermanos naturales de Ribadesella, los Uría Aza, el Nazareno de Víctor Hevia, y los frisos de piedra del altar mayor de Emilio del Valle Junco.

    Iglesia de Santa María Magdalena de Ribadesella

    Iglesia de Santa María Magdalena de Ribadesella

    Iglesia de Santa María Magdalena de Ribadesella


  • Cala de la Atalaya


  • Junto al casco urbano hay una pequeña cala a la que se llega fácilmente caminando. Es la cala de la Atalaya. Mide apenas 100 metros y es de arena blanca y piedra.

    Playa de la Atalaya, Ribadesella


  • Torre de la Atalaya


  • Junto a la cala se encuentra la Torre de la Atalaya, reconstruida en el siglo XIX, sobre una antigua torre defensiva de la edad media. Es de planta cuadrada, está rematada por almenas y cubierta por una enredadera (un poquito seca cuando la visitamos) y en la actualidad está habilitada como vivienda.

    Torre de la Atalaya, Ribadesella


  • Ermita de Nuestra Señora de Guía


  • Desde aquí hay un camino por la ladera del Monte Corberu, que nos lleva a la Ermita de Guía, las vistas en esta subida hacia la villa y la playa son una maravilla. También puedes subir a ella por el paseo de la grúa, el que hay junto al río Sella (nosotros lo usaremos a la vuelta). 
    La Ermita de Nuestra Señora de Guía es renacentista, se construyó para acoger a la patrona de los marineros a finales del siglo XVI, siendo reformada en 1892.


    Hubo a su lado desde el siglo XVI una fortificación, los tres cañones que allí vemos fueron parte de la historia de la villa.

       
    Ribadesella


  • Paseo de la Grúa


  • Descenderemos ahora por las escaleras para llegar al Paseo de la Grúa, en el que tenemos unas vistas maravillosas hacia el otro lado.

    paseo de la Grúa de Ribadesella

    Vistas desde el Paseo de la Grua, Ribadesella

    Vistas desde el Paseo de la Grua, Ribadesella

    Además podemos ver varias cosas interesantes: hay una serie de paneles explicativos dedicados a la Mitología Asturiana.
    Podemos ver la Fuentina decorada con una Xana y dos osos mitológicos. Estos osos son un homenaje a una obra literaria de Pepín de Pría dedicada a Ribadesella en 1927 titulada “La Fonte del Cay”.
    Y también podemos ver unos paneles con dibujos de Antonio Mingote con momentos de la historia riosellana.

    Dibujos de Antonio Mingote, Ribadesella


  • Puerto pesquero y deportivo


  • Pasamos por delante del puerto pesquero, que ya existió en la Alta Edad Media. Se dedicó a la industria ballenera, y también a la importación y distribución de la sal. A mediados del siglo XIV Ribadesella obtuvo junto con Llanes, Avilés y Luarca el permiso real de alfolí, controlado por la nobleza y el clero.
    Además, de este pequeño puerto salía el Bergantín Habana, rumbo a Cuba en el siglo XIX.
    La pequeña flota pesquera con la que cuenta Ribadesella en la actualidad sigue rulando diariamente pixín (rape), pescadilla, lubina, y mariscos: centollos, bogavantes, langostas, andaricas (nécoras). Una de las ventas con más expectación por su precio y escasez es la angula del Sella.

    Puerto de Ribadesella

    Atravesamos el puente que como ya te había contado es la meta del descenso del Sella y pasamos por el pequeño puerto deportivo que se inauguró en el 2003 en el margen izquierdo del río Sella.

    Puerto deportivo de Ribadesella

    Puerto deportivo de Ribadesella


  • Playa de Ribadesella


  • Llegamos así a la playa de Santa Marina, a la que las mareas han dejado llena de troncos. Mide un kilómetro y medio de longitud y tiene todo tipo de servicios, sin embargo lo que más nos gusta y que le da un toque especial y muy diferente son las espectaculares construcciones de Indianos y palacetes de aire modernista levantadas a principios del siglo XX.

    Playa de Santa Marina de Ribadesella

    Playa de Santa Marina de Ribadesella

    En la actualidad algunas de estas casas de indianos se han convertido en restaurantes y hoteles, aunque la mayoría siguen siendo privadas. Destacan el Chalé de la Marquesa de Argüelles y Villa Rosario.

    Casas del paseo d ela playa de Ribadesella

    El litoral de Ribadesella, Colunga y Villaviciosa es conocido como la Costa de los Dinosaurios, ya que hay cantidad de restos paleontológicos del Jurásico. Pasando la playa de Ribadesella, se encuentran los acantilados de Tereñes, donde hay interesantísimos restos.


  • Cueva de Tito Bustillo


  • Y no podemos irnos de Ribadesella sin visitar el Centro de Arte Rupestre, en el que aprenderás sobre la prehistoria asturiana y podrás ver piezas de interés arqueológico. Y la Cueva de Tito Bustillo. Fue descubierta en 1968, y reúne más de cien representaciones grabadas y pintadas que varían en diferentes épocas entre el 22.000 y el 10.000 a. de C. Los más famosos son los llamados Galería de los Caballos, el Camarín de las Vulvas y la Galería de los Antropomorfos. También puedes visitar la Cuevona de Ardines.

    Centro de arte rupestre de Ribadesella

    Cueva de Tito Bustillo, Ribadesella

    Donde está



    Dónde aparcar

    Si vas en tu propio coche, hay un amplio aparcamiento casi en el centro del casco histórico, en el Paseo Vencedores del Sella, junto al mercado de Abastos, en el margen del río Sella.

    Dónde comer

    Una buena opción es la Sidería el Tarteru, que se encuentra en la Calle Marqueses de Argüelles 3 (cerca de la rula). Los pescados los hacen muy bien, el cachopo tarteru espectacular y las croquetas de pulpo y las zamburiñas para chuparse los dedos.

    Dónde dormir

    Hay muchos hoteles en Ribadesella y alrededores para que disfrutes de de tu estancia en esta bella ciudad. Uno de los más bonitos es el Hotel Ribadesella playa, ubicado en una de las casonas frente a la playa. Tienes más opciones en este enlace.

    Qué ver cerca de Ribadesella

    Muy cerquita se encuentra Lastres, otra villa marinera considerada uno de los Pueblos más bonitos de España. También a Llanes, Cangas de Onís o Covadonga. La verdad es que está en una posición en el mapa muy céntrica y bien comunicada para que recorras toda Asturias.

    Y hasta aquí, todo lo que puedes ver en la villa marinera de Ribadesella, una visita obligada en Asturias. ¿Has estado? ¿Habías oído hablar de ella? Cuéntamelo dejándome un mensaje. Si te ha gustado te agradecería mucho que lo compartieses en tus redes con alguno de los siguientes botones.

    Publicar un comentario

    3 Comentarios

    1. Asturias es uno de nuestros grandes pendientes. Tenemos tantas ganas de ir que hemos organizado este viaje en varias ocasiones que se terminan frustrando siempre por algún motivo. Por lo que cuentas Ribadesella tiene mucho para ver, y sobre todo, esta muy cerquita de Lastres, un pueblo del que nos han hablado maravillas. Nos ha encantado la escalera de colores, y aun más que contenga frases de personajes representativos de la ciudad. También nos ha llamado la atención la Torre de la Atalaya, por la foto parece algo dejada, pero por lo que comentas debe ser por las hierbas secas. Dices que esta habitada... ¿No se puede visitar? ¿Es de un particular? Un post súper completo. ¡Nos has dado aun más ganas de visitar Asturias! :)

      ResponderEliminar
    2. Hola Carmen,
      Pues he de reconocer que solo conocía Ribadesella por su famoso descenso y me ha encantado por varios motivos. Las casas indianas me parecen preciosas y llenas de historias interesantes (o al menos las que yo imagino jajaja), la torre ahora vivienda me llena de intriga (quién vivirá allí) y la capilla de Nuestra Señora de Guía, que debe ser hermana de la de mi barrio :)
      Tenemos muy pendiente una visita tranquila a Asturias y tu post ha hecho que incluya Ribadesella en la lista de imprescindibles!
      Abrazos.

      ResponderEliminar
    3. Todavía no conozco este pueblo y sin embargo creo que han sido dos o tres veces que estuve a punto de ir. Una de las ocasiones iba a ir con amigos a al Descenso Internacional del Sella, pero al final les dio pereza.
      Super chula la playa de Ribadesella y la ciudad. Apuntado para comer la sidreira Tarteru y para tomarme unos cuantos culines. Muy chulo el post

      ResponderEliminar

    Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
    Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.