10/5/18

Estella-Lizarra, la Toledo del norte

Estella-Lizarra es una ciudad de la Comunidad Foral de Navarra, situada en uno de los meandros del río Ega, una zona de transición entre la Montaña y la Ribera paso del Camino de Santiago, y que cuenta con un importante Patrimonio Monumental por la que es conocida como "Estella la Bella" o "la Toledo del norte".


Estella-Lizarra, la Toledo del Norte

A finales del siglo XI, Estella-Lizarra era uno de los lugares por los que los peregrinos del Camino de Santiago pasaban buscando alojamiento. En el año 1090, el rey Sancho Ramírez, otorgó a la ciudad el Fuero de Estella, y el pequeño poblado fue creciendo debido al auge económico producido por el asentamiento de comerciantes francos (libres de impuestos). 
Entre los siglos XII y XIII se llenó de tesoros arquitectónicos: palacios, iglesias, casas señoriales, monasterios... Por ello se le pusieron muchos sobrenombres, en el siglo XV por ejemplo se la conocía como "Estella la bella" y más tarde como "La Toledo del Norte". No tienes más que pasear por sus calles para descubrirlo.

¿Dónde está Estella?

Estella es un municipio y una ciudad española, que se encuentra en la comarca de Tierra Estella, en la Comunidad Foral de Navarra.


¿Dónde aparcar?

Si llegas a la ciudad en coche, te recomiendo aparcar en la Calle Dr. Huarte de San Juan. Allí hay un gran aparcamiento gratuito junto al parque de los Llanos. Un perfecto punto de partida para ver toda la ciudad.

¿Qué ver en Estella-Lizarra?

- Restos de muralla y Puertas de Santa María y de San Nicolás
- Iglesia de San Pedro de la Rúa 
- Palacio de los Reyes de Navarra
- Antiguo Ayuntamiento
- Palacios de la calle de la Rúa
- Puente de la Cárcel
- Convento de Santo Domingo
- Iglesia de Santa María Jus del Castillo
- Iglesia del Santo Sepulcro
- Iglesia de San Miguel Arcargel
- Iglesia de San Juan
- Basílica del Puy

Muy cerca del parking donde hemos dejado el coche podemos ver una de las puertas de la muralla. La ciudad tuvo un total de tres recintos amurallados defendidos por tres castillos de los que apenas quedan restos: Zalatambor, Belmecher y La Atalaya. Tras las anexión de Navarra en 1512 los castillos y las murallas se empiezan a abandonar y prácticamente desaparecen. En tu visita, descubrirás algunos tramos de la muralla, los restos de la puerta de Santa María, situados junto a la iglesia del mismo nombre y la Puerta de San Nicolás o de Castilla, construida en el siglo XVI, se cree que con motivo de la visita de Felipe II.
Tres barrios con los límites territoriales bien definidos por las murallas, formaron la ciudad, administrada conjuntamente desde 1266. El Fuero de Estella se aplicó por igual a los habitantes de los tres barrios.

Puerta de San Nicolás o de Castilla, Estella, Navarra

Nos dirigimos a ver uno de los monumentos más interesantes de Estella-Lizarra, situado en la parte más alta de la ciudad, adaptada a la forma de la ladera: la Iglesia de San Pedro de la Rúa. Puedes llegar a ella de dos maneras desde la Calle San Nicolás: subiendo una gran escalinata o cogiendo un ascensor  al fondo de un pasadizo. (Nosotros subimos en el ascensor y bajamos por las escaleras). 
Hay documentos que hablan de su existencia en el año 1147 por lo que se considera la más antigua de la ciudad, y se encontraba bajo la protección del desaparecido castillo de Zalatambor. A finales del siglo XII y principios del XIII se llevan a cabo importantes reformas y en 1256 se convierte en Iglesia Mayor de Estella, por lo que se vuelve a reformar y su estilo pasa del románico al gótico. 

Si llegas, como nosotros con el ascensor, y te encontrarás lo primero con el Claustro románico, uno de los conjuntos de mayor riqueza escultórica del románico navarro. Tiene una puerta de acceso exterior a la iglesia, por la cual entramos y nos quedamos maravillados.
Nos contó (creemos que era) el párroco, que en 1572, Felipe II mandó volar el castillo de Zalatambor, que se encontraba en lo alto, con tan mala suerte que algunos escombros cayeron sobre el claustro destrozando las galerías este y sur.  Imaginamos lo maravilloso que debió de ser antes del derrumbe, porque incluso solo con dos pandas, es realmente espectacular. Los lados tienen nueve arcos cada uno apoyados sobre dobles columnas y vistosos capiteles decorados con una gran variedad de temas, cestas, vegetales, animales reales y fantásticos.
Merece la pena detenerse a ver todos y cada uno de ellos, muchos de los de la panda más pegada a la iglesia narran la vida de Cristo, San Pedro y San Andrés. También podemos ver algunos arcosolios de un románico tardío, y piezas encontradas en algunas excavaciones.

Iglesia de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Claustro de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Claustro de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Claustro de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Entramos en la iglesia, consta de tres naves de tres tramos, siendo la central mucho más grande y las laterales de diferente tamaño para adaptarse al terreno. La cabecera tiene tres ábsides abiertos a la nave mediante arcos triunfales cubiertos con bóvedas de horno apuntadas. El central tiene tres pequeños absidiolos radiales, en los que podemos ver de izquierda a derecha: la imagen gótica de la Virgen del Rosario del siglo XIV, un Cristo gótico del siglo XIV, y un San Pedro barroco del XVII.
Por señalar algunas cosas interesantes, nombraré el retablo barroco con un crucifijo románico en el ábside de la nave del evangelio (a la izquierda). La capilla barroca de san Andrés, patrón de la ciudad, San Andrés de 1696 con un retablo realizado en la segunda mitad del siglo XVIII. La pila bautismal del siglo XII que simboliza los cuatro ríos del paraíso.

Iglesia de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Iglesia de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Iglesia de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Salimos por el lado contrario que hemos entrado y nos giramos para admirar la maravillosa portada de la iglesia de San Pedro de la Rúa, sin duda uno de los puntos más interesantes. Es de la primera mitad del siglo XIII de estilo tardorrománico y el guardapolvo de ajedrezado jaqués, denota la influencia del Camino de Santiago. Tiene ocho arquivoltas apuntadas decoradas con motivos vegetales, puntas de diamante y panal de abeja y la interna tiene una curiosa decoración polilobulada, influenciada por el arte musulmán, y un crismón trinitario de tipo navarro en la clave. Las arquivoltas se encuentran apoyadas en columnas con capiteles vegetales, menos la arquivolta interior que lo hace sobre jambas sostenidas por columnillas.
La iglesia de San Pedro de la Rúa fue Declarada Bien de Interés Cultural en el año 1931, recientemente ha sido restaurada, a la vista está.

Iglesia de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Estella-Lizarra

Iglesia de San Pedro de la Rúa, Estella-Lizarra

Bajamos por la gran escalinata y llegamos a la plaza de San Martín, en cuyo centro se encuentra la fuente renacentista del siglo XVI de la Mona o de Los chorros, de la segunda mitad del siglo XVI, en la que aparece un león con el escudo de la ciudad.
En uno de los lados se encuentra el Palacio de los Reyes de Navarra o de los duques de Granada de Ega. Es la mejor muestra del románico civil de Navarra, fue construido en piedra de sillería en la segunda mitad del siglo XII, repleto de arcadas y galerías, arquería de arcos doblados. Fue cárcel del Partido Judicial de Estella y desde 1991 es sede del Museo de Gustavo de Maeztu.
El edificio que se encuentra al otro lado de la plaza, junto a la escalinata es el antiguo Palacio de justicia y antiguo Ayuntamiento, en cuya fachada barroca destacan los escudos de la ciudad y su alero de madera.

Palacio de los Reyes de Navarra, Estella-Lizarra

Antiguo ayuntamiento, Estella-Lizarra

Paseamos ahora por la Calle de la Rúa siguiendo el camino de Santiago desde la Iglesia de San Pedro de la Rúa, en ella vemos bonitos edificios entre los que se encuentran varios palacios. Uno de ellos alberga la Casa de Cultura Fray Diego de Estella, es de estilo plateresco y fue construido en el siglo XVI. Otro, el Palacio del Gobernador del siglo XVII, en el que se encuentra el Museo del carlismo.

Casa de Fray Diego de Estella, Estella-Lizarra

Llegamos así al Puente de la Cárcel, reconstruido en 1973 siguiendo el modelo del puente primitivo construido en el siglo XII y que fue destruido en las Guerras Carlistas en 1873.

Puente de la cárcel, Estella-Lizarra

De momento no atravesamos el puente, continuamos siguiendo el camino y pasamos bajo una carretera continuando recto por la Calle Curtidores. Nos desviamos un momento a nuestra derecha, en lo alto podemos ver el convento de Santo Domingo, fundado en 1259 convertido en residencia de ancianos, no es visitable pero se conserva la iglesia gótica y algunas dependencias. A su lado, en el lugar donde parece ser que estaba la judería, se encuentra la antigua sinagoga, transformada después en la iglesia de Santa María Jus del Castillo, llamada así porque muy cerca se encontraba el castillo de Belmecher. Este edificio románico, con portada barroca alberga el Centro de Interpretación del Románico y del Camino de Santiago. 


Convento de Santo Domingo, Estella-Lizarra

Regresamos a la calle Curtidores, para encontrarnos con uno de los edificios que más nos impactó de la ciudad: La iglesia del Santo Sepulcro, que se comenzó a construir a finales del siglo XII y que está inacabada. Una imagen con Santiago, patrón de los peregrinos, nos recuerda que estamos en el camino.
Llama muchísimo la atención la portada, de principios del siglo XIV, de estilo gótico con influencia francesa, una de las obras maestras del gótico navarro. Tiene forma de arco apuntado abocinado con doce arquivoltas apoyadas sobre baquetones. En las claves hay seis figuras de ángeles con trompetas y los símbolos de la Pasión, y en el tímpano hay varias escenas divididas en tres franjas, la última cena, las tres Marías en el Sepulcro, descenso al Limbo... y una Crucifixión, con el Cristo crucificado acompañado de la Virgen. A los lados de la portada hay 12 hornacinas con otras tantas esculturas de los apóstoles. La iglesia está declarada Bien de Interés Cultural. Su interior no se puede visitar.

Iglesia del Santo Sepulcro, Estella-Lizarra

Iglesia del Santo Sepulcro, Estella-Lizarra

Aymeric Picaud* en el siglo XI dijo:
"Estella es ciudad de buen pan, excelente vino, mucha carne y pescado y toda clase de felicidad"
*monje benedictino al que se le atribuyó al menos una parte del Codex calixtinus: guía del peregrino del camino de Santiago

Retrocedemos hasta el puente y lo atravesamos para dirigirnos callejeando hasta otra de las maravillosas iglesias de Estella-Lizarra, de camino nos encontramos con bonitas calles como la Calleja del Chapitel, un pintoresco paso cruzado por arcos de ladrillo. La influencia del Camino de Santiago y de la judería da personalidad propia a las calles de la ciudad. Pasamos junto al edificio que alberga la biblioteca.

Calleja del Chapitel, Estella-Lizarra

Y subimos la escalinata para llegar a otro punto elevado de la ciudad, en el que se encuentra la Iglesia de San Miguel Arcargel. Se construyó en 1145, y su estilo es románico tardío, destaca su cabecera con ábside semicircular y la torre de ladrillo construida 1718. De las dos portadas, llama la atención la del evangelio, otra joya románica de Estella. Está formada por cinco arquivoltas rodeadas por una moldura decorada con bestiario y alegorías de vicios, columnas con capiteles historiados, y un tímpano con un Pantocrátor. 
En su interior de tres naves podemos ver el retablo mayor, obra barroca de 1745 con una talla de San Miguel de estilo gótico-flamenco, el de Santa Elena de 1416, y el de San Crispín y Crispiniano de 1602.

Iglesia de San Miguel Arcargel, Estella-Lizarra

Iglesia de San Miguel Arcargel, Estella-Lizarra

Iglesia de San Miguel Arcargel, Estella-Lizarra

Recorremos ahora la calle Mayor y admiramos sus bonitas casas y los negocios de toda la vida, también nos acercamos a la plaza del Auroro, en la que hay un monumento en honor, al igual que vimos en Viana a las personas que en el siglo XVIII salían rezando el rosario de la aurora, en la madrugada para despertar a los vecinos. Este es concreto está dedicado a Adriano Juániz y bajo su escultura, podemos representados pasajes de la historia de la ciudad y algunas tradiciones. Frente a ella se encuentra el ayuntamiento actual, de estilo ecléptico y construido a comienzos del siglo XX.

Calle Mayor de Estella-Lizarra

Auroro y ayuntamiento de Estella-Lizarra

Nos dirigimos hasta la Plaza de los Fueros, lugar donde se celebra el mercado semanal, que se encuentra rodeado bellos edificios, con terrazas en los que disfrutar del buen tiempo y un kiosco de música. 
En la plaza se encuentra la Iglesia de San Juan, construida a finales del siglo XIII. Aunque de su estilo románico inicial solo queda la portada de la nave del Evangelio. En 1846 se hundió y a principios del siglo XX, se construyó la actual portada neoclásica. En el interior destaca el retablo principal y el retablo barroco de Santiago.

Plaza de los Fueros, Estella-Lizarra

Iglesia de San Juan,Plaza de los Fueros, Estella-Lizarra

Regresando ya al aparcamiento donde tenemos el coche, pasamos hasta la plaza de la Coronación en la que vemos la bonita estación de autobuses, y contemplamos por detrás el Convento de las Madres Clarisas. 

Estación de autobuses, Estella-Lizarra

Convento de las Clarisas, Estella-Lizarra

Nos dirigimos ahora, ya subidos en el coche a la basílica del Puy, lugar donde en 1085, se encontró la imagen de la Virgen del Puy. El edificio actual es de 1929 con remodelaciones de 1949. Frente a ella hay un bonito mirador desde el que las vistas a la ciudad son maravillosas. Te recomiendo que subas sobre todo por contemplar todo Estella desde aquí.

Basílica del Puy, Estella-Lizarra

Mirador de la Basílica del Puy, Estella-Lizarra

¿Dónde está Estella?



Oficina de Turismo
Calle San Nicolás 1, Estella-Lizarra
Tfno: 948556301
oit.estella@navarra.es

FUENTES: Información de la oficina de turismo de Estella, Página de turismo de EstellaPlano de Estella turismo y Turismo de Navarra

Estoy segura que te ha encantado esta localidad de la Comunidad foral de Navarra que te recomiendo, porque a nosotros nos pareció realmente bonita y con un importantísimo patrimonio, muy bien cuidado.

👉 Puedes seguir las entradas de Viajes y Rutas a través de Facebook, Twitter, Instagram y Google +

Share:

9 comentarios:

  1. ¡Que paseo mas hermoso me he dado por Estella Carmen! La verdad es que es todo precioso, me lo apunto en mi agenda a ver si alguna vez puedo visitarla.

    Un beso de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  2. Es la primera vez que oigo hablar de Estella-Lizarra, pero con las imágenes que nos dejas y lo que nos cuentas, me encantaría llegarme un fin de semana! La verdad es que no soy muy fan de ver iglesias y hay muchas pero si en cambio de ir paseando por sitios tan bonitos, donde se ve el paso del tiempo en sus piedras… un recorrido precioso y que me encantaría hacer tambien!

    ResponderEliminar
  3. Este es uno de los lugares del que no sabía nada, pero que ahora muero por conocer. Tienes toda la razón, la Iglesia del Santo Sepulcro es impresionante, solo por ir a verla ya vale la pena el viaje. Estella- Lizarra tiene mucho que ofrecer al visitante, eso consta después de leer tu artículo. Otro edificio que llamó mucho mi atención fue la antigua sinagoga, reconvertida en iglesia. El paseo por esas calles tan idílicas y llenas de historia debe ser todo un privilegio. Gran artículo. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es la primera vez que oímos hablar de Estella-Lizarra pero, por las fotos, nos ha parecido una ciudad preciosa y con un amplio patrominio cultural. Y es cierto que recuerda a Toledo, así que el "mote" le viene que ni pintado. 👍🏼

    Saludos Carmen.

    ResponderEliminar
  5. No conozco nada de Navarra y desde luego que después de leer tu artículo me han entrado muchas ganas de conocer Estella. Me encantan las ciudades monumentales, y siendo la "Toledo del norte", espero ir pronto. Me ha encantado el Puente de la Cárcel. Soy muy fan de los puentes históricos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. No había escuchado hablar de esta ciudad como tal, pero si de la ciudad de Toledo, sería interesante conocer su arquitectura y disfrutar de los bellos paisajes que tiene por mostrarnos; has compartido una fotos bellísimas del lugar, me encanto que compartieras una lista de lo mas emblemático, para poder realizar un futuro mapa de viaje, creo que será mas sencillo y práctico, que esperar a llegar al lugar y ver que se va a hacer.

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de hacer una buena ruta por el norte. Este lugar me ha gustado, no habia oído hablar de él.

    ResponderEliminar
  8. Navarra es, junto a Logroño, un destino que tengo pendiente desde hace tiempo pero la verdad es que nunca sacamos tiempo de ir ya que cuando tenemos vacaciones siempre tiramos a un único sitio de playa y nos movemos por ahí. Quizás este año me anime y, por supuesto, de ser así visitaré Estella porque me ha parecido un sitio precioso. Muakss

    ResponderEliminar
  9. Wow... pero qué guía más completa de Estella. He ido mucho por la zona (mi familia es de Navarra) y la verdad es que me encanta. Bueno, me encanta estella pero también Navarra, una comunidad muy top. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.