Qué ver en Calatañazor, viaje al pasado en Soria

Hoy queremos enseñarte todo lo que ver en Calatañazor, uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Soria y por lo tanto una visita obligada. Un paseo por este pintoresco pueblo con casas medievales de entramado de madera y empinadas callejuelas empedradas que te conducen a los restos de su imponente castillo, te hará retroceder en el tiempo. No te lo pierdas, te fascinará.

Qué ver en Calatañazor, viaje al pasado en Soria

Índice del artículo
  1. Dónde está Calatañazor
  2. Dónde aparcar
  3. Un poquito de historia
  4. Qué ver en Calatañazor
    1. Ruinas de la ermita de San Juan Bautista
    2. Ermita de la Soledad
    3. La muralla
    4. Calle real (arquitectura de Calatañazor)
    5. Iglesia de Santa María del Castillo
    6. Plaza Mayor
    7. Castillo de Calatañazor
    8. Necrópolis
    9. Calle tirador
  5. Vídeo resumen de lo que hay que ver en Calatañazor
  6. El Sabinar de Calatañazor y La Fuentona de Muriel
  7. Qué ver cerca Calatañazor

Dónde está Calatañazor

Esta es la ubicación de Calatañazor, se encuentra al sur de la Sierra de Cabrejas, en la provincia de Soria, comunidad autónoma de Castilla y León.


Dónde aparcar

Calatañazor está reservado solo para sus habitantes, así que no te queda más remedio que dejar tu coche en el parking habilitado en la parte baja, junto a los restos de la ermita de San Juan Bautista, o en la cuesta que sube a la población, junto a la ermita de la Soledad.


Un poquito de historia

Calatañazor tuvo sus orígenes en un pueblo arévaco, que con la llegada de los godos se trasladó a lo alto del cerro en busca de un lugar más seguro para vivir. El lugar se convirtió en un punto estratégico para defenderse de los musulmanes.

Entra en escena, alrededor del año 1000, Muhammad ben Abi ʿAmir, o lo que es lo mismo: Almanzor, que arrasaba por los reinos cristianos por los que pasaba.

En 1002 Almanzor se adentró en el valle del Duero, frontera entre la España cristiana y la musulmana, con intención de segur arrasando el terreno. Pero en las inmediaciones de Calatañazor, un ejército formado por de fuerzas leonesas, castellanas y navarras, derrotó a su ejército y a él lo hirió de muerte.

Una leyenda cuenta que un monje cristiano vio a un diablo llorando tras este enfrentamiento y diciendo: En Calatañazor, Almanzor perdió el tambor.

Almanzor, perdió el tambor

Almanzor se negó a comer y a beber y se fue debilitando, yendo a morir a Medinaceli, aunque esto parece ser una incógnita, como otros anacronismos de la batalla de Calatañazor.

Calatañazor dejó de ser la frontera entre "moros y cristianos", pero siguió siendo un punto estratégico, ya que se encontraba cerca de la frontera del naciente reino de Castilla y de Navarra. Por ello en el siglo XIV se construiría su castillo.


Qué ver en Calatañazor

En un paseo por Calatañazor, descubrirás todos sus lugares importantes, es pequeñito y es complicado perderse algo. Así que disfruta del paseo, eso sí cuesta arriba, así que zapato cómodo mucho mejor. Esto es lo que ver en Calatañazor, donde parece que el tiempo se ha detenido.

Qué ver en Calatañazor

Ruinas de la ermita de San Juan Bautista

Ya hemos visto las ruinas de la ermita de San Juan Bautista, en el aparcamiento donde tienes que dejar el coche. De esta ermita románica tan solo quedan parte de sus muros, el arranque de la espadaña y la portada.

En la portada meridional podemos ver sus cuatro arquivoltas con sencilla decoración y dos grandes ménsulas sobre ella.

Ermita de san Juan Bautista, Calatañazor

Ermita de san Juan Bautista, Calatañazor

Ermita de la Soledad

En la parte baja del pueblo se encuentra la Ermita de la Soledad del siglo XII. En este templo sobresale el ábside románico rodeado por una imposta de hojas dobles, tres aspilleras con arquivoltas decoradas, dos de ellas con puntas de diamante y flores de cuatro hojas y la tercera de ascendencia islámica con seis lóbulos dentro de una orla vegetal. Y también destacan canecillos situados bajo el alero en los que podemos ver algunos animales, cabezas humanas y destacando entre los demás, un personaje tocando un instrumento.

Ermita de la Soledad, Calatañazor

La muralla

Subimos por la Calle Real, por fuera de las murallas de la ciudad. Calatañazor estuvo fortificada a comienzos del siglo XII, en época de Alfonso I El Batallador.

De la muralla se conserva gran parte del perímetro, adaptado perfectamente al cerro. Contaba con ocho torres de vigilancia, dos puertas y dos portillos de los que tan solo se conserva el arco del postigo de la fuente.

Muralla de Calatañazor

La calle Real - (arquitectura de Calatañazor)

Atravesamos el espacio en el que hubo una puerta para continuar con la calle Real, esta vez ya con casas. Calatañazor se caracteriza por calles de trazado medieval, forma irregular y suelos de canto rodado. Y las casas por regla general son de dos plantas: la inferior de muros de piedra y la superior con muros de adobe o tapial y entramado de madera.

Casas de la calle real de Calatañazor

calle real de Calatañazor

Calle real, Calatañazor

Podemos ver muchas casas nobles decoradas con blasones de piedra, grandes aleros, balcones y chimeneas cónicas. También podemos ver de vez en cuando soportales con gruesas vigas de madera de sabina sujetándolos.

Casas de la calle real de Calatañazor

Soportales de la calle real de Calatañazor

Soportales de la calle real de Calatañazor

Final de la calle real, Calatañazor

Algunas de las chimeneas de Calatañazor son muy curiosas, se las conoce como chimeneas pinariegas y es un tipo de arquitectura popular muy extendida en las tierras de pinares de Soria y Burgos.

Pueden llegar a tener de 2 a 3 metros de altura y un diámetro de 3 a 4 metros. Por el interior parten del hogar donde se cocinaba y forman un encestado de forma cónica de ramas de enebro entrelazadas y unidas con barro. Y por el exterior está cubierta de teja y rematado con un copete en forma de punta de lanza.

Chimeneas de Calatañazor

Iglesia de Santa María del Castillo

Caminando por la Calle Real, pronto veremos asomar la torre de otro de los templos que ver en Calatañazor: la Iglesia de Santa María del Castillo.

Iglesia de Santa María del Castillo de Calatañazor

Su origen es románico del siglo XII, y tuvo varias etapas de reformas, principalmente en el siglo XVI, sobre todo por dentro.

Llama la atención su fachada occidental con la portada enmarcada por un alfiz con una guirnalda ondulada de reminiscencias califales, y una arquivolta con hojas de acanto y perlas. La portada es de arco de medio punto, con dos arquivoltas con motivos vegetales, pequeñas bolas, un bocel y un guardapolvo decorado con motivos vegetales, apoyado en impostas vegetales. También destacan sus capiteles esculpidos, aunque bastante erosionados, podemos ver a Sansón con el león, temas vegetales, grifos y arpías enfrentadas.

Justo encima hay tres arquillos ciegos, el central lobulado, con capiteles vegetales, y por encima un gran óculo con arcos lisos que ilumina el interior.

Tiene planta rectangular, con una nave de dos tramos y cabecera cuadrada y en su interior se conserva una imagen de la Virgen de Fuentemayuel del siglo XIII, una talla románica de Santa María del Castillo, la Pila bautismal del siglo XI y un pequeño museo.

Santa María del Castillo de Calatañazor

Portada de Santa María del Castillo, Calatañazor

Santa María del Castillo de Calatañazor

Plaza Mayor

La Calle Real nos conduce al final del todo a la plaza Mayor, centro neurálgico de Calatañazor en la que también vemos soportales, y en el centro la picota del siglo XV.

La picota es el lugar donde se impartía justicia que representa la condición administrativa de la localidad, o como monumento conmemorativo de la concesión de la villa. A su lado se encuentra la Piedra del Abanico, en la que se pueden ver huellas fosilizadas de troncos y hojas de palmera.

Plaza Mayor de Calatañazor

Plaza Mayor de Calatañazor

Castillo de Calatañazor

Otra de las cosas que ver en Calatañazor, evidentemente es su Castillo, que se encuentra justo al final de la plaza Mayor. Sus orígenes son el siglo XII, se encuentra en la parte más alta de la villa y se organiza en un recinto rectangular con torreones en los ángulos y una Torre del Homenaje. Cuenta con una cerca que lo protege con torres de planta cuadrada y circular, que se une con la muralla con un foso que la fortalece.

Puedes subir a lo alto de la torre del homenaje, desde al que hay magníficas vistas al Valle de la Sangre, como se llama al lugar donde Almanzor fue derrotado.

Castillo de Calatañazor

Castillo de Calatañazor

Castillo de Calatañazor

Castillo de Calatañazor

Castillo de Calatañazor, Soria

Castillo de Calatañazor

Castillo de Calatañazor

Necrópolis

A los pies del castillo hay una necrópolis altomedieval del siglo X. La componen tres sepulturas antropomorfas, si te apetece contemplarlas de cerca, accederás a ellas por la parte de atrás de la ermita de la Soledad.

Necrópolis de Calatañazor

Calle Tirador

Volvemos ahora a la Plaza mayor, y regresamos por la otra calle principal de la ciudad, en ella seguimos viendo las típicas construcciones de Calatañazor, algo más pobres que las de la calle real. Entre ellas, un antiguo palomar reconvertido en restaurante.

Calle tirador de Calatañazor

Palomar de Calle tirador de Calatañazor

Vídeo resumen de lo que hay que ver en Calatañazor


El Sabinar de Calatañazor y La Fuentona

Hay dos lugares que ver cerca de Calatañazor muy interesantes, uno de ellos es el Sabinar de Calatañazor en el que hay enormes sabinas, ya que el ganado que pasta en la dehesa limpia la maleza y abona el terreno de forma natural.

Otro es el paraje natural de la Fuentona de Muriel, un bonito paseo habilitado entre sabinas, que nos conduce hasta la Fuentona, una surgencia de agua que merece la pena ver.

Qué ver cerca de Calatañazor

Una lugar que puedes ver cerca de Calatañazor es El Burgo de Osma, una ciudad monumental con sede episcopal desde el siglo XII, situada en la orilla del río Ucero, con un núcleo medieval muy bien conservado declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico-Artístico.

Puedes subir también a Uxama y el castillo de Osma. Podrás ver las ruinas de la ciudad celtíbero-romana de Uxama Argaela, y las antiguas dependencias del Castillo de Osma.

También puedes ir a Soria capital, una joya del turismo tranquilo,que te recomendamos visitar y disfrutar de su maravilloso románico.

Y si te gusta el senderismo, te recomiendo que vayas a Ucero, la Puerta al Parque Natural del Río Lobos, y pasees por un impresionante cañón de piedra caliza formado por la erosión del río Lobos, en el que podrás ver la ermita de San Bartolomé, rodeada del misterio del temple.


Ahora ya sabes que ver en Calatañazor, uno de los pueblos medievales más bonitos de España, con un estupendo estado de conservación e importantes monumentos que nos recuerdan su importante historia. ¿La conoces?

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Me encantan estos pueblitos que de verdad parece que te hacen viajar en el tiempo. La verdad nunca había oído hablar de Calatañazor, pero después de ver esas fotos va directo a mi listado de pueblitos que tengo que conocer. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que Calatalazor es super bonito, a nosotros nos conquistó.

      Eliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.