Qué ver en Candelario, un imprescindible de Salamanca

Hoy os llevamos a disfrutar de una visita a Candelario, uno de los pueblos más bonitos de Salamanca y también de España. Además, se encuentra rodeado del maravilloso paisaje natural de la Sierra de Candelario por lo que es un placer conocerlo.

Es un lugar de tradiciones arraigadas, calles empedradas por las que corre el agua, y construcciones serranas con curiosas decoraciones de las que ahora te hablaremos. Es uno de los núcleos mejor conservados de la provincia, por lo que fue declarado en 1975 Conjunto Histórico-Artístico. Acompáñanos para saber qué ver en Candelario, no te va a defraudar.

Qué ver en Candelario, un imprescindible de Salamanca

Índice del artículo

Un poquito de historia

Parece ser que el origen de Candelario es romano, debido a una cabeza tallada del Dios Jano que se encontró en un muro. Ya en época medieval se instaló, en el barrio Somero, una colonia de pastores asturianos que habían participado en la reconquista de Béjar.

Tras la reconquista cristiana, las tierras de Béjar pasaron a formar parte del concejo de Ávila siendo repoblada por su alfoz y por gentes de Castilla. Alfonso VIII creará en 1209, la Comunidad de Villa y la Tierra de Béjar a la que pertenecerá Candelario, junto con otros territorios de Ávila y del norte de Cáceres.

Los Zúñiga entran en escena a finales del siglo XIV, tiempos en los que el señor de Béjar y Candelario pasa a formar parte la familia. Esto se alargará hasta la supresión de los señoríos en 1812.

Con la creación de las provincias en España en 1933, tal y como las conocemos en la actualidad, Finalmente, en 1833, Candelario pasa a ser de la provincia de Salamanca.

Calles de candelario, Salamanca

Calles de Candelario, Salamanca

Dónde está Candelario

Esta es la ubicación de Candelario, se encuentra en la provincia de Salamanca, en la comunidad autónoma de Castilla y León (España).


Dónde aparcar

Hay varios aparcamientos públicos a las afueras de Candelario ya que el centro hay muchas calles peatonales y otras imposibles de aparcar y es mejor recorrerlo caminando.

Estos son algunos de ellos: calle Miguel de Unamuno, 21, calle Barco, 2, calle Cantos, 20, calle Eras 4, o en la Plaza del Humilladero, 4. Este último es el más céntrico y por lo tanto el más demandado.


Qué ver en Candelario

Candelario, uno de los pueblos más bonitos de España, presta atención a cada detalle y cada rincón, porque es una joya. Es una población pequeña que se recorre perfectamente caminando, en un paseo sin prisa verás todos sus lugares de interés. Estos son los lugares imprescindibles que ver en Candelario:


Ermita del Santísimo Cristo del Refugio

El templo más emblemático que ver en Candelario es la Ermita del Santísimo Cristo del Refugio, y además una de las imágenes más conocidas de la población.

Se encuentra en la entrada del casco antiguo y es también conocida como el Humilladero. Fue construida entre el siglo XV y el XVI para albergar al Cristo del Refugio, obra del siglo XV situada en un bonito retablo de estilo barroco en la que se encuentran los escudos de armas de los Zúñiga. A sus lados podemos ver dos obras del escultor de Béjar Francisco González Macías una representa a San Vicente Ferrer y la otra un Cristo amarrado a la columna.

Frente a la entrada de la ermita del Cristo del Refugio se encuentra la cruz de término o cruz del humilladero. Son cruces habituales junto a las ermitas en las que los viajeros mostraban su respeto a la salida o entrada de la población.

Ermita del Santísimo Cristo del Refugio

A su derecha parte la calle Mayor, una de las más bonitas que ver en Candelario y que merece la pena que recorras hasta arriba. Y en la plaza podemos ver unas curiosas cabinas de teléfono de madera, para no desentonar con las decoraciones serranas de las casas de villa. Y el flamante cartél de la asociación de los Pueblos más bonitos de España, a la que pertenece.

Calle Mayor de Candelario

Candelario

Casco histórico de Candelario

Comenzamos ahora a recorrer las bonitas calles para descubrir un montón de cosas curiosas que ver en Candelario como las fuentes, las regaderas o las batipuertas. Vamos poco a poco a contarte más sobre todo ello y a describirte como son las calles y casas típicas de Candelario.


Las calles y casas de Candelario

La estructura urbana está formada por cuatro calles principales, estrechas y empinadas, unidas por otras secundarias de forma transversal. Para comprender el porqué de muchos de los detalles que ver en Candelario hay que pensar en la industria chacinera del cerdo ibérico. La industria era familiar y fue durante muchos años su fuente principal de ingresos. La villa llegó a contar con 103 fábricas de embutidos.

Por eso las construcciones con una base de arquitectura típica serrana, cumplían las condiciones necesarias para albergar estas pequeñas fábricas familiares.

Casa típica de Candelario

Los edificios suelen estar pintados de blanco y con zócalos de color gris o de piedra y la carpintería exterior es de madera oscura.

Tienen tres plantas, en la planta baja había un amplio zaguán (o picadero), donde se picaba y embutía el chorizo. A este se accedía por la batipuerta, de la que luego te explicaremos detenidamente.

En la fachada de la primera planta hay balcones individuales en voladizo y rejerías de hierro forjado. Las esquinas estaban reforzadas con sillería vista a soga y tizón. En ella vivía el propietario en habitaciones modestas y había una cocina grande, cuyo hogar no tenía chimenea, el humo iba directamente a la tercera planta.

En ella se encontraba el desván, en él se guardaban los productos cárnicos y el embutido se curaba con el humo de la cocina colgado en ganchos. En ella había algunas ventanas y balcones corridos de madera que regulaban el secado y conservación de los productos, dependiendo de las necesidades. Puedes ver una en el Museo de la Casa Chacinera de la que luego te hablaré.

Casas de Candelario, Salamanca

Casas de Candelario, Salamanca

Casas de Candelario, Salamanca

Calles de Candelario, Salamanca

Calles de Candelario, Salamanca

Calles de Candelario, Salamanca

También hay que fijarse en algunas de las fachadas verticales laterales cubiertas de tejas cóncavas, que protegen a las casas del agua y la nieve evacuándola rápidamente.

Aunque Candelario ha conservado muy bien esta arquitectura de casa serrana y chacinera, algunas fueron reformadas cambiando el estilo por arquitectura ecléctica, adaptándose al uso del que la habitaba y a los tiempos. También encontraremos en nuestro paseo casas señoriales y palacios, pero siempre guardando la estética de la población.

Casas de Candelario, Salamanca

Casas de Candelario, Salamanca

Casas de Candelario, Salamanca

Las batipuertas

Una de las cosas más curiosas que ver en Candelario son las batipuertas. Se trata de una puerta doble situada sobre la puerta principal de la casa.

Esta curiosa puerta servía para sacrificar al ganado. Se amarraba a los animales a unos hierros exteriores para poder matarlos fácilmente y arrastrarlos luego al interior.

También servía para ventilar y para que entrase la luz en el picadero, sin que los animales entrasen. Y en invierno para proteger la puerta principal de las fuertes nevadas.

Batipuertas de Candelario

Batipuertas de Candelario

Batipuertas de Candelario

Batipuertas de Candelario

La casa chacinera

Puedes ver como era una casa chacinera de Candelario de una manera de lo más amena y divertida, ya que el ayuntamiento ofrece una actuación teatralizada que te hará vivir el ambiente de luna de ellas alrededor de 1920.

La casa chacinera es un museo etnográfico que muestra el modo de vida cotidiana de Candelario, con muebles y enseres originales cedidos por los vecinos. Y también podrás ver exactamente la distribución del interior de estas casas. No se pueden hacer fotos del interior.

Este es el horario de la Casa Chacinera de Candelario

Casa Chacinera de Candelario

Las fuentes

En tu paseo descubrirás entre las cosas que ver en Candelario un montón de fuentes repartidas por todo el casco histórico, que integran la peculiar arquitectura popular de la villa.

Candelario contaba con tres entradas y en cada una de ellas se construyó una fuente con un pequeño pilón. En la actualidad todavía se conservan y llevan los nombres de: la de los Lapachares, la de las Ánimas y la de los Puentes.

En el pueblo encontrarás un total de 18 fuentes, situadas en rincones a las que estas les da un encanto especial y aportan frescor a los calurosos días de verano.

Fuente de Candelario

Fuente de Candelario

Las regaderas

Muchas de las calles del centro de Candelario están recorridas por regaderas. Las regaderas son unos canales hechos en las calles de la villa por las que circula el agua de los arroyos que brotan en la sierra. Parten de dos grandes acequias que se dividen en otras más pequeñas.

Esta canalización es de antes de la creación de la red de 1933, y servía de sistema de saneamiento en tiempo de matanza para mantener limpias las calles una vez finalizado el proceso.

El agua de las regaderas, tras recorrer las calles, se utiliza para regar los huertos que se cultivan y su distribución se hace por medio de compuertas.

Regaderas de Candelario

Regaderas de Candelario

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

El otro de los templos imprescindibles que ver en Candelario es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Se encuentra en un espacio precioso en lo alto de unas escaleras de piedra, al final de la Cuesta de la Romana, junto al ayuntamiento.

Su primera piedra se colocó en 1329, pero en el siglo XVII se hundió parte de su fábrica. El duque de Béjar contribuyó a la reconstrucción y por eso en la portada norte se puede ver su escudo.

Destaca la torre de 28 metros a la que se accede por el exterior que tampoco es la original, ya que esta se hundió tras una tormenta en 1929. También su bello rosetón de tracería gótica y su sencilla portada con arquivoltas.

En el interior del templo de tres naves están mezclados los estilos románico, mudéjar, gótico y barroco. Te encantará el artesonado mudéjar que cubre la capilla Mayor, con casi cien metros cuadrados, decorados con noventa y nueve estrellas y fina lacería policromada. Una estructura ochavada de bellos colores y mocárabes en el centro.

El retablo es barroco tiene a la Virgen de la Asunción en el centro junto con San Francisco y San Antonio, y la paloma del Espíritu Santo lo preside desde lo alto.

Destaca también la talla del Cristo del olvido, transición del románico al gótico. El retablo de los mártires del siglo XVI, o el retablo del Cristo de la Misericordia de estilo churrigueresco entre otros detalles interesantes.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Candelario

Vistas desde la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Candelario

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Candelario

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Candelario

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Candelario

Ayuntamiento

Uno de los edificios que ver en Candelario es su ayuntamiento, situado junto a la iglesia. Se construyó en 1895 y cuenta con cuatro plantas comunicadas por una bonita escalera de piedra por el interior.

Ayuntamiento de Candelario

En Candelario se atan los perros con longaniza

A principio del siglo XIX, candelario era una población muy rica, gracias a la industria chacinera. En la fábrica de embutidos de Constantino Rico, conocido como el "tío rico", una de sus trabajadoras, cansada de la lata que le estaba dando un perro que quería comerse lo que estaba embutiendo, lo ató a una pata con una ristra de longanizas.

Un niño que entró en la casa y lo vio salió de allí diciendo: “en la casa del tío Rico atan los perros con longaniza”. Esta frase corrió de boca en boca quedando para siempre como prueba de la riqueza chacinera que atesoraba Candelario y que en todas las casas se ataban los perros con ristras de longaniza.

Todavía en la actualidad, decir que alguien ata los perros con longaniza es sinónimo de que tiene donero en abundancia y que le sobra.


Fiestas

La Candelaria, el 2 de febrero; La Muda del Bendito Cristo, primer domingo de mayo; Corpus y Santa Ana, el 26 de julio.


Qué ver cerca de Candelario

Muy cerquita de Candelario se encuentra Béjar, que te recomendamos que visites. Tiene un conjunto histórico con un montón de lugares interesantes como su imponente Palacio Ducal, murallas, casonas de granito, bellos templos románicos y un importante pasado textil.

Paisaje de la Sierra de Béjar

También puedes ver otro bonito pueblo de la provincia de Salamanca: Puente del Congosto situada en un bello paraje al margen izquierdo del río Tormes. En su pequeño casco histórico destaca el puente medieval y el flamante castillo de los Dávila.

Puente y Castillo de Puente del Congosto

Y por supuesto un imprescindible que ver en Salamanca y que tienes bien cerca de Candelario, son los seis pueblos de la Sierra de Francia declarados Conjuntos Históricos. Estos son La Alberca, Mogarraz, Miranda del Castañar, San Martín del Castañar, Sequeros y Villanueva del Conde. 

Plaza Mayor de La Alberca

Y ahora ya sabes qué ver en Candelario (y en los alrededores). Imagino que el título de uno de los pueblos más bonitos de España es bien merecido. Nos encantan sus calles con su arquitectura totalmente diferente a lo que habíamos visto hasta ahora con sus batipuertas y sus regaderas. ¿Lo conoces?

Publicar un comentario

0 Comentarios