Qué ver en Aix en Provence, provenza francesa

Descubre qué ver en Aix-en-Provence para aprovechar al máximo tu visita a la ciudad de Paul Cézanne. Esta colorida y animada localidad de la Provenza francesa, tiene un casco histórico con un valor arquitectónico y multitud de museos de arte, exposiciones, festivales y mercados, que se puede recorrer a pie. Por si fuera poco, la región de Aix en Provence cuenta con una uva de calidad, conocida mundialmente por sus vinos rosados en la denominación de origen: Coteaux d'Aix en Provence. ¿Necesitas más motivos para conocerla? ¡Sigue leyendo para descubrirla!

Aix en Provence, Qué ver

Índice del artículo

Un poquito de historia

Los orígenes de Aix-en-Provence, como de muchas otras ciudades de los alrededores, son romanos. Fue fundada en el año 123 a. C. por Cayo Sextio Calvino, quien le puso el nombre de Aquae Sextiae.

En 102 a. C. tuvo lugar la batalla de Aquae Sextae entre tropas romanas con Cayo Mario al mando, contra los teutones y los ambrones en un intento fallido de invadir la ciudad.

En el siglo IV fue nombrada capital de la Narbonensis Secunda, pero poco después fue tomada por visigodos, y en el 731 por los árabes. En sus tiempos de mayor esplendor estaba protgida por una robusta muralla con 39 torres de la que por desgracia solo se conserva la Tourreluquo, del siglo XIV. En el año 1487 pasó a la Corona de Francia y fue sede del Parlamento entre los años 1501 a 1793.


Dónde está Aix en Provence

Esta es la ubicación de Aix en Provence, una ciudad de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul situada al sur de Francia.

Esta encantadora, colorida y soleada ciudad de la Provenza francesa, está ubicada a 25 km al norte de Marsella.


Qué ver en Aix en Provence

Aix en Provence es conocida como la “Ciudad de las aguas” o la “ciudad del arte”, desde la antigüedad es famosa por sus baños termales, y por sus numerosas fuentes, que encontrarás en un paseo por su casco antiguo, conocido como vieille ville, que está rodeado de boulevares perfectos para pasear.

También destaca la importancia cultural de la ciudad, que alberga importantes centros culturales y museos y que celebra eventos anuales como el Festival Internacional de Arte Lírico o los Rencontres du 9e Art.

Pero vamos a ir descubriéndolo poco a poco. Esto es lo que hay que ver en Aix en Provence:


Mausoleo Joseph Sec

Nada más dejar las maletas en el hotel y comenzar de caminar por Aix en Provence, nos encontramos con el conjunto formado por el jardín y el Mausoleo Joseph Sec.

Aquí hubo un colegio jesuita que fue desmantelado tras la expulsión de la Compañía de Jesús, aunque se conservan 7 estatuas del Antiguo Testamento (1663-1668), que estaban en la capilla y durante la Revolución adornaron los nichos del jardín y el mausoleo de Joseph Sec, contratista de Aix. Este espacio se convirtió en un lugar esotérico por su gran simbolismo e influencia masónica.

Mausoleo Joseph Sec, Aix en Provence

Catedral Saint Saveur

Nuestros pasos nos dirigen ahora a la Catedral de Saint Saveur, uno de los templos imprescindibles que ver en Aix en Provence.

Está situada en el lugar donde en la época romana se encontraba el foro, y una basílica. Alrededor del siglo IV ya se convirtió en templo cristiano y hay constancia de que fue sede catedralicia a principios del siglo V. La construcción se adaptó a la basílica y a su lado se levantaría el baptisterio, aprovechando las columnatas del foro.

Fue remodelada varias veces a lo largo de los siglos por lo que aúna varios estilos arquitectónicos de épocas románica, gótica y barroca.

Uno de sus elementos más destacables es el tríptico de Nicolas Froment en el que podemos ver a Moisés recibiendo de un ángel la palabra de Dios. Y por supuesto el baptisterio del siglo V con las columnas del siglo II. A continuación de este se encuentra el claustro medieval y las dependencias de la comunidad de canónigos.

Catedral de Aix en Provence

Catedral Saint Saveur, Aix en Provence

Catedral Saint Saveur, Aix en Provence

Catedral Saint Saveur, Aix en Provence

Catedral Saint Saveur, Aix en Provence

Catedral Saint Saveur, Aix en Provence

Catedral Saint Saveur, Aix en Provence

Catedral de Aix en Provence

Claustro de la catedral Saint Saveur, Aix en Provence

Museo de los tapices – Musee des tapisseries

Junto a la catedral se encuentra el antiguo Palacio Arzobispal, que alberga el Museo de los Tapices. En él se exponen piezas de arte textil contemporáneo, artes del espectáculo, una bonita colección de diecinueve tapices realizados en Beauvais durante los siglos XVII y XVIII. Y también nueve paneles sobre la vida de Don Quijote.

Museo de los tapices, Aix en Provence

Plaza del Ayuntamiento

Continuamos nuestro paseo para admirar las calles de Aix en Provence, un lugar repleto de arquitectura barroca con bulliciosas calles y plazas. Su casco antiguo es peatonal y muy agradable para pasear, o ir de compras, descubriendo su patrimonio Llegamos así a la animada plaza del ayuntamiento, con una bonita fuente en el centro.

El ayuntamiento es obra del arquitecto de Aix Pierre Pavillon, y los escultores Rambot y Fossé. Es un edificio que data del siglo XIV y su fachada está inspirada en el estilo de los palacios italianos. Se encuentra adosado a la Torre del Reloj, que alberga en su interior un reloj astronómico de 1661, y que está clasificado como monumento histórico desde 1995.

Torre del reloj, Aix en Provence

Plaza del Ayuntamiento, Aix en Provence

Plaza des Cardeus

Muy cerquita del Hôtel-de-Ville, se encuentra otra de las muchas plazas que ver en Aix en Provence: la Place des Cardeurs. Es el lugar para comer en Aix ya que en ella hay un montón de buenos restaurantes.

Plaza del Cardeus, Aix en Provence

Plaza de las Albertas

La mayoría de las plazas de Aix, como has podido ver, cuentan con bonitas fuentes, y la plaza de las Albertas es una de ellas. Fue construida en 1745 y 1746, inspirada en la moda parisina de la época y la fuente es de 1860.

Plaza de las Albertas, Aix en Provence

Iglesia del Santo Espíritu

La iglesia del Santo Espíritu es una de las más antiguas de la ciudad, se construyó en el siglo XVIII, en el lugar donde había estado el hospital del mismo nombre. En el interior destaca su retablo del siglo XVI y su bonito púlpito.

Espiritu santo, Aix en Provence

Convento de los Agustinos

Hubo un convento de los agustinos en Aix en Provence construido tras su llegada a finales del siglo XIII. Pero tras la Revolución el convento fue derribado y actualmente sólo se conserva su campanario de finales del siglo XV. Delante hay otra bonita fuente.

Convento de los agustinos, Aix en Provence

Plaza Richelme

La Plaza Richelme es el resultado de la unión de dos plazas: Place du Marché y Place aux Herbes. Hay una fuente llamada del jabalí, que copia de la escultura de Florencia cuyos cuernos tienes que tocar para volver. Como ves, está repleta de terrazas sombreadas, en los que disfrutar de un momento de relax.

Plaza Richelme, Aix en Provence

Capilla de a Visitacion

Callejeamos ahora y disfrutamos del paseo por la Rue Boulegon y la Rue Mignet, donde encontramos dos bonitos templos, el primero es la Capilla de la Visitación Caterina de Siena.

Esta capilla es parte del monasterio construido entre 1647 y 1652 y su fachada barroca situada sobre una escalinata la hace mucho más esbelta. Destaca el gran medallón con la Virgen, y las estatuas de San Agustín y Santa Úrsula.

Capilla de la Visitación, Aix en Provence

Iglesia de la Madeleine

El siguiente templo que podemos contemplar es la Iglesia de la Madeleine construida entre 1691 y 1703, y en ella fue bautizado Paul Cézanne. En el muro sur y en el ábside se ven elementos medievales reutilizados. Es una iglesia-museo y alberga muchas obras interesantes de artistas de Aix.

Iglesia de la Madeleine, Aix en Provence

Passage Agard

Un poquito más adelante se encuentra el Palacio de Justicia y la Place des Prêcheurs, inaugurada en el siglo XV por el rey René, que se convirtió en el centro de la vida pública y social antes de la creación del Cours Mirabeau a la que en seguida iremos. Y también la Place de Verdun a cuyo fondo encontramos el Pasage Agard.

Este bonito pasaje fue creado en 1846 por Félicien Agard, es muy bonito y frecuentado y el punto de unión entre esta zona y el Cours Mirabeau.

Pasaje Agard, Aix en Provence


Cours Mirabeau

El Cours Mirabeau, es una calle imprescindible que ver en Aix en Provence, fue creada en 1649 y representa el encanto y la sofisticación de la ciudad.

Es el centro neurálgico de la ciudad, siempre está animada y en ella descubrirás un montón de cafés y tiendas de todo tipo, una especie de Campos Elíseos de Aix en Provence. 

En una zona peatonal con la sombra de sus plátanos, y gran cantidad de edificios públicos, privados y religiosos dignos de ser visitados. La fuente de la foto es la del rey René, hecha en mármol en el año 1822.

Cours Mirabeau, Aix en Provence

Fontaine de la Rotonde

Al final del Cours Mirabeau, se encuentra la gran Fuente de la Rotonda construida en 1860, y emblema de la ciudad. Tiene una altura de 12 metros y un diámetro de 32. Se alimenta de las aguas del Verdon y en ella podemos ver estatuas de leones, cisnes, o delfines y las tres figuras de lo alto simbolizan la justicia, bellas artes, comercio y agricultura.

Fuente de la rotonda, Aix en Provence

Ya te habrás dado cuenta que una de las cosas que ver en Aix en Provence son sus fuentes, como ya te contaba al principio se la conoce como la ciudad de las aguas. Y dicen que la ciudad ¡cuenta con casi mil! De hecho, el nombre antiguo de la ciudad es, "Aquae Sextia", que significa "Las aguas de Sextius".


Zona comercial - Allées provençales

Detrás de la Place de la Rotonde hay una estatua del pintor Cézanne que nos recuerda que el artista vivió en la localidad.

Y por detrás una gran plaza en la que se hacen diferentes actuaciones, también hay una zona comercial: Las Allées provençales, compuesto por 50 tiendas y restaurantes.

También está y la oficina de Turismo y delante las letras de Aix y los paraguas decorándola, no sabemos si era algo provisional, o están siempre.

Alles de Aix en Provence

Alles de Aix en Provence

Capilla de los Oblatos

Justo al otro lado de la Cours Mirabeau, está la capilla que fue construida en 1658-1736 para los Carmelitas. Tras su expulsión, en 1816, el fundador de los oblatos San Eugenio de Mazenod, lo adquirió para formar a sacerdotes y re-evangelizar las poblaciones campesinas de la Provenza.

Fue clasificada monumento histórico en 1911 y en la actualidad es hogar internacional y acoge a los estudiantes y oblatos de todo el mundo. 

En cuanto a su arquitectura, llama la atención su cúpula elíptica que cubre la nave de cruz latina, sin pasillos laterales.

Capilla de los Oblatos, Alles de Aix en Provence

Distrito de Mazarin


Fuente de los cuatro delfines

Al sur de la Cours de Mirabeau, se encuentra el distrito fundado en el siglo XVII por Michel Mazarin y que lleva su nombre. Se caracteriza por el trazado recto de sus manzanas. En ella encontrarás lugares tan bonitos como la Fontaine des Quatre Dauphins, fuente barroca de 1667 de Jean-Claude Rambot.

Plaza de los cuatro delfines, Alles de Aix en Provence

Hôtel de Caumont

Otro de los lugares notables es el Hôtel de Caumont, una de las mansiones privadas más hermosas que ver en Aix-en-Provence. Es del siglo XVIII. y albergó el Conservatorio Darius Milhaud durante varios años, en la actualidad acoge exposiciones temporales y puedes admirar sus magníficos salones históricos y su jardín de estilo francés.


Museo Granet

El Museo Granet es uno de los imprescindibles que ver en Aix en Provence y uno de los más importantes de la región. Acoge desde 1838 exposiciones de pintura y escultura. Su colección permanente reúne pintura de entre los siglos XIV al XX entre las que se encuentran diez pinturas de Cézanne, una galería de esculturas u una sección arqueológica.


Iglesia de San Juan de Malta

La Iglesia de San Juan de Malta, tiene un campanario de 67 metros de altura y a su lado dos torres octogonales de más de 30 metros de altura. Se construyó en 1272 y es la primera iglesia gótica de la Provenza y por lo tanto la más antigua de la Provenza en ese estilo.

Iglesia de san Juan de Malta, Aix en Provence


El Calisson

Un verdadero orgullo gastronómico de la ciudad es el calisson, un dulce tradicional francés que consiste en una pasta suave de almendra molida con aroma a frutas y recubiertas de caramelo blanco. Algo parecido a nuestro mazapán, pero con sabor a fruta.

Los calissons proceden de Aix-en-Provence, y encontrarás varias fábricas, tiendas y hasta y el Museo Calisson, donde descubrirás su historia, su fabricación y su sabor.

Calisson de Aix en Provence

Tras las huellas de Cezanne

El famoso pintor impresionista Paul Cezanne nació en Aix en 1839 y pasó gran parte de su vida allí hasta su muerte en 1906. Pintó cerca de 900 cuadros y 400 acuarelas.

La Oficina de Turismo de Aix-en-Provence ha creado un itinerario "tras las huellas de Cezanne" que le permite descubrir los lugares en los que el famoso pintor ha dejado su huella. En el suelo podrás ver clavos dorados con una “C” marcando el recorrido.

El recorrido incluye la Bastide du Jas de Bouffan, casa familiar del pintor donde vivió durante casi 40 años y transformada en museo.  Y también el taller de Cezanne situado en la colina de Lauves, otro museo con su mobiliario, equipo de trabajo y objetos personales.

Mapa con los lugares que ver en Aix en Provence


Que ver cerca de Aix en Provence

Marsella
Les Baux de Provence
Aigues Mortes

Y ahora ya sabes qué ver en Aix en Provence, esta bellísima ciudad de la provenza francesa que merece la pena ser recorrida por su belleza y el encanto que tienen sus calles y plazas con tantas fuentes. ¿La conocías? ¡Cuéntanoslo!

Publicar un comentario

0 Comentarios