Qué ver en Schaffhausen, antesala a las cataratas del Rin

Schaffhausen, o Escafusa, es una de las ciudades más fascinantes de toda Suiza. Se encuentra ubicada en el margen derecho del Rin, entre la Selva Negra y el lago Constanza, rodeada de viñedos. Un lugar de lo más completo para una escapada en la que descubrir su riqueza histórica y artística, ya que hay mucho que ver en Schaffhausen.

Qué ver en Schaffhausen, antesala a las cataratas del Rin

Índice del artículo

Dónde está Schaffhausen

Esta es la ubicación de Schaffhausen. Es una ciudad y comuna suiza capital del cantón de Schaffhausen. 


Sus nombres

El nombre de esta bella ciudad es Schaffhausen, en francés Schaffhouse, en italiano Sciaffusa, en romanche Schaffusa y en castellano Escafusa.


Un poquito de historia

Schaffhausen creció alrededor de la abadía benedictina de Todos los Santos (Allerheiligen), fundada en 1049 por el conde Eberhard de Nellenburgo. En el siglo XII a pesar de depender del imperio austriaco y estar sometida a la dominación de los Habsburgo, poseía un estatus de urbe libre.

Un gran incendio devastó la ciudad en 1376 y por ello en el casco antiguo, a excepción de las iglesias, las construcciones son del gótico final y del barroco.

La ciudad se alía con Zúrich en 1457 y La guerra de Suabia, en 1499, la acerca a los otros cantones adhiriéndose interinamente a la Confederación en 1501 y formando así el duodécimo cantón.

La ciudad de Schaffhausen ha sido un importante centro comercial. Esto se debe a su ubicación cerca del lugar donde los barcos tenían que finalizar su viaje, interrumpido por las cascadas del Rin. En la ciudad se descargaban las mercancías para continuar el viaje por carretera. Esta importancia estratégica del Rin y el uso de su fuerza motriz, hizo posible además desarrollo de las industrias textil, química, mecánica y relojera.

Se hizo muy famosa una fábrica de hilado mecánico de algodón en 1813, y en 1868 lo hizo IWC, una de las más famosas firmas relojeras suizas. Su eslogan es “Probus Scafusia”, que significa en latín “bien hecho en Schaffhausen”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Schaffhausen fue bombardeada por error, y en ella cayeron 400 bombas incendiarias el 1 de abril de 1944. Murió mucha gente y se destruyeron numerosos edificios industriales y la estación. El objetivo era Ludwigshafen am Rhein, en Alemania, “tan solo” se confundieron 500 kilómetros.

En la época actual, la ciudad sigue viviendo sobre todo de su actividad industrial y de los atractivos turísticos de las cataratas del Rin y de su casco histórico que es francamente bonito.


Qué ver en Schaffhausen

Una de las mejores cosas de Schaffhausen o Escafusa, es que su centro histórico está cerrado al tráfico. No necesitas otro medio de transporte que tus pasos para conocerlo todo y admirar sus calles perfectamente conservadas, las plazas, las fachadas de sus casas ricamente pintadas, sus fuentes o su sistema defensivo.


Las casas y los ventanales del centro histórico

La mayoría de estas maravillosas casas se encuentran en la calle Vorstadt, aunque también encontrarás bellísimos ejemplos en el resto del casco histórico. La calle comercial es la Vordergasse, perpendicular a Vorstadt.

Calle Vorstadt de Schaffhausen

Calle Vorstadt de Schaffhausen

Casas de Shaffhausen

Casas de Shaffhausen

No hace falta que te digamos que te fijes en las ventanas que sobresalen de las casas, ya que llaman mucho la atención. Este era un símbolo de estatus de la burguesía de Escafusa y con ellas alardeaban de su riqueza. Dicen que el centro histórico de Schaffhausen conserva en sus calles un total de 170.

Por eso a la ciudad se la conoce como “Erkerstadt”, que quiere decir, la ciudad de los ventanales, sin duda son algo imprescindible que ver en Schaffhausen.

Qué ver en Schauffhausen, sus ventanas

Ventanas de Schauffhausen

En cuanto a los edificios, nombraremos algunos que a nosotros nos gustaron más. Uno de ellos es el Zum goldenen Ochsen del siglo XVII, en sus orígenes fue un hotel y después fue transformado en residencia burguesa. Su fachada está decorada con bellísimas pinturas, en una de ellas podemos ver el toro de oro que da nombre al palacio.

Zum goldenen Ochsen de Escafusa

Zum goldenen Ochsen de Escafusa

Otro espléndido palacio que tienes que ver en Schaffhausen es el Zum grossen Käfig, con frescos que representan un hecho histórico: el desfile triunfal de Tamerlán. Podemos ver al líder de los guerreros mongoles conduciendo en una jaula al derrotado sultán Bajazet.

Zum grossen Käfig de Escafusa

Otro es el Haus zum Ritter, un edificio construido en 1492, en el que podemos ver un bellísimo fresco de estilo renacentista. Su nombre quiere decir la Casa del Caballero, al que vemos representado en lo alto representando las virtudes burguesas. Sin embargo, estos frescos son una copia, ya que los originales fueron retirados y trasladados al Museo Allerheiligen en 1935.

Haus zum Ritter

Las fuentes

Llamarán la atención también las fuentes medievales que decoran las calles y plazas de Schaffhausen. A mediados del siglo XVI se comenzaron a decorar pasando a convertirse en elementos escultóricos. Y el pilón se hizo más sofisticado por lo que lo vemos a veces de ocho lados, hexagonal o incluso decagonal.

A las fuentes se les añadieron figuras de madera o de piedra pintadas, incluso figuras de piedra. Las originales se encuentran en el Museo Allerheiligen.

Schauffhausen fuente

Fuentes de Shaffhausen

La otra es la Metzgerbrunnen o fuente de cuatro tubos, y es la única en la que podemos ver la escultura centrada con respecto a la cuenca del agua.

También la Tellbrunnen, fuente que representa a Guillermo Tell, símbolo legendario de la independencia suiza del siglo XIV. Y también la de Platz bruñen, en la que podemos ver un soldado con armadura con escudo de armas de Schaffhausen y pendones ondeando sobre una lanza de bronce, el agua sale de la cara de dos hombres que parece que tocan la flauta.

Fuentes de Schauffhausen, Suiza

Fuentes de Schauffhausen, Suiza

Fuentes de Schauffhausen, Suiza

Fortificaciones de Schaffhausen

La ciudad estuvo protegida por una robusta muralla con torres defensivas, a nuestros días además de la fortaleza Munot, que luego veremos, han legado dos robustas torres, la torre Obertortum y Schwabentor.


Obertortum

El Obertorturm es el edificio más antiguo conservado de las fortificaciones de la ciudad, hay un documento que habla de él en 1273. Las mercancías transportadas por tierra desde las cataratas del Rin, tenían que pasar por el Obertor.

En 1513 se elevó a su altura actual de 47 metros, se puede ver el añadido por que tiene un color diferente, en esta época se le añadieron ventanas y tejado gótico. Servía como torre de vigilancia en caso de ataque o de incendio y con la campana se avisaba a la población. El paso para peatones no se creó hasta el año 1939.

Obertortum de Schauffhausen

Schwabentor

El Schwabentor fue mencionado por primera vez en 1361 como la "nueva torreen uno de sus lados se conserva un trozo de la antigua muralla de la ciudad con almenas y la Torre Finsterwald en la esquina.

Schauffhausen, Schwabentor

Fortaleza Munot

Otro de los símbolos de la ciudad, además de sus ventanas y palacios, es la fortaleza Munot, otra de las cosas imprescindibles que ver en Schaffhausen.

Desde el centro de Escafusa, una larga escalera entre viñedos nos conduce a la fortaleza Munot que domina la ciudad desde lo alto. Fue construida entre 1564 y 1589 con planos de Albrecht Durer y cuenta con una bella torre del homenaje sobre la fortaleza de una curiosa forma circular. En uno de sus patios exteriores puedes ver una manada de ciervos que deambula a sus anchas.

Fortaleza Munot de Schaffhausen

Fortaleza Munot de Schaffhausen

Pudimos recorrer libremente su interior, recorrer una inmensa galería abovedada en la parte de abajo y una preciosa escalera de caracol que conduce a la parte alta.

Cuando dejó de usarse como edificio de defensa, la fortaleza se abandonó y los vecinos la usaron como cantera para otras construcciones. A partir de 1826 un profesor de dibujo la restauró siguiendo antiguos documentos.

Fortaleza Munot: Que ver en Schaffhausen

Fortaleza Munot de Schaffhausen

Fortaleza Munot de Schaffhausen

En la actualidad en su terraza superior se hacen eventos culturales, especialmente en verano, en la que hay bailes, conciertos y recreaciones históricas. Y además es un excelente mirador panorámico desde el que se pueden observar los tejados de las bonitas casas medievales de Schaffhausen, el cauce del Rin, las colinas boscosas y a lo lejos los Alpes.

Vistas desde la fortaleza Munot de Schaffhausen

Vistas desde la fortaleza Munot de Schaffhausen

Iglesia de St Johann

Se sabe que la Iglesia de St Johann existía ya en 1248 y también que se amplió entre 1515 y 1517. Tiene un gran campanario de 1496 y el interior tiene una acústica excepcional, tanto que en 1983 se transformó en una sala de conciertos. En su sencillo interior destacan las vidrieras y el órgano de la compañía Kuhn de Mannedorf de 1879, un espléndido ejemplo de artesanía musical.

Iglesia de San Juan de Schaffhausen

Iglesia de San Juan de Schaffhausen

Monasterio de Allerheiligen Münsterkirche

Otro de los templos que ver en Schauffhausen es el Monasterio de Allerheiligen o Münsterkirche, originario del siglo XI con grandes reformas posteriores. Sus estilos se superponen, podemos ver por ejemplo la torre románica o el claustro gótico.

Este antiguo monasterio benedictino tiene todavía su huerto de hierbas y plantas medicinales utilizadas en la Edad Media por los monjes que habitaban en el monasterio.

Monasterio de Allerheiligen de Schauffhausen

Monasterio de Allerheiligen de Schauffhausen

jardín del Monasterio de Allerheiligen de Schauffhausen

Monasterio de Allerheiligen de Schauffhausen

Monasterio de Allerheiligen de Schauffhausen

En una parte del antiguo monasterio y en el edificio adyacente a este, se encuentra el museo Allerheiligen, en el que puedes ver una importante colección arqueológica, de bellas artes y de historia natural.


El río Rin

También puedes acercarte al Rin para ver las casas que hay a su alrededor, una zona super bonita. El Rin es uno de los ríos más largos y caudalosos de Europa; nace en los Alpes suizos, y desemboca en el mar del Norte (Países Bajos).

Río Rin a su paso por Escafusa, o Scaffhausen

Las Cataratas del Rin

Un lugar imprescindible que ver en Schaffhausen son las Cataratas del Rin, uno de los lugares más espectaculares de Suiza que a nosotros nos puso el vello de punta.

Estas son las cascadas más famosas y más grandes de Europa y se encuentran a unos 5 kilómetros de la ciudad, en el municipio de Neuhausen am Rheinfall. Están coronadas por dos castillos, el de Worth y Schloss Laufen. Puedes verlas caminando o recorrerlas en barco desde abajo, una experiencia muy recomendable y que seguro que no olvidarás.

Te contamos cómo visitar las cataratas del Rin en este post, no te lo pierdas.

Las cataratas del Rin, Suiza

Rheinfallfelsen.

¿Dónde dormir?

Dormimos dos noches en el Hotel2B, Münsterplatz 30 (en la calle del Monasterio de Allerheiligen) para conocer Schaffhausen y las cataratas del Rin. Nos encantó nuestra habitación decorada con estilo mexicano (son todas diferentes), super grande muy luminosa y a un paso del centro de la ciudad.


¿Dónde comer?

Comimos en el restaurante del hotel2B que tiene comida tex-mex, unas fajitas y unas hamburguesas deliciosas. El restaurante es la recepción del hotel y se entra por la calle Vordergasse.

Cenamos en el Restaurante La Piazza, en la misma calle del hotel. Es un lugar muy elegante y tranquilo, con un servicio fantástico y la calidad de lo que cenamos extraordinaria. Caro pero no prohibitivo.

Y ahora ya sabes qué ver en Escafusa o Schaffhausen, una maravillosa localidad que te recomendamos visitar y que además se encuentra a escasos 5 kilómetros de una de las mayores atracciones turísticas de toda Suiza, las cataratas del Rin.

Publicar un comentario

0 Comentarios