Cómo visitar las cataratas del Rin (Rheinfall), en Suiza

Tras varias tentativas, por fin conseguimos viajar a Suiza, un país que nos enamoró y en el que descubrimos pequeñas poblaciones y lugares tan maravillosos como el que hoy te voy a enseñar: las Cataratas del Rin. El salto de agua más grande de Europa y, sin lugar a dudas, uno de los más espectaculares.

Cómo visitar las cataratas del Rin (Rheinfall), en Suiza

Las Cataratas del Rin se encuentran entre Laufen-Uhwiesen (cantón de Zurich) y Neuhausen am Rheinfall (cantón de Schaffhausen) en Suiza.
Se formaron hace unos 15000 años durante la última era glacial, cuando el Rin cambió su cauce a esta zona con dos tipos de piedra. Al ser una de ellas muy resistente y otra más blanda, esta última acabó erosionándose y rompiéndose formando esta impresionante catarata. Las cataratas del Rin tienen una anchura de 150 metros y una profundidad de 23.

El Rin es uno de los ríos más largos y caudalosos de Europa; nace en los Alpes suizos, y desemboca en el mar del Norte (Países Bajos).

Rin en alemán: Rhein; en francés: Rhin; en neerlandés: Rijn; y en romanche: Rain. El nombre Rin es de origen celta y significa ‘curso de agua’ Los romanos lo denominaban Rhēnus.


Dos maneras de ver las Cataratas del Rin

Si vas en coche tienes dos opciones:

▶️ La primera y sin duda la más interesante, es ir a Laufen. En esta zona accederás, una vez aparcado tu coche y sacado el ticket, al castillo y a unas pasarelas desde donde contemplar las cataratas tan cerca que incluso te mojarán, una experiencia maravillosa.

▶️ La otra es ir a Neuhausen, justo al otro lado, y ver el espectáculo desde allí, es más lejano pero precioso y además es gratis. Desde allí puedes subirte en un barquito y verlas desde el agua, o incluso subir a una roca en medio del salto y subir a su mirador.

Si quieres hacer la visita completa de las cataratas del Rin, deberías verlas desde ambas orillas, fue lo que hicimos nosotros y merece la pena.

Con este mapa que he hecho a partir de google earth, te darás un poco cuenta de las posibilidades que te ofrecen las cataratas.

Mapa cataratas del Rin

El castillo de Laufen y las pasarelas

Lo primero que hicimos en nuestra visita fue ir al parking que hay junto al castillo de Laufen. Es gratuito y junto a él hay un edificio de planta baja con tiendas de souvenirs y aseos, en el que se encuentran las taquillas para comprar la entrada.

Taquillas de las pasarelas de las cataratas del Rin

Castillo de Laufen

Entramos al recinto del Castillo de Laufen (Schloss Laufen) hay una exposición con la historia del castillo, de la zona y de las cataratas.

Castillo de Laufen, Cataratas del Rin, Suiza

Castillo de Laufen, Cataratas del Rin, Suiza

Castillo de Laufen, Cataratas del Rin, Suiza

Las pasarelas

Después de verlo, nos dirigimos a la entrada de las pasarelas, allí mismo en una plaza en la que hay un torno por el que tienes que acercar la entrada para  pasar. Las vistas desde arriba son francamente espectaculares como podrás comprobar.

Las cataratas del Rin, Suiza

Las cataratas del Rin, Suiza

Las cataratas del Rin, Suiza

Las pasarelas empiezan en la parte alta de las cascadas y poco a poco te van acercando a la parte más baja, hay varios miradores que te acercan a la cascada en los que el ruido es ensordecedor y maravilloso a la vez.

Las cataratas del Rin, Suiza

Cuidadito con la cámara y con el móvil ya que hay zonas en las que estás tan cerca que es muy fácil que se te mojen.

Las cataratas del Rin, Suiza

Las cataratas del Rin, Suiza

Después de disfrutar de las cataratas, las vistas y antes de volver arriba, echamos un vistazo al otro lado, donde vamos a ir a continuación.


Si tienes problemas de movilidad, vas con un carrito de bebe, o no tienes ganas de caminar, hay un ascensor con paredes de cristal, para subir y bajar, incluido en la entrada.

Las cataratas del Rin, Suiza

Neuhausen am Rheinfall

Tras estas maravillosas vistas, volvemos al coche y nos dirigimos a la población de Neuhausen am Rheinfall, aparcamos en el centro y nos dirigimos caminando al otro lado de la cascada.

El paseo hasta es francamente bonito, al principio podemos ver la roca erosionada y un molino de agua, que se hizo en el siglo XVIII, en este paseo hay muchos bancos en los que contemplar el espectáculo.

Molino d elas cataratas de Rin

Vemos el Castillo de Laufen y las cascadas donde acabamos de estar desde el otro lado.

Castillo de Laufen. cataratas del Rin

Rheinfallfelsen

Desde aquí se ve de maravilla una gran peña que se yergue en el centro de la catarata y que resiste a la fuerza del agua, se trata de Rheinfallfelsen.
La tradución de Rheinfallfelsen es sencilla: Roca del Río Rin. Como ya te he comentado antes, puedes acceder al mirador que hay en lo alto cogiendo un barco un poco más adelante, hay unas empinadas escaleras que te llevan allí, eso si, prepárate a mojarte un poquito.

Rheinfallfelsen.

Rheinfallfelsen.

Rheinfallfelsen.


Castillo de Wörth

Vamos mirando a un lado y a otro para admirar las diferentes perspectivas que nos ofrecen los alrededores de las cataratas del Rin.

Cataratas del Rin

Cataratas del Rin

Tras el agradable paseo, llegamos al final, donde se encuentra el Castillo de Wörth (que al igual que el anterior, es más palacio que castillo).

Tienes varios restaurantes, bares, aseos y tiendas de souvenirs en la zona, está muy bien pensado para el turismo, pero como toda Suiza es muy caro. Por los bancos del paseo se veía a mucha gente comiendo bocatas.
Además, en esta parte hay un gran parque para que los niños se diviertan un buen rato, mientras los demás descansamos o disfrutamos de un refresco en uno de los bares.

Castillo de Wörth, cataratas del Rin

Castillo de Wörth, cataratas del Rin

Desde allí salen barcos para ver las cataratas de cerca o para subir a Rheinfallfelsen y tienes muchísimas opciones y precios. A nosotros la que más nos gustó fue la que conducía a la roca, pero eso va en gustos y en bolsillos.

Barco de las cataratas del Rin

Embarcadero de las cataratas del Rin

Regresamos a Neuhausen am Rheinfall a recoger el coche con pena de que el día tan maravilloso que hemos pasado ya se ha acabado.

Un último vistazo para grabar en la retina esto que hemos vivido que ha sido francamente emocionante, además parece ser que el sol ha salido a despedirnos.

Cataratas del Rin

Un mini vídeo 



DATOS PRÁCTICOS

Página oficial de las cataratas del Rin


Los miradores de la orilla sur sólo son accesibles desde el Castillo de Laufen.
Abren de 09:00 a 17:00 horas de noviembre a marzo 
de 09:00 a 18:00 horas en octubre, abril y mayo
y de 08:00 a 19:00 horas de junio a agosto.

Aparcar en la zona del castillo de Laufen es gratis.
La bajada a las pasarelas cuesta CHF 5

El acceso desde la orilla norte (castillo de Wörth) a pie es libre y gratuito.
Aparcar cuesta CHF 5 por la primera hora y CHF 2 por cada hora adicional.

¿Dónde se encuentran las cataratas del Rin?



Este fue nuestro recorrido para conocer las cataratas del Rin, situadas en la maravillosa Suiza. Una visita que recomiendo si vas a este país.
Ten en cuenta que Suiza no pertenece a la cEconómica europea y tiene normas y costumbres diferentes al resto de países de la unión. Lee este post con unos cuantos consejos y tips para viajar a este país.
Nos quedan muchos destinos que enseñarte y que te van a apasionar, pero hay que esperar un poquito.

Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Suiza es un país que se caracteriza por formaciones naturales de la tierra que terminan siendo un hermoso paisaje y las cataratas del Rin no es la excepción, la vista desde la roca del centro de la catarata debe ser algo majestuoso, a pesar de que los precios en el lugar son accesibles, Suiza como tal es un destino costoso para los latinos. Saludos y gracias por la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, el único problema que tiene Suiza es que es excesivamente caro. Una verdadera pena. Nosotros no fuimos a la roca por falta de tiempo, pero si ya es una maravilla verla desde tierra, desde la roca debe de ser espectacular. Gracias a ti.

      Eliminar
  2. Madre mía, que maravilla. Yo recorrí el Rin hace años, en coche, y paramos solamente en puntos determinados para hacer algunas fotos. Un gran error a la vista de este post. Que por cierto, entiendo perfectamente lo de tener cuidado con la cámara ¡menuda fuerza lleva el río! Desde luego impone, y viendo algunas fotos parece que hasta pudiera arrastrar esas pasarelas...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impone muchísimo Kris, la verdaf es que a mi fue una de las bisitas de este viaje que más me emocionó y la recomiendo muchísimo. Una pena que no le prestades la suficiente atención. Un beso

      Eliminar
  3. Estuvimos hace bastantes años en las Cataratas del Rhinn. Son una pasada y la mejor opción es verlas desde las dos orillas, aunque nosotros no cruzamos en barco, hicimos el recorrido andando. Lo que no recuerdo bien es lo de las pasarelas, pero estoy hablando de hace 13 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo mismo no ecistían las pasarelas hace 13 años, habria que consultarlo.

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.