Visita a la villa condal de Oña

La villa de Oña se encuentra situada en un privilegiado entorno natural, a los pies de los montes Obarenes, en la provincia de Burgos. Sin duda una pieza clave en el pasado de Castilla, y que además cuenta con un patrimonio cultural espléndido con monumentos llenos de historia como el Monasterio de San Salvador.

Visita a la villa condal de Oña

Qué ver en Oña

Oña estuvo muy vinculada a los orígenes de la primitiva Castilla. Fernán González en el año 950 le otorgó los fueros a la villa, y Sancho García, conde de Castilla, le otorgó rango condal.

Calles de Oña

Plaza del Ayuntamiento

El centro neurálgico de Oña, es la plaza del Ayuntamiento, en ella se encuentran los principales edificios de la ciudad, el edificio de Ayuntamiento, la Torre de San Juan, la Iglesia de San Juan Bautista y el Monasterio de San Salvador. Además hay algunos comercios y terrazas, bares y negocios.

Plaza Mayor de Oña

Plaza Mayor de Oña

Monasterio de San Salvador

Sin lugar a duda, el monumento que más destaca en Oña es el Monasterio de San Salvador y su iglesia abacial. El monasterio fue fundado en el año 1011 por el conde castellano Sancho García. Será su hija Tigridia quien lo regirá, hasta que el rey Sancho el Mayor de Pamplona lo reforme convirtiéndolo en un monasterio benedictino.

El Cid traerá el cuerpo de Sancho II, tras su muerte en el cerco de Zamora, convirtiendo el monasterio en el primer Panteón Real de Castilla. A partir de entonces aquí se guardarán los restos del rey Sancho el Mayor de Pamplona, de la reina doña Mayor de Pamplona, de los condes de Castilla Sancho García y García Sánchez, de la condesa doña Urraca y de tres infantes de Castilla.

En este conjunto de grandes dimensiones, destaca la fachada principal de estilo renacentista, custodiada por dos torres y decorada con esculturas que representan a los condes, reyes fundadores y los escudos heráldicos de los cuatro reinos de España.

Monasterio de San Salvador de Oña

Monasterio de San Salvador de Oña

Frente a ella la escultura de Sancho García, conocido como "el de los Buenos Fueros" y fundador del monasterio el doce de febrero del 1011.

Sancho García, Monasterio de San Salvador de Oña

Para hacer la visita has de subir una larga escalinata, que te conduce a la fachada de la iglesia Abacial. A un lado hay una escultura de Fray Pedro Ponce de León, inventor del lenguaje de signos.
Un pórtico de entrada con las esculturas de los reyes enterrados en el interior y un arco de entrada de medio punto trenzado comienzo del románico y que posteriormente veremos en muchos de los capiteles de la iglesia, y en algunas ventanas.

Monasterio de San Salvador de Oña

Monasterio de San Salvador de Oña

A partir de aquí, a excepción del claustro, ya no nos dejan hacer fotos, una pena porque el interior guarda maravillas. Tras el pórtico románico podemos ver la puerta de madera gótico mudéjar del siglo XV que da acceso a la nave principal de la iglesia abacial.
La capilla mayor está cubierta por una bellísima bóveda octogonal, está presidida por un retablo barroco y dos panteones y rodeada por la sillería del coro tallada en nogal del siglo XV.

Y otra maravilla es el claustro gótico de origen románico, obra de Simón de Colonia, en el que se encuentran los sepulcros de los condes de la Bureba y del obispo de Osma.

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Claustro del Monasterio de S Salvador de Oña

Otra de las joyas del monasterio son los Panteones Condal y Real. En los dos baldaquinos del siglo XV hay ocho arcones funerarios de madera tallados por fray Pedro de Valladolid, una maravillosa obra gótico mudéjar, en los que se encuentran enterrados condes y reyes castellanos y navarros. Tras ellas completan la decoración bonitas pinturas de fray Alonso en las que se representa a Santa María Egipciaca.

En la sacristía herreriana pudimos ver las enormes cajoneras en donde se guardan las casullas y una tela bordada del siglo X. Trajes reales de los siglos X y XII, retablos y mobiliario litúrgico. Entre ellos destaca la mortaja bordada en seda y oro del conde Sancho García. Y en la sala capitular se guardan fragmentos del edificio románico original.

La desamortización de Mendizábal hizo desaparecer la comunidad benedictina. Y ya en el año 1880 los Jesuitas de la Orden de San Ignacio de Loyola, lo transformarán en Colegio Máximo y Universidad Pontifical. Ya en 1968 la Diputación Provincial lo compra transformándolo en un Centro Asistencial.


Iglesia de San Juan Bautista

Nos dirigimos ahora de nuevo a la plaza para ver otro de sus edificios, la Iglesia de San Juan Bautista, integrada entre los demás edificios ya que el ayuntamiento se construyó adosado a ella modificando su fisonomía.

Sus orígenes son del siglo XII y en el interior tienen restos románicos. Se construyó en el siglo XII sobre un templo anterior y fue reformado y ampliado hasta el siglo XVI, aunque la más importante fue la del siglo XIV cuando se levantó la base de la torre. En su interior hay obras de un retablo barroco sin dorar de un templo abandonado de Tamayo, un calvario gótico y un sagrario barroco.

Torre e Iglesia de S Juan Bautista, Oña

Iglesia de San Juan Bautista, Oña

Torre campanario

La torre campanario, alberga el Museo de la Resina en el que a través de cuatro salas se puede conocer la historia de la resina y oficio del resinero. La entrada es gratuita.

Torre e Iglesia de S Juan Bautista, Oña

Calles y Casas de Oña

Como siempre, te recomiendo que pasees por el resto de las calles de Oña, declarado Conjunto Histórico Artístico y de aspecto medieval. Sus casas sencillas se entremezclan con importantes casas blasonadas como las que vemos en las calles del Pan y del Agua. A la derecha del ayuntamiento comienza la calle Barruso donde se encontraba la antigua judería medieval.

Casas de Oña

Casas de Oña

Casas de Oña

Casas de Oña

Arco de la Estrella

Oña estuvo amurallada, de su recinto se conserva el Arco de la Estrella, una de las antiguas puertas de la muralla y un tramo de esta.

Arco de la Estrella, Oña

El Cronicón de Oña

La historia de Oña está ligada a las raíces de Castilla, y cada mes de agosto se representa frente a la Iglesia abacial de San Salvador, El Cronicón de Oña. Una representación teatral, en la que participan más de 200 vecinos, de la historia de la fundación del monasterio de San Salvador y de los condes y reyes de Castilla en los siglos XI y XII. Fiesta de Interés Turístico Regional.

🍴¿Dónde cenamos?

En Oña hay mucho ambiente al anochecer por lo que pudimos ver, de hecho, queríamos cenar en un restaurante que nos habían recomendado y estaba completo.

Un lugareño nos aconsejó el Blanco y Negro, un mestizaje Burgos-Senegal. Cenamos francamente bien y a muy buen precio. La joven dueña nos atendió maravillosamente e incluso el cocinero salió a saludarnos al ver lo contentos que habíamos quedado con sus platos.

¿Dónde está Oña?


Qué ver cerca

Frías
Briviesca
Poza de la Sal

Y hasta aquí nuestra visita a la villa condal de Oña, una bonita localidad que te recomiendo visitar y descubrir. ¿Tu que opinas? ¿Merece la pena visitarla? Cuéntanoslo dejándonos un mensaje.

Publicar un comentario

0 Comentarios