Qué ver en Poza de la Sal, el balcón de la Bureba

Hoy nuestro destino es Poza de la Sal, una población perteneciente a la Comarca de La Bureba, situada al noreste de la provincia de Burgos. Esta villa salinera se encuentra en un lugar privilegiado con unas vistas sobre un extenso territorio, por lo que es conocida como el balcón de la Bureba. Una zona que determinó al gran naturalista Félix Rodríguez de la Fuente, nacido en la localidad, su pasión por la naturaleza. Acompañamos a ver su precioso casco histórico medieval, sus salinas y el Castillo de los Rojas, que se alza imponente sobre un macizo rocoso.

Qué ver en Poza de la Sal, el balcón de la Bureba

Un rápido repaso a su historia

El origen de Poza de la Sal es el poblado autrigón de Salionca y, después la ciudad romana de Flavia Augusta. La zona fue repoblada por el conde Diego Rodríguez Porcelos en el siglo IX, quien construyó un castillo para la defensa del nuevo territorio, ya que poco a poco Poza de la Sal se fue convirtiendo en uno de los centros de producción de sal más importantes del norte de la península.

El rey Alfonso VII concedió fueros a Poza de la Sal en 1135, y Alfonso VIII se la la cedió a su esposa Leonor Plantagenet. Fernando IV otorgó en 1298 el señorío de Poza a los Rojas que pasará a ser marquesado. Y en el siglo XIV la familia Rodríguez de Rojas construyó el castillo que vemos en la actualidad sobre el anterior y las murallas, quedando la villa completamente protegida.

Qué ver en Poza de la Sal (atajos) 

Qué ver en Poza de la Sal



Almacén Real de Sal, la Magdalena

Por la serpenteante carretera CL-633 que llega a Poza de la Sal, y antes de llegar a esta, podemos ver un edificio en ruinas, se trata del Almacén Real de Sal La Magdalena. Un anticipo de lo que posteriormente vamos a ver en la villa. Este era un almacén donde se guardaba la producción de sal hasta su comercialización por la Hacienda Pública.

Castillo de los Rojas

En seguida llegaremos a un pequeño desvío que nos conduce por una pista al Castillo de los Rojas. Hay un amplio aparcamiento para dejar el coche y poder visitarlo sin problemas, además la visita es libre y gratuita.
El castillo se asienta majestuoso en lo alto de un macizo rocoso entre el Páramo y la Bureba, al que se accede por unos peldaños tallados en la roca. Un lugar perfecto para el control de la entrada a la villa, a las salinas y a la Bureba.

Castillo de los Rojas, Poza de la Sal

A los pies de la peña se conservan los restos de los dos cubos que protegían la entrada al patio de armas de la fortaleza. Unas escaleras talladas en la piedra nos conducen a la zona alta del roquedo donde se encuentra el castillo con los restos de la torre en el extremo sur.

Castillo de los Rojas, Poza de la Sal

Castillo de los Rojas, Poza de la Sal

Una estancia larga y estrecha cubierta por una bóveda de cañón, y algunos restos de estancias, nos conducen a la terraza superior de unos 36 metros de longitud, en la que está excavado el aljibe. El castillo de Rojas además de servir de vigilancia y defensa, también fue prisión .

Castillo de los Rojas, Poza de la Sal

Castillo de los Rojas, Poza de la Sal

Las vistas desde lo alto del Castillo de los Rojas a toda la población de Poza de la Sal, las Salinas y la Bureba son espectaculares. Por algo se le conoce como el balcón de la Bureba.

Castillo de los Rojas, Poza de la Sal

Vistas desde el Castillo de Rojas

El Depósito

Otro almacén de sal se encuentra en la entrada del pueblo justo frente a las salinas. Se trata del llamado El Depósito, con orígenes en el siglo XVI. Posee una planta rectangular de 50 metros de longitud por 10 metros de anchura, y una torre de planta cuadrada de dos alturas en los que se encontraban los despachos de gobierno estatal y la habitación de los guardias.

El Depósito de Poza de la Sal

El Salero o las Salinas

La actividad salinera de Poza de la Sal ha dejado un gran legado: las salinas y sus instalaciones salineras, como los Almacenes Reales que ya hemos visto y la Casa de Administración que luego veremos.
En la actualidad, el Salero está declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Sitio Histórico, y el diapiro, Punto de Interés Geológico del sector oriental de la Cordillera Cantábrica.

Salinas de Poza de la Sal

Los diapiros son fenómenos geológicos originados por el ascenso y afloramiento en superficie de una masa salina y otros materiales de menor densidad. El Diapiro de Poza de la Sal es un gran circo con materiales mesozoicos del Cretácico, en cuyo fondo hay sal, yeso, ofitas, arcillas rojas y blancas.
La sal se obtenía de un modo especial ya que la salmuera, no brota de forma natural como en otras salinas. Para obtenerla hay que excavar galerías a través del mineral salino del subsuelo y hacer circular agua por ellas separando así del resto de los materiales, y saliendo al exterior por otra boca. La salmuera se llevaba por una gran red de canales de madera hasta los pozos y tras un largo proceso de evaporación por diferentes métodos, al final del verano, ya convertida en sal se transportaba en mulas a los almacenes estatales para ser comercializados por la Hacienda Pública.

Fue Felipe II el que instituye el monopolio sobre la venta de la sal por parte del estado, y la producción, comercialización y la distribución de la sal será controlada por esta hasta 1868.

Puedes recorrer las salinas libremente y de forma gratuita, pero es mucho mejor hacer una visita guiada por ellas, para que comprendas todo lo que en ella puedes ver.

Salinas de Poza de la Sal

Salinas de Poza de la Sal

Monumento a Félix Rodríguez de la Fuente

Junto a las salinas, se encuentra el monumento en honor a Félix Rodríguez de la Fuente. Fue donado por el equipo del programa de televisión de Cuarto Milenio, y fue creada por el encargado del atrezzo, el escultor Juan Villa, cuyas obras también puedes ver en El Castillo Encantado de Trigueros del Valle.

Monumento Félix Rodríguez de la Fuente, Poza

Félix Rodríguez de la Fuente

Félix Rodríguez de la Fuente nació en Poza de la Sal, a pesar de estudiar medicina especializándose en odontología, su pasión por la naturaleza determinó su dedicación exclusiva al mundo de los animales. Se dedicó por completo a ellos y comenzó la investigación y la divulgación de su vida en enciclopedias, numerosas películas y programas de televisión, siendo el más famoso El Hombre y la Tierra. Murió en 1980 en Alaska, junto a algunos de sus colaboradores, mientras filmaban una carrera de perros esquimales.

Félix Rodríguez de la Fuente, Poza de la Sal

Fuentes, lavaderos, acueducto, calzada romana

Nos dirigimos ahora a pasear por el casco histórico, pero entre este y las salinas se llega a un conjunto de lavaderos, fuentes y abrevaderos del siglo XVIII. También puedes ver un acueducto de tres arcos de medio punto, y la calzada que aquí comienza y que recorre el valle. Los orígenes de esta parecen ser de la explotación romana Flavia Augusta.

Lavaderos y acueducto de Poza de la Sal

El casco histórico de Poza de la Sal

Comenzamos ahora a pasear por el casco histórico de Poza de la Sal, la muralla lo rodeaba por completo y en su interior casas apiñadas y trazados casi laberinticos acogen bonitas casas de piedra con entramados de madera y escudos nobiliarios. Pero algo las hace diferentes a otras poblaciones ya que aquí podrás ver, que debido al poco espacio disponible, algunas construcciones crecen hacia arriba y llegan a tener tres y cuatro plantas. Entre ellas, puedes ver la casa en la que nació Félix Rodríguez de la Fuente.

Poza de la Sal

Poza de la Sal

Casas de Poza de la Sal

Iglesia de San Cosme y San Damián

La Iglesia parroquial de San Cosme y San Damián es monumento Histórico-Artístico. Se comienza a construir en el siglo XIII, por lo que veremos en ella la sucesión de estilos a través de sus reformas, predomina no obstante el estilo gótico y su portada barroca. En su interior destacan el retablo mayor de San Cosme y San Damián, la cruz procesional del siglo XV, los retablos de la Virgen del Rosario y San Andrés, y también el coro alto de 1766.

Iglesia de San Cosme y S Damian, Poza de la Sal

Ayuntamiento

Muy cerca está el Ayuntamiento de Poza de la Sal, edificio construido a finales del siglo XVI junto al que se abre en 1741 una puerta en la muralla para tener acceso a la Calle de la Red y desde esta, a la Plaza de la Villa.

Ayuntamiento de Poza de la Sal

Cerca se encuentra el edificio que alberga la oficina de turismo, que también acoge el Espacio medioambiental, punto de partida del itinerario interpretativo “Tras las huellas de Félix”, que recorre la villa y los alrededores y que puedes seguir a través de carteles instalados en las calles de Poza de la Sal.

“Tras las huellas de Félix”, Poza de la Sal

Plaza Vieja

La Plaza Vieja era la plaza del mercado desde que el rey Enrique II concede a la villa en 1371 su privilegio de mercado los sábados, y dos ferias anuales. 
Destaca la estructura porticada de pilares de madera y basas de piedra caliza. Se accede desde ella a la Plaza Nueva, a través del Arco de la Concepción o Puerta del Conjuradero sobre la que vemos un reloj.

Plaza Vieja de Poza de la Sal

Soportales de la Plaza Vieja de Poza de la Sal

Plaza Nueva

Una vez dentro de la plaza nueva contemplamos la puerta del Conjuradero desde el otro lado. En ella hay un balcón corrido desde el que los sacerdotes conjuraban los cielos nublados que amenazaban la cosecha y la producción de la sal.
Esta plaza fue promovida en el año 1660 por Doña Juana de Rojas y Córdoba, V Marquesa de Poza, en el año 1660, está compuesta por sólidas casas blasonadas que delimitan este excelente mirador sobre La Bureba.

Plaza Nueva de Poza de la Sal

Plaza Nueva de Poza de la Sal

Plaza Nueva de Poza de la Sal

Restos del Palacio de los Marqueses de Poza

Por encima del casco histórico se encuentran los restos del Palacio de los Marqueses de Poza y tras él, en lo alto del macizo rocoso, el Castillo de los Rojas protegiendo la villa desde lo alto.

Poza de la Sal

Centro de Interpretación de las salinas de Poza de la Sal

Una bella casa blasonada que fue Casa de Administración de las Reales Salinas, acoge el Centro de Interpretación de las salinas de Poza de la Sal. Estas fueron declaradas Bien de Interés Cultural como Sitio Histórico en 2001, y desde entonces se protegen, estudian y dan a conocer.

DATOS DE INTERÉS


Senderos

El privilegiado enclave de Poza de la Sal y sus salinas, propiciaron la construcción de caminos reales y calzadas, que en la actualidad son aprovechadas por senderistas para recorrer esta maravillosa zona de la Bureba.
  • El sendero PRC-BU 67 recorre el territorio salinero siguiendo el trazado de la antigua calzada romana.
  • El sendero PRC-BU 68 discurre por el antiguo Camino de los Molinos, dirigiéndose al Convento de San Bernardino del siglo XV.
  • El sendero PR-BU 15, Raíces de Castilla, une Poza, Oña y Frías en un trazado de 42 km.


Oficina de Turismo

Plaza de la Villa s/n, 09246 Poza de la Sal, Burgos
Tel. 947 30 20 24
Mail: pozadelasalturismo@gmail.com

Mancomunidad Raíces de Castilla

La Mancomunidad Raíces de Castilla se creó en 1998 para potenciar del sector turístico de tres núcleos con señas de identidad en común, como son el entorno natural, el patrimonio cultural y el entramado medieval de sus cascos urbanos. Estas son la villa salinera de Poza de la Sal, la pequeña ciudad de Frías y la villa Condal de Oña.

Mira estos lugares en el mapa:

 
 
Y hasta aquí nuestra visita al Balcón de la Bureba, la villa salinera de Poza de la Sal, una bonita población burgalesa que te animo a conocer. ¿La conoces?

Publicar un comentario

0 Comentarios