Las dos Catedrales de Salamanca: la Vieja y la Nueva

¿Sabías que Salamanca tiene dos catedrales? es algo chocante, pero tiene una sencilla explicación. La primera se construyó allá por el siglo XII que se fue quedando pequeña, con el aumento de población debido a la actividad universitaria. En el siglo XVI se comenzó a construir una más grande a su lado, y aunque la intención inicial era la de derribar la primera al finalizar esta, se lo pensaron dos veces y por suerte no lo hicieron. Así pues, en la actualidad, la ciudad cuenta con dos catedrales adosadas: La Catedral Vieja y la Catedral Nueva.

Las dos Catedrales de Salamanca: la Vieja y la Nueva

Tomando una imagen de google earth en 3D en la que se ven las dos catedrales, te he rodeado con un círculo la catedral vieja y su claustro, para que entiendas un poco la situación de ambas, la torre alta es compartida por las dos.

gogle earth de las catedrales de Salamanca


Catedral Vieja de Salamanca

La Catedral Vieja de Salamanca está dedicada a Santa María de la Sede, y se comenzó a construir en el año 1140, su estilo predominante es el románico con transición al gótico.
En sus orígenes era más bien una fortaleza almenada con torres que cumplían la función de vigilancia. Con el paso de los siglos, las estancias interiores como la sala de la Mazmorra o la del carcelero, que eran útiles en aquel periodo, se convertirán en las viviendas de los campaneros. Destaca la Torre del Gallo, llamada así por la forma de la veleta que tiene en su parte superior. Pertenece al Grupo de Cimborrios del Duero.

Torre del Gallo de la catedral vieja de Salamanca

Grupo de cimborrios del Duero

La Torre del Gallo junto con los cimborrios de la Catedral de Zamora, la Catedral de Plasencia y la Colegiata de Toro pertenecen al Grupo de Cimborrios del Duero. 
Las características que los unen son:
  • Estilo románico con transición al gótico, con influencia francesa y lombarda
  • Decoración de escamas y bolas
  • Se encuentran en el antiguo Reino de León.

El terremoto de Lisboa de 1755, producirá muchos destrozos en las torres, que fueron siendo reparadas y si te apetece puedes ver bien de cerca, ya que puedes dar un paseo, llamado Ieronimus, por la parte alta de las dos catedrales, del que te hablaré más tarde.

La Torre de las Campanas es de planta cuadrada y es compartida por ambas catedrales, siendo elevada cuando se construyó la nueva con un cuerpo de campanas, el ochavo, la media naranja y la linterna.

Catedral Vieja de Salamanca


El interior de la Catedral Vieja de Salamanca

Nave del Evangelio

En el brazo norte del crucero se encontraba la entrada primitiva, que se cegó en 1957. En la actualidad se entra por la última capilla de la Epístola de la Catedral Nueva. Unos pocos escalones  salvan la diferencia de terreno y nos conducen a los pies de la nave del Evangelio.

Podemos ver varios frescos en los muros, diferentes sepulcros, algunos cortados por el muro de la catedral nueva.
En la pared lateral se encuentra el altar de Santa María la Blanca, que tiene frescos con los 18 milagros del Cristo de las Batallas y el sepulcro de Diego de Vera y Paz.

Nave del evangelio de la Catedral Vieja de Salamanca

Altar de Santa María la Blanca de Catedral Vieja de Salamanca




Capilla de San Martín

A los pies de la catedral vieja se encuentra la Capilla de San Martín, antes de entrar podemos ver las pinturas de este santo partiendo su capa con un pobre y en el interior un interesantísimo conjunto pictórico gótico. Tiene restos de pinturas de 1262 de Antón Sánchez de Segovia, otras de iconografía bizantina del siglo XIV y un bello sepulcro del obispo don Rodrigo Díaz de 1339.

Capilla de San Martín de Catedral Vieja de Salamanca

Capilla de San Martín de la Catedral Vieja de Salamanca

Estructura de la Catedral Vieja

La estructura de la Catedral Vieja de Salamanca está dividida en tres naves con crucero por una cúpula semiesférica de influencia oriental, llamada Torre del Gallo, y tres ábsides semicirculares cubiertos con bóvedas nervadas sencillas.
Podemos ver en ella arcos apuntados y bóvedas de crucería, cuyos nervios se apoyan en ménsulas y en capiteles de decoración vegetal, figuras de animales y personajes bíblicos.

Interior de Catedral Vieja de Salamanca

Capilla Mayor

En la Capilla Mayor hay un retablo con algunos episodios de la Historia de la Salvación con el Juicio Final en lo alto, es de los hermanos Delli y está formado por un total de cincuenta y tres tablas, que se leen de abajo a arriba y de izquierda a derecha.
En el centro, una imagen de la Patrona de Salamanca: la Virgen de la Vega. Es del siglo XII y está cubierta con bronce sobredorado con incrustaciones de esmaltes y piedras preciosas, tiene influencia de la Escuela de Limoges.
Cubre el retablo el casquete semiesférico del ábside con una representación del Juicio Final. Y también completan el conjunto varios sepulcros de personalidades ilustres y familiares de reyes, algunos de ellos en arcosolio.

Capilla Mayor de Catedral Vieja de Salamanca

Brazo del Crucero de la Epístola

Nos dirigimos ahora al crucero de la Epístola, iluminado con un rosetón en el que se encuentra la puerta que nos conduce al claustro, nervios en zigzag enmarcan un conjunto en el que podemos ver sepulcros del siglo XIII, como el del obispo de Salamanca don Pedro Dominicano, el del arcediano de Ledesma don Diego García López, (este es del siglo XIV), doña Elena de Castro, don Aparicio Guillén y el del deán de Ávila don Alonso Vidal.

Hay que destacar los frescos con iconografía progótica sobre la Resurrección y del Juicio Final, o la que vemos sobre el sepulcro de doña Elena de Castro con el Cristo rodeado del Tetramorfos, datada a finales del siglo XIII.

Brazo del crucero de la de Catedral Vieja de Salamanca

Brazo del crucero de la de Catedral Vieja de Salamanca

Brazo del crucero de la de Catedral Vieja de Salamanca

Claustro

Nos dirigimos ahora al claustro, rodeado de capillas y dos salas capitulares. Fue construido a finales del siglo XII, pero por desgracia el terremoto de Lisboa de 1755, hizo que tuviese que ser reconstruido, aprovecharon para aumentar una planta en 1785.

Claustro de la de Catedral Vieja de Salamanca

Capilla de Santa Bárbara

Un total de siete capillas rodean el claustro, en la Capilla de Santa Bárbara hay un retablo del siglo XVI dedicado a la vida y martirio de la santa, en el se encuentra el sepulcro del obispo Juan Lucero. 

¿Sabes de donde procede el dicho “estar en capilla”?

Los estudiantes pasaban la noche en la capilla de Santa Bárbara preparando los exámenes de grado o de doctorado de la Universidad y los profesores les evaluaban allí mismo a la mañana siguiente. De ahí salió la frase “estar en capilla". Los que aprobaban salían por la puerta principal de la Catedral, si suspendían, salían por la puerta de los carros.

Capilla de Santa Bárbara de la catedral Vieja de Salamanca

Capilla de Santa Catalina

La Capilla de Santa Catalina, o Capilla del Canto, es muy grande y por ello ha sido utilizada para diferentes eventos, muchos de ellos musicales por los que lleva su nombre. Es del siglo XII y en ella destaca el sepulcro del maestro Doyagüe.

Capilla de Santa Catalina de la Catedral Vieja de Salamanca

La Capilla de San Bartolomé

Y para terminar nos dirigimos a la Capilla de San Bartolomé o de Anaya, en la que se encuentra el sepulcro del Arzobispo Anaya. Podemos ver tallado en alabastro, su cuerpo yacente sobre una cama elevada por leones y rodeado por una bella reja del XVI.
En los muros podemos ver uno de los órganos más antiguos de Europa y más sepulcros como el de los señores Gutierre de Monroy.

Capilla de San Bartolomé o de Anaya, Catedral Vieja de Salamanca

Capilla de San Bartolomé o de Anaya, Catedral Vieja de Salamanca

Capilla de San Bartolomé o de Anaya, Catedral Vieja de Salamanca

Salas Capitulares

La Salas Capitulares se añadieron al claustro en el siglo XVI y albergan el Museo Catedralicio, tienen pinturas y esculturas de los siglos XIII al XX. En su arquitectura destacan los artesonados mudéjares y la puerta manierista.


Catedral Nueva de Salamanca

Si has llegado hasta aquí, ya sabes porque se inició la construcción de la nueva catedral y porque se dejó la vieja en pie, así que continuo ahora hablando de la nueva.

La Catedral Nueva de Salamanca, fue advocada a la Asunción de la Virgen, y se comenzó a construir en 1513 aunque las obras se alargaron hasta 1733 y no nos extraña viendo la magnitud de la obra. Por ella pasaron grandes arquitectos como Juan y Rodrigo Gil de Hontañón, Juan de Álava, Juan Setién Güemes, Pantaleón Pontón o los hermanos Churriguera entre otros.

El estilo inicial fue el tardogótico, y a pesar de la extensión de las obras, se guarda esta unidad estilística asignada por el Cabildo.

Por la parte exterior podemos ver impresionantes fachadas con detalles decorativos muy trabajados y únicos, como por ejemplo los de las tres puertas de la fachada principal, un interesante conjunto iconográfico con los relieves de las escenas del Nacimiento, la Epifanía y sobre el gran arco conopial central un bello Calvario.

Portada principal de la catedral nueva de Salamanca

Bordeando por la Plaza de Anaya, veremos la impresionante fachada lateral en la que destaca la Portada de Ramos, en el que se representa el grupo escultórico de la Entrada de Jesús en Jerusalén. 
En esta fachada hay figuras esculpidas que no corresponden con la época ya que podemos ver, por citar las más conocidas, un mono comiendo helado o un curioso astronauta (licencias del autor en una restauración de 1992 para justificar el momento histórico de su incorporación).


Portada de Ramos de la Catedral nueva de Salamanca

En los dos lados del crucero también hay bellas portadas construidas en tiempos barrocos, pero siguiendo la ya nombrada imposición tardogótica del Cabildo. 

Interior de la Catedral Nueva de Salamanca

El interior es de planta rectangular y está compuesto de tres naves y capillas entre los contrafuertes. Un maravilloso cimborrio de cuerpo ochavado sobre pechinas con relieves de los misterios marianos se encuentra en el crucero. Y el resto se encuentra cubierto por bóvedas de crucería con terceletes formando bellas estrellas con claves.

Interior de la catedral nueva de Salamanca

Cúpula de la catedral nueva de Salamanca

Capilla mayor

La capilla mayor es diferente a lo que estamos acostumbrados, ya que no tiene retablo. Cuenta con una especie de baldaquino arquitectónico de los hermanos Churriguera y bajo él, un gran manto de terciopelo, la imagen de la Asunción de 1624, con un bello sagrario, y las urnas de plata donde se conservan restos de San Juan de Sahagún, patrono de Salamanca y Santo Tomás de Villanueva.

Capilla Mayor de la catedral nueva de Salamanca

Capilla Mayor de la catedral nueva de Salamanca

Coro de los canónigos y órganos

No pasa desapercibido el coro de los canónigos, situado en el medio de la nave principal. Este bello conjunto barroco de los hermanos Churriguera, se finalizó en 1733 y consta de coro alto y coro bajo. En el bajo hay imágenes de santas y vírgenes y en el alto el Cristo Salvador, Evangelistas, Apostóles, Santos de Salamanca, y Padres de la Iglesia. La reja que lo guarda es digna de ver, es de Duperier, rejero del Duque de Alba.

A los lados del coro hay dos bellos órganos, el de la Epístola, construido en el siglo XVI de estilo Renacentista. Y el del Evangelio de estilo Barroco, construido en el XVIII, al que se le instaló un sistema eléctrico de bombas de aire a finales del siglo XX.

Coro de la catedral nueva de Salamanca

Coro de la catedral nueva de Salamanca

Organo de la catedral nueva de Salamanca

Trascoro

El trascoro es una maravilla también, en él se encuentra la imagen de Santa María de los Perdones de mediados del XVI, y a sus lados Santa Ana y San Juan Bautista, ambas de Juan de Juni.

Trascoro de la Catedral Nueva de Salamanca

Las capillas

El templo cuenta con las sacristías en las que se guarda el Museo Catedralicio, 18 capillas y dos altares.

Capillas de la Catedral Nueva de Salamanca


Ieronimus

Tras ver las catedrales, no dejes de subir a las torres, ya que desde 2002, sus espacios forman parte de la exposición Ieronimus.
Ieronimus es un interesante recorrido por los 900 años de las catedrales a 110 metros de altura, en el que caminar entre sus pináculos, almenas y gárgolas, te va a encantar. Un excelente mirador al conjunto catedralicio y a la ciudad que seguro que no olvidarás.

Torres de la Catedral Nueva de Salamanca

Torres de la Catedral Nueva de Salamanca

INFORMACIÓN ÚTIL

¿Dónde se encuentra la catedral de Salamanca?



Horarios de las Catedrales Nueva, Vieja, Claustro y Salas Capitulares 

Horario de verano (Abril a Septiembre)
De 10 a 20 horas
Horario de invierno (Octubre a Marzo)
De 10 a 18 horas

Precio general 6€ – Audioguía incluida


Horario de Ieronimus

Abierto todos los días de la semana de 10 a 20

Precio general 4€


Y hasta aquí nuestro recorrido por las dos catedrales de Salamanca, 900 años de historia que merecen la pena ser conocidos en una visita calmada. 
¿Conoces las Catedrales de Salamanca? Cuéntamelo dejándome un comentario, nos encantará saber lo que opinas de ellas. Y si te ha gustado el post, te agradeceríamos que lo compartieses en tus redes sociales con los botones de más abajo.

Publicar un comentario

4 Comentarios

  1. Las dos me gustan pero si me dan a elegir me quedaría con la nueva. En mi pueblo lo de "Estar en capilla" se les decía a las parejas de novios que se iban a casar. Gracias por brindarme la oportunidad de visitar las catedrales.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué explicación tan detallada del las 2 catedrales de Salamanca, leyéndote he descubierto muchos datos que desconocía, qué post tan completo para visitar las 2 catedrales de Salamanca. Visitamos con mucha frecuencia Salamanca, es una ciudad que nos encanta. Enhorabuena por el post.

    ResponderEliminar
  3. Hace casi 10 años que visitamos Salamanca y aunque por fuera sí que las recordaba, no así el interior, aunque es algo que me suele pasar con bastantes catedrales, no se porqué.

    Acabas de refrescarme la memoria...jajajaja...

    No conocía, o al menos no recordaba tampoco, el detalle del mono comiendo helado o el astronauta , qué curioso, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. En Salamanca siempre si habla de su Universidad que, ciertamente, es una maravilla. Pero a mi me gustaron, especialmente, ambas catedrales. De la vieja, sobretodo esta preciosidad que es el retablo de los Delli. También las vistas desde el Ierónimus que, como dices, es algo me merece mucho la pena.
    Para mi, Salamanca es una de las 2 o 3 ciudades más bonitas de España.

    ResponderEliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.