Convento de Tomar, Patrimonio de la Humanidad

Siguiendo la "Red de los Monasterios Portugueses patrimonio de la Humanidad", nos dirigimos a conocer uno de los tres que la componen, el Convento del Cristo de Tomar, que perteneció a la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón o que es lo mismo: la Orden del Temple, con sus de monjes guerreros, siempre envuelta en un halo de misterio.

Convento de Tomar, Patrimonio de la Humanidad

Este impresionante conjunto monumental se encuentra repartido en 45 hectáreas en lo alto de un cerro, a la derecha del río Nabão. Lo componen distintas construcciones de diferentes épocas que ahora voy a tratar de contar.

El Convento del Cristo de Tomar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983

El Temple

Para comprender un poco este monasterio hay que hablar del temple, orden con gran representación en Portugal, ya que ofrecieron su protección a los reyes de este país, a cambio de apoyo.

Después de que el Papa Clemente V pusiese fin a la Orden del Temple, el apoyo del rey Dinis I de Portugal fue crucial. Este, cambió su nombre por el de la Orden de los Caballeros de Cristo, protegiendo así sus posesiones y que pudiese continuar.

Tal y como vimos en el Monasterio de Alcobaça, este convento se construyó gracias a una donación del primer rey de Portugal D. Afonso Henriques.

En 1160 se construyó un castillo templario por orden del maestre principal del Temple en Portugal, D. Gualdim Pais. Formaba parte de un sistema defensivo ubicado entre los ríos Tajo y Mondego para proteger Coimbra, capital por aquel entonces del Reino de Portugal. A esta línea defensiva del Tajo se le uniría en 1170 el Castillo de Almourol, que también conocimos y pronto te enseñaré.

Murallas del Convento de Tomar

Murallas del Convento de Tomar

Convento de Tomar


Paseando por el Convento de Tomar

Al llegar al recinto podrás contemplar la muralla que rodea al conjunto, de la que a pesar de los cambios y ampliaciones a lo largo de los siglos, se conservan la Alcazaba y la Torre del homenaje románicas, y al fondo la Charola (girola), capilla templaria del siglo XII.

Convento de Tomar, Patrimonio de la Humanidad

Murallas del Convento de Tomar

Monasterio de Tomar

La construcción del Convento se alargó entre los siglos XII y XVII, con el resultado de esta bella mezcla de los estilos románico, gótico, manuelino y renacentista.

Dentro del conjunto se puede hablar de tres espacios diferentes: las ruinas del castillo templario; el palacio y convento con los dos claustros góticos; y el convento de clausura, con cinco claustros y las dependencias propias de un monasterio, dormitorios, refectorio, cocina, scriptorium.

Aunque es muy complicado contarte todo lo que allí vimos y sus detalles, trataré de describir lo principal de lo que se puede ver en la visita. Es recomendable que vayas con bastante tiempo, porque hay muchísimo que ver.



Claustro da Lavagem

Lo primero que ves al comenzar la visita es el Claustro da Lavagem, con sus sencillos arcos góticos, donde se encontraban los almacenes y las cocinas. En el piso superior se encontraban los dormitorios de los criados y se encuentra decorado con azulejos blancos y azules de época manuelina.

Claustro da Lavagem del convento de Tomar

Claustro da Lavagem del convento de Tomar

Claustro do Cemitério

Desde aquí se accede al Claustro do Cemitério, de una sola altura con arcos apuntados y columnas dobles sobre dos capiteles y también con decoración de azulejos en sus paredes. Bajo una cubierta de bóveda de cañón podemos ver varios arcosolios funerarios, como el del capellán de D. Manuel I, D. Diogo de Gama (hermano de Vasco de Gama) o el de 1599 de D. Pedro Álvares Seco, contador de la Orden.

Claustro do Cemitério del Monasterio de Tomar

Sacristía Nueva

Se encuentra allí la Sacristía Nueva, situada en la antigua sala capitular, tiene una bella portada con un frontón y pilastras dóricas. En su interior destaca su bóveda de cañón con casetones pintados con escudos de armas reales, esferas armillares y cruces de la Orden de los Caballeros de Cristo. También puedes ver la capilla funeraria de la familia Portocarreiros, de 1626.

Sacristía nueva del Monasterio de Tomar

La girola de la iglesia del Convento de Tomar (la charola)

Después visitaremos lo que para nosotros fue lo más impresionante del Convento del Cristo de Tomar, la charola (girola en castellano) que fue románica en sus orígenes y que dio paso a la iglesia.

Convento de Tomar, Patrimonio de la Humanidad

Esta girola fue el oratorio de los caballeros templarios y está decorada con espectaculares pinturas que reflejan el poder y riqueza de la orden del temple en Portugal.

La planta de la charola tiene dieciséis lados con ventanas geminadas y en el centro un tambor octogonal que hace de deambulatorio cubierto con bóveda de cañón.
Está hecho a imagen del Santo Sepulcro, templo de los Cruzados. Y se encuentra decorada con abundante pintura mural que relata la Vida de Cristo, ángeles tocando diferentes instrumentos y esculturas de madera policromada con diferentes santos y Cristo en la Cruz. Impresionante ¿verdad?

Charola de la iglesia del Convento de Tomar

Charola de la iglesia del Convento de Tomar

La charola del Convento de Tomar, estuvo cubierto con cal, por suerte en 1980 se descubrió tras unas obras de restauración.

Transformación en iglesia

Este pequeño templo románico fue transformado en 1515 en una iglesia de planta longitudinal. Para ello se abrió un gran arco de triunfo y se añadió un cuerpo rectangular de dos alturas.

En las pinturas del arco de triunfo se puede ver en lo alto la Resurrección, y a los lados medallones con los Evangelistas, cruces de la orden y uno de los lados, un púlpito con base circular de piedra y en el otro un trampantojo imitándolo.


A los pies se encuentra el coro alto, con balaustrada de madera, grandes ventanas laterales y un óculo central. La sillería no es la original de la iglesia, procede de otra iglesia y es del siglo XVIII.

Bajo el coro, una puerta nos conduce al sotocoro, con una preciosa bóveda de terceletes y dos ventanas, fíjate en la que está frente a ti, porque luego te la voy a enseñar por fuera.

Coro de la iglesia del Convento de Tomar

Sotocoro de la iglesia del Convento de Tomar

Claustro principal

Tras ver la iglesia nos dirigimos al claustro principal, mandado construir por Juan III de Portugal y construido en gran parte entre 1557 y 1566. Su estilo es manierista, estilo que surgió a finales del estilo renacentista. Es conocido como Claustro dos Felipes en homenaje a Felipe II, que fue coronado aquí en el año 1581.
Tiene dos plantas, en la baja las columnas son toscanas y en el superior jónicas. En el centro del patio hay una fuente con una balaustrada con la forma de la cruz templaria.

Claustro principal del Convento de Tomar

Desde el claustro principal puedes ver la arquitectura exterior de la iglesia, de la que se podría estar hablando dos días seguidos por su profusa decoración.
Grandes ventanas con tres o cuatro arquivoltas, situadas entre bellos contrafuertes acabados en pináculos y una crestería decorada con esferas armilares y cruces de la Orden de Cristo.


El óculo y la Ventana do capítulo

Aquí se encuentran los elementos más representativos del convento, concretamente en la fachada occidental. Para verlo mejor, es mejor dirigirse al claustro de Santa Bárbara.
Estos son el óculo y la Ventana do Capítulo que habíamos visto por su parte interna hace un momento, cuando te hablé del coro y el sotocoro de la iglesia ¿recuerdas?
Se hicieron en 1513 y son obra del arquitecto Diogo de Arruda. Tanto la ventana como el óculo tienen una abundante decoración inspirada en la orfebrería y la naturaleza marina y vegetal, cadenas, velas, troncos, algas, cuerdas y más esferas armilares y cruces. La cruz de la Orden de Cristo, remata el conjunto. Esta decoración es conocida como estilo manuelino.

El estilo manuelino, es un estilo arquitectónico que se desarrolló durante el reinado de Manuel I de Portugal (1495-1521) y continuó tras su muerte. 

Convento de Tomar, Patrimonio de la Humanidad

Convento de Tomar, óculo de la iglesia

Convento de Tomar, Ventana del capitulo

Todavía nos queda mucho por ver, pero ya casi no nos queda tiempo y tenemos que acelerar la visita.
Nos encontrábamos en el claustro de Santa Bárbara, de dos pisos. El siguiente es el Claustro de la Hospedería, donde se alojaban los visitantes del convento y donde se encuentran las caballerizas. El siguiente es el Claustro da Micha donde se encuentra el horno de pan, después el Claustro das necessarias, donde se encuentra la boca de la cisterna subterránea que distribuía agua a todo el convento. Y finalmente el Claustro dos Corvos, en el que se encuentran el refectorio, cocinas y también los almacenes.

Claustro del Convento de Tomar, Portugal

Claustro del Convento de Tomar, Portugal

Claustro del Convento de Tomar, Portugal

Claustro del Convento de Tomar, Portugal

Salimos al exterior y subimos los escalones que nos conducen a una pequeña plaza. A un lado se encuentran los restos de la Casa do Capítulo, al frente los claustros que acabamos de ver, y al otro lado la portada principal de la iglesia.


La portada sur de la iglesia, está enmarcada por dos contrafuertes prismáticos rematados con pináculos, y la portada tiene tres arquivoltas con rica decoración manuelina. En el centro, sobre una esfera armilar se encuentra la Virgen con el Niño, rodeada de Profetas y Doctores de la Iglesia, todos ello está rematado con la Cruz de la Orden de Cristo.


Aqueducto dos Pegões

Tras acabar la visita al Convento de Tomar, nos dirigimos a ver el Aqueducto dos Pegões. Una estupenda obra de ingeniería mandada construir por orden de Felipe II de España, con una longitud de seis kilómetros. Este acueducto suministraba agua al convento para los cultivos de los monjes y para consumo propio.

Acueducto de Tomar

Aqueducto dos Pegões de Tomar

Y hasta aquí todo lo que te puedo contar del Convento del Cristo de Tomar, que nos encantó. Lo que más, la charola y la ventana do capítulo, aunque lo demás como has podido ver es muy bonito.

Este, junto con el Monasterio de Alcobaça y el Monasterio de Batalha, forman la Rota dos Mosteiros portugueses Património da Humanidadeque te recomiendo que sigas.


INFORMACIÓN PRÁCTICA

¿Donde está el Convento de Tomar?



Horario del Convento del Cristo

De octubre a mayo: de 9 a 17:30 (última entrada 17)
De abril a septiembre de 9 a 18:30 (última entrada 18) 

Precios

Entrada - 6 €
Si tienes pensado visitar los tres monasterios de la red, hay un Billete Patrimonio Mundial: Alcobaça + Cristo de Tomar + Batalha - 15 € (válido por 7 días)

¿Dónde dormir?

Para conocer esta zona del centro de Portugal, dormimos en diferentes lugares, uno de los que te recomiendo es el de la preciosa Nazaré. Dormimos en el Hotel Magic, estupendo muy céntrico que te recomiendo por su relación calidad precio y por la amabilidad del servicio. 

¿Qué ver cerca de Batalha?

Como ya te he comentado, se encuentran muy cerca los monasterios de Santa María de la Victoria de Batalha y el Monasterio de Alcobaça. Muy cerca está el pueblo marinero de Nazaré y la ciudad amurallada Óbidos, ambos imprescindibles, también Lisboa y Coimbra que no te puedes perder.

Publicar un comentario

0 Comentarios