Óbidos, una de las ciudades más bonitas de Portugal

Si nos pidiesen elegir una de las ciudades que más nos han gustado de Portugal, diríamos sin dudarlo que Óbidos. Esta ciudad medieval encuentra rodeada de antiguas murallas perfectamente conservadas que protegen su imponente castillo. Sus calles empedradas con casas de paredes blancas, repletas de buganvillas, le dan ese toque pintoresco que hará que no puedas dejar de hacer fotos a cada rincón. Averigua con nosotros qué ver, estamos seguros de que lo añadirás a tu lista de lugares pendientes.

Óbidos, una de las ciudades más bonitas de Portugal

Óbidos se sencuentra a una hora de viaje desde Lisboa, así que, si estás en la bella capital portuguesa y te apetece hacer una escapada, no dudes en añadirlo a tu viaje, no te arrepentirás.

La estructura de la población está igual que en sus orígenes, en los que su importancia estratégica fue muy importante. Su desarrollo llegó cuando en 1282 el rey Dinis se lo entregó a su esposa la Reina Santa Isabel como regalo de boda (te hablé de ella en el post de los Monasterios de Santa Clara-a-Velha y a-Nova de Coímbra). Esto sirvió de precedente y desde entonces la localidad fue dote de todas las reinas posteriores a ella hasta 1834. Por ello la ciudad fue conocida como la ciudad de las reinas en portugués Casa das Rainhas.

A Óbidos se le conoce como Casa das Rainhas (Casa de Reinas)

La reina Leonor en el siglo XV o Catarina en el XVI, marcaron la arquitectura de la localidad construyendo un interesante patrocinio artístico, por ello en tu paseo por Óbidos veras unas cuantas iglesias.

Qué ver en Óbidos

Y aquí comienza nuestra pequeña guía de lo que hay que ver en esta pequeña ciudad medieval, que hará que te enamores de ella a primera vista y te teletransportará a otra época.

Vista general de Óbidos

El Castillo y las murallas

El conjunto defensivo de Obidos fue clasificado como Monumento Nacional en 1910. Se divide en tres, la muralla, la cerca y el castillo.
La localidad fue muy importante en la Edad Media y el perímetro amurallado inicial ha variado bastante a lo largo de los siglos. Una de las reformas importantes fue la de D Sancho I, la mejor documentada es la que en 1325 mandó hacer Don Dinis, en la que levantó la torre del homenaje e hizo más robustas las murallas, también Fernando I contribuyó a varias reformas años después.

En 1930 se hizo una gran obra en el conjunto ya que tras sucesivas guerras y el paso de los siglos había zonas derruidas que se restauraron, se arreglaron las almenas y se reedificaron las torres. Sobre el antiguo Palacio (pazo del Alcaide) se construyó la Pousada, equivalente a un Parador de España.
También se pavimentaron las calles y se encalaron las casas, dando el aspecto que hoy en día puedes ver tan atrayente para el turismo.

Vista general del Castillo de Óbidos
Castillo de Óbidos, una de las 7 maravillas de Portugal

Las 7 maravillas de Portugal

La Torre de Belem, Lisboa
Monasterio de los Jerónimos, Lisboa
El Palacio da Pena, Sintra
Castillo de Óbidos
Monasterio de Alcobaça
Monasterio de Batalha
Castillo de Guimaraes

El primer espacio fortificado de Óbidos fue la cerca a la que se accedía desde el exterior por la Puerta de la Cerca. En su interior se encontraba el castillo y algunos edificios importantes como la Iglesia de Santiago. Aunque ya desaparecidos estaría también el Convento de las Donas Emparedadas, y la capilla de Santa Isabel.

Para acceder al castillo hay de atravesar la Puerta de Santiago, protegida por una torre albarrana, tras su uso militar, sirvió como primer Paço do Concelho, casa del tesoro, prisión y en su interior se dieron clases de teología y matemáticas en el siglo XVI. Fue conocida también como torre del reloj porque en 1842 se le colocó un campanario con reloj, pero ya no existe.

Torre albarrana y puerta de Santiago de Óbidos

Se sitúa en lo alto de la población, tiene planta trapezoidal, y está reforzado por tres cubos semicirculares y uno cuadrado. Además, puedes ver las torres cuadrangulares almenadas llamadas de D. Dinis y de D. Fernando, dos cubos semicirculares, y una barbacana.

Castillo de Óbidos

En la actualidad en el interior de la cerca hay un gran espacio para realizar actos culturales y fiestas como el Festival Internacional del Chocolate, el Mercado Medieval o la Navidad. Hay también conciertos de música clásica barroca, o de ópera.

Castillo de Óbidos

Castillo de Óbidos

El recinto amurallado tiene planta triangular reforzada por grandes torres cuadrangulares y finaliza en la Torre del Facho. Se puede recorrer en su totalidad por un camino de ronda con merlones cuadrados en los que hay saeteras. Desde la muralla puedes observar desde otra perspectiva la ciudad, pero ojo ya que el paseo de ronda carece de protección por uno de los lados y no es demasiado ancho, así que evítalo si tienes vértigo o cuando haya poca luz.

Muralla de Óbidos

Muralla de Óbidos

Vistas desde la muralla de Óbidos

El acceso al interior de la población se hace a través de cuatro puertas: Porta de la Vila, Porta Talhada o de la Rainha, Porta de la Cerca, Porta del Valle o de Nossa Senhora de Graça y por los postigos de Poço ou do Arrabalde y el de Jogo da Bola.

La principal es la Porta da Vila, entrada principal al centro histórico de Óbidos. Es doble y en el interior está decorado con bellos azulejos del siglo XVII y una pequeña capilla en honor de Nossa Senhora da Piedade, patrona de la villa.
En la parte superior de la entrada está la inscripción "La Virgen María fue concebida sin pecado original", grabada por orden del rey João IV para rendir homenaje a la protección del santo durante la restauración de la Independencia de 1640 en Portugal.

Puerta de la Vila de Óbidos

Puerta de la muralla de Óbidos

Las calles de Obidos

Caminar por la población es un verdadero placer, sobre todo al atardecer cuando la mayoría de los turistas se han ido. Calles empedradas con casas encaladas en un intenso blanco, adornado en algunas de ellas por franjas amarillas y azules, enormes cactus o por bellas glicinias y buganvillas.

Rua Josefa de Obidos, Óbidos

Rua Josefa de Obidos, Óbidos

La calle principal se llama la Rua Direita y conecta la Puerta de la Villa con el Castillo de Óbidos. Hay muchas tiendas de souvenirs, de artesanía, hoteles y restaurantes con sus terrazas le dan el toque comercial y la animación necesaria.

Rua Direita de Óbidos

Rua Direita de Óbidos

Rua Direita de Óbidos

Rua Direita de Óbidos

Rua Direita de Óbidos

Rua Direita de Óbidos

La plaza de Santa María

La Plaza de Santa María es el centro neurálgico de la ciudad, en ella hay varios monumentos interesantes como el Solar dos Alboins que alberga la oficina de correos. La fuente real construida en el siglo XVI, hasta la que llega el agua traída del acueducto que luego veremos. El Solar da Praça de Santa Maria, una casa señorial del siglo XVII en la que se encuentra el Museo Municipal. La Iglesia de Santa María. O el Pelourinho, o una picota de piedra que se utilizaba para colgar delincuentes, regalo de la reina Leonor.

Plaza de santa María y pelourinho de Óbidos

Las iglesias

En la villa de Óbidos destacan varias iglesias y capillas, aunque la mayoría nada tienen que ver con el aspecto de sus orígenes.

Iglesia de Santa María

La Iglesia matriz de Santa María es la más antigua de Óbidos, ya que fue construida en el siglo XII sobre un templo visigodo que durante la ocupación musulmana fue mezquita. La actual es renacentista y el fruto de renovaciones. En ella, a la edad de 10 años se casó el rey Afonso V con su prima Isabel de 8.
En el interior el decorado es sobre todo en los siglos XVII y XVIII, por ejemplo, las paredes cubiertas de azulejos y el retablo con pinturas de la vida de María.

Iglesia de Santa María de Óbidos

Iglesia de San Pedro

Aunque se construyó en el siglo XIII, poco queda de esta época ya que se modificó en el siglo XVI y además se dañó mucho con el terremoto de Lisboa.
Destaca su retablo barroco con escultura dorada dedicado a San Pedro recibiendo de Dios las llaves del Paraíso.
Podemos ver también la tumba de Josefa de Obidos, una española criada en la localidad desde los 4 años. Josefa fue una de las pocas pintoras destacadas del siglo XVII, tiene más de 150 obras de arte en su trayectoria. La más famosa, es el “Matrimonio místico de Santa Catalina” que se encuentra en la Iglesia de Santa María.

Iglesia de San Pedro, Óidos

Capilla de San Martín

Juste frente a la Iglesia de San Pedro se encuentra la Capilla de San Martín, construida en 1331 y utilizada para funerales.

Capilla de San Martín de Óbidos

Iglesia de la Misericordia

La Iglesia de la Misericordia fue fundada en el siglo XV por la reina Doña Leonor. En la portada esculpida en piedra destaca la antigua imagen de la virgen, de porcelana azul. En el interior revestido de azulejos del siglo XVII, podemos ver el sepulcro de la Condesa de Cavaleiros, Dona Luiza Guerra.

Iglesia de la Misericordia de Óbidos

Iglesia de São Tiago

La Iglesia de Santiago se encuentra dentro de la cerca de Óbidos aunque la fachada principal se encuentra abierta hacia el otro lado. Se construyó por el rey Sancho en 1186 y estaba reservada únicamente para los miembros de la familia real.
También en ella el terremoto de Lisboa hizo sus estragos y la reconstrucción que podemos ver hoy en día es de 1772, resultado de una mezcla de estilos barroco y neoclásico. Curiosamente en la actualidad la iglesia se ha reconvertido en librería.

Iglesia de São Tiago de Óbidos

Santuário do Senhor Jesus da Pedra

Este santuario barroco se encuentra fuera de las murallas de Óbidos, fue construido todo en piedra en el año 1747 y es muy curiosa su estructura hexagonal.
Éste fue un lugar importante de peregrinación, ya que en el presbiterio se conserva una cruz paleocristiana del Cristo crucificado desde tiempos del rey Juan V, uno de sus mayores devotos, cuando esta se encontraba en una pequeña capilla antes de la construcción del santuario.

Santuário do Senhor Jesus da Pedra de Óbidos

Santuário do Senhor Jesus da Pedra de Óbidos

Acueducto de Usseira

Y también en el exterior se encuentra el Acueducto de Usseira, mandado construir en 1570 por la reina D. Catalina de Austria, mujer de D. João III, costeando totalmente su construcción.
El acueducto conectaba Usseira con la fuente real de la Plaza de Santa María de Óbidos, un total de tres kilómetros de acueducto y otros tres de túneles. Está clasificado como Inmueble de Interés Público desde 1962.

Acueducto de Usseira de Óbidos

Ginjinha

Todos sabemos que en Portugal se come muy bien y Óbidos no es la excepción, una de sus especialidades es la sopa de pescado de la Lagoa de Óbidos, hay buenos vinos en la zona, y es muy famosa la Ginjinha, un licor de guindas, que se suele degustar fresquito en un vaso de chocolate. Puedes tomarla en multitud de locales sobre todo de la Rua Direita a 1€ o 1,5€.

Ginjinha d’Obidos

Eventos y fiestas

Hay varios eventos que animan la ciudad principalmente en verano, uno al que me encantaría ir es el Festival Internacional del Chocolate, otro el Mercado Medieval, que se celebra en los terrenos que rodean al castillo, caballeros y cortesanas deambulan por allí al ritmo de bardos y músicos. Hay tabernas medievales, torneos, teatro en la calle y un montón de cosas que consiguen recrear el medievo.
Hay puestos de comida, verdaderas tabernas medievales para comer y beber a un precio barato. También hay un calendario de espectáculos en vivo : torneos de caballería, representaciones teatrales y cómicas, juegos pirotécnicos y más.

Dónde NO dormir

Suelo hablar del hotel en el que nos hospedamos si me ha parecido correcto, en esta ocasión tengo que hablar de uno que no os recomiendo bajo ningún concepto, se trata del Rainha Santa Isabel, puedes ver las fotos de tripadvisor para ver de que hablo intercaladas entre algunas buenas.
Ruidoso, roto y sucio, la verdad es que todavía pienso cómo fuimos capaces de dormir allí y por qué no nos fuimos a otro sitio.

Donde dormir

Cualquiera de los que veas en esta lista por malo que sea, seguro que está mejor que el que nosotros elegimos.

Dónde comer

Cenamos muy agusto en dos restaurantes del centro de Óbidos, uno de ellos fue el Adega do Ramada de Nossa Sra. do Rosario 3 que nos encantó en todos los sentidos.

Restaurante Adega do Ramada de Óbidos

Y también en el Restaurante Lounge de la R. Josefa de Óbidos 15, muy buena comida también, aunque si tenemos que repetir, nos quedamos con el anterior. 

Restaurante Lounge de Óbidos

Dónde está


Oficina de turismo

Parque de Estacionamiento de la Porta da Vila
2510-089 Óbidos
Teléfono: +351 262 959 231
posto.turismo@cm-obidos.pt geral@turismodocentro.pt
http://www.cm-obidos.pt

Y hasta aquí todo lo que vimos en Óbidos, una sorprendente ciudad que conserva su estructura y que te recomiendo visitar, eso sí, si puedes evita la temporada alta porque hay muchísima gente pasando por sus calles, a pesar de todo al atardecer la mayoría se van y da gusto pasear por allí.

Publicar un comentario

0 Comentarios