Piacenza, una ciudad italiana para descubrir

Otra de las localidades italianas que visitamos en nuestro viaje por la Emilia Romagna fue Piacenza. Una ciudad que encierra grandes tesoros artísticos y que a pesar de no ser tan conocida ni visitada como sus vecinas Milán o Parma, encierra arte y belleza por los cuatro costados.


Si vas en tu coche a Piacenza, conviene que sepas una cosa sobre la circulación en la mayoría de las ciudades italianas. Tienes que estar pendiente de la zona de tráfico limitado ZTL, te lo explico en este post en profundidadPero no te preocupes, porque el centro de la ciudad está bien delimitado y aunque dejes el coche fuera de la zona, no será muy lejos.

Nosotros escogimos un hotel con parking propio fuera de la ZTL para evitar problemas, al final del post te hablo de él por si estás interesado en visitar esta bella ciudad sin complicaciones.

Qué ver en Piacenza

La ciudad fue fundada en la época romana con el nombre de "Placentia", constituía un importante centro de transporte por su proximidad al río Po y era lugar de paso para viajeros y peregrinos que iban del norte al centro de Italia, por la Via Francigena.
En la actualidad sigue siendo lugar de paso, pero la visita a su centro histórico es muy recomendable y no te llevará más de un día, a no ser que quieras ver sus museos en profundidad, que entonces necesitarás más tiempo.

La ciudad estuvo defendida en el siglo XVI por unos gruesos Muros Farnesianos, de ellos queda algún tramo. En la Via XXI Aprile por ejemplo, puedes ver parte de ellos.

Para no perderte nada, te propongo un itinerario, Piacenza es una ciudad tranquila y pasear entre sus calles es un placer.

Mapa con los principales puntos turísticos de Piacenza



Basílica Santa Maria Campagna

Comenzamos la visita por la Basílica Santa Maria Campagna, que nos dejó con la boca abierta. Ésta, junto con las iglesias de San Sisto y la de San Sepolcro, son del genial arquitecto renacentista Alessio Tramello, nacido en Piacenza.

La iglesia fue construida sobre otra anterior entre 1522 y 1528. Su sencillo y estructurado exterior no nos hace presagiar la maravilla que encierra: los frescos de Antonio Sacchi, más conocido como Pordenone. 

Tiene una planta de cruz griega y su cúpula que se eleva en la intersección de los cuatro brazos es sencillamente magistral.

Tuvimos la suerte de que en el año 2018, la ciudad tuviera la iniciativa de permitir subir a la cúpula y ver los frescos de Pordenone de cerca, algo inolvidable sin duda. También en la cúpula se pueden ver obras de Bernardino Gatti, llamado el Sojaro. 

Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

Cúpula de Pordenone de la Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

Cúpula de Pordenone de la Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

Cúpula de Pordenone de la Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

No dejes de admirar los frescos del resto de la iglesia y su profundidad, muchos de ellos son también de Pordenone, contempla también el órgano terminado de 1838.

Interior de la Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

Interior de la Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

Interior de la Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

Interior de la Basílica Santa Maria Campagna de Piacenza

Iglesia del Santo Sepulcro (San Sepolcro)

Fuimos después a ver fue la Iglesia de San Sepolcro, obra del arquitecto Alessio Tramello entre 1513 y 1533. Fue un encargo de los monjes Olivetanos que cerca de aquí tenían una pequeña iglesia llamada del santo Sepulcro. La fachada actual sin embargo fue una obra posterior.

Durante la época napoleónica fue hospital militar y tras una cuidada restauración volvió al culto 1903. Junto a la iglesia se encuentra el antiguo convento de los Padres Olivetanos.


Iglesia del Santo Sepulcro de Piacenza

Iglesia de Santa Eufemia

El edificio original se construyó antes del año 1100, y sobre el fue desarrollándose el que podemos ver en la actualidad formada por varias estructuras superpuestas de diferentes épocas. Los cambios más importantes fueron en el siglo XVIII adaptándose al estilo barroco y añadiéndole varias capillas. La iglesia conserva un mosaico de San Jorge del siglo XII.

Iglesia de Santa Eufemia de Piacenza

Iglesia de San Sisto

La iglesia de San Sisto fue fundada en 874 y por ella han pasado varias órdenes monacales. La que vemos en la actualidad es del siglo XVI y Alessio Tramello participó en la bóveda, el coro y las cúpulas.

Un portal da acceso a un gran claustro con columnas de granito, sobre sus arcos se pueden intuir las imágenes de 18 emperadores y abades en medallones pintados al fresco. Al fondo se encuentra la fachada de la iglesia, presidida con la imagen de San Sisto
En el interior destaca la cúpula del crucero, pintada al fresco por Bernardino Zacchetti. También el monumento funerario a Margarita de Austria y la capilla de Santa Bárbara.

Iglesia de San Sisto de Piacenza

Iglesia de San Sisto de Piacenza

Palazzo Farnesse

El Palacio Farnesse, una de las obras maestras de la arquitectura renacentista del siglo XVI. La hija de Carlos V y esposa de Ottavio Farnese, la Duchessa Margherita de Austria, comenzó la construcción del Palacio Farnesse en 1558 con un proyecto de Francesco Paciotto

Para ello se destruyó la Ciudadela que había en Piacenza en el siglo XIV, dejando de ella tan solo la puerta y dos torres. Las obras se suspendieron en 1602 con solo la mitad de la obra finalizada debido a la falta de fondos y además Carlos de Borbón rey de Nápoles, quien se los llevó a su ciudad en 1734 tras el final de los Farneses.

El edificio tiene tres plantas con dos entreplantas y un sótano. Está decorado con gran cantidad de ventanas y arcos ornamentales entre ellas.

Tras ser utilizado como cuartel por los austriacos, y por las tropas de Napoleón y como refugio en la segunda Guerra Mundial, fue restaurado a partir de 1965 y en su interior desde 1976 se encuentra el Museo Cívico (o museos cívicos).

El Museo cívico alberga la pinacoteca, la Armería, el Museo del Carruaje, el Museo Risorgimento y la sección Arqueológica en la que se guarda una verdadera joya: la Piacenza Liver, una pieza de bronce con forma de hígado encontrado en la provincia de y que data de finales del siglo II a. C.

 Palacio Farnesse, Piacenza

 Palacio Farnesse, Piacenza

Piazza dei cavalli

Nos dirigimos ahora a la Piazza dei Cavalli, el centro neurálgico e histórico de la ciudad. La plaza se llama así por las estatuas ecuestres de Ranuccio y Alessandro Farnese que la decoran. Estas estatuas de bronce sobre mármol blanco de Carrara, son dos obras maestras de la escultura barroca.

Piazza dei Cavalli, Piacenza

Palacio Gótico 

La plaza está dominada por el Palazzo comunale, más conocido como Palazzo Gótico. Un bello edificio de estilo gótico lombardo que alberga el Ayuntamiento. Fue diseñado por cuatro arquitectos de Piacenza en el año 1281, Pietro da Cagnano, Negro de Negri, Gherardo Campanaro y Pietro da Borghetto.

A pesar de que la forma proyectada era cuadrada, solo se construyó uno de sus lados, así todo es un gran ejemplo de la arquitectura civil de la época.
Bajo el pórtico se hacían reuniones populares, tiene cinco arcos apuntados en la fachada principal y tres en cada lado cubiertos de piedra blanca. Contrasta con el nivel superior de terracota roja, donde se hacían las asambleas de la ciudad, tiene grandes ventanales de arcos redondos y elegantes decoraciones geométricas.
En la zona superior, llaman la atención las almenas en forma de de cola de golondrina, símbolo de los gibelinos. Y también las torres, en una de ellas está el campanario. En una pequeña hornacina podemos ver una figura de mármol blanco que representa a la Virgen con el niño, el original se conserva en los Museo Cívico de Piacenza.

Palacio Gótico de Piacenza

Palacio del Gobernador 

Frente al Palacio Gótico también en la Piazza dei cavalli, se encuentra el palacio del Gobernador (Governatore). Un magnífico edificio neoclásico que alberga en la actualidad la Cámara de Comercio. En uno de los lados de la fachada principal, hay un curioso reloj solar y un calendario perpetuo.

Palacio del Gobernador de Piacenza

Iglesia de San Francesco

Otra pequeña plaza se abre junto a la Piazza dei Cavalli, paralela a la Via XX Settembre, se encuentra la Iglesia de San Francesco. Fue construida entre 1278 y 1363 en estilo gótico lombardo. La portada blanca es del siglo XV y destaca en la fachada de terracota en la que podemos admirar un bello rosetón bajo tres agujas. En el interior se conservan los enterramientos de personajes ilustres y pinturas de los siglos XIV y XV.

Iglesia de San Francesco de Piacenza

Iglesia de San Francesco de Piacenza

Calles comerciales de Piacenza

Pero no todo van a ser monumentos, también hay que dejar tiempo para ver el ambiente de la ciudad. Y en Piacenza, al igual que en el resto de Italia, se hace la vida en la calle.
Muchos son los establecimientos que puedes encontrarte por sus calles; desde los mercados locales, tiendas tradicionales o de productos típicos, pasando por las mejores boutiques de moda.

Las principales calles comerciales son la Via XX Settembre (que ves en la foto), la Corso Vittorio Emanuele II, la Via Cavour o la Via dei Calzolai (las tienes marcadas en el mapa).

Via XX Settembre de Piacenza

Catedral de Piacenza

Caminamos por la Via XX Settembre y llegamos así a la Piazza Duomo, donde ya habrás adivinado, que se encuentra la Catedral.

Se comenzó a construir en 1122 sobre una anterior, terminándose en 1233. Su fachada de tres calles, está dividida por dos contrafuertes y se aprecia la diferencia del mármol rosa de la parte inferior y la piedra arenisca de la superior.
Cuenta con  tres entradas delimitadas por arcadas con dos columnas. En la central podemos ver el protiro (o pórtico avanzado), cuyas columnas descansan sobre leones estilóforos (stilos es la base de una columna).

Los leones estilóforos de la catedral, son dos obras maestras del arte románico producto de la escuela de Piacenza.

Destaca también en la fachada la alta torre y la cúpula del siglo XIV. Y en el interior los frescos barrocos de Carracci y Procaccini en el presbiterio y de Guercino y Morazzone en la cúpula. En la cripta se conservan los restos de S. Giustina. 
El campanario tiene una estructura cuadrada de terracota y mide 67. En la punta de la aguja se colocó en 1341 un ángel de cobre dorado a modo de veleta que constituye uno de los símbolos de Piacenza.

Piazza del Duommo de Picenza
Piazza del Duommo

Catedral de Piacenza

Catedral de Piacenza

Catedral de Piacenza

Catedral de Piacenza

Basilica de Sant'Antonino

Muy cerca se encuentra la Basílica de Sant'Antonino de estilo románico, construida en honor al  patrón de Piacenza y cuyas reliquias se conservan en una urna, bajo el altar mayor. Destaca su gran torre octogonal y un hermoso claustro.
En el interior de la iglesia podemos admirar los frescos de Gavasetti y Robert de Longe, aunque muchas de ellas se encuentran en el Museo Cívico. También llama la atención el órgano de tubos.

Basílica de Sant'Antonino de Piacenza

Basílica de Sant'Antonino de Piacenza

Teatro municipal

Frente a la Basílica de Sant'Antonino está el Teatro Municipal, con una bonita fachada diseñada en 1830 por el dibujante, escenógrafo y arquitecto Alessandro Sanquirico, que luego haría el Teatro de la Scala de Milán.
El interior es muy bonito y tiene un cortinón de terciopelo rojo de mediados del siglo XIX, que se abre y cierra a mano.

Teatro Municipal de Piacenza

Iglesia San Savino

Un poquito alejado del centro se encuentra la iglesia de San Savino, consagrada en 1107 y dedicada al segundo obispo de Piacenza. De esta época se conserva la cripta en la que se pueden ver dos mosaicos, uno que representa los meses y los signos del zodiaco y el otro situado en el presbiterio. Una gran reforma en el siglo XVI dio el aspecto actual de la iglesia.



¿Dónde comer?

Italia en general ofrece especialidades gastronómicas y excepcionales vinos y Piacenza no podía ser una excepción. Nosotros fuimos a la Tratorria La Pireina, en la Via Borghetto 137, en la que puedes degustar platos tradicionales piacentinos a buen precio y exquisitos.

Y para tomar un café o un apetitivo en el que los pinchos están incluidos, te recomiendo el Caffè dei Mercanti junto al Palazzo Gotico, también muy recomendable, eso sí, suele estar abarrotado.

¿Dónde dormir? 

Nosotros dormimos en el Hotel Idea, un hotel situado a las afueras de Piacenza, pero desde el que se puede ir caminando a la ciudad o coger la línea de autobuses como hicimos nosotros a la vuelta, que estábamos cansados. 
Un hotel tranquilo y sencillo con parking propio y todas las comodidades necesarias para hacer más agradable la visita a la ciudad.


¿Qué ver cerca de Piacenza?

La provincia de Piacenza comprende los valles formados por los ríos Trebbia, Nure, Tidone, y Arda. Paisajes llenos de historia y de arte con colinas están repletas de viñedos y encantadoras aldeas medievales como Castell’Arquato y Vigoleno que no puedes dejar de ver. 

Y hasta aquí, todo lo que pudimos ver durante nuestra visita a Piacenza, en la que como has podido ver, hay mucho y muy interesante que ver, una perfecta base para conocer las pequeñas aldeas y castillos que la rodean. ¿La conocías? ¿Qué te ha parecido? Cuéntamelo dejándome un comentario y si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales, me harás un gran favor.

Publicar un comentario

0 Comentarios