Sepúlveda es una espectacular villa medieval fortificada situada entre impresionantes barrancos formados por la acción erosiva del río Duratón. Durante nuestra visita a esta localidad segoviana, conocida como "La villa de las siete puertas" por los accesos de su muralla, recorrimos sus empinadas calles, vimos su muralla, iglesias románicas, plazas y además disfrutamos de su entorno natural practicando senderismo.

Escapada en Sepúlveda, la villa de las siete puertas

QUÉ VIMOS EN NUESTRA ESCAPADA POR EN SEPÚLVEDA


MURALLA

La fortaleza de Sepúlveda tuvo siete puertas, sus llaves se conservan en el Ayuntamiento y aparecen en su escudo, estas son:
  1. Puerta del Ecce Homo o del Azogue
  2. Puerta del Río
  3. Puerta de la Fuerza
  4. Puerta del Postiguillo
  5. Puerta de la Judería
  6. Puerta de Duruelo
  7. Puerta del Vado
Puertas de Sepúlveda

Puertas de Sepúlveda

PLAZA MAYOR

La plaza Mayor o plaza de España está situada extramuros y era donde se celebraban las fiestas por ser un lugar con más espacio. En uno de sus lados se encuentra el Castillo, un curioso conjunto compuesto por la superposición de varios edificios de diferentes épocas sobre los torreones del castillo original.

Plaza Mayor, Sepúlveda

Plaza Mayor, Sepúlveda

Plaza Mayor, Sepúlveda

CASTILLO DEL CONDE FERNÁN GONZÁLEZ

Tres son los cubos que se conservan del castillo del Conde Fernán González, encima del más alto podemos ver una espadaña con una veleta y dos campanas. Entre este cubo y el de la derecha hay un balcón con una reja. Por debajo hay una casa de dos pisos adosada en el siglo XVII al resto. Sobre la balconada desde la que se presidían las corridas de toros hay un reloj y esculpidas las siete llaves de la villa de Sepúlveda y el escudo de España. A los lados de la puerta hay un poyo de piedra que invita a sentarse y dejar pasar el tiempo.

Plaza Mayor y castillo del Conde Fernán González, Sepúlveda

Plaza Mayor y castillo del Conde Fernán González, Sepúlveda

Una de las campanas de la espadaña del castillo es la zángana, sonaba a las diez de  la noche para anunciar el toque de queda  con el que cerraban las siete puertas de la villa.

Castillo del Conde Fernán González, Sepúlveda

IGLESIA DE SAN BARTOLOMÉ

En el otro extremo de la plaza, en la que por supuesto hay restaurantes y bares con sus terrazas, hay una escalera de piedra con un crucero renacentista, que nos conduce a la iglesia de San Bartolomé cuyos orígenes son románicos ya que se hizo entre los siglos XI y XII, su única nave está cubierta de madera y la torre se encuentra adosada.

Iglesia de San Bartolomé, Sepúlveda

CÁRCEL

A la izquierda del castillo, se encuentra la plaza del Trigo, y en ella estaba uno de los arcos de acceso, el arco de la Villa. Hoy en día se encuentra el edificio en el que se alojaba la cárcel, construido en 1543 y que hoy en día acoge el Centro de Interpretación de la Antigua Cárcel y la Oficina de Turismo de Sepúlveda. Frente a la antigua cárcel se encuentra el edificio del Ayuntamiento. Frente a la plaza hay una bonita vista.

Centro de Interpretación de la Antigua Cárcel y la Oficina de Turismo de Sepúlveda.

Centro de Interpretación de la Antigua Cárcel y la Oficina de Turismo de Sepúlveda.

Sepúlveda

CASA DE LOS PROAÑO O CASA DEL MORO

La casa palaciega de los Proaño es conocida como la Casa del Moro. Tiene una fachada plateresca con la cabeza de un moro en su frontón que hace referencia a la toma de la villa por el Conde Fernán González, a los lados los escudos de armas de la familia en los que también aparece la cabeza del moro.



IGLESIA DE LOS SANTOS JUSTO Y PASTOR, MUSEO DE LOS FUEROS

Frente a la casa del moro se encuentra la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, un bello ejemplo románico de entre los siglos XII y XIII. En su interior se encuentra el Museo de los Fueros, donde entenderemos lo que supuso para Sepúlveda su fuero.

En el año 1076, época del conde Fernán Gonzalez, el rey Alfonso VI de León, concedió el fuero a Sepúlveda, en el que se le concedían ciertos privilegios entre los que se encontraban por ejemplo los económicos, políticos, penales, civiles o las dispensas tributarias.

Museo de los fueros de Sepúlveda

IGLESIA DEL SALVADOR

Se cree que la iglesia del Salvador es la primera iglesia románica de la provincia de Segovia, ya que data de finales del siglo XI. Tiene un precioso pórtico y sencillas portadas, la torre se encuentra separada de la iglesia pero comunicada con esta por un pasadizo y en su interior de una sola nave, podemos contemplar un bonito ábside semicircular con ventanales. Ha sido declarada Bien de Interés Cultural.

Iglesia del Salvador de Sepúlveda

Iglesia del Salvador de Sepúlveda

Iglesia del Salvador de Sepúlveda

Iglesia del Salvador de Sepúlveda

Iglesia del Salvador de Sepúlveda

Vistas de Sepúlveda

IGLESIA DE SANTIAGO: CASA DEL PARQUE DE LAS HOCES DEL DURATÓN

En la Iglesia de Santiago llama la atención el ábside mozárabe de ladrillo y la cripta con tumbas antropomorfas del siglo X. En su interior se encuentra la Casa del Parque de las Hoces del Río Duratón, al que es recomendable que vayas para conocer el entorno antes de hacer una de las rutas e informarte de este espacio natural protegido, ya que para realizar alguna de ellas, necesitas permiso.

asa del Parque de las Hoces del Río Duratón, Sepúlveda

IGLESIA DE LA VIRGEN DE LA PEÑA

En lo más alto de Sepúlveda, se encuentra el santuario de la Virgen de la Peña, también románica de principios del siglo XII, con añadidos posteriores. Lo que más llama la atención es la portada monumental situada bajo el pórtico en el que entre otras cosas se ven representados, el Pantocrátor rodeado por el Tetramorfos y a los ángeles sujetando un Crismón. En el interior se encuentra la imagen de la Virgen de la Peña del siglo XIII y el retablo barroco del XVIII.

Santuario de la Virgen de la Peña, Sepúlveda

Santuario de la Virgen de la Peña, Sepúlveda

Santuario de la Virgen de la Peña, Sepúlveda

Santuario de la Virgen de la Peña, Sepúlveda

Santuario de la Virgen de la Peña, Sepúlveda

Santuario de la Virgen de la Peña, Sepúlveda

 🚗 Si llegas a la villa en coche, a no ser que te dirijas a un hotel con plaza para aparcar, es mejor que lo dejes en uno de los dos aparcamientos gratuitos que encontrarás a la entrada.

DÓNDE COMIMOS

A Sepúlveda se le conoce como La catedral del lechazo asado, sus corderos son de raza churra y están alimentado con los pastos del valle del Duratón, la verdad es que está exquisito. Hay unos cuantos restaurantes de renombre, nosotros fuimos al Fogón del Azogue y nos entusiasmó tanto el lechazo, su plato estrella, como por el postre que nos recomendó la camarera, un ponche segoviano que es una tarta realmente deliciosa.


DÓNDE DORMIMOS

Reservamos nuestro alojamiento con Hundredrooms, una web que acabamos de descubrir y que resulta muy útil para poder consultar todos los alojamientos disponibles de un destino en una misma búsqueda. Elegimos para pasar la noche la Posada San Millán, ubicada en una casa románica del S. XII considerada como la vivienda más antigua de Sepúlveda. 

Evidentemente ha tenido sus reformas a lo largo de los siglos, pero sin duda fue para nosotros un punto turístico más de la villa. Las vistas desde nuestra habitación era impresionantes. La posada está muy cuidada y decorada con mucho gusto, dormimos y desayunamos maravillosamente, además hay parking en la finca.

Tengo que destacar además a su encargado, Rooney (no se si se escribe así, se pronunciaba "Runi"). No tengo nada más que buenas palabras hacia él, se encargaba de absolutamente todo de maravilla, siempre con una sonrisa y agradable conversación, es un placer encontrarte con gente así.

Posada San Millán de Sepúlveda

Posada San Millán de Sepúlveda

¿DÓNDE ESTÁ SEPÚLVEDA?


Mires para donde mires, las vistas tanto como las de Sepulveda como las de sus alrededores son realmente espectaculares.

Sepúlveda

Sepúlveda

Las hoces se han ido formando por el río Duratón al horadar la tierra y el paisaje está lleno diferentes niveles y grietas.


Durante nuestra estancia en Sepúlveda hicimos dos rutas de senderismo por las Hoces del Duratón: La de la ermita de San Frutos y la de los siete altares.

¿Has estado en Sepúlveda? ¡Cuéntamelo dejándome un comentario!