20/9/18

Siurana, el último reino musulmán en Cataluña

Siurana de Prades es sin duda uno de los pueblos más bonitos que hemos visto en Tarragona. Está situado en un espectacular emplazamiento sobre una roca caliza, entre las montañas de Prades y la Sierra del Montsant. Un lugar con mucho encanto y en el que se escribió un capítulo muy importante de historia, ya que se trata del último reino musulmán en Cataluña.

Siurana, el último reino musulmán en Cataluña

¿Cómo ir a Siurana?

Llegamos a Cornudella de Montsant (nombre también del municipio al que pertenece la localidad) por la carretera C-242, poco después de abandonarlo, una serpenteante carretera, la T-3225, nos conduce hasta la cima de la roca donde se encuentra ubicada la localidad. Un cruce une nuestra carretera con la que viene de Prades, y después pasaremos junto al camping, luego junto a un mirador desde el que contemplar tanto la localidad como su maravilloso entorno, y a continuación el parking donde tienes que dejar obligatoriamente el coche y continuar la visita paseando.

Montañas de Siurana, Tarragona

Montañas de Siurana, Tarragona

Montañas de Siurana, Tarragona

Ciurana, oficialmente en catalán Siurana o Siurana de Prades, se encuentra en la sierra de Gritella, a 737 metros de altura

Qué ver en Siurana, el último reino musulmán en Cataluña

El castillo

Antes de comenzar nuestro paseo por la localidad, sin movernos del parking, podemos ver las ruinas de su castillo árabe, construido a finales del siglo IX para divisar toda la zona defendiendo con ello el territorio de los cristianos del norte peninsular y a la población cerrando su acceso. 
Siurana o Hisn Xibrana situada al borde del precipicio dominaba las actuales comarcas del Priorat, Baix Camp, Alt Camp, Conca de Barberà y Les Garrigues. El resto de las fortificaciones catalanas iban cayendo sin embargo la aldea resistía. Pero las tropas del rey Ramón Berenguer IV, tras un cruento y largo asedio entre 1153 y 1154, lograron reducir lo que fue el último castillo musulmán conquistado en Cataluña. 
Tras la conquista, Bertrán de Castellet, fue su primer gobernador cristiano y tras él Albert de Castellvell. Pero en 1652 tras la guerra dels Segadors gran parte fue derribada por orden del rey Felipe IV, y lo que quedó en pie, fue incendiado en la guerra de la Independencia (1808-1814).

Del castillo, que casi ocupaba toda la cumbre, solo se conserva la base de torre de planta rectangular con paredes de gran espesor, restos de una sala con bóveda, de otras dependencias, fragmentos de murallas y de una puerta de entrada.

Castillo de Siurana, Tarragona

Siurana fue declarada en 1961 Paisaje Pintoresco, y en 1995 Bien Cultural de Interés nacional, como conjunto histórico

Sus calles y casas

Comenzamos ahora el paseo por la Carrer Mayor para adentrarnos en la población con calles que han conservado su estructura original y una arquitectura tradicional de montaña ejemplar. Déjate llevar por sus callejuelas empedradas con casonas de piedra medievales y busca los rincones más bellos de este pueblo de postal.

Calles de Siurana, Tarragona

Calles de Siurana, Tarragona

Calles de Siurana, Tarragona

Plaza de Siurana

Iglesia de Santa María

Acércate a la Iglesia románica de Santa María de Siurana, construida entre los siglos XII y XIII tras la conquista. Se conserva maravillosamente, y destaca su portada y su ábside semicircular. Es una pena pero no se puede visitar, solo puedes ver su interior a través del cristal de una puerta.

Iglesia de Santa María, Siurana

Iglesia de Santa María, Siurana

Podemos ver en uno de los miradores un monumento en forma de cruz que conmemora el VIII Centenario de la Reconquista de Siurana.

VIII Centenario de la Reconquista de Siurana

Pero lo más bonito de la aldea son sus vistas, no puedes dejar sin ver ninguno de sus miradores. Cuidado con los niños y con los inquietos que buscan la mejor foto, porque hay partes de los miradores que no cuentan con protección. Pero no te asustes, usando la cabeza no tienes ningún problema.

Vistas de Siurana, Tarragona

Siurana, Tarragona

Siurana, Tarragona

Siurana, Tarragona

Siurana, Tarragona

Uno de los puntos que no puedes dejar de visitar es el conocido como el Salto de la Reina Mora. Cuenta la triste leyenda que en este bello rincón, la hija del walí de Siurana, Abdelazia, viendo la inminente conquista del castillo, se tiró por el precipicio montada en su caballo para evitar ser apresada. El caballo en un intento por evitar la caída intentó parar, pero no lo logró, dejando en la roca una gran marca de su herradura, que hoy en día podemos ver.
Sea verdad o leyenda, lo que sí es cierto es que las vistas del embalse desde este vertiginoso lugar, son maravillosas.

Salto de la Reina Mora, Siurana

Embalse de Siurana, Tarragona

Salto de la Reina Mora, Siurana

Paraíso para senderistas y escaladores

La localidad no llega a los 40 habitantes, es un pueblo tranquilo en temporada baja y un paraíso para los senderistas y escaladores. Uno de los senderos más concurridos en el llamado Camino antiguo de Siurana, recuperado desde hace poco formando parte de la Red de Senderos del Priorat y que une la población con Cornudella de Monsant. Un recorrido circular  de 14 kilómetros y dificultad moderada. 

Embalse de Siurana

Tras tu visita a la localidad te recomiendo que te acerques hasta el embalse de Siurana, es una maravilla el lugar desde el que se divisa en lo alto la población, la Sierra de Montsant y las Montañas de Prades, y se alimenta de las aguas del principal afluente del Ebro en tierras tarraconenses, el río Siurana. Tiene una capacidad de 12,43 hm³ y se comenzó a construir en 1960 y con varias interrupciones se acabó en 1972.
En el embalse puedes pasar un día perfecto, es la sede del Club Nàutic de Cornudella, y se practican todo tipo de actividades acuáticas. También puedes hacer barranquismo o senderismo y pasear por la pista que rodea el pantano hasta el Toll de la Palla donde puedes tomar el sol y darte un chapuzón. 
Esta ruta es muy sencilla, pero ten en cuenta que son 9 kilómetros de ida y vuelta, así que te recomiendo que lleves lo imprescindible. El sendero comienza en una pista junto a la presa.

Embalse de Siurana, Tarragona

Vídeo resumen de Siurana

¿Qué podemos ver cerca?

En la comarca del Priorat a la que pertenece la población, y a tan solo 26 kilómetros, se encuentra La Cartuja de Escaladei, primera cartuja de la península ibérica, que te recomiendo que visites. También es interesante la visita a la ciudad de Reus. O Montblanc y su recinto amurallado del siglo XIV. 
Y también puedes hacer la Ruta del Císter y conocer el Monasterio de Poblet con su Panteón Real, el de Santes Creus y Vallbona de les Monges, todos con un enorme interés cultural, histórico y arquitectónico.

Me encantaría que me dejases un comentario con tu opinión sobre Siurana.
Puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter, Instagram, Google+, Pinterest y nuestro canal de YouTube
Share:

7 comentarios:

  1. Qué bello post!! Durante mucho tiempo busqué información sobre Siurana porque quería ir, y encontré muy poca.. me guardo este post para cuando esté en Catalunya nuevamente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya!! Una pena, a veces los pueblos más bonitos tienen poca información y los más feos la tienen a montones jejeje. Un abrazo

      Eliminar
  2. Precioso este lugar. No lo conocía y la verdad es que este tipo de pueblos medievales y empedrados me parecen maravillosos. Me recuerda a algunos pueblos que conocí en Mallorca. Muy bonito post, la verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuchas gracias Cristina! A nosotros la verdad es que nos pareció una maravilla y las vistas impresionantes. Un beso

      Eliminar
  3. Una vez más gracias Carmen por acercarnos lugares tan interesantes. Me ha encantado la historia y Siruana ya está en la lista para visitar.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Maruxaina. Siurana es un pueblo digno de estar en la lista de pendientes. Un beso

      Eliminar
  4. Cuando estuvimos por la zona, tenía apuntado este pueblo, pero al final, por falta de tiempo, no pudimos ir. Ahora veo que le debemos una escapada, porque merece la pena.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.