3/12/14

Pamplona, mucho más que los "Sanfermines"

Pamplona además de fiesta y encierros, ofrece mucho más al visitante durante el resto del año. Te invito a descubrir la ciudad, recorriendo con calma su casco antiguo, disfrutando de sus calles medievales, de sus iglesias, de su conjunto defensivo con murallas, ciudadela y baluartes. 


Pamplona es acogedora y puedes llegar a todas partes sin necesidad de utilizar el coche, esto fue lo que puedes ver en esta hermosa ciudad. 


La Ciudadela (1)

Comenzamos la visita recorriendo la Ciudadela, fortaleza construida entre 1571 y 1645 para la defensa de la ciudad, ahora su interior es uno de sus pulmones. Conserva entre otros, el polvorín de 1694 y la Sala de Armas de 1725, en ambos se realizan exposiciones de arte.




Frente a la puerta de entrada, está la calle General Chinchilla, vemos el gobierno militar, construido en 1915 para vivienda de oficiales. También un bonito edificio en el que ahora está la Escuela Especial de Música Joaquín Maya.


Iglesia de San Nicolás (2)

Llegamos a la calle Navas de Tolosa y un poquito a la derecha vemos el edificio del Parlamento de Navarra y a su frente el paseo Sarasate. Hacia la mitad del paseo, a mano izquierda, está la Iglesia de San Nicolás, del siglo XII, con gruesos muros y verjas y su torre de vigilancia, que servía de defensa (hubo tres). La calle de detrás, por donde está el pórtico es una zona de muchos bares y tapas.


Monumento a los fueros (3)

Continuamos hasta el final del paseo en donde se alza el Monumento a los fueros, construido a principios del siglo XX. Tiene 25 metros de altura y tres partes, la de abajo simboliza las merindades de Navarra, en el centro se simboliza el trabajo, la paz, la justicia, la autonomía y la historia, y arriba sobre una columna de mármol rojo, se simboliza la libertad navarra dada a través de los Fueros.



Palacio de Navarra (4)

A sus espaldas está el Palacio de Navarra, de estilo neoclásico con dos estatuas en sendas hornacinas, de Sancho VII el Fuerte y Sancho el Mayor, y en lo alto, el escudo de Navarra.

Bordeamos el Palacio y vamos por la Avenida de Carlos III, dejando atrás la Plaza del Castillo a la que en seguida volveremos, para ver la otra fachada.


Monumento al encierro (5)

Un poco mas adelante, en el cruce con la Avenida de Roncesvalles, el Monumento al encierro, escultura de bronce con 11 mozos, 6 toros y 3 cabestros que nos trasmiten la emoción de la carrera y forman esta magnífica obra de 11 metros de largo por 4 de ancho.


Plaza del Castillo (6)

Retrocedemos por la Calle Carlos III y llegamos a la Plaza del Castillo, centro neurálgico de la ciudad con un kiosko de música instalado en 1943, y pequeños jardines. La rodean preciosas casas con soportales, muchas del siglo XVIII.
👉Por todas las calles de alrededor de la plaza, hay cantidad de bares en los que degustar unos pinchos estupendos. Sobre todo en la calle de la Estafeta y en la San Nicolás.

Palacio de los Goveneche (7)

Destaca por ejemplo el Palacio de los Goveneche. Y locales tan emblemáticos como el Café Iruña, de 1888, y frecuentado por Hemingway. Merece la pena entrar a a verlo, allí parece que el tiempo se ha detenido.








Palacio de los Navarro Tafalla (8)

Salimos por el pasadizo que conduce hasta la Calle Zapatería, en esta bonita calle vemos edificios como el Palacio de los Navarro Tafalla de 1752.

Palacio de los condes de Guenduláin (9)

Y el Palacio de los condes de Guenduláin, de estilo barroco de siglo XVIII, que hoy en día se ha convertido en hotel.

Llegamos a la Plaza del Consejo en cuyo centro vemos una fuente de Neptuno niño con su tridente montado en un pez. Y ésta nos conduce hasta la plaza de San Francisco, con un parque infantil y el Colegio de San Francisco.



Cámara de Comptos (10)

Por la calle Florencio de Ansoleaga vemos, la Cámara de Comptos (10) del siglo XIII, que fue primero un palacio, y entre 1524 y 1836, tribunal de cuentas del Reino de Navarra. Destaca el arco apuntado de la entrada principal, las pequeñas ventanas y el escudo con las armas reales de España.


Iglesia de San Cernín (11)

Un poquito mas adelante está la Iglesia de San Cernín o de San Saturnino, que, como podemos ver por sus fuertes muros al igual que San Nicolás (la que vimos en el paseo Sarasate), desempeñaba una función militar y defensiva para los habitantes de la zona.
El gallo que está sobre una de las torres y su reloj, que marca la hora del comienzo del encierro, son todo un símbolo de la ciudad.
Su gran atrio del siglo XVI, protege la portada gótica del siglo XIII que representa la pasión y la infancia de Cristo.

Frente a la Iglesia, en el cruce entre las calles San Saturnino, Jarauta y Mayor hay que fijarse que hay en el suelo una tapa de alcantarilla en la que podemos leer: "Aquí está el pozo con cuya agua, según tradición, bautizó San Saturnino a los primeros cristianos en esta ciudad".



Palacio del Condestable (12)

Unas escaleras a mano derecha nos llevarían a la Cuesta de Santo Domingo, en donde empieza el encierro, pero mas tarde iremos, ahora continuamos nuestro paseo por la calle Mayor, eje central del casco antiguo de la ciudad y en donde vemos el Palacio del Condestable, de estilo renacentista del siglo XVI.

Palacio de Redín y Cruzat (13)

El Palacio de Redín y Cruzat, construído en el siglo XVII, con el escudo de armas de la familia de los Redín en su fachada.

Palacio de Ezpeleta (14)

Y un poco más adelante destaca también el Palacio de Ezpeleta, edificio barroco, construido en el siglo XVIII.



Iglesia de  San Lorenzo (15)

Continuamos hasta el final de la calle en donde se abre la Plaza de las Recoletas y a su lado la Iglesia de  San Lorenzo, con la capilla de San Fermín, visita obligada. La actual, es de estilo neoclásico, se construyó en el siglo XVIII. De su interior destaca sin duda la Capilla de San Fermín en donde vemos la talla del Santo, primer obispo de la ciudad, de madera policromada y plata, hecha en el siglo XV. Está cubierta por un capote rojo y dorado y en su pecho se conservan varias reliquias llegadas en el siglo XVI desde Amiens, donde el Santo murió decapitado en el año 303.

Cada 7 de Julio, San Fermín es sacado en procesión por todas las calles del casco antiguo ante la atenta y emocionada mirada de miles de pamplonicas y turistas de todo el mundo.






Parque de la Taconera, (16)

Bajamos por la Calle Taconera, dejando a la izquierda el Parque de la Taconera, otro pulmón de la ciudad situado en torno a las murallas, pasamos por delante de la basílica de las agustinas.

Portal Nuevo (17)

Llegamos así al Portal Nuevo, apertura de la muralla de 1571 con dos torres a los lados, una de ellas con el escudo de Carlos V.


Paseo de Ronda (18)

Subimos por unas escaleras a mano derecha antes de alcanzar el arco y llegamos al Paseo de Ronda, que discurre junto a las almenas de las murallas y en donde los soldados hacían la ronda para proteger la ciudad.



Museo de Navarra (19) 

Poco a poco llegamos a la trasera del  Museo de Navarra, antiguo hospital de Nuestra Señora de la Misericordia. Su capilla es ejemplo del estilo gótico-renacimiento que hay en Pamplona. Su portada barroca  del año 1733, procede de la Iglesia de la Soledad de Puente la Reina, colocada aquí en 1934.


Corralillos (20)

Desde aquí arriba, contemplamos los corralillos, desde donde salen los toros las mañanas del encierro.

El Encierro es el acto central de las fiestas de Pamplona,
se celebra  entre los días 7 y 14 de Julio.
Su origen viene del trayecto que tenían que  hacer los pastores
 para llevar a los toros desde las dehesas hasta la plaza.
 A finales del siglo XIX,  comenzó la costumbre de correr delante de ellos.


Este es el punto de partida del encierro, ¿te animarías a correrlo? Te explico el recorrido en la siguiente entrada, veremos la catedral y mucho más. ¡No te la pierdas!


Fuente principal: información enviada por la oficina de turismo de Pamplona y Turimo de Pamplona



Share:

12 comentarios:

  1. Ciudades de las que te las puedes recorrer sin utilizar el coche es lo mejor para vivir y visitarlas.
    Estuve en Pamplona hace muchos años pero de ello quedó al olvido.
    Me gusta el Paseo Sarasate, ancho, con bancos y sombra ideal para estar allí un buen rato de descanso.
    Un buen reportaje bien documentado y con buenas fotos, aunque el día no os acompaño con la temperatura, pero creo que es normal por esta zona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el tiempo no acompañó, pero al final tuvimos suerte y dejó de llover por la tarde. Es normal, en la zona y en esta época del año. Además tiene su encanto.
      Un beso

      Eliminar
  2. Hola!
    Ahhh... en mis tierras siempre llueve! Jajaj aún así las fotos te han quedado preciosas, yo soy incapaz de sacar buenas fotos con lluvia. Bueno, soy incapaz de sacar fotos buenas sin sol en realidad... que tengo mucho que aprender, vaya :P. Bonito recorrido, es increíble todo lo que hay para ver, yo he estado un par de veces pero si volviese a ir me perdería como el primer día.

    Felicidades por el post, un saludo!

    http://unaestudiantenomada.blogspot.de/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he estado ya dos veces y tengo el mapa en la cabeza jeje. La verdad es que es una ciudad muy facil, a mi me encanta.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Hello,
    What a wonderful shots!!
    Great to see all this wonderful buildings of this cozy city.

    Kind regards,
    Marco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you Marco! I was visiting your blog and I think that your shots are greats!
      I follow you!
      Hugs, Carmen

      Eliminar
  4. Sólo he estado una vez en Pamplona, y no fue en San Fermines, pero sólo pude dedicarle unas horas, ya que íbamos de paso. Por lo que se ve en tu entrada, tengo una deuda pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra ciudad para la lista eh?. La mía está repleta! jajaja
      Un saludo

      Eliminar
  5. Que bonita la traes!!
    La conozco bien Tengo allí un familiar y vamos a menudo. Está llena de buenos parques.
    Cuendo no se puede ir allí es en las fiestas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco agobiante me imagino, aunque tiene que tener su encanto también.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Me encanta Pamplona. Nunca he estado en los Sanfermines y tampoco tengo ninguna intención de hacerlo, no me van las multitudes ni ese tipo de fiestas, prefiero disfrutarla tranquilamente.
    Unas fotos muy bonitas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias M Teresa, es cierto, debe de ser demasiado agobiante. Un beso

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.