1/2/14

Valença do Miño, Portugal

Valença do Miño es una pequeña ciudad portuguesa rodeada por con un increíble sistema defensivo que se conserva en perfecto estado y que merece la pena visitar. Valencá se encuentra separada de la provincia de Pontevedra por el río Miño que hace de frontera natural entre España y Portugal. 


Se hizo famosa por sus tiendas, sobre todo textiles, en las que comprar toallas y sábanas de muy buena calidad a precios muy económicos. Hoy en día ya no hay tanta diferencia de precio, pero es un pueblo muy bonito y merece la pena ir a pasar el día y aprovechar para conocer la gastronomía portuguesa. Hay muchísimas tiendas, restaurantes y cafeterías y casi todos los que allí trabajan saben hablar español o por lo menos se hacen entender a la perfección.


El puente internacional de Tuy

Para entrar en la ciudad, la única opción que había antes de construir la autopista, era El puente internacional de Tuy. Éste salva las aguas del río Miño y une la localidad de Valença con la de Tuy, o lo que es lo mismo, Portugal con España.
Su obra acabó en 1885 y resulta muy curioso ver el triple uso del puente ya que por arriba pasa el ferrocarril, por el interior de la parte baja circulan los coches y a los lados los peatones.

Valença do Miño-Tuy

El Señor de Vauban

En 1643, para protegerse de invasiones a Valença, el Señor de Vauban reconstruyó los muros del siglo XII que rodeaban la ciudad, dándole la imagen que hoy en día vemos. La forma de estrella de la fortaleza, se repite en muchos pueblos, como por ejemplo en Chaves.
Tiene  4 puertas de acceso, 12 baluartes, 4 revellines y la muralla. Se conserva prácticamente intacta. Puedes entrar en ella en coche, hay semáforos que regulan el paso en un solo sentido.
Sébastien Le Prestre (1633-1707), es el Señor de Vauban y posteriormente Marqués de Vauban. Fue Mariscal de Francia e ingeniero militar famoso por el diseño de fortificaciones con gran influencia a nivel mundial. Algunas de ellas incluso se encuentran en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Valença do Minho

Valença do Minho

Valença do Minho

Las iglesias de Valença

Entre compra y compra, también pudimos ver algunos edificios religiosos y capillas. Está por ejemplo la Iglesia de Nosa Senhora don Anjos , la capilla de Bom Jesús con la estatua de São Teotónio, primer santo portugués, y la Iglesia de Santo Estevão.

Valença do Miño

Valença do Miño

Valença


Valença do Miño

Sus casas

Las edificaciones de Valença do Minho son en gran parte medievales, el centro es peatonal y sus calles son adoquinadas, muchas de sus casas tienen la típica fachada de azulejos y bonitos balcones.

Valença do Minho

Valença do Minho

Valença do Minho

Valença do Minho

Valença do Minho

Valença do Minho

Valença do Minho

Valença do Minho

🍴¿Dónde comimos?

En Portugal se suele comer bastante bien y a precios razonables, nosotros lo hicimos en el Restaurante La Fortaleza, un menú del día muy bueno que tenía como plato principal cabrito acompañado por arroz o bacalao que en estas tierras lo preparan como nadie. Si os gusta el café, no os vayáis sin tomar uno, porque es delicioso, y si lo acompañáis con un pastelito de nata, mejor que mejor.

Valença do Minho

Y después de esta preciosa visita cargados de sábanas, toallas, y vino portugués de regreso a casa. Os dejo con esta preciosa vista de la catedral de Tuy desde Valença.

Tuy

¿Conoces Valença do Miño?
Déjame un comentario contándomelo.

Durante esta escapada, también visitamos Pontevedra, Cambados y los petroglifos de Campo Lameiro.


Share:

7 comentarios:

  1. ¡Cuánto recuerda a Galicia!

    Por cierto has acertado la adivinanza de mi blog, era el templo chino de He Hua en Amsterdam.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
  2. Si, la verdad es muy parecido y muy diferente a la vez.

    Bien!! La anterior me volví loca para acertarlo pero uff no hubo manera ;)
    Un saludo

    Carmen

    ResponderEliminar
  3. Qué monada de pueblo :)
    Una pena lo de la lluvia pero de todas formas se ve el encanto que tiene.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen, gracias por tu visita y comentario, me encanta Avilés como buena asturiana que soy por muy alemanizada que esté. Me quedo por aquí para no perderme nada, un saludo!

    ResponderEliminar
  5. QUE HERMOSO PUEBLO LO DESCONOCIA TOTALMENTE GRACIAS POR COMPARTIR

    ResponderEliminar
  6. Pues mira que estuve el año pasado por la zona, pero la verdad es que no se me ocurrió pasar la frontera para visitar este pueblecito que me parece muy cuco!
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Recuerdos me trae la Fortaleza, nos cogio tabien la llluvia y mojadura al canto, pero luego entre el bacalao y los chupitos, se olvido todo. amen de las bolsas de compras ..Toallas..chandals..y hasta una gorra que aun conservo.
    Por tus fotos veo que sigue igual yo hace unos 10 años que fui, y me gusto su encanto comercial.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído.