Viana do Castelo, una joya del norte de Portugal

En nuestro recorrido en coche por el norte de Portugal, era parada obligada la bella Viana do Castelo, situada junto al Atlántico y la desembocadura del río Lima y reconocida a lo largo de la historia por su participación en los descubrimientos portugueses de los siglos XV y XVI.
Tiene un casco histórico muy interesante y con mucho ambiente, que merece la pena ser descubierto. No te pierdas el Monte de Santa Luzia, en el que se encuentra el templo del Sagrado Corazón de Jesús, al que se puede subir en el funicular más largo de Portugal, desde el que las vistas son excepcionales.


Viana do Castelo, una joya del norte de Portugal

Al final del post te he puesto un mapa con todos los lugares de los que hablo a continuación. Para empezar la visita, si vas en coche propio, te recomiendo que aparques en un gran aparcamiento que hay en el puerto. Allí lo aparcamos nosotros y comenzamos nuestra visita.

Buque Gil Eannes

En el puerto se encuentra amarrado el Gil Eannes, un buque hospital que entre 1955 y 1973 asistía a los barcos que estando en altamar, pescando bacalao frente a las costas de Terranova y Groenlandia, pudieran necesitar ayuda médica. En su interior puedes ver algunos de los equipos médicos originales.

 Buque Gil Eannes, Viana do Castelo

Centro cultural

Muy cerca, a la orilla del río Lima, se encuentra el Centro Cultural de Viana do Castelo, fue diseñado por el arquitecto Eduardo Souto Moura, y su amplio interior de 3792 metros cuadrados, está destinado a la celebración de eventos culturales y deportivos.

Centro Cultural de Viana do Castelo

Puente Eiffel

El Puente Eiffel es un puente carretero-ferroviario metálico que se encuentra sobre el río Lima, y conecta la ciudad de Viana con Darque. Su diseño es de la escuela de Gustave Eiffel, y fue inaugurado en 1878 permitiendo la llegada del ferrocarril a la ciudad.

Puente Eiffel de Viana do Castelo, Portugal



Fuerte de Santiago do Barra

La primera fortificación, que ocupó este lugar estratégico, fue erigida en del siglo XIII durante el reinado de Alfonso III, para proteger este tramo de costa, fomentando con ello la actividad de mercaderes y pescadores.

El Fuerte de Santiago do Barra se comenzó en el siglo XV y se concluyó un siglo después, época de la que corresponden los elementos arquitectónicos manuelinos, el más claro ejemplo de ello es la Torre da Roqueta.
A finales del siglo XVI, durante el reinado de Felipe II de España (Felipe I de Portugal), se realiza una de sus mas importantes reformas. El edificio adquiere planta de forma pentagonal y se rodea de murallas reforzadas con baluartes triangulares en cada uno de sus vértices. El proyecto fue de Filippo de Terzi, una eminencia en construcciones militares de la época.

En la plaza delantera del fuerte mirando al mar, se encuentra la Estatua de la mujer vianesa, obra de Manuel Rocha. Es un homenaje a la mujer vianesa y representa a una mujer con el torso desnudo, que lleva en la mano izquierda una carabela y en la derecha una flor.

Estatua de la mujer vianesa, Viana do Castelo

Playa de Cabedelo

Al otro lado del río Lima se encuentra la espaciosa Playa de Cabedelo, junto a una reserva natural, con dunas y matorrales de pino. Un lugar en el que se pueden practicar deportes como el surf, el windsurf o el kitesurf entre otros.

Santuario de la Virgen de la Agonía

Nos dirigimos ahora al Santuario de la Virgen de la Agonía. En este lugar, se construyó en 1674 una capilla dedicada al Buen Jesús del Santo Sepulcro del Calvario, pero más tarde se dedicaría al culto mariano y se ampliaría en 1744, con el actual nombre de Nuestra Señora de la Agonía.

La escalinata delantera se añadiría en el siglo XIX. Su interior es de planta octogonal con la capilla mayor en su extremo. Tanto los retablos como el púlpito están decorados con la denominada talla gruesa de Braga. En la tribuna podemos ver la escena del Calvario, con la imagen de la Virgen de la Agonía.

Santuario de la Virgen de la Agonía, Viana do castelo

Santuario de la Virgen de la Agonía, Viana do castelo

Fiesta de la Virgen de la Agonía


La fiesta de la Virgen de la Agonía, se celebra desde los orígenes de la ermita el fin de semana posterior al 15 de agosto, día de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen. Hay desfiles por tierra, las calles por donde pasan se decoran con alfombras de flores. Y también por mar, ya que esta devoción parte de la gente vinculada a la pesca, como agradecimiento a la virgen por su protección en tempestades o naufragios.

Iglesia São Domingos

Llegamos al Largo São Domingos, donde se encuentra la iglesia del mismo nombre. En el centro se encuentra la estatua de su fundador, Fray Bartolomeu dos Mártires, arzobispo beatificado por el papa Juan Pablo II.

La  Iglesia de São Domingos pertenecía al antiguo convento de Santa Cruz y fue construida entre 1566 y 1576. En el interior podemos ver preciosos retablos de talla dorada, entre ellos destacan el del brazo norte del transepto, del estilo denominado talla gruesa de Braga. Es obra de José Alvares de Araújo, de 1760, y considerado por expertos una obra maestra del estilo rococó de toda Europa.

Largo São Domingos, Viana do Castelo

Iglesia de São Domingos, Viana do Castelo

Iglesia de São Domingos, Viana do Castelo

Praça da República

Nos dirigimos ahora al centro neurálgico de Viana do Castelo, la Praça da República. Es peatonal y en el centro hay una fuente renacentista de 1550, que te invita a sentarte para observar la vida social de la localidad. La plaza tiene mucho ambiente debido a sus restaurantes y comercios y está rodeada de bellos edificios históricos.

Praça da República de Viana do Castelo

Praça da República de Viana do Castelo

Uno de estos edificios es el que alberga el Ayuntamiento construido en el siglo XVI. En seguida te darás cuenta cual es por su triple arcada gótica de la planta baja y el escudo de la localidad.

El edificio situado a la izquierda del ayuntamiento es la Santa Casa Da Misericórdia en el que trabajó João Lopes. Merece la pena detenerse unos minutos para observar todos y cada uno de sus detalles. Fue construido en 1589 y constituye un ejemplo único de la arquitectura civil, de inspiración renacentista y manierista, en el que las influencias italianas y flamencas son evidentes.

Santa Casa da Misericordia, Viana do Castelo

En el interior de la iglesia el barroco portugués predomina, hay que fijarse en los frescos del techo, los preciosos retablos de talla dorada y en las paredes revestidas de azulejos.

Praça da República de Viana do Castelo

En el otro extremo se encuentra el Museo del Traje, en cuyo interior puedes disfrutar con la vista y la historia de trajes desde la antigüedad hasta la era moderna, ropa ceremonial, tradicional y también de trabajo de esta zona portuguesa.

Fíjate bien en todas las casas de la plaza porque las hay realmente bonitas, una de las que destaca es la Casa dos Sá Soutomaior, un palacio con una bonita fachada de piedra y un remate con pináculos. 

Casa dos Sá Soutomaior de la Praza da República de Viana do Castelo

Por un lado de la iglesia, por el Passeio das Mordomas da Romaria, hay bonitos edificios que merece la pena ser admirados.

Pasea por el centro de Viana do Castelo y disfruta con la vista de sus fachadas manuelinas, renacentistas y barrocas. Casi todas tienen las paredes encaladas, y adornos esculpidos en granito sobre ventanas y puertas. Y otras recubiertas de azulejos.

Viana do Castelo

Convento de Santa Ana o de la Caridad

Al final se encuentra el Convento de Santa Ana, que pertenece a la Orden de las benedictinas, y cuyos orígenes son del siglo XVI, con reformas hasta el siglo XX. Destaca la fachada de la iglesia de estilo barroco-juanino y la torre con su aguja de estilo manuelino. En la actualidad una parte de este convento es una residencia de la tercera edad.

Convento de Santa Ana o de la Caridad de Viana do Castelo

Catedral de Viana do Castelo

Al otro lado de la plaza de la república se encuentra la Catedral de Viana, que en sus orígenes en el siglo XV, empezó siendo iglesia matriz, pasando a ser catedral en 1977.

Llama la atención sus aspecto exterior con aspecto de iglesia fortificada, con torres almenadas a los lados del rosetón central, al estilo de una iglesia románica. Su portada está compuesta por cuatro arquivoltas, apareciendo en la última la imagen de Cristo Rey acompañado de la corte celestial. En las columnas que sujetan las arquivoltas se encuentran seis de los apóstoles. los más vinculados a las tradiciones del pueblo.

En el interior de tres naves, destacan capillas como la del Señor Jesús de los Mareantes con una imagen de Jesús Muerto de 1593, las sepulturas de la nobleza de Viana. También la sacristía, que tiene una bella decoración barroca.

Catedral de Viana do Castelo

Catedral de Viana do Castelo

Catedral de Viana do Castelo

Casa dos Velhos

A un lado de la catedral se encuentra la Casa dos Velhos, edificio gótico del siglo XV del navegante João Velho, inspirado en una de sus expediciones al Congo. En ella sobre los originales arcos del atrio está el escudo de armas de los Velho.

Casa dos Velhos de Viana do Castelo

Casa y capela das Malheiras

Este bello edificio barroco construido en el siglo XVIII, es diseño de Nicolau Nasoni, y fue mandada construir por Malheiro Reimão, obispo de Río de Janeiro, de quien recibe su nombre.
La fachada tiene una decoración con motivos vegetales labrados en granito y está dedicada a San Francisco de Paúl, llama la atención en su interior el retablo de madera policromada rococó. En la casa anexa se encuentra el escudo de la familia y destaca por su horizontalidad y simetría.

Casa y capela das Malheiras de Viana do Castelo


Capilla das almas

El templo original se levantó en el siglo XIII y era la iglesia matriz de Viana hasta que en 1483 pasase a ser la Catedral. Su nombre se debe a que el cementerio estuvo en este lugar hasta 1840. El aspecto actual se debe a la reforma de 1719, en la que pasó de ser un templo románico a barroco.

Capilla das almas de Viana do Castelo

La leyenda de Viana

Existe una bonita leyenda que cuenta que un joven barquero de mercancías, que trabajaba en el río Lima, se enamoró de una chica llamada Ana. Todos los días preguntaba a sus compañeros por ella o les decía ¡Hoy vi a Ana, vi a Ana!. Tanto repetía esta expresión que Vi a Ana se transformo en Viana.

Está claro que solo es una leyenda, lo que es real es que en 1258, el rey Afonso III de Portugal, proclamó que quería hacer un nuevo asentamiento en el lugar llamado Atrium, en la desembocadura del río Lima, con el nombre de Viana.

A partir de entonces fue conocido como Viana de Riba do Minho, Viana do Lima, Viana de Caminha, Viana da Foz do Lima y, en 1848 por la carta de D. Maria II, fue nombrado ciudad con el nombre de Viana do Castelo.

Funicular o elevador

Una visita imprescindible en Viana do Castelo es el Santuário de Santa Luzia, situado en lo alto del Monte Santa Luzia, al que puedes subir caminando por un hermoso camino con "tan solo" 659 escalones. Pero no te preocupes, ya que hay otras dos opciones, el coche o el funicular, para nosotros esta última es la mejor opción.
El elevador es impresionante y para nuestro gusto la forma más sencilla para subir a lo alto. El trayecto mide 650 metros, por lo que lo hace el más largo de Portugal y sube en siete minutos 160 metros. Es conveniente que mires sus horarios para no quedarte arriba.

Elevador de Viana do Castelo

Santuario de Santa Luzia

El Santuario de Santa Luzia se encuentra situado al norte del casco antiguo, en lo alto de la montaña. Si te fijas bien se te parecerá al Sacré-Coeur de París, ya que se inspiraron en él para su construcción.
Está dedicado a Santa Lucía y al Sagrado Corazón de Jesús y por iniciativa de la Cofradía de Santa Luzia, se comenzó a construir en 1904, siendo finalizada en 1943, aunque se abrió al culto en el año 1926. Su estilo digamos que es una mezcla del románico-bizantino y el historicista.
En su impresionante y simétrica fachada, destacan los rosetones, de los que dicen que son los más grandes de la Península Ibérica y los segundos más grandes de Europa, tiene planta de cruz griega y en ella destaca la luminosidad que tienen los frescos del altar, que llegan hasta la cúpula.

Santuario de Santa Luzia de Viana do Castelo

Santuario de Santa Luzia de Viana do Castelo

Santuario de Santa Luzia de Viana do Castelo

Las vistas desde arriba son impresionantes, puedes ver la ciudad entera, el Atlántico, el estuario del río Limia y la sierra. Sin duda merece la pena el ascenso.

Vistas desde el Santuario de Santa Luzia de Viana do Castelo

Vistas desde el Santuario de Santa Luzia de Viana do Castelo

Citania de Santa Luzia

Pero además del santuario y las hermosas vistas desde arriba, si tienes tiempo acércate a la Citania de Santa Luzia. Este lugar ya estuvo habitado el siglo VII a.C. hasta la época romana, y con las excavaciones para construir el templo, se encontró este asentamiento fortificado de la Edad de Hierro.

Mapa con los lugares que visitar en Viana do Castelo


¿Dónde comer?

Nosotros fuimos al Sr Bife, situado junto al río, en un edificio paralelo al Centro cultural del que te hablé al principio. Una carne deliciosa a buen precio y una atención inmejorable.

Sr Bife, Viana do Castelo

¿Dónde dormir?

Dormimos en el Hotel Laranjeira, perfecto en todos los sentidos, por su ubicación, amabilidad y precio. Sin duda una buena elección en Viana.

Y hasta aquí nuestra visita a Viana do Castelo, una ciudad encantadora con muchas cosas que ver y que hacer, que te recomiendo visitar. ¿Has estado? Cuéntanoslo dejandonos un mensaje. Y si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales con los botones de más abajo.

Publicar un comentario

0 Comentarios