Imprescindibles que ver en Peñíscola en un día

Hoy te llevamos hasta la provincia de Castellón para enseñarte qué ver en Peñíscola, una población con un interesante casco histórico que pertenece a la Asociación de los Pueblos más bonitos de España.

Además, al patrimonio de Peñíscola hay que añadirle sus maravillosas playas convirtiéndose en un destino perfecto para amantes del arte, viajeros solos, parejas, familias con niños e incluso para amantes del cine, ya que aparece en la película El Cid, y también fue escenario de la famosa serie Juego de Tronos. ¿Te animas a seguir leyendo para conocerla?

Imprescindibles que ver en Peñíscola en un día

Dónde está Peñíscola

Esta es la ubicación de Peñíscola. Es un municipio de la costa norte de la provincia de Castellón, en la comarca del Bajo Maestrazgo de la Comunidad Valenciana (España).


Qué ver en Peñíscola

El casco antiguo de Peñíscola se encuentra en una península rocosa unida a tierra por un estrecho istmo, por lo que era fácil su defensa por ese lado, mientras que el mar era la defensa natural del resto. Está rodeado por murallas que envuelven el pequeño caso histórico y a su imponente Castillo del Papa Luna, situado en la zona más alta.

Pero vamos poco a poco, a continuación, te contamos los lugares más interesantes que ver en Peñíscola.


Murallas

En las murallas de Peñíscola se diferencian tres épocas de construcción: la época medieval, la renacentista del siglo XVI que se adapta al uso de artillería y otra posterior al siglo XVIII.

También cuenta con tres potentes entradas, la primera que vemos en nuestro paseo es la puerta de Santa María, y la que hay a continuación es el Portal Fosc de estilo renacentista, esta fue la entrada principal de la ciudad hasta el siglo XVIII.

Por último, la puerta de Sant Pere, que fue mandada construir por el Papa Luna para que la fortaleza tuviese otro acceso por mar, en el arco podemos ver su escudo. Frente a ella se hizo un pequeño embarcadero, que se cerró posteriormente para proteger el interior.

Muralla de Peñíscola

Muralla de Peñíscola

Portal Fosc, Muralla de Peñíscola

Puerta de san Pere, Muralla de Peñíscola

Muralla de Peñíscola

Casco antiguo

Tras atravesar las puertas de la muralla y recorrer parte del adarve, nos adentramos en el casco antiguo de la población, no tiene nada tiene que ver con la zona de las dos playas, llena de edificios modernos de apartamentos y bullicio.

El casco antiguo de Peñíscola es como dar un salto atrás en el tiempo. Es un placer pasear por sus callejuelas empedradas peatonales con pequeñas casitas blancas, pintorescos rincones, coquetas tiendas de artesanía y bares con terrazas para disfrutar del ambiente.

Una de las casas más curiosas que ver en Peñíscola es la Casa de las Conchas de 1961. Tiene toda la fachada cubierta con conchas autóctonas conseguidas intercambiando tabaco con los marineros de la zona. Tiene además en la decoración ventanas arabescas y el escudo del Papa Luna.

Casco histórico de Peñíscola

Casco histórico de Peñíscola

Casco histórico de Peñíscola

Casa de las Conchas de Peñíscola

Casco histórico de Peñíscola

Iglesia de Santa María

Uno de los templos que ver en Peñíscola, paseando por su casco histórico, es la Iglesia de Santa María. Se construye en 1234, tras la conquista de la población. De esa época se conserva el muro y la portada principal, el resto es una reconstrucción tras un incendio en el siglo XV.

En 1739 pasa por una gran ampliación en la que se cambia la orientación, se construye una nueva cabecera. Posteriormente se le añaden varias capillas, el campanario es de1862.

En el interior hay un Museo Parroquial donde puedes admirar interesantes piezas como una Cruz procesional de Benedicto XIII, un relicario de Clemente VIII y un cáliz del Papa Luna.

Iglesia de Santa María de Peñíscola

El bufador

De camino al castillo también nos encontraremos un curioso elemento natural conocido como el Bufador. Esto no es otra cosa que una grieta de la roca que permite la entrada del agua del mar.

Cuando el oleaje es fuerte, suena un potente bufido generado por la presión del agua. Una leyenda cuenta que fue un elemento disuasorio para los atacantes de la población.

En Asturias hay una zona kárstica en la que se produce este mismo efecto, el agua sube a presión entre las rocas y produce un efecto similar a los geiseres. Los más famosos en la zona son los Bufones de Pría.

El bufador de Peñíscola

Faro de Peñíscola

En la zona más alta, junto al castillo, se encuentra el faro de Peñíscola de 1899. Su torre tiene forma octogonal de 11 metros de altura y está adosado a un edificio de dos plantas.

Faro de Peñíscola


Castillo de Peñíscola

Y llegamos al principal monumento que ver en Peñíscola, el Castillo del Papa Luna. Hay que conocer un poco la historia de Don Pedro Martínez de Luna, conocido como el gran Papa Luna, para comprender el nombre del castillo.

La cristiandad estaba dividida en dos, había una sede episcopal en Roma y otra en Avignon. Pedro Martínez de Luna es proclamado Papa en 1394 con el nombre de Benedicto XIII, y durante sus primeros años estuvo en Avignon al frente de la sede trasladándose al castillo de Peñíscola al recibirlo de la Orden Montesa.

Pronto fue excomulgado tras ser acusado de hereje y traidor por la misma Iglesia. Pero el Papa Luna se negó a dejar el papado, atrincherándose en el castillo entre 1411 y 1423, muriendo sólo y pobre en 1423. Tras su fallecimiento, el castillo vuelve a manos de la Orden Montesa y después a la Corona de Aragón.

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

La fortaleza que vemos en la actualidad fue construida por los templarios a finales del siglo XIII en un lugar estratégico situado a más de 60 metros sobre el mar.

Benedicto XIII, el Papa Luna, le añadió estancias en el siglo XV para convertirlo en residencia papal. Y posteriormente, Felipe II lo volvió a reformar para adaptarlo como modificó hasta convertirlo en una fortaleza preparada para la artillería de la época.

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Hay visitas guiadas del interior, y también puedes ver por libre todas las dependencias. En muchas de ellas hay exposiciones y paneles explicativos.

En tu recorrido puedes ver por ejemplo las caballerizas, el cuerpo de guardia, el Salón de las caballerizas, las mazmorras, el Salón del Cónclave.

Llegarás al patio de armas, desde donde hay unas vistas espectaculares y desde allí llegarás a las principales dependencias, la Casa de Agua, la Iglesia, la pequeña Capilla y el Salón Gótico que se utilizaba para actos solemnes.

Y también puedes ver la Torre del Papa Luna, con las dependencias pontificias, la biblioteca, el estudio, la cámara mayor.

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Y para finalizar, desde la terraza superior, tienes unas vistas al mar, a la ciudad de Peñíscola con sus playas y a la Sierra de Irta, realmente espectaculares.

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Castillo del Papa Luna de Peñíscola

Vistas desde el Castillo del Papa Luna de Peñíscola

El castillo de Peñíscola está rodeado de leyendas relacionadas con los templarios y con la vida del Papa Luna. Descúbrelas todas en este interesante free tour de los misterios y leyendas de Peñíscola.


Ermita de la Virgen de la Ermitana

Entre 1708 y 1714 se construye la ermita de la Virgen de la Ermitana adosada al castillo, con un aspecto claramente defensivo.

En su sobria fachada podemos ver el escudo de Felipe V y grabados en la piedra con motivos militares, así como los sillares almohadillados del dintel de la portada. También destaca su torre campanario de planta cuadrada decorada con un gran escudo.

Ermita Virgen de la Ermitaña de Peñíscola

Parque de la Artillería

Con la entrada al castillo tienes derecho a pasear por el Parque de la Artillería, que en la actualidad es un bonito jardín, pero que en el siglo XV fue una de las zonas de defensa contra la piratería que reforzó Felipe II.

Parque de la Artillería de Peñíscola

Playas y Puerto de Peñíscola

Las playas de Peñíscola son perfectas para disfrutar en verano de sus aguas y en invierno de un agradable paseo.

Hay dos, la playa norte es la más grande, cuenta con cinco kilómetros de arena fina con Bandera Azul. Desde ella, las vistas al Castillo del Papa Luna son espectaculares. La recorre un precioso paseo marítimo con bonitas decoraciones y las “letronas” con el nombre de la ciudad.

Y la playa sur, situada junto al puerto pesquero, de 850 m de longitud y aguas tranquilas debido a la protección del espigón.

Playas y Puerto de Peñíscola

Playa de Peñíscola

Letras de Peñíscola

Peñíscola y el cine

Como te comentábamos al principio, a Peñíscola viene también un turismo atraído por haber sido escenario de películas y series muy famosas.

Algunas de ellas son: Calabuch (1956), El Cid (1961) y Juego de Tronos (2015). La oficina de turismo propone una ruta para descubrir todos los puntos.

Peñíscola

Vídeo de todo lo que ver en Peñíscola

Aquí te mostramos un pequeño vídeo con todo lo más interesante que ver en Peñíscola.


Dónde comer

Comimos una fantástica fideuá en La Mar Salá. Está situado a los pies del castillo de Peñíscola, y trabajan con productos de proximidad, pescado fresco de la lonja y carnes traidas de una pequeña granja familiar de Huesca.

La Mar Salá, Peñíscola

Dónde dormir

Dormimos en el Hotel Barra Alta (adults only), situado en una ubicación perfecta junto a la playa,  a los pies del Castillo de Peñíscola. Las habitaciones preciosas, con un muy buen servicio por parte del encargado, y con una relación calidad precio fantástica.

Hotel Barra Alta, Peñíscola

Y hasta aquí nuestro recorrido con todo lo más interesante que ver en Peñíscola, que como ves, además de sus playas, tiene un legado importante con su castillo y sus bellas iglesias, así como su bonico casco antiguo por el que da gusto pasear.

Publicar un comentario

0 Comentarios