Qué ver en San Gimignano entre rascacielos medievales

Hoy queremos enseñarte qué ver en San Gimignano, una visita imprescindible de la Toscana, en Italia. Este pequeño pueblo medieval se encuentra ubicado sobre una colina de la región de Siena y destaca por sus “rascacielos medievales”, catorce torres que recortan el cielo, consideradas como símbolo de poder, con las que las familias competían entre sí construyendo la más alta.

Tras conocer la ciudad, no nos extraña, que su casco histórico fuese declarado en 1990 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Qué ver en San Gimignano entre rascacielos medievales

Índice del artículo
  1. Dónde está San Gimignano
  2. Dónde aparcar
  3. Un poquito de historia
  4. Qué ver en San Gimignano
      1. Muralla y puertas de San Gimignano
      2. Vía San Giovanni
      3. Piazza della Cisterna
      4. Piazza del Duomo
      5. Plazza delle Erbe.
      6. Iglesia de San Lorenzo in Ponte
      7. Iglesia de Sant'Agostino
      8. Rocca de Montestaffoli
  5. Pro loco San Gimmignano
  6. Vídeo de los lugares que ver en San Gimignano
  7. Productos típicos
  8. Heladería Dondoli
  9. Dónde comer
  10. Dónde dormir
  11. Qué ver cerca de San Gimignano
  12. Zona de Tráfico Limitado ZTL

Dónde está San Gimignano

Esta es la ubicación de San Gimignano. Se encuentra en lo alto de las colinas de la Toscana, en la provincia de Siena, en Italia.

Está muy cerca de otras dos joyas de la Toscana: Las ciudades de Siena y de Florencia, aproximadamente a unos 45 minutos en coche a Siena y una hora a Florencia.


Dónde aparcar

San Gimignano está rodeado de murallas y en su interior tan solo circulan sus habitantes, así que has de dejar tu vehículo en uno de sus cuatro parkings de pago que hay extramuros, y acceder al centro caminando.

Pero no te confíes porque en temporada alta la población está masificada, y no siempre es fácil encontrar un hueco.

Qué ver en San Gimignano, Toscana - Italia

Un poquito de historia

Los primeros habitantes de San Gimignano fueron los etruscos, quienes la fundaron en el siglo III a. C. Pero los primeros documentos escritos de los que se tienen constancia son en el siglo X, cuando el obispo Geminiano de Módena, quien la defendió de los hunos de Atila, le dio su nombre.

A partir de la Edad Media fue un importante lugar de paso de la Vía Francígena, una ruta que, en su trayecto completo, fue utilizada por los anglosajones y los franceses para llegar a Roma.

Esto hizo que la población nos dejase una extraordinaria colección de obras de arte adornando conventos, iglesias y palacios. En el 1199 se liberó de los vínculos feudales con el Obispo de Volterra, convirtiéndose en independiente. A pesar de combatir contra el Obispo y las comunidades limítrofes y sufrir luchas internas entre los Ardinghelli (Guelfi) y los Salvucci (Ghibellini), se embelleció con numerosos edificios y obras de arte.

La terrible peste del año 1348 dio un duro golpe a la economía mercantil de San Gimignano y en 1353 pasó a estar bajo la tutela de la República de Florencia, aunque no ayudó a su progreso y sufrió la degradación y abandono de muchos de sus edificios.

Por suerte, la belleza artística y arquitectónica de San Gimignano ha contribuido en los últimos años a su recuperación económica y cultural gracias al turismo.

Torre Campatelli de San Gimignano

Qué ver en San Gimignano

En su momento más álgido, San Gimignano tuvo 72 torres, no está mal teniendo en cuenta lo pequeña que es la población. Los peregrinos franceses que iban a Roma por la vía Francigena, pasaban por allí y nos imaginamos lo fácil que era llegar, ya que las torres se divisan a muchos kilómetros a la redonda y en aquellos tiempos, mucho mejor.

El paseo por sus callejuelas empedradas te conduce a sus concurridas plazas rodeadas por las majestuosas torres y te transporta a la Edad Media.

Via San Matteo de San Gimignano

Todo esto es lo que hay que ver en San Gimignano:


Muralla y puertas de San Gimignano

La primera muralla de San Gimignano se levantó en el año 998, pero la localidad comenzó a crecer creándose en 1150 dos burgos extramuros: el de San Matteo y el de San Giovanni, que, a su vez, en 1214, se rodearon por otras murallas.

En la muralla había varias puertas de acceso: Puerta San Giovanni, Puerta Quercecchio, Porta San Matteo, Puerta San Jacopo y Porta delle Fonti.

Puerta de San matteo de San Gimignano

Puerta San Giovanni

La Puerta de San Giovanni es la más monumental de todas las puertas que ver en San Gimignano. Fue construida a mediados del siglo XIII, y su arco rebajado tiene una caseta de vigilancia sostenida por una serie de seis arcos colgantes trilobulados.

Junto a ella hay un pequeño campanario con La Madonna dei Lumi, de una iglesia prácticamente destruida.

Puerta de San Giovanni. Qué ver en San Gimignano

Vía San Giovanni

Entramos por la puerta San Giovanni, y comenzamos a subir por una de las arterias principales que ver en San Gimignano: la Vía San Giovanni.

Está repleta de palacetes y en sus bajos restaurantes, tiendas de artesanía, souvenirs y productos locales realmente irresistibles.

Subiendo por la calle comenzamos a ver a los lados como se entrelazan callejuelas a veces con escaleras. Y entre palacios y construcciones más sencillas sobresalen algunas de sus torres.

Calle de San Giovanni de San Gimignano

Piazza della Cisterna

La calle nos conduce directamente a la piazza della Cisterna, una de las más bonitas que ver en San Gimignano. Se entra a ella a través del arco de Becci, que forma parte de la muralla del siglo X.

La plaza tiene algo de pendiente adaptandose a la colina, es de forma triangular y cuenta con un original suelo de ladrillos, colocados en forma de espina de pescado.

Fue construida en el siglo XIII y en sus orígenes era la intersección de la Vía Francígena y el camino que unía Pisa con Siena. En ella se hacía el mercado, festivales y torneos.

Plaza della Cisterna. Qué ver en San Gimignano

Lleva su nombre por la cisterna de uso público que se encuentra en el centro, un aljibe en el que se acumulaba el agua para la población. Ésta fue construida en el 1287 y adornada por un bonito pozo de mármol travertino sobre un pedestal de escalones octogonal.

Esta foto es de hace unos "pocos años", de otra de nuestras visitas a San Gimignano, pero tenía que ponerla porque me encanta.

Cisterna de San Gimignano

Destacan en la plaza varios edificios como la Casa Silvestrini, antiguo hospital para peregrinos de la vía Francígena. También el Palacio Razzi, sede de un banco, o el Palacio Tortoli-Treccani del siglo XIII junto a una torre truncada.

También se encuentra allí una de las torres que ver en San Gimignano construida, según la leyenda, por el mismo Satanás: es la Torre del Diablo.

Y las torres que se encuentran juntas, son de los Ardinghelli, la poderosa familia gibelina. Se construyó a finales del siglo XIII y eran más altas, pero una ley en 1255, las hizo reducir en altura, ya que no podían ser más altos que la torre municipal (Torre grossa).

Plaza della Cisterna de San Gimignano

Plaza della Cisterna de San Gimignano

Piazza del Duomo

Otra de las plazas más bonitas que ver en San Gimignano es la a la que vamos a continuación: la Piazza del Duomo, se encuentra seguida de la de la cisterna.

En ella se encuentran varios edificios muy interesantes, como el Palazzo Comunale, la torre Grossa, la Colegiata Basílica de Santa María Assunta, el Palacio Chigi-Useppi y El Palazzo Vecchio del Podestà con la torre Rognosa. Y en uno de los bajos, la oficina de turismo Pro Loco san Gimignano.

Se asoma por detrás el palacio Salvucci con las dos torres gemelas (su entrada está en la plaza del Erbe que luego veremos).

Piazza del Duomo, San Gimignano

San Gimignano, plaza del duomo

San Gimignano, plaza del duomo

Palazzo Comunale - Torre Grossa

Comenzamos con la visita al conjunto formado por el Palazzo Comunale sede del Museo Cívico y la Torre Grossa. Se pueden admirar importantes ciclos pictóricos como el de la famosa Sala di Dante, y la Galería de Arte Cívico con obras maestras de la escuela sienesa y florentina.

Palazzo Comunale de San Gimignano

Palazzo Comunale de San Gimignano

Palazzo Comunale de San Gimignano

Palazzo Comunale de San Gimignano

La Torre Grossa, es la más alta de la ciudad, además del panorama que puedes contemplar una vez arriba, podrás disfrutar de una maravillosa serie de frescos dedicados al amor, del siglo XIV. Se accede a ella por el interior del Palacio Comunale.

Vistas de San Gimignano desde la Torre Grossa

Plaza del Duomo desde la Torre Grossa

Vistas de San Gimignano desde la Torre Grossa

Antiguo Duomo de San Gimmignano

El antiguo Duomo o Colegiata Basílica de Santa María Assunta, es el principal templo que ver en San Gimignano, no puedes perderte su visita.

Fue construida en el 1056 y consagrada en el 1148, con numerosas renovaciones y ampliaciones posteriores, la más importante en 1460 según un proyecto de Giuliano da Maiano. La fachada principal es románica de mármol travertino con un rosetón central, dos óculos y dos sencillas portadas.

Antiguo Duomo de San Gimmignano

El interior es espectacular, tiene planta basilical con catorce columnas toscanas de piedra y sus paredes y techos se encuentran decorados con frescos pintados por famosos pintores de la escuela de Siena del siglo XIV como Lippo y Federico Memmi o Bartolo di Fredi, que narran que narran el Nuevo y el Antiguo Testamento. Su estado de conservación es estupendo.

Hay que fijarse en detalles como los intradós de las arcadas que separan las naves con bandas toscanas, las bóveda de crucería pintada de azul, el crucifijo de madera policromada del 1200…

Y no dejes de ver la capilla de Santa Fina, donde está enterrada la santa, una joya renacentista en la que trabajaron importantes artistas florentinos. Está dedicada a la santa más querida de San Gimignano, y destaca el ciclo de frescos de Domenico Ghirlandaio, de 1475.

Interior del Antiguo Duomo de San Gimmignano

Antiguo Duomo de San Gimmignano

Antiguo Duomo de San Gimmignano

Duomo de San Gimmignano

Duomo de San Gimmignano

Antiguo Duomo de San Gimmignano

Frescos del Antiguo Duomo de San Gimmignano

Antiguo Duomo de San Gimmignano

Duomo de San Gimmignano

Qué ver en San Gimignano: el Duomo

Plazza delle Erbe - Torres gemelas

A la derecha del Duomo se abre otra interesante plaza que ver en San Gimignano, se trata de la plazza delle Erbe.

En ella se hacía el mercado de productos frescos y siguen vendiendo, los sábados, fruta fresca, verdura, hierbas y especias. De ahí su nombre erbe, que quiere decir hierba.

En un lado se encuentran las famosas torres gemelas, que formaban parte del palacio de los Ghibellini Salvucci, una de las familias más poderosas de la ciudad archienemigos de los Ardinghelli que vimos en la plaza de la Cisterna.

Torres gemelas de la plaza del erbe, san Gimignano

Iglesia de San Lorenzo in Ponte

Otro de los templos de San Gimignano es la iglesia medieval de San Lorenzo in Ponte, que, junto con el museo cívico y la catedral, forman parte del San Gimmignano Pass.

Fue construida en el siglo XIII y desde principios del siglo XIV tenía un pequeño pórtico para proteger el fresco de la Virgen con el Niño en la Gloria, reconstruidos en el siglo XV.

La devoción a esta imagen provoco la construcción del oratorio adyacente con decoración al fresco del siglo XV del pintor florentino Cenni di Francesco. El tema representado es el de la vida después de la muerte, y podemos ver a San Lorenzo salvando las almas en el Purgatorio.

Iglesia de San Lorenzo in Ponte

Iglesia de San Lorenzo in Ponte

Iglesia de San Lorenzo in Ponte

Iglesia de Sant'Agostino

La iglesia de Sant'Agostino es la segunda iglesia más grande que ver en San Gimignano después de la colegiata. Se construyó en 1280 y terminada en 1298. La iglesia tiene estilos mezclados, fruto de sus reformas, de la arquitectura románica y gótica, con ventanas de arco trilobulado y un claustro agustino que data del siglo XV.

Qué ver en San Gimignano: iglesia de Sant'Agostino

iglesia de Sant'Agostino

Iglesia de Sant'Agostino de San Gimignano

Hay más iglesias interesantes que ver en San Gimmignano recorriendo sus calles. Por citar algunas más en la calle de San Matteo, está la iglesia románica de San Bartolo del XII.

San Bartolo, San Gimignano

Y en la Vía de San Giovanni puedes ver la portada románica de lo que fue la iglesia de San Francisco, de inicios del siglo XIII.

Vía San Giovanni de San Gimignano


Rocca de Montestaffoli

También puedes visitar la Rocca de Montestaffoli, construida para defender San Gimignano de los ataques de Siena tras pertenecer a Florencia.

Quedan pocos restos de esta antigua fortaleza, pero si tienes tiempo de incluirlo en las cosas que ver en San Gimignano, es un lugar perfecto para pasear y admirar las vistas a la ciudad. En la actualidad es lugar de eventos culturales y festivales como la Giostra dei Bastoni el tercer fin de semana de junio.

Rocca de Montestaffoli desde la Torre Grossa


Pro loco San Gimignano

La Asociación Pro Loco San Gimignano, es la oficina de información turística de la ciudad, se encuentran el la Plaza del Duomo y en ella te informarán de todo lo que ver en San Gimignano y sus alrededores, así como los horarios de sus monumentos.

Horarios
De marzo a octubre: de lunes a viernes y domingo: de 10 a 13
Sábado: de 10 a 13 y de 15 a 19
De noviembre a febrero: de lunes a viernes y domingo: de 10 a 13
Sábado: de 10 a 13 y de 14 a 18

Puedes ponerte en contacto con ellos a través de su mail: info@sangimignano.com

San Gimignano Pass

El San Gimignano Pass, permite el acceso conjunto al circuito de Museos Cívicos (Palazzo Comunale - Pinacoteca - Torre Grossa; Iglesia de San Lorenzo in Ponte), al circuito de museos de la Parroquia de Santa Maria Assunta (Catedral y Museo de Arte Sacro), Museo arqueológico, pinacoteca, y galería de arte moderno y contemporaneo. Todo por 13,00€ y es válido para dos días.


Vídeo de los lugares que ver en San Gimignano


Productos típicos

La Vernaccia es un vino blanco cultivado y producido en la zona de San Gimignano con cientos de años tradición que parte de los etruscos. En el Renacimiento fue considerado uno de los vinos blancos más finos de Italia.

El azafrán se produce también en la población desde el siglo XIII, y tiene una importante exportación a otras ciudades italianas, así como países orientales y africanos. ¿Será competidor con el de Consuegra?

Los beneficios derivados del comercio del azafrán eran tan elevados, que hicieron la fortuna de muchas familias, algunas de las cuales decidieron utilizarla en la construcción de las famosas torres, que siguen siendo motivo de orgullo para la ciudad.


Heladería Dondoli

La heladería Dondoli se encuentra en la plaza de la Cisterna, se anunciaban como los mejores helados de Italia y eso había que comprobarlo, aunque la larga cola a cualquier hora del día nos daba la respuesta.

Ya hemos comido helados maravillosos en Italia, como en la Gelateria Frigidarium de Roma, o la Vivoli de Florencia, pero sinceramente, este ha sido el mejor helado hasta la fecha. No dejes de comerte uno, y si te puedes sentar en los escalones del pozo de la plaza, te sabrá todavía más rico.

Heledería Dondoli de San Gimignano

Dónde comer

Comimos unas patatas asadas y unas pizzas deliciosas en el hotel restaurante la Cisterna, también en la plaza del mismo nombre. Un local agradable con un servicio correcto a buen precio.


Dónde dormir

Dormimos en la Locanda Il Pino, situado en una de las casas del centro histórico de San Gimignano, y allí nos sentimos como si estuvieses durmiendo en casa de tu "nonna". Tiene habitaciones rústicas y muy amplias, limpias y tranquilas y el desayuno es estupendo.

Locanda Il Pino, San Gimignano

Locanda Il Pino, San Gimignano

Qué ver cerca de San Gimignano

Muy poco conocido en La Toscana es Valdera, una zona situada entre Pisa y Florencia. Hay muchas localidades interesantes, todas ellas están llenas de arte y cultura: Bientina, Lari, Buti, Calcinaia, Capanoli, Casciana Terme,  Chianni. Lajatico, Santa María A Monte, Palaia, Peccioli, Ponsacco,  Terricciola, y como capital administrativa Pontedera.

Échale un vistazo a nuestro post con todo lo que ver en Valdera, a ver que te parece, y luego nos cuentas.


Zona de Tráfico Limitada ZTL

Recuerda que en la mayoría de las ciudades turísticas italianas existe la llamada zona ZTL, en la que está restringida la circulación por el interior de ellas. Lee este artículo sobre la Zona de Tráfico Limtada ZTL, en el que te lo explico.

Ahora ya sabes qué ver en san Gimignano, un precioso pueblo medieval con sus torres de piedra que se elevan al cielo entre un laberinto de callejuelas y todo ello rodeado del maravilloso paisaje de la Toscana. Para nosotros fue la segunda vez y esta vez lo hemos visto con más calma y nos ha parecido todavía más maravillosa. ¿Has estado en San Gimignano? Me encantaría que me lo contases dejando tu comentario.

Publicar un comentario

0 Comentarios