Imprescindibles que ver en San Galo, Suiza

Descubre con nosotros qué ver en San Galo o St Gallen, una bella ciudad Suiza en la que además de disfrutar con la visita de su precioso casco histórico, puedes admirar la abadía de St. Gallen, que alberga una de las bibliotecas más antiguas del mundo.

Este conjunto monástico es actualmente un importante centro cultural a nivel europeo y se encuentra inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Acompáñanos a recorrerla, seguro que te va a gustar.

Imprescindibles que ver en San Galo, Suiza

Índice del artículo

Dónde está San Galo – Saint Gallen

Esta es la ubicación de San Galo. Se encuentra al noreste de Suiza, entre el lago de Constanza y la región Appenzellerland.


Un poquito de historia

Para comprender el origen de la abadía de San Galo / St. Gallen tenemos que remontarnos a los tiempos en los que el monje irlandés Gallus o Galo (550-640), fue a esta zona de Suiza como novicio, para cristianizar a unas tribus germanas, construyendo para ello una pequeña ermita en el año 612.

El monje San Otmaro en el año 747 la transformó en una comunidad monástica benedictina, que acabará convirtiéndose en un importante centro cultural con gran poder a nivel europeo. Tanto es así que el abad Ulrico II, en el año 1026, es nombrado por el Sacro Imperio Germánico príncipe del Imperio, formando un Principado.

Esto hizo que alrededor de la abadía se formase una población que se fue desarrollando a la vez que la abadía. El Principado desaparecería en 1803 con la formación del cantón de San Galo.


Qué ver en San Galo

Lo más interesante de St Gallen, es sin duda su catedral barroca con su biblioteca, pero además cuenta con un bonito casco histórico por el que merece la pena pasear. En él abundan los museos, las residencias con miradores, casas de entramado de madera y por supuesto su universidad. Pero vamos poco a poco a descubrir que ver en St. Gallen.


Abadía de San Galo – St. Gallen

Uno de los lugares más importantes que ver en San Galo es su complejo monástico. La abadía que podemos ver en la actualidad, fue construida entre 1755 y 1768. De sus orígenes tan solo se conserva la cripta con unos pocos restos de época carolingia, que se encontraron en unos trabajos arqueológicos de los años 60.

La abadía de San Galo está compuesta por un patio central rodeado de diferentes construcciones como varios edificios oficiales, una capilla, mientras que en el suroeste está lo principal: catedral, claustro y biblioteca.

Abadia de San Galo - St Gallen

Abadia de San Galo - St Gallen

Abadia de San Galo - St Gallen

Abadia de San Galo - St Gallen

Catedral de San Galo

La catedral de san Galo está repleta de detalles, destaca entre otras cosas, el cuadro del altar mayor de Francesco Romanelli hecho en 1645 que representa la Asunción de la Virgen. También el enrejado dorado del coro, la sillería de nogal hecha entre 1763 y 1770 con escenas de la vida de San Benito, los frescos del techo de Josef Wannenmacher, los confesionarios, el púlpito barrocos…

Catedral de San Galo - St Gallen

Catedral de San Galo - St Gallen

Catedral de San Galo - St Gallen

La biblioteca - Stiftsbibliothek

Pero sin duda lo que más nos llamó la atención del conjunto fue su biblioteca. Para entrar es necesario ponerse unas enormes zapatillas de fieltro sobre tus zapatos y así no estropear su bello suelo de marquetería.

La biblioteca de St. Gallen (Stiftsbibliothek), se encuentra en una maravillosa sala rococó, es la más antigua y valiosa de Suiza y una de las bibliotecas más bellas del mundo.

Peter Thumb fue el constructor, el padre Gabriel Loser dirigió los trabajos de ebanistería, los hermanos Johann Georg y Matthias Gigl los de los estucos. Especial mención a las pinturas del techo de Joseph Wannenmacher, en el que se pueden ver los cuatro primeros concilios: Nicea, Constantinopla, Éfeso y Calcedonia.

La Biblioteca abacial de San Galo cuenta con una colección de unos 170.000 volúmenes entre los que se encuentran manuscritos y códices de antes del año 1000, por lo que la convierte en una de las bibliotecas de manuscritos más importantes del mundo.

En el sótano hay un el lapidario con una colección de escultura arquitectónica, de estilo otomano-carolingio y gótico de la antigua iglesia monacal.

No se pueden hacer fotos en el interior de la biblioteca, esta es "la foto de una foto" que hay a la entrada de esta.

Biblioteca de San Galo - St Gallen

Funicular de Mühleggbahn

Hay un funicular que te lleva por la ladera de la montaña desde el casco antiguo hasta el área recreativa Drei Weieren, es el Mühleggbahn.

Funcionó en un principio por contrapeso de agua, como el de Nazaré, y en la actualidad tiene un motor eléctrico que funciona de forma totalmente automática, y son los pasajeros los que lo controlan.

Funicular de Mühleggbahn, San Galo - St Gallen

Puerta de Carlos

Otra de las cosas interesantes que ver en St. Gallen es la Puerta de Carlos, o Karlstor. Se trata de la única puerta de la ciudad medieval que queda en la ciudad y fue construida entre 1569 y 1570. de la antigua muralla de la ciudad. Lleva el nombre del cardenal Karl Borromeo de Milán, de quien se dice que fue el primero en cruzar la puerta.

Puerta de Carlos, San Galo - St Gallen

Casco histórico de San Galo

Puedes caminar tranquilamente por el casco histórico para descubrir el resto de los rincones interesantes que ver en San Galo, ya que es peatonal.

Son típicas las casas burguesas con preciosos balcones-miradores, pintados con colores o de madera tallada, sobresaliendo de las fachadas. Y también las casas de entramado de madera, todas ellas super cuidadas, fíjate en los letreros de forja y los murales pintados con escenas religiosas o de la vida cotidiana, en algunas de ellas.

La Gallusplatz es la plaza principal que ver en San Galo, y a su alrededor se encuentran calles como Schmiedgasse, Spisergasse y Marktgasse a cual más bonita y pintoresca.

Gallusplatz, San Galo - St Gallen

Gallusplatz, San Galo - St Gallen

Gallusplatz, San Galo - St Gallen

Casco histórico de San Galo - St Gallen

Casco histórico de San Galo - St Gallen

Casco histórico de San Galo

Casco histórico de St Gallen

Gallusplatz, San Galo - St Gallen

Casco histórico de St Gallen

En Markgasse o Callejón del mercado, está el monumento a Vadian, humanista y reformador, que a partir de 1526 fue alcalde de la ciudad, e introdujo la Reforma.

Otra biblioteca de la ciudad llamada Vadiana en su honor, guarda cerca de 600.000 ejemplares y también manuscritos que complementan a la biblioteca de la abadía.

Marktgasse, San Galo - St Gallen

Marktgasse de San Galo - St Gallen

Marktgasse de San Galo

En nuestro paseo por las calles más interesantes que ver en San Galo, pudimos ver rincones maravillosos en esta zona del centro del casco histórico, como en la calle Spisergasse, Zeughausgasse, o en la Markplatz. En todas ellas verás distinguidas casas, de los siglos XVII y XVIII, muchas con los miradores, tan característicos de la arquitectura de St. Gallen.

Calles de San Galo - St Gallen

Calles de San Galo - St Gallen (Suiza)

Calles del casco histórico de San Galo - St Gallen (Suiza)

Casas del casco histórico de San Galo

Casas del casco histórico de San Galo (Suiza)

Calles del casco histórico de San Galo

Iglesia de San Lorenzo – St Laurenzen

También pudimos ver la iglesia de San Lorenzo, muy cerquita de la catedral. Esta iglesia es de estilo neogótico se cree que fue fundado entre los siglos IX y XII. La que podemos ver hoy en día es de mediados del siglo XIX. En ella destaca su alta torre, a la que en verano puedes subir sus 187 escalones para admirar el casco antiguo y toda la abadía de San Galo.

Iglesia de San Lorenzo de San Galo

Museo textil

Puedes ampliar en las cosas que ver en San Galo con la visita al interior del Palazzo Rosso de 1886, que alberga el Museo Textil. La ciudad prosperó en parte gracias a la industria textil y en el museo se guarda una colección de bordados de los siglos XIV al XX. La colección de bordados manuales y a máquina es un buen ejemplo de lo que fue esta industria.

¿Qué ver cerca de San Galo?

Cerca de San Galo se encuentra Schaffhausen, o Escafusa, una de las ciudades más fascinantes de toda Suiza. Se encuentra rodeada de viñedos en el margen derecho del Rin, entre la Selva Negra y el lago Constanza.

Una ciudad perfecta para una escapada en la que descubrir su riqueza histórica y artística, y de paso acercarte a las Cataratas del Rin, el salto de agua más grande de Europa y uno de los más espectaculares.


Y hasta aquí nuestra visita a la ciudad de San Galo y si abadía, que esperamos que te haya gustado tanto como a nosotros. ¿La conocías?

Publicar un comentario

0 Comentarios