Qué ver en Brihuega, un oasis en Guadalajara

Hoy queremos enseñarte qué ver en Brihuega (Guadalajara), hasta allí nos llevan nuestros pasos imitando a Camilo José Cela en su viaje a la Alcarria. Según el escritor, Brihuega “tiene un color gris azulado”, probablemente por los campos de lavanda que la rodean en verano. Pero posee mucho más que eso, ya que tiene un interesante casco histórico con un montón de sorpresas que te vamos a descubrir.

Qué ver en Brihuega, un oasis en Guadalajara

Índice del artículo

Dónde está Brihuega

Esta es la ubicación de Brihuega. Se encuentra situada en la parte occidental de la provincia de Guadalajara, en el corazón de la Comarca de la Alcarria, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, en España.


Un poquito de historia

Hay restos arqueológicos que prueban que Brihuega fue poblada por poblados íberos, y en el paraje llamado Arroyo de la villa se encontró una necrópolis celtíbera.

El nombre de Brihuega procede del vocablo íbero briga: lugar fuerte o amurallado, y en la Edad Media, es mencionada con el nombre de Castrum Brioca (castillo sobre la roca), ya como población.

Alfonso VI, tras la conquista de Toledo, donó la villa a los Arzobispos de Toledo, hecho que atrajo a personas de diferentes culturas y religiones. La actividad urbanística, artística, el comercio y la industria crecieron notablemente y, en 1242, le fue concedido el Fuero. En esa época, personajes como el político e historiador Don Rodrigo Ximénez de Rada, enriqueció el patrimonio de la villa con bellas iglesias y capillas, muchos de los cuales han llegado a nuestros días y que ahora veremos.

A lo largo de los siglos por sus tierras se han sucedido importantes batallas como el "Asalto a Brihuega" y la "Batalla de Villaviciosa" en 1710, que establecieron la subida al trono de los borbones. Tras muchos siglos de señorío arzobispal, y gracias al apoyo de los monarcas ilustrados, la villa consiguió de nuevo un gran auge industrial.


Qué ver en Brihuega

Olvídate de las prisas y acompáñanos a pasear con calma por su impresionante casco viejo, declarado Conjunto Monumental Histórico-Artístico desde 1973. Sin duda toda una lección de arte y de historia al aire libre. Esto es lo más interesante que ver en Brihuega (Guadalajara).

Brihuega, Guadalajara

Castillo de Peña Bermeja o de Brihuega

El castillo de Brihuega probablemente fue un alcázar de origen musulmán en sus orígenes. Fue residencia veraniega de los reyes taifas de Toledo entre 1032 y 1085, hasta que fuese coronado por uno de ellos el futuro rey de Castilla y Leon, Alfonso VI.

Al ser donado por este al obispado, también fue utilizado por los arzobispos de Toledo como lugar de residencia y protección.

Es una visita que tienes que incluir en las cosas que ver en Brihuega. Se encuentra ubicado en lo alto de un cerro con un cortado hacia el río Tajuña, que funcionaría como foso natural y separado del resto de la villa murallas y sus puertas.

El edificio taifa es muy reformado por Ximénez de Rada (1215-1240). Los siguientes moradores, conservarán elementos taifas y añadirán elementos románicos y progóticos, como con ventanas tripartitas y bellos zócalos de pinturas mudéjares, por desgracia, muchos de ellos han desaparecido.

En el patio de armas del castillo se encuentra el antiguo cementerio, se pretende trasladarlo y hacer allí un jardín como el que hubo en su día. Sin duda esto ensalzaría este bonito conjunto.

Castillo de Brihuega, Guadalajara

Brihuega, Guadalajara

Brihuega, Guadalajara

Castillo de Brihuega, Guadalajara

Castillo de Brihuega, Guadalajara

Murallas y Puertas

Brihuega estuvo totalmente protegida por una muralla, la zona mejor conservada se encuentra en el lado noroeste.Es reflejo de su pasado árabe que, junto con el castillo, dejaron los árabes en el siglo XII.

Se conservan de ella, además de varios lienzos, varias puertas como la puerta de la Cadena, el arco de Cozagón, el arco de la Guía, o la puerta del Juego de Pelota.

Brihuega, Guadalajara

Castillo de Brihuega, Guadalajara

Puerta de la pelota, Brihuega

Puerta de Cozagon, Brihuega

Puerta de la Cadena, Guadalajara

Arco de la Guía, Guadalajara

Sus fuentes

Otra de las cosas que ver en Brihuega son sus fuentes monumentales y de suministro, hay incluso una ruta para que las conozcas todas. Su terreno cuenta con numerosos manantiales y aguas subterráneas que producen una especie de oasis de exuberante naturaleza, por la que a la villa se la conoce como El jardín de la Alcarria.

La fuente de los 12 caños o Fuente Blanquina es una de las señas de identidad de Brihuega, a pesar de que en la Guerra Civil fue prácticamente destruida, se reconstruyó en 1940.

Por detrás de ella se encuentra el lavadero municipal, que consta de tres grandes pilas rectangulares: enjabonado de la ropa, aclarado y fregado de cacharros.

Fuente de los 7 caños, Brihuega

Plaza del Coso

Esta plaza se conoce como del Coso desde el siglo XVI, aunque no se sabe si deriva de Zoco porque allí se hacía el mercado, o de Coso taurino, ya que aquí se celebraban las corridas de toros, antes de construirse Plaza de toros.

Aquí podemos ver varios edificios que nos llaman la atención, como el edificio del Ayuntamiento, la cárcel de Carlos III y las Cuevas árabes.

Plaza del Coso, Brihuega

Real cárcel de Carlos III

También puede verse el edificio de la Cárcel, levantada durante el reinado de Carlos III, en 1781, en el lugar en el que estaba la del siglo XVI de Felipe II.

Tras pasar por varios usos municipales, en la actualidad alberga la Oficina de Turismo donde te explicaran todo lo que ver en Brihuega y alrededores y sus horarios. Y en la segunda planta el Centro de Documentación Histórica del Archivo de Brihuega.

Real cárcel de Brihuega


Cuevas árabes

Otra de las cosas indispensables que ver en Brihuega son sus cuevas árabes. Este lugar que te voy a enseñar fue una de las cosas que más nos llamó la atención en la villa.

Pertenecen al carnicero de la Carnicería Hermanos Gutiérrez, que se encuentra en la plaza, y él mismo es el encargado de abrirte la reja para que, por 2€, veas esta cueva tan curiosa.

La cueva fue hecha por los árabes entre los siglos X y XI, para conservar alimentos y vino, a una temperatura constante de 12º. En algunos de los recodos puedes ver tinajas de las bodegas árabes.

Son un total de 8 kilómetros de los cuales 700 metros son visitables. Laberinticos pasillos recorren el subsuelo de la localidad y parece ser que fue también vía de escape al exterior de las murallas.

Pero si algo te va a gustar de la visita, son los arcos visigodos que puedes encontrar en dos zonas de las cuevas árabes de Brihuega. Son hechos con anterioridad a los árabes y están formados por una bella sucesión de arcos ojivales, tallados a mano.

Cuevas árabes de Brihuega

Cuevas árabes de Brihuega

Iglesias de Brihuega

Tienes que incluir en las cosas que ver en Brihuega, algunas de sus iglesias más importantes, como la de San Miguel, Santa María de la Peña, San Felipe, San Juan o el Convento de San José, entre otros.


Iglesia de San Miguel

La Iglesia de San Miguel fue mandada construir por el arzobispo Ximénez de Rada en la primera mitad del siglo XIII.

Es una fusión de estilo mudéjar toledano, que destaca en los ábsides de ladrillo sin ventanas y numerosos contrafuertes y un gótico incipiente. Está cerrada al público y en ella se realizan algunos eventos musicales y culturales.

Iglesia de San Miguel, Brihuega

Iglesia de Santa María de la Peña

La iglesia de Santa María de la Peña es del XIII y también se debe a Rodrigo Ximénez de Rada. Destaca su preciosa portada de transición del románico al gótico en el que podemos ver cuatro arquivoltas apuntadas y un tímpano rebajado con dos arcos apuntados con tres óculos, y un pequeño rosetón tetralobulado en el centro.

En la cabecera destacan los largos ventanales con vano de medio punto rodeado de cuatro arquivoltas y guardapolvos de punta de diamante. Es el interior cisterciense se guarda la imagen de la patrona de Brihuega: la Virgen de la Peña.

La plaza delantera de la iglesia es un espacio muy bonito y fue el antiguo patio de armas de la alcazaba musulmana.

Iglesia de San Miguel, Brihuega

glesia de San Miguel, Brihuega

Iglesia de San Miguel, Brihuega

Convento de San José

El Convento de San José fue fundado por Juan de Molina hacia 1619 en unos edificios anejos a la muralla situado en el Prado de Santa María.

Tras ser habitado por frailes de la llamada Reforma de la Orden del Carmelo, tras la desamortización de Mendizábal, se convirtió en hospital de la villa, colegio y escuela taller. 

En la actualidad alberga la Sala de Exposiciones y el primer Museo Mundial de Miniaturas del Profesor Max.

Convento de San José, Brihuega

Iglesia de San Felipe

La iglesia de San Felipe fue la única que pudimos ver por dentro. Fue construida en el siglo XIII en un estilo románico de transición al gótico.

Está compuesta de tres naves de cinco tramos con cubiertas de madera. En 1904 se quemó totalmente el techo de madera, este es fruto de la reconstrucción posterior. En sus columnas podemos ver refinados capiteles vegetales góticos con cogollos y crochets.

En el interior destaca una portada romanica transformada, de arco de medio punto formado por boceles y escocias, y puntas de diamante en el guardapolvo. También la pila bautismal románica sin basa y semiesfera gallonada.

En el exterior, destaca la puerta del costado meridional, con capiteles vegetales y con cabezas, cinco arquivoltas apuntadas de baquetón y nacela, y de nuevo las puntas de diamante en el guardapolvo. La puerta principal, tiene un tejaroz con canecillos zoomórficos y es similar a la meridional.

Sus muros se iluminan con ventanales ajimezados góticos, en lo alto de los laterales con óculos con la forma de una estrella de seis lóbulos. Y un rosetón circular formando una estrella de seis puntas. 

Iglesia de San Felipe, Brihuega

Iglesia de San Felipe, Brihuega

Iglesia de San Felipe, Brihuega

Iglesia de San Felipe, Brihuega

Ruinas de la iglesia de San Juan

En los años 60, la iglesia de San Juan se derrumbó provocando víctimas mortales. En la actualidad pueden visitarse sus restos arqueológicos.

Sus orígenes fueron del siglo XII, y fue sustituida por otra en el siglo XVII salvando la torre de 12 metros. Pero en el siglo XX dejó de ser parroquia y se abandono hasta que unido a los daños de la Guerra Civil, se cayó.

Ruinas de la iglesia de San Juan, Brihuega

Plaza de toros "la muralla"

La plaza de toros de Brihuega, o plaza la Muralla, fue construida en 1965. Para no desentonar con la muralla árabe que se encuentra a su lado, se construyó con un material similar.

Plaza de toros de Brihuega

Real fábrica de paños

Para acabar con la visita a la ciudad, tienes que incluir en los lugares que ver en Brihuega la Real fábrica de paños. En sus alrededores hay cantidad de batanes, estos fueron utilizados en la villa para la fabricación textil entre los siglos XIII y XIV.

La Real Fábrica de Paños de Brihuega fue fundada en 1750, como apoyo a la Fábrica de Guadalajara, por el rey Fernando VI. Fue una de las instalaciones industriales más prestigiosas del país entre 1768 y 1790. En la Guerra de la Independencia fue usado como cuartel francés y a partir de entonces pasa manos privadas, continuando la fabricación hasta la Guerra Civil.

El edificio es del siglo XVIII, y su zaguán da paso a la rotonda, donde estaban instalados los ochenta y cuatro telares de paños.

Real fábrica de paños de Brihuega

Real fábrica de paños de Brihuega

Real fábrica de paños de Brihuega

Los jardines, por los que puedes pasear, son posteriores. Fueron diseñados con trazados geométricos en 1840 dominando las vistas al río Tajuña y a los edificios de administración y residencia de los funcionarios de la fábrica de paños.

Real fábrica de paños de Brihuega

Qué ver cerca de Brihuega

Uno de los lugares que te recomendamos ver es Cogolludo. Esta pequeña villa ducal, cuenta con un paisaje urbano con mucho encanto, en el que destaca el palacio de Medinaceli, sus iglesias y su castillo.

Cogolludo, Guadalajara

También te recomendamos que hagas una ruta por los Pueblos Negros de Guadalajara, una zona con poblaciones de las más auténticas y con más encanto de la provincia, ya que acumula un conjunto de construcciones populares conocidas como la Arquitectura Negra.

Pueblos negros de Guadalajara, Campillo de Ranas

Y otro de los lugares que te recomendamos visitar es Hita, también de la provincia de Guadalajara y con mucho encanto, que pertenece a la Asociación de los Pueblos más bonitos de España.

Puerta de Santa María de Hita

Visitas guiadas por Brihuega

Y ahora ya sabes qué ver en Brihuega, villa de mezcla de estilos y de los colores de sus tierras, porque también es famosa por sus campos de lavanda por lo que es conocido como la Provenza española. ¿Te ha gustado? ¿Lo conocías?

Publicar un comentario

0 Comentarios