Qué ver en Fermoselle, el balcón del Duero

Fermoselle es una población de visita obligada de los Arribes del Duero, que ya solo con su nombre nos descubre su “fermosura”. Se encuentra en lo alto de un berrocal granítico, en la comarca de Sayago de Zamora, a un paso de la provincia de Salamanca y de la frontera de Portugal. Además de su magnífico entorno, cuenta con una belleza especial por la que ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico.

Qué ver en Fermoselle, el balcón del Duero


Índice del artículo de Fermoselle

Un poquito de historia

Fermoselle se encuentra en una zona estratégica natural que sirvió de defensa a las muchas culturas que se fueron sucediendo en sus tierras a lo largo de los siglos.
Durante toda su historia estuvo condicionada por su situación entre los ríos Duero y Tormes, y la cercanía de la frontera con Portugal.
Primero fue castro celtíbero, en época medieval fortaleza y posteriormente un importantísimo centro agrícola, gracias a su microclima mediterráneo. Esta zona está dedicada a las viñas, almendros y olivos que inundan los bancales de sus laderas y también a la elaboración de vino en sus muchas bodegas.
En 1221, el rey Alfonso IX dio al concejo de Fermoselle una carta foral para favorecer a esta villa de carácter fronterizo, y agradecerle los servicios que le había prestado.

Parece ser que la palabra Fermoselle deriva de un antiguo dialecto astur-leonés, en el que como habrás deducido “Fermoso” significa “Hermoso”. Y Fermoselle sería algo así como Hermosillo.


Dónde está

Fermoselle se encuentra al suroeste de la provincia de Zamora, en la Comunidad de Castilla y León, en España. Se la considera capital del espacio protegido del Parque Natural de Arribes del Duero. Esta es su ubicación, pincha para localizarla en el mapa.

Dónde aparcar

Fermoselle es una población con una estructura medieval y hay muchas callejuelas estrechas y en cuesta. Aunque no es imposible, no es demasiado fácil aparcar en el centro y menos en temporada alta. Para ello se ha habilitado un parking en una explanada junto a la plaza de toros.

Qué ver en Fermoselle, el balcón del Duero

Comenzamos nuestra visita al casco histórico, pero antes de adentrarnos, desde la carretera que la bordea, podemos contemplar una maravillosa panorámica. Un sinuoso relieve de peñascos, sobre el que se erige la villa de Fermoselle, capital de Los Arribes. Ahora entendemos el motivo de que sea conocida por muchos como "el balcón del Duero".

Fermoselle, Balcón del Duero

Fermoselle, Balcón del Duero

Casas colgadas

En las laderas de Fermoselle las casas parecen colgar del risco, recibiendo el evidente nombre de Casas Colgadas.

Casas colgadas de Fermoselle

Casa del parque

Al primer sitio al que nos dirigimos fue a la Casa del Parque, visita obligada para conocer a fondo el Parque Natural de los Arribes del Duero. Se encuentra alojado en el antiguo Convento de San Francisco, cuyos orígenes datan de finales del siglo XII y que fue abandonado tras la desamortización.

Casa del Parque, Fermoselle

Casa del Parque, Fermoselle

La Casa del Parque es un centro de información del parque natural. En ella te explicarán de modo personalizado, dependiendo de lo que te interesa o del tiempo que tengas, todo lo relativo al parque tanto en la zona zamorana como en la salmantina.
Además, en el interior puedes ver un vídeo que recorre la naturaleza y la forma de vida de Arribes del Duero. Y también puedes recorrer el interior del antiguo monasterio para ver algunas de sus dependencias como el claustro o sus huertas de plantas aromáticas. Y escuchar de mano de los guías, cantidad de datos muy interesantes del territorio, su geología, hábitats del espacio natural, fauna, flora, costumbres, fiestas y tradiciones para que disfrutes y aprendas de todo lo que posee el Parque Natural de los Arribes.

Casa del Parque, Fermoselle

Casa del Parque, Fermoselle

Casa del Parque, Fermoselle

Oirás y leerás Las Arribes, Los Arribes o Las Arribas. ¿Con cuál nos quedamos? Pues con todas, ya que a esta comarca natural se la conoce como Las Arribes en Salamanca y Los Arribes o incluso Las Arribas en Zamora y As Arribas en Portugal.

Sus calles y sus bodegas

Ya en el casco histórico comenzamos a ver que Fermoselle destaca por sus estrechas y empinadas calles que mantienen su sabor medieval. Sus edificios son de lo más pintorescos ya que están construidos sobre la roca granítica, algunos la aprovechan como cimiento o como cierres de algunas casas. 
Destacan las calles empedradas y pendientes como la calle de la Nogal, el Montón de Tierra, el Guapo, La Amargura, o la calle Requejo, que fue y es, la más comercial de todas.

Calles de Fermoselle

Calles de Fermoselle

Gracias al microclima de Los Arribes y a los bancales en los que se cultiva el viñedo, Fermoselle cuenta con la Denominación de Origen Arribes desde el 2007. Y a poco que te fijes podrás ver las entradas a las bodegas que se encuentran en el subsuelo desde hace siglos. Hay varias rutas organizadas para que recorras el Pueblo de las 1000 bodegas, como se le conoce.

Calles de Fermoselle

Bodegas de Fermoselle

En tu paseo por Fermoselle puedes ver diseminadas las cruces del antiguo Viacrucis. Este comienza junto a la Ermita de la Soledad, y continúa por el interior de la población.

Viacrucis de Fermoselle

El Arco

La villa estuvo rodeada de una muralla de la que tan solo se conserva la puerta del Arco de la Calle Requejo, por la que se accedía a la villa. Esta puerta de arco agudo tiene un corredor cubierto que pertenece a la casa más antigua de Fermoselle.

Arco de la Calle Requejo de Fermoselle

Iglesia de Santa Colomba

En una de las zonas más altas de Fermoselle se encuentra la Iglesia de Santa Colomba. Esta, destaca en altura entre las construcciones.
Santa Colomba, está construida en piedra y en la fachada que da a la plaza de Santa Colomba, se puede admirar su bella torre. Tiene tres cuerpos y cuenta con un reloj, una gran escultura de mármol blanco del "Bendito Cristo de Santa Colomba" y un campanil de forja. El interior cobija la talla románica del siglo XI del Cristo del Humilladero.

Iglesia de Santa Colomba de Fermoselle

Iglesia de la Asunción

También vimos la Iglesia parroquial de la Asunción con una bonita fachada hacia la plaza de la Iglesia y otra hacia la Plaza Mayor.
Fue construida entre los siglos XII y XIII con importantes reformas entre los siglos XVI y XVIII, y está declarada Monumento Histórico Artístico. 
En esta armónica mezcla de estilos románico, góticos y renacentista, destaca el campanario de cinco cuerpos, y las portadas de triple arquivolta. En la decoración de las portadas, podemos ver hojas de acanto, puntas de diamante y cabezas humanas.
En su interior de una sola nave y planta de cruz latina, destaca el retablo Mayor con el crucifijo de la Agonía del siglo XVII y una escultura del siglo XVIII de la titular de la iglesia, la Asunción. En la sacristía se encuentra el Museo Parroquial.

Iglesia de la Asunción de Fermoselle

Iglesia de la Asunción de Fermoselle

Iglesia de la Asunción de Fermoselle

Plaza Mayor

Una de las fachadas de la iglesia de la Asunción, se encuentra en la Plaza Mayor de Fermoselle. La plaza mayor está situada en uno de los extremos del cerro, a los pies de lo que fue su castillo. Es el centro neurálgico de la ciudad, está empedrada y rodeada de edificios no muy altos con fachadas de piedra, y soportales.
Aquí también podemos ver el edificio del Ayuntamiento, y la Casa de los Arcos, que acoge en la actualidad la oficina de turismo y la biblioteca. Y por supuesto en la plaza las animadas terrazas de algunos bares y restaurantes. En las fiestas se construye en la plaza mayor una plaza de toros de madera para los encierros populares.

Plaza Mayor de Fermoselle

Plaza Mayor de Fermoselle

Mirador del Castillo

Nos queda subir al lugar donde se encontraba el castillo. Curiosamente es propiedad privada y a pesar de no haber nadie que lo guarde, un cartel y una hucha te invita a depositar un euro por tu visita.

El castillo conocido como de Doña Urraca, fue el último baluarte del obispo Acuña sirviendo de refugio de los comuneros durante la sublevación contra Carlos I. Una vez terminada la disputa a favor del rey fue destruido y en la actualidad tan solo quedan algunos lienzos y restos de cubos, entre ellos, lo que parece ser de la torre del homenaje. Las vistas desde aquí son inmejorables.

Restos del Castillo de Fermoselle

Mirador del Castillo de Fermoselle

Vistas del Mirador del Castillo de Fermoselle

Más miradores

Además del Mirador del Castillo, en Fermoselle hay varios más para contemplar las mejores panorámicas de los Arribes. Cada uno ofrece diferentes vistas de estos y de la localidad, dependiendo de su ubicación. Merece la pena que los recorras todos. Puedes acercarte al Mirador de El Torojón, Mirador del Terraplén, Mirador de Las Peñas y el Mirador de Los Barrancos. Te los marcamos todos en el mapa del final.

Mirador de las Peñas de Fermoselle
Mirador de las Peñas de Fermoselle

Vistas desde el mirador del terraplén, Fermoselle
Vistas desde el mirador del terraplén, Fermoselle

Vistas desde el Mirador del Torojón, Fermoselle
Vistas desde el Mirador del Torojón, Fermoselle

Mirador del Torojón, Fermoselle
Mirador del Torojón, Fermoselle

Mapa con los lugares más interesantes de Fermoselle


Visita a la ermita de Nª Sª del Castillo y Mirador de las Barrancas

Te recomendamos que cuando acabes tu visita a Fermoselle, te dirijas a ver la Ermita de nuestra señora del Castillo y el fantástico Mirador de las Barrancas. Se encuentra en Fariza, a unos 25 kilómetros de Fermoselle, una media hora de distancia. El coche llega hasta la ermita, después merece la pena que des un paseo hasta el mirador.

Junto al aparcamiento se encuentra un cerro la ermita de Nuestra Señora del Castillo en lo alto. A pesar del nombre, aquí no hubo ningún castillo, si no que la palabra proviene de castro. La imagen de la Virgen del Castillo se escondió durante las invasiones musulmanas y se recuperó durante el reinado de Alfonso XI de León. El origen de las peregrinaciones a esta ermita data del siglo XIV.

Y un poco más allá se encuentra el Mirador de las Barrancas, una balconada impresionante al Duero. Una maravilla de vistas donde podrás contemplar el abrupto terreno de las Arribes, no hay palabras para describirlo.

Ermita de Nuestra Señora del Castillo

Mirador de las Barrancas

Mirador de las Barrancas

Qué ver cerca de Fermoselle

Necesitas unos cuantos días para visitar el Parque Natural Arribes del Duero, ya que tiene muchísimo que ver y muchas rutas de senderismo que hacer.
Tienes infinidad de cosas que hacer en Las Arribes, puedes también pasar a Portugal y hacer un bonito e interesante crucero por el río Duero para ver Los Arribes desde otra perspectiva. También puedes acercarte al Pozo de los Humos, a ver su impresionante cascada o a la pequeña población de San Felices de los Gallegos y conocer su patrimonio monumental y sus curiosas tradiciones.

Crucero por el Parque Natural de los Arribes del Duero

El Pozo de los Humos, la joya de las Arribes del Duero

Pinturas de la ermita de San Pelayo, Perazancas


Y hasta aquí nuestra visita a Fermoselle, como has podido ver, es uno de los imprescindibles de los Arribes del Duero y sin duda uno de los pueblos más bonitos de Zamora. Un pueblo merecedor de haber sido declarado Conjunto Histórico Artístico. ¿Lo conoces? ¿Te ha gustado?

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Excelente reportaje, lleno de información y todo ello combinado con las fotografías.... buen trabajo y muchas gracias por compartir... Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti Cesar por leernos. Un abrazo

      Eliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.