Qué ver en Santillana del Mar y sus alrededores

Te propongo un fin de semana por Cantabria en el que visitaremos Santillana del Mar, uno de los Pueblos más bonitos de España. También visitaremos lugares interesantes pertenecientes al municipio, como las famosas Cuevas de Altamira, el primer lugar del planeta donde se identificó arte rupestre del Paleolítico Superior. Y también Santa Justa, una misteriosa ermita excavada en un acantilado digna de salir en un capítulo de Juego de tronos. ¿A que es buen plan?


¿Dónde están Santillana del Mar, Altamira y Santa Justa?


¿Dónde dormir?

Siempre es complicado elegir un lugar donde dormir, al menos nosotros es algo a lo que le damos muchísima importancia y a lo que le dedicamos bastante tiempo. Así que cuando planificamos esta escapada a Santillana del Mar, buscábamos un lugar tranquilo, alejado de un casco urbano, en plena naturaleza, pero bien comunicado para poder desplazarnos a todos los sitios que queríamos ver, sin complicaciones.
Por eso cuando encontramos el hotel La Fuentona de Santillana, no tardamos nada en decidirnos, y lo reservamos directamente por su web.

La Fuentona de Santillana

La Fuentona de Santillana es un pequeño complejo con diferentes zonas, el edificio central es una preciosa casona rehabilitada con la recepción, un precioso salón común, la zona de desayunos y el bar con la terraza frente al jardín. 

Y después dos edificios independientes de planta baja con habitaciones enormes diseñadas con un gusto extraordinario. En el centro el jardín, con zona de juegos para niños, rodeado de flores, pequeños estanques con peces de colores. Y en una pequeña zona independiente, la piscina.

La Fuentona de Santillana

La Fuentona de Santillana

La Fuentona de Santillana

La Fuentona de Santillana

La Fuentona de Santillana

Piscina de La Fuentona de Santillana

Todas las habitaciones son diferentes, cualquiera que te toque te va a encantar, porque están decoradas con un gusto exquisito y además son enormes. Y por fin ¡un hotel con luz regulable! la puedes poner intensa cuando necesitas buscar algo y no dejarte nada por allí perdido.

Habitación de La Fuentona de Santillana

Habitación de La Fuentona de Santillana

Desayuno de La Fuentona de Santillana

La Fuentona de Santillana

Web: https://www.lafuentonadesantillana.com/es-es
Teléfono: +34 683 60 92 46
Dirección: Calle Barrio de Vispieres,
39360 Santillana del Mar, Cantabria
Mail: info@lafuentonadesantillana.com


Santillana del Mar

Al primer lugar que nos dirigimos fue a Santillana del Mar, no es nuestra primera vez allí, pero no nos cansamos de visitarla. Pertenece a la lista de los “Pueblos más bonitos de España" y no nos extraña, porque parece un parque temático del medievo.

Santillana del Mar

Alfonso III, rey de Asturias, mandó construir la ermita bajo la advocación de la Santa Juliana de Nicomedia y así poder custodiar y venerar sus reliquias traídas por unos monjes peregrinos desde Asia Menor. A partir de entonces creció la villa. Y su nombre derivó de la santa ya que Santillana procede de la contracción de “Sancta Iuliana venida del mar”, que derivó en “Santillana del Mar”.

Santillana del Mar tiene un encanto especial, y lo más interesante es que su casco histórico es peatonal. Sólo entran los coches de los que allí viven y furgonetas de reparto, así que para conocerlo a fondo hay dejar el coche en uno de los parkings que hay a las afueras.

Santillana es pequeñito, y tiene dos calles principales: la que llega a la plaza Mayor y la de la Colegiata, pero no te pierdas las pequeñas callejuelas y rincones que las rodean porque todos y cada uno merecen la pena.

Santillana del Mar

Las casas tradicionales son de piedra y en primavera sus balcones de madera rebosan de flores. Los bajos están ocupados en su mayoría de establecimientos comerciales, tiendas de souvenirs, de productos típicos como los sobaos o las quesadas, restaurantes y hoteles. Y también podemos ver muchos palacios de los siglos XVII y XVIII con escudos nobiliarios de grandes familias que allí vivieron, como el Peredo-Barreda, la Casa de los Villa, Casa Valdivieso, Casa de los Hombrones, Casa Velarde, Casa Quevedo y Casa Cossio…

Santillana del Mar

Santillana del Mar

Santillana del Mar

Santillana del Mar

Destaca la Plaza Mayor de Santillana del Mar. En ella se encuentra el Ayuntamiento ubicado en un palacio del siglo XVII. Sobre sus soportales hay un gran balcón con el escudo de armas de la Villa con la corona del marquesado sostenida por leones y sirenas. Y más casonas como la Casa de la Parra y la Casa Águila, o la Casa Barreda Bracho, edificio barroco de finales del siglo XVII en el que se encuentra uno de los dos paradores de Santillana.
También podemos ver en la plaza las construcciones civiles más antiguas de la localidad: la Torre del Merino de estilo gótico y carácter militar y la Torre de Don Borja del siglo XV.

Plaza Mayor de Santillana del Mar

Plaza Mayor de Santillana del Mar

Plaza Mayor de Santillana del Mar

La Plaza del Abad Francisco Navarro está rodeada de dos lugares emblemáticos, además de los palacios, un lavadero y la Colegiata de Santa Juliana.

El lavadero se encuentra al final de la Calle del Río, el nombre no es casual, ya que aquí hay un pequeño río que le proporciona agua, si te fijas lo verás correr por el suelo a su lado.

Santillana del Mar

Santillana del Mar

Y al fondo se encuentra la maravillosa Colegiata de Santa Juliana de Nicomedia. Aquí hubo un monasterio al que los monjes trajeron las reliquias de Santa Juliana.
La iglesia es románica y fue construida en las primeras décadas del siglo XII. Nos encanta la portada, en ella destacan los capiteles con leones y basiliscos y bajo la figura de Santa Juliana, el friso con esculturas de apóstoles, obispos, Adán y Eva en el Pecado Original y el Pantocrátor en el centro.
Merece muchísimo la visita interior, en la iglesia por nombrar alguna de sus maravillas, destaca el sepulcro de Santa Juliana, el retablo del Altar Mayor con tablas hispanoflamencas del siglo XVI, el coro, el órgano barroco, o un Pantocrátor del 1200.
Del claustro no tenemos palabras para describirlo, es una colección de maravillosos capiteles románicos con temas del Antiguo y del Nuevo Testamento. Arcos sobre dobles columnas y pilares de cuatro columnas. Y también hay sarcófagos, un montón de canecillos y motivos heráldicos de cleros y nobles.

Colegiata de Santillana del Mar

Colegiata de Santillana del Mar

En tu paseo por Santillana del Mar verás varios conventos, como el de San Ildefonso, de 1667, al que acudían doncellas de familias de prestigio de los alrededores. O el Convento dominico Regina Coeli, del siglo XVII, que en la actualidad aloja el Museo Diocesano.

Y hay otros museos también muy interesantes, como el Museo de la Tortura en el que explican y muestran los métodos de tortura usados durante la inquisición con objetos originales, que incluso fueron empleados, desde el siglo XIV hasta finales del XIX. Y otro es el Museo fundación Jesús Otero, artista nacido en la localidad en 1908, y que poco antes de morir donó su obra a la Villa.

La gastronomía del lugar es excepcional, ya que el mar y la montaña están próximos, si comes en alguno de sus restaurantes y te apetece algo típico, no dejes de probar el cocido montañés o la ternera de la zona. 

Verás en las tiendas sobaos, quesadas y quesos que tienen fama merecida, tanto en Santillana como en Cantabria, y con mucha historia. Nosotros siempre nos vamos cargados con varias cajas para casa. También muchos productos de artesanía, sobre todo de todo tipo de trabajos de piel.

Tiendas de artesanía, Santillana del Mar


Museo y Cueva de Altamira

A menos de tres kilómetros de Santillana del Mar se encuentra el Museo y Cueva de Altamira, una de las más extraordinarias creaciones artísticas de la Humanidad.

Estas cuevas fueron descubiertas en 1879 por Marcelino Sanz de Sautuola gracias a un desprendimiento. Y a lo largo de casi 300 metros, bisontes, caballos, ciervos, manos y diferentes signos permanecen pintados y grabados desde hace entre 35.000 y 13.000 años, a lo largo de casi 300 metros.

Debido a la masificación de las visitas, la cueva se cerró al público en 1979, aunque en la actualidad hay una visita a la semana para cinco personas de 37 minutos de duración. Imaginamos que la lista de espera será eterna. 
Después se creó el Museo Nacional y Centro de Investigación Altamira y se inauguró la Neocueva en el 2001, una réplica exacta de la cueva original.

Constan de tres espacios: el Gran Salón, la Sala del Pozo y la Cola de Caballo y unas 150 representaciones pictóricas del Paleolítico Superior.

Réplica de la pintura de un bisonte en la Neocueva de Altamira
Alonso de Mendoza, CC BY-SA 4.0 , via Wikimedia Commons

Cuevas de Altamira

Ermita de Santa Justa de Ubiarco

La otra visita que te recomendamos para completar este fin de semana es la Ermita de Santa Justa de Ubiarco. Esta venera a Santa Justa y se construyó en el siglo XVI sobre una del siglo XII. Y en 2010 se declaró bien de interés local. Se celebra su fiesta el 19 de julio.

Esta pequeña ermita está construida en una cueva formada en uno de los acantilados que dan al mar. Está compuesta por dos paredes de piedra con dos ventanas y la puerta y en el interior hay un pequeño altar de madera.

Un lugar realmente espectacular, tanto con sol, como con lluvia. Y algo impresionante en pleamar cuando las olas chocan contra sus paredes.

La ermita de Santa Justa se encuentra en la playa del mismo nombre, allí hay un parking y después un paseo con un chiringuito te conduce hasta ella. A pesar de su buen acceso, la playa es salvaje y tiene bastantes rocas y poca zona de arena y con marea alta casi desaparece. Pero lo mágico del lugar es la ermita, si quieres llegar a ella tienes que ir por un lateral de la playa. Y como te hemos comentado, cuidadito con las olas chocando en sus paredes.

Ermita de Santa Justa, Ubiarco

Ermita de Santa Justa, Ubiarco

¿Quieres más sitios en los alrededores? 

Hay lugares espectaculares que ver en los alrededores y muy cerca, así que si tienes más tiempo te recomendamos que vayas a:

- A 17 km: Comillas
- A 21 km El Parque Natural de las Dunas de Liencres
- A 30 km Santander

Y hasta aquí nuestro recorrido de un fin de semana por el municipio de Santillana del Mar. Como ves, te he llevado a tres lugares maravillosos: Santillana , la ermita de Santa Justa y las Cuevas de Altamira. Un fin de semana bien aprovechado que puedes ampliar si tienes más tiempo. ¿Conocías estos lugares? ¿Has estado en ellos? Cuéntamelo dejándome un comentario.

Publicar un comentario

0 Comentarios