Lugares imprescindibles que ver en Santander

Es complicado escribir sobre una gran ciudad como Santander porque tiene tanto que ver que seguramente nos dejaremos mucho en el tintero. Pero vamos a intentar mostrarte lo que para nosotros es lo más bonito de la capital de Cantabria, una de las ciudades más bonitas del norte de España, y que merece la pena ser visitada en cualquier época del año por lo mucho que ofrece al visitante.

Lugares imprescindibles que ver en Santander


Un poquito de historia

Los restos arqueológicos encontrados en la ciudad nos dicen que sus orígenes se remontan al siglo I. Su primer documento escrito es sobre el privilegio que Sancho II concede al monasterio de San Emeterio en 1068. Se cree que Santander procede del nombre en latín de éste: Sancti Emeterii.

En 1187 Alfonso VIII le concederá el fuero y Santander formará parte de las Cuatro villas de la Mar con Laredo, San Vicente de la Barquera y Castro Urdiales. A partir de entonces, comenzará una expansión que se vería frenada por una epidemia de peste que asoló a la ciudad en 1497. No se reactivaría hasta la apertura del camino de Reinosa en 1753, por el que entraban lanas y harinas castellanas que eran distribuidas por mar con las colonias americanas.

A esto se le sumó que en 1754 Santander se erige como diócesis y el rey Fernando VI le otorga el título de ciudad, convirtiéndose en capital del territorio en 1801.

Su puerto adquiere muchísima importancia en el siglo XIX favorecido por el establecimiento de la vía férrea entre Alar del Rey y Santander. Pero una terrible explosión en los muelles del buque Cabo Machichaco en 1893, frenó su crecimiento.

Desde finales del siglo XIX, la ciudad comienza a ser un destino turístico y de ocio gracias sobre todo a que era frecuentada por la reina Isabel II y también por Alfonso XIII.


Qué ver en Santander

La ciudad de Santander actual es bella y elegante, el mar y la montaña se funden en una sola y la convierte en una de las ciudades costeras más bonitas del norte de España. Acompáñanos a visitar esta ciudad de ambiente señorial, que estamos seguros de que te va a sorprender.

Sus playas

Aunque Santander es turístico en cualquier época del año, cuenta con varias playas urbanas para hacer de la capital un destino perfecto también en verano.
Sus playas suman un total de cinco kilómetros y son todas de arena fina y dorada. La más conocida es sin duda la Playa del Sardinero, dividida en dos por una pequeña península en la que se encuentran los jardines de Piquío. A un lado se llama Primera de El Sardinero y al otro Segunda de El Sardinero.
Otras de las playas que aquí puedes ver son El Camello, Los Bikinis, La Magdalena o Los Peligros por nombrar las más grandes.

Playa del Sardinero, Santander

Playa de los Camellos, Santander

Edificios de El Sardinero

En la zona de la Playa del Sardinero podemos ver varios edificios emblemáticos de la ciudad, construidos a raíz de la construcción del palacio de la Magdalena. 
Juan Pombo Conejo ideó para El Sardinero un complejo turístico con un balneario (hoy restaurante Río) con bañeras para tomar las aguas marinas con algas; un casino, en el mismo solar que ocupa el que hoy conocemos; el Gran Hotel, hoy llamado Sardinero. A todo esto le añadió un tren para facilitar la llegada a los turistas y una oficina de información turística.
Juan Pombo sería recompensado con el título de marqués de Casa Pombo por su trabajo en favor de la ciudad y de la monarquía española.

Casino de Santander

Gran Hotel de Santander

La Península de la Magdalena

Esta bonita península es muy transitada por los santaderinos, ya que es un precioso espacio verde de 24,5 hectáreas con un montón de cosas que ver y hacer. 
Es perfecto para caminar, pero también puedes recorrerlo en “el Magdaleno", así es como se llama a su trenecito turístico que te pasea por allí mientras escuchas la historia del lugar.

La península cuenta con la Real Sociedad de Tenis, un parque marino, el Museo el Hombre y el mar, El Palacio de la Magdalena, las caballerizas reales, el faro de la Cerdá, el Embarcadero Real y varios monumentos.

Península de la Magdalena, Santander

Península de la Magdalena, Santander

Real Sociedad de Tenis

La Real Sociedad de Tenis es un club privado fundado en 1906 para la alta sociedad santanderina, siendo el rey Alfonso XIII fue el primer presidente de Honor del Club.

El parque marino

Este pequeño parque marino aprovecha las rocas del acantilado y la entrada del agua del mar, para que puedas contemplar leones marinos, focas y pingüinos.

Zoo marino de la Península de la Magdalena, Santander

Museo El Hombre y la mar

En una bonita plaza podrás ver los tres galeones originales utilizados en 1978 por Vital Alsar Ramírez, cántabro que en 1978 surcó el Océano Atlántico. Y a su lado, una balsa de madera en la que Alsar junto con otras tres personas, atravesaron el Pacífico.

Museo del hombre y la mar, Península de la Magdalena, Santander

Palacio de la Magdalena

Pero lo que más destaca de todo es sin duda el Palacio de la Magdalena, situado en lo más alto de la Península de La Magdalena.
Se construyó entre 1908 y 1912 como regalo del Ayuntamiento de Santander a los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, para que lo utilizasen como residencia de verano, y que se consolidara así la tradición estival de la ciudad y su provincia. 
Así fue como los reyes y sus hijos disfrutaron del lugar entre 1913 y 1930. A partir de la II República, lo usos a los que se sometió lo deterioraron, y en 1977 el Ayuntamiento lo adquirió terminando la rehabilitación en 1995.
Desde entonces el Palacio de la Magdalena es sede de congresos y en verano es cedido a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) como centro de sus actividades. Se puede visitar un museo en el interior con patrimonio real.

Palacio de la Magdalena, Santander

Palacio de la Magdalena, Santander

Puerto Chico

Nos dirigimos ahora a Puertochico, una antigua zona de pescadores que en la actualidad tiene aire señorial como todo Santander. Esta zona es muy transitada, y frente a su puerto deportivo hay una buena oferta comercial y de ocio.

Puerto Chico, Santander

Paseo de Pereda

Aquí comienza el elegante Paseo de Pereda en el que vemos la divertida escultura de unos niños saltando al agua: Los Raqueros. Esta zona ganada al mar fue muelle portuario en sus orígenes en 1805. Las casas tienen miradores y balcones orientadas mirando al mar, este conjunto de edificaciones es de estilo clásico-barroco afrancesado y se construyeron entre 1872 y 1875.

Y en el paseo llama la atención el Palacete del Embarcadero, un edificio de 1932, que funcionó como estación de pasajeros y cuartel de la Policía Armada. Desde 1985 es una sala de exposiciones y conferencias y sirve para difundir la cultura y el patrimonio marítimo-portuario.

Los raqueros de Santander

Palacete del embarcadero de Santander

Centro Botín

Al final del paseo se encuentran los bonitos jardines de Pereda, renovados para acoger el Centro Botín. Un centro de arte que tiene como objetivo crear un espacio para el arte, la cultura y la formación. Una visita imprescindible en tu visita a la ciudad, aquí tienes las exposiciones y horarios por si te animas a visitarlo.

Centro Botín de Santander

Edificio del Banco de Santander

Al otro lado de los jardines se encuentra el edificio con la sede social del Banco de Santander. Se construyó entre los años 1919 y 1923 respetando la calle que lo atraviesa por medio de un arco. En la fachada principal por debajo del frontón se puede leer la leyenda Banco de Santander y lo coronan cuatro esculturas que representan las artes, la cultura, el comercio y la navegación.

Edificio del Banco Santander. Santander

Catedral de la Asunción de Santander

De aquí nos dirigimos a la Catedral de Santander, para entender su construcción tenemos que remontarnos al siglo VIII. Tras la entrada de los musulmanes los cristianos trajeron a este lugar las cabezas de Emeterio y Celedonio y las enterraron en las termas romanas que allí existían. Estos soldados romanos fueron martirizados en el año 299.
El lugar se convirtió pronto en santuario, luego en monasterio, y durante el reinado de Alfonso VII, fue convertido en colegiata de Patronato Real. A mediados del siglo XVIII fue declarada catedral, tras su separación del obispado de Burgos.

La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción es de exterior austero, debido principalmente al incendio que sufrió en 1941 y por lo que tuvo que ser reconstruida. Fue declarada monumento nacional en 1931.

Catedral de Santander

Cripta

Comenzamos viendo la Cripta de la catedral, también conocida como la Iglesia de Cristo se encuentra bajo la catedral. Es bellísima y fue construida a finales del siglo XII y principios del XIII en estilo románico de transición al gótico.
Tiene poca altura y una cabecera de triple ábside poligonal, y tres naves de cuatro tramos separadas con robustos pilares cruciformes con columnas adosadas. Puedes ver en el suelo de la nave del Evangelio, un cristal que protege las termas romanas sobre las que se construyó el templo. Y también se encuentran allí las reliquias de los Santos Mártires.

Cripta de la Catedral de Santander

La iglesia

La iglesia se levantó entre finales del siglo XIII y el XIV, tras finalizarse la construcción de la cripta. Tiene planta basilical de tres naves separadas por pilares fasciculados y arcos apuntados y bóvedas de crucería. Es principalmente de estilo gótico y tiene capillas de estilo barroco.

Catedral de Santander

Catedral de Santander

El claustro

Cuando se acabó la iglesia alta se construyó el claustro gótico. Tiene grupos de cuatro arcos apuntados rodeados por un arco escarzano, y entre estos grupos, grandes contrafuertes que soportan los nervios cruceros de las bóvedas de crucería de las galerías.

Claustro de la Catedral de Santander

Claustro de la Catedral de Santander

Horarios de la catedral

De lunes a viernes, de 10 a 13 y de 16,30 a 19
Torre de la catedral: de martes 18 y por la tarde a domingo 11:45

Son gratuitas y te debes de apuntar en la Oficina de Turismo de los jardines de Pereda. Para más información: 942 20 30 99

La muralla medieval

Con la visita a la catedral puedes ver los restos arqueológicos de la antigua muralla medieval, unos 25 metros descubiertos en unas excavaciones realizadas en 2006 en la Plaza Porticada. También es gratuito.

Plazas, calles y edificios del centro

Ahora nos dirigimos al corazón de la ciudad para ver las calles, plazas y edificios más emblemáticos de Santander y que merece la pena conocer.

Plaza del Ayuntamiento

Comenzamos en la plaza del donde se encuentra el Ayuntamiento de Santander, de estilo ecléctico y construido en 1907 sobre el antiguo convento de San Francisco.
Detrás de encuentra el Mercado de la Esperanza de 1904, con una arquitectura similar a otros mercados europeos de la época con una estructura de hierro y vidrio. Destaca en su venta los pescados y mariscos.

Ayuntamiento de Santander

Iglesia de la Anunciación

Nos dirigimos por la calle comercial Juan Herrera para ver la siguiente plaza, entre gran cantidad de comercios vemos la Iglesia de la Anunciación declarada Bien de Interés Cultural en 1992. Es considerada uno de los mejores ejemplos de arquitectura renacentista de Cantabria.

Iglesia de la Anunciación de Santander

Plaza Porticada

Llegamos así a la Plaza Porticada o de Pedro Velarde, construida en 1952, años después del gran incendio que devasta la ciudad. Consta de dos edificios de estilo neo-herreriano con estatuas alegóricas de la beneficencia y el ahorro. En una remodelación se encontraron restos de la muralla medieval, de la Puerta del Mar, búnkeres y refugios antiaéreos de la Guerra Civil cuya entrada puedes ver en la siguiente plaza, la del Príncipe.

Plaza porticada de Santander

Refugios anti aereo de Santander

Mercado del Este

A continuación, se encuentra el Mercado del Este edificado en 1842. Es de ladrillo, madera y hierro y tiene como particularidad el concepto de galería comercial, ya que tiene locales comerciales a lo largo de calles. Además, hay espacios culturales y exposiciones.

Mercado del Este de Santander

Plaza Pombo

La siguiente es la Plaza Pombo, por la que los santanderinos han pasado durante décadas a cambiar cromos los domingos. En ella destaca la Casa Pombo de 1875, residencia del Marqués de Pombo y sede del Real Club de Regatas de Santander desde 1899, la sociedad recreativa más antigua de la ciudad.

Plaza Pombo de Santander

Plaza Cañadío

Y llegamos a la plaza Cañadío, en ella se encuentra la Iglesia de Santa Lucía construida entre 1854 y 1868, en estilo ecléctico. Llama la atención su enorme pórtico con columnas jónicas. Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1987.

Iglesia de Santa Lucía, playa Cañadío de Santander

De vinos y tapas

Por la calle Hernán Cortés, Daoiz y Velarde, Santa Lucía y la plaza Cañadío hay gran cantidad de terrazas, bares para tomar tapas, restaurantes y locales de copas, algunos son clásicos obligados en tu visita a Santander como la Bodega Cigaleña, Casa Ajero, el Rampalay, el Cañadío o Bodegas la Conveniente.
Hay otra zona en la Calle Tetuán con unos cuantos restaurantes y marisquerías interesantes que te recomiendo. Se encuentra junto al paseo de la Fama con estrellas en el suelo dedicadas a cántabros famosos.

Qué ver en Santander



Y hasta aquí nuestra visita a la bellísima ciudad de Santander que si no la conoces te habrás dado cuenta que tiene mucho que ver y que hacer y que te recomendamos. Si ya la conoces, ¿echas de menos algún lugar que consideras imprescindible en una visita que "se precie" a la ciudad? Cuéntanoslo dejándonos un comentario.

Publicar un comentario

5 Comentarios

  1. De pequeña iba muchos veranos a Santander, aunque fuera a pasar el día y hace dos años tuve el placer de pasar unos días allí y recordar lo bonita que el la ciudad, ojala hubiera leído entonces la entrada, no se me habría escapado nada de lo que hay que visitar, ahora me tocará volver, lo que será un placer. Gracias por compartir, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¿En qué momento fuiste que no hay ni cuatro gatos en las fotos? Precisamente has destacado lo más conocido de la ciudad, lo más señorial (quitando el centro Botín), y eso suele estar lleno, de locales y turistas. Hay otras zonas conocidas pero no tan bonitas, así que,aunque conozco la ciudad mejor que tú, no le voy a poner pegas al post jajaja,bss!

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa, me parece un lugar que te deja sin palabras, tanto por sus paisajes como por su arquitectura. La Cripta me ha parecido impresionante. En cuanto pueda viajar, sin duda el Norte será mi destino. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Que hermosa ciudad es Santander, tiene muchos rincones dignos de recorrer, me quedo deslumbrada con la belleza del lugar, sus palacios, playas y su arquitectura en general es realmente hermosa, ha sido como dar un paseo virtual con todas las imágenes que nos has compartido.

    ResponderEliminar
  5. Holaaaaaaaaaaaaaa!
    Interesante el post, porque Santander nunca lo había tenido en cuenta a la hora de programar un viaje, pero con esta entrada lo tendré en cuenta más adelante. Gracias por compartir un trozo de ella.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.