Consejos para viajar a Suiza

Acabamos de estar unos días en Suiza y nos gustaría contarte unas cosillas y darte unos consejos por si tienes intención de hacer un viaje a este maravilloso país que nos ha enamorado. Hay algunas normas y costumbres que son un poco diferentes al resto de países europeos, así que si tienes pensado ir y vas a planificar un viaje, te recomiendo que sigas leyendo.


Consejos para viajar a Suiza


Lo primero de todo una advertencia que seguro que ya has oído, Suiza es tremendamente cara. No solo son caros sus hoteles y restaurantes, lo son también los supermercados, la gasolina los museos... Todo tiene su explicación, sus sueldos son altos y sus impuestos bajos.


Consejos para viajar a Suiza

Las carreteras y los peajes de Francia

Si como nosotros vas a ir a Suiza en coche, y partes desde España, ya estarás familiarizado con el precio de sus peajes.

Atravesar Francia para llegar a Suiza no es nada barato, calcula que desde Irún hasta Suiza pagarás unos 80€ y desde la Jonquera unos 55€.


Eso sí, en su defensa decir que las autopistas francesas están maravillosamente cuidadas y cada pocos kilómetros hay áreas de servicio con gasolineras y restaurantes y áreas de descanso con aseos gratuitos y además muy bien cuidados.

A esto por supuesto hay que sumarle la gasolina/gasoil, que en Francia está más cara que en España. Así que justo antes de pasar la frontera, a llenar el depósito.
Y en Suiza está más cara que en Francia, con lo que hay que llenar el depósito de nuevo justo antes de entrar en el país.

La Vignette

¿Bueno ya llegamos a Suiza? Y ahora, ¿cuánto cuestan los peajes?

Pues esa es la buena noticia (o mala si vas a estar pocos días). Porque en Suiza no hay peajes (por mucho que el GPS se empeñe en anunciarlo). En Suiza hay que pagar un impuesto anual que se llama Vignette. 

La Vignette es una pegatina que se pega en el cristal delantero del coche y que vale para un año completo. Realmente para un año y un mes, ya que tiene vigencia desde el 1 de enero hasta el 31 de enero del año siguiente. 
La verdad es que resulta muy cómodo si vas a estar bastantes días sobre todo por el incordio de los peajes y los atascos que a veces ocasionan.


¿Y dónde compro la vignette?

Si eres de los previsores puedes comprarla online. Pero no es necesario, en la frontera de Suiza, todas las oficinas de aduanas venden la viñeta. Y en el mismo país se puede comprar en las oficinas de correos y gasolineras. Esto último no te lo recomiendo ya que las cámaras de la autopista detectan a los infractores y las multas son altas.

En la frontera por la que pasamos nosotros, junto a Ginebra, hay un edificio justo antes de atravesar el control en el lado francés, con letreros que lo anuncian. No hay error, además allí mismo puedes cambiar dinero. En Suiza no se usa el euro, pero eso te lo cuento luego.

La Vignette del 2019 nos costó 36€. 

Aduana de Siuza y dónde comprar la Vignette

Aduana de Siuza y dónde comprar la Vignette

Velocidad en las autopistas

En Francia la que la velocidad máxima de sus autopistas es de 130 km/hora, y en Suiza hay que andar con ojo porque baja a 120 km/hora.

Además fíjate en la señalización de las autopistas, mientras que en Francia es azul, en Suiza es verde.

señalización de las autopistas

Gasolineras de Suiza

Como en la mayoría de las gasolineras europeas, en Suiza hay dos tipos de modos de pago del combustible, el Pago por adelantado: en efectivo o con tarjeta, y el Pago post-carga.
Todo depende de la estación de servicio, pero son muy intuitivas e incluso en algunas puedes cambiar el idioma.
Si es por adelantado y no ves en el surtidor ninguna ranura para tarjeta o dinero, vas al control, dices el número en el que estás y lo que quieres gastar, vuelves y lo cargas. Y si te deja, pues justo al revés, cargas, vas al control dices el número y pagas.

Eso sí, no hay que mover el coche hasta que acabes del todo, los suizos no se entretienen pero tampoco se les ve correr.

Requisitos para entrar en Suiza

Muchos no saben que Suiza no pertenece a la Unión Europea y por ello los requisitos para entrar son un poco diferentes al resto de países miembros..

Los ciudadanos de la Unión Europea (UE), la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Israel, Singapur, así como los países miembros del espacio Schengen no necesitan visado para entrar y permanecer durante 90 días en Suiza.

Datos de Swiss Info, entra en su web si no perteneces a uno de los países nombrados o por si necesitas saber más.

Para entrar necesitas el carnet de identidad de un país perteneciente a la UE/EFTA o un pasaporte.  (Nosotros siempre llevamos las dos cosas)

La moneda

La moneda suiza es el franco suizo, su código abreviatura oficial es CHF y su símbolo Fr. Cada franco se divide en cien céntimos. Las monedas son de 5, 10 y 20 céntimos y de 1/2, 1, 2 y 5 francos. Ya no se usan ni las de 1 ni las de 2 céntimos. Hay billetes de 10, 20, 50, 100, 200 y 1000 francos.

El cambio que tuvimos nosotros en el banco fue  1CHF - 0,90€. Puedes mirar en esta página el cambio en tiempo real.

En Suiza hay un montón de casas de cambio de moneda y parece ser, (nosotros no lo comprobamos) que puedes pagar en euros y te dan el cambio en CHF (ellos salen ganando claro).

Nosotros preferimos siempre llevar algo desde "casa" y después usar la tarjeta lo máximo posible. Ellos usan la tarjeta para prácticamente todo. En todos los datáfonos suizos, justo antes de pagar, puedes elegir la opción CHF o €

Moneda de Suiza

Aparcar 

Bueno ya sabemos unas cuantas cosillas, ahora le toca el turno al aparcamiento, es fácil. pero hay que tener en cuenta que en cada ciudad las máquinas son diferentes.

Para poder aparcar, el suelo debe de estar marcado con rayas blancas o azules, dependiendo de la localidad, si son amarillas NO SE PUEDE. Los hay que te dejan un par de horas gratis y los hay que ni medio minuto, pero tranquil@, porque está perfectamente aclarado, delante de cada zona hay un parquímetro o alguna señal.

Cuando veas un número en el suelo, ese es el número por el que debes de pagar. Hay dos tipos de máquinas diferentes. Una que es como en España que pagas el tiempo que quieras y pones el papelito en el salpicadero. Y otras que llegas, marcas el número de tu plaza y metes el dinero pero no hay ranura para que salga el papel, no pasa nada queda registrado. Tan solo tienes que pulsar tu número y comprobar el tiempo por el que has pagado.

No te confíes y pienses que como en la mayoría de los sitios de España, no se paga los domingos o a mediodía. Cada ciudad es diferente, lee las normas en cada localidad.

Parquímetros de Suiza

En este puedes comprobar si al anterior usuario le sobraron minutos

Parking vigilado

Si te vas a quedar todo el día, es mejor que vayas a un Parking vigilado, te sale mucho más barato en proporción. Es una de las pocas cosas que no es más caro que en España.

Disco Horario

En ciertos lugares, no se paga pero hay una limitación horaria y tienes que poner un disco horario con la hora de llegada en el salpicadero.
Pídelo en las oficinas de turismo, es gratis y conviene tenerlo. Nosotros solo lo usamos en el aparcamiento del Castillo de Chillón.

Disco horario

Señal de disco horario

Idioma

Cuatro son los idiomas oficiales en los que se habla en Suiza: alemán, francés, italiano y romanche. Dependiendo la zona se habla uno u otro, es curioso ir por una autopista en la que para salir pone Sortie y a los cinco minutos Ausgang. En esta distribución del idioma, el predominante es el alemán,  seguido del francés. La suerte es que practicamente todo el mundo domina el inglés, o al menos se defiende.

Corriente y enchufes

En Suiza el voltaje es de 230V/50 Hz, como en la mayoría de los países europeos. Pero hay una pequeña pega, se utiliza la clavija tipo C bipolar y la del tipo J de tres patillas.

Enchufes de Suiza

En España las clavijas que usamos son del tipo C con dos patillas y no hay problema, pero si son de las redondas como las de algunos electrodomésticos o las de los ordenadores no entran.

La buena noticia es que no hace falta un adaptador suizo, tan solo necesitarías un ladrón que acabe en clavija C.

Clavija ancha y ladrón

La comida

La cocina suiza es al igual que su idioma, una combinación de la francesa, la alemana y de la italiana. Está claro que no puedes marcharte del país sin probar algunos de sus platos y productos típicos.
La Fondue es uno de ellos, el queso se funde en una olla en el que se mete pan, patata cocida pepinillos y cebolletas... clavadas en un pincho (¿no se te viene a la mente Asterix en Helvetía?). 


La Raclette es un queso que te traen fundido y lo "rascan" para echarte en el plato una lámina fundida y lo acompañes con los mismos ingredientes que en la fondue. También hay una mezcla de patatas, macarrones, queso y cebollas gratinado acompañada de una salsa de manzana, esto se llama Älplermagronen. Otro de los platos es el Rosti, una especie de tortilla a base de panceta, cebolla y patatas. 
El queso es el protagonista de la mayoría de los platos típicos, pero no podemos olvidarnos de el chocolate suizo del que dicen que Suiza fue el primero que lo elaboró tal y como lo conocemos ahora.

Y hasta aquí todos los consejos y recomendaciones que nos parece que pueden ser interesante si estás organizando un viaje a este país. Nosotros acabamos de volver y nos hubiese venido bien haber leído algo así. 

Me encantaría que me dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leído.
Puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y nuestro canal de YouTube

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Es curioso esto de la Vignete, porque es un sistema que funciona en muchos países de Europa y la verdad es que te olvidas de estar pagando cada dos por tres. Creo que 39 euros es lo que se paga para ir de BCN a Valencia y regresar... o sea que, al menos, esto, no resulta caro.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen,
    Genial post para orgnizar un viaje a Suiza. Nosotros estuvimos el año pasado en Lugano pero nos movimos en transporte público, llegamos en tren y en la ciudad a pie :)
    Lo que sí comparto contigo es que es carísimo, en el súper aluciné con los precios de algunas cosas básicas...Eso sí, la ciudad estaba que parecía un decorado de bonita y cuidada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.