5/11/18

Sangüesa y su joya románica: Santa María La Real

Hoy nos dirigimos a Sangüesa, hermoso pueblo bañado por las aguas del río Aragón, que constituía en la Edad Media una etapa importante del camino hacia Compostela. A ella acudían los peregrinos que llegaban de Jaca por la carretera de Somport, para venerar a la Virgen de Rocamador, cobijada en la Iglesia de Santa María la Real, obra cumbre del románico.

Sangüesa y su joya románica: Santa María La Real

¿Sabes dónde está Sangüesa?

Sangüesa es cabeza de la merindad del mismo nombre, de la Comunidad Foral de Navarra, en España.
Se encuentra a tan solo 44 km de Pamplona, capital de la comunidad y está situada en la Zona Media de Navarra junto al río Aragón entre montañas.
Muchas son las joyas arquitectónicas que nos tiene preparadas esta villa jacobea, palacios, caserones, animadas calles, conventos e interesantes iglesias, entre las que se encuentra una obra cumbre del románico, la Iglesia de Santa María la Real, declarada Monumento Nacional.
Pero vamos poco a poco, acompáñame en este bonito paseo lleno de arte, ya que como bien dicen de ella: Sangüesa tiene un monumento en cada calle. 

¿Qué vimos en Sangüesa?

Aparcamos en la plaza de los Fueros frente al Convento de San Francisco de Asís. Según cuenta la tradición, San Francisco de Asís, fundó la primera comunidad franciscana en la localidad a su vuelta de Santiago de Compostela en el año 1213. Y en su honor, en este lugar, el rey Teobaldo II fundó esta iglesia en 1266, que se amplió en convento. Destaca su portada gótica de arco apuntado abocinado por cuatro arquivoltas y capiteles decorados con motivos vegetales, su claustro gótico del siglo XIV, y la colección de estelas funerarias.

Allí mismo comienza la Calle Mayor, eje principal de la ciudad, en la que pudimos ver bellos palacios y casas señoriales con blasones que nos cuentan quien fue su primer propietario. 

Calle Mayor de Sangüesa

El primero que vemos es el el Palacio de los Sebastianes, tardo-gótico del siglo XV con dos portales gemelos apuntados y escudos en las claves. Y a continuación el Palacio de París Íñiguez Abarca, edificio del siglo XVI de estilo renacentista en el que destaca el maravilloso alero de madera que sobresale de la fachada. 

Palacio de París Íñiguez Abarca y d elos Sebastianes, Sangüesa

Uno de los que más destacan en la calle es el palacio en que se aloja la Casa Consistorial, construido en 1570 con una sobria fachada renacentista decorada con una bonita galería porticada de cuatro arcos rebajados, conocida como Las Arcadas. También su alero es espectacular.

Casa Consistorial de Sangüesa, Navarra

Casa Consistorial de Sangüesa, Navarra



Atravesando sus arcadas se encuentra la plaza de los arcos, antigua plaza de armas del palacio que vemos al fondo, y lugar donde se hace el mercado semanal.

Ayuntamiento desde la Plaza de los Arcos de Sangüesa, Navarra

El Palacio Príncipe de Viana es mezcla de castillo y palacio, para su construcción se aprovechó un lienzo de la muralla y su foso, situados entre dos torres almenadas.
En el siglo XIII la torre oriental se usó como vivienda real y en el siglo XIV se completó con otro palacio, cerrando la plaza de armas, en el que reyes navarros se alojaron en muchas ocasiones y se celebraron las Cortes del Reino

Palacio Príncipe de Viana desde la Plaza de los Arcos de Sangüesa, Navarra


Palacio Príncipe de Viana, Sangüesa

Otro de los palacios que destacan en la Calle Mayor, que por desgracia se encuentra en muy malas condiciones, es el de los Iñiguez-Abarca construido en 1601 y en el que destacan los dos balcones con barandillas de hierro forjado y por supuesto el alero de madera.
A su lado se encuentra el palacio de Añués, de estilo gótico del siglo XV, con un gran portal apuntado de entrada gemelo a otro que desapareció, y arcos conopiales con tracerías flamígeras en sus bellos ventanales. Y la galería superior de arcos apuntados bajo el alero de madera.

Palacio de Añués, Sangüesa

La Iglesia de Santa María la Real

Casi al final de la calle Mayor se encuentra la Iglesia de Santa María la Real, la joya de Sangüesa, fundada por los caballeros hospitalarios de San Juan.
Su portada románica de finales del siglo XII es extraordinaria y la convierte en una de las obras más importantes de su estilo. La zona más alta está dedicada al Cielo, en ella aparece Cristo rodeado de los símbolos de los evangelistas, y la parte inferior está dedicada al Juicio Final, con Cristo juzgando a los hombres. En las arquivoltas está representada toda la sociedad medieval: guerreros, clérigos, peregrinos, músicos y artesanos. A un lado entre otras representaciones; se puede ver la famosa leyenda nórdica de Sigurd y el herrero Regín, con el dragón Fafner, testigo de la enorme influencia que el Camino de Santiago ejerció en Sangüesa.
En la Iglesia de Santa María la Real se aprecia la evolución del románico al gótico. Tiene planta románica de tres naves, siendo mayor la central y una triple cabecera con tres ábsides semicirculares. En su decoración interior destaca el retablo mayor de estilo plateresco aragonés del siglo XVI con la imagen gótica de Nuestra Señora de Rocamador realizada en plata a finales del siglo XIII en la que la Virgen tiene al Niño sentado de frente sobre su pierna izquierda.

No se sabe con exactitud cuando llegó a Sangüesa el culto a la Virgen de Rocamador, puede que se debiese a que algún rey navarro, trajese tras un viaje la devoción de la localidad francesa de Rocamadour, uno de los centros de peregrinación más importantes de la Cristiandad. En Navarra además podemos verla en Estella o en Olite.

Iglesia de Santa María la Real, Sangüesa
Iglesia de Santa María la Real

Iglesia de Santa María la Real, Sangüesa
Iglesia de Santa María la Real

Iglesia de Santa María la Real, Sangüesa
Iglesia de Santa María la Real, Sangüesa

Junto a la Iglesia de Santa María la Real, se encuentra el río Aragón, y el puente metálico que lo cruza. El que hoy en día vemos, fue construido en 1892 en sustitución a otro de finales del siglo XI que se hizo en tiempos de Sancho Ramírez, y que servía como paso de Navarra hacia Aragón.

Río Aragón, Sangüesa
Puente metálico sobre el Río Aragón, Sangüesa

Puente metálico sobre el Río Aragón, Sangüesa

En la Calle de Alfonso el Batallador, se encuentra otro bello edificio civil, se trata del Palacio Ongay-Vallesantoro, actual Casa de Cultura, con una espectacular puerta de entrada coronada por un gran alero de madera.

Palacio Ongay-Vallesantoro, Sangüesa

Palacio Ongay-Vallesantoro, Sangüesa

Y nos quedan por conocer dos templos, el primero es la iglesia de San Salvador de estilo gótico construida entre los siglos XIII y XIV y fundada por Doce Caballeros de Sangüesa. Tiene fuertes muros de piedra con potentes contrafuertes y altos ventanales apuntados, y un pórtico del siglo XVI que protege la bella portada que representa el juicio final. En su interior con planta de una única nave y cabecera poligonal, se aloja un bello retablo romanista del siglo XVII.

 Iglesia de San Salvador, Sangüesa

 Iglesia de San Salvador, Sangüesa

La Iglesia de Santiago, en la que se venera al apostol, se comenzó a construir en estilo románico y se continuó en estilo gótico, por lo que es un templo de transición. Del siglo XII y de estilo románico son los tres ábsides de la cabecera y la portada principal, en el siglo XIII se estructuraron las tres naves y se cubrieron con bóveda de crucería simple, en el siglo XIV se levantó la torre almenada de planta cuadrada con aspecto de fortaleza y del siglo XVII se hizo la portada principal en la que podemos ver su tímpano al apóstol Santiago sobre una concha que representa la Ruta Jacobea con dos peregrinos arrodillados rezando a sus lados.
En el interior destacan los abundantes adornos jacobeos como bordones, vieiras o calabazas. El retablo mayor del siglo XVIII, la capilla del Corazón de Jesús, del Crucificado, la de Nuestra Señora de las Nieves, o la Capilla Bautismal en la que se puede ver el retablo plateresco de San Eloy del siglo XVI. La Iglesia de Santiago fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1977.

 Iglesia de Santiago, Sangüesa

 Iglesia de Santiago, Sangüesa


 Iglesia de Santiago, Sangüesa

 Iglesia de Santiago, Sangüesa

Este es el mapa con los lugares de los que he hablado

Gastronomía

La villa es un buen sitio para degustar la cocina navarra tradicional. Son típicas las pochas, pequeñas alubias blancas que antes de madurar son cocinadas haciendo de este un plato excelente que se puede comer en los restaurantes de la ciudad solas, con verduras o con carne. También es afamado su cordero al chilindrón, o el ajoarriero. Y en cuanto a los postres las virutas de San José o los huesos de Santo.

Oficina de Turismo

 Calle Mayor 2, (frente a la Iglesia de Santa María la Real)
 31400 Sangüesa (Navarra).
Teléfono: 948 87 14 11.
Email: oit.sanguesa@navarra.es

¿Dónde dormir?

Si te apetece quedarte a dormir, hay bastantes opciones para hacerlo tanto en la villa como en las inmediaciones. Reserva comparando precios y localizaciones, y leyendo las opiniones de otros usuarios para hacer una buena elección.

¿Qué ver cerca de Sangüesa?

Puedes visitar el Monasterio de Leyre, uno de los conjuntos monásticos más importantes de España por su arquitectura e importancia histórica. Y el Castillo de Javier, lugar donde nació el Santo en 1506 y formado en la actualidad por la basílica, el Castillo con el museo, y el Centro de espiritualidad.
También puedes conocer Artajona, Olite, Tudela, Viana, Estella, La iglesia del santo Sepulcro de Torres del Río, Ujué... y por supuesto la capital: Pamplona.
Después de recorrer la villa jacobea, llegamos de nuevo a la Calle Mayor y nos dirigimos al coche para poner fin a nuestra visita. Nos dirigimos ahora a conocer Ujué.

Fuente principal: Tríptico de oficina de turismo y página del ayuntamiento de Sangüesa

Me encantaría que me dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leído.
Puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter, Instagram, Google+, Pinterest y nuestro canal de YouTube
Share:

6 comentarios:

  1. La verdad es que jamás había oído hablar de esta población. La Casa Consistorial de tipo renacentista me ha recordado un poquito a algunos de los ayuntamientos del Matarraña Pero lo más bonito, desde luego, está colegiata. Una joyita del románico, pero con una preciosa portalada gótica. Realmente espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi no me suena Matarraña Jordi jajajaj, estamos empatados. Efectivamente, lo más bonito es la colegiata, es una maravilla. un beso!

      Eliminar
  2. Nos encanta que nos descubran sitios, sobre todo si son lugares de lo cuales no hemos oído hablar nunca. Tenemos pendiente un viaje por el norte, y seguro que agregamos Sangüesa a nuestro recorrido. A nuestra peque le encanta los palacios, así que serian visita obligada. Por cierto me encantan los puentes, y este puente metálico bien merece unas fotos... ¿No tiene nombre? ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro haberoslo enseñado. La verdad es que el puente es precioso, que yo sepa el puente no tiene nombre, o si, depende como lo mires, porque se llama Puente metálico sobre el Aragón.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Sólo concocía Sangüesa de oídas, pero veo que tiene mucho que ofrecer, no sabía eso de que "Sangüesa tiene un monumento en cada calle".

    Los blasones y los ayuntamientos con arcos en los bajos son típicos por Navarra y país Vasco, me han recordado a nuestro último viaje por el norte.

    Curiosa la relación entre estas localidades Navarras y Rocamadour...probablemente el camino de Santiago tenga "la culpa", ¿no?

    Prometo visitar la población cuando vuelva a Navarra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Navarra tiene muchísimos pueblos bonitos, Sangüesa es uno de ellos y la Colegiata es maravillosa. Un rey Navarro la trajo por Sangüesa en un viaje a Rocamadour.
      Un saludo

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.