6/11/17

San Pedro de Villanueva, bello ejemplo del románico asturiano

Puede que no te suene de nada el Monasterio de San Pedro de Villanueva y por eso hoy quiero enseñártelo. Este convento, hoy convertido en Parador de Turismo, declarado Monumento histórico-artístico desde el año 1907, es uno de los ejemplos más importantes del románico asturiano. Se encuentra a escasos tres kilómetros de Cangas de Onís, en el Principado de Asturias.



El Monasterio de San Pedro de Villanueva, hoy en día Parador de Turismo, fue uno de los más importantes del oriente asturiano, era benedictino y estaba formado por la iglesia con su torre y el monasterio con las dependencias habituales y su claustro. El primitivo se cree que se construyó en el siglo VIII durante el reinado del rey asturiano Alfonso I (739-757), sin embargo los primeros documentos escritos son del siglo XII, por lo que no se sabe con exactitud.

Monasterio de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís

Monasterio de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís

Cuenta la leyenda que la iglesia está construida en el lugar donde un oso mató al rey Favila. Aunque no fuese este su lugar exacto, lo que es cierto es que su hermana Hermesinda mujer de Alfonso I, quiso que se construyese para acoger su panteón. El emplazamiento no puede ser más idílico, a orillas del río Sella y rodeado de los espectaculares Picos de Europa.

🎣 El río Sella y el Narcea son los principales ríos salmoneros de Asturias, los derechos de su pesca en el año 775 eran de la monarquía asturiana, y pasaron al clero, a la nobleza, o a algunos monasterios según el río donde se ubicaban. No fue hasta el siglo XIX cuando los derechos pasaron a ser del Estado.

Este monasterio tuvo cierto poder y control sobre el río Sella y tocaba las campanas cuando se pescaba el primer salmón, por ello es conocido como "campanu".

Del panteón de Favila y de la basílica prerrománica no queda nada, ya que en el siglo XII se reformó en estilo románico, de las reformas posteriores quedan los tres ábsides y los restos del claustro primitivo. Entre 1675 y 1700 se añadió el claustro actual y la torre con el campanario. El monasterio de San Pedro de Villanueva, fue abandonado en el siglo XIX, y fue recuperado como Parador Nacional de Turismo tras su reforma y ampliación. 

La iglesia es de finales del siglo XVIII, pero su cabecera y los muros que la forman, son los originales del XII de estilo románico. Sigue el esquema benedictino de una nave única, con tres ábsides semicirculares comunicados con arcos de medio punto.

Iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

De las tres portadas que tiene, dos se encuentran en el claustro, una de ellas tapiada, la otra en el interior de en una dependencia anexa al claustro actual. La tercera es un maravilloso ejemplo del románico asturiano, se encuentra cobijada de las inclemencias del tiempo por un pórtico del siglo XVIII bajo la torre. Está compuesta por cuatro arquivoltas de medio punto con florones y capiteles decorados con motivos florales y espléndidas escenas caballerescas.

Portada principal de la Iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

Portada principal de la Iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

La decoración que más llama la atención es la de un caballero se despide de una dama con un beso, conocida como el beso del rey Favila, ya que representa a este despidiéndose de su amada antes de partir a la cacería en la que lo mató un oso.

Portada principal de la Iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

El exterior de la cabecera tiene tres ábsides, el mayor tiene dos columnas que la dividen en tres paños, en el centro hay una bonita ventana con una arquivolta de medio punto decorada con capiteles decorados con leones y motivos vegetales. Los ábsides laterales son más sobrios y tienen pequeñas aspilleras, en el siglo XVIII se abrieron ventanas para dar más luz, que hoy en día están cegadas.
En los aleros hay interesantes canecillos, metopas y capiteles dignos de dedicarles un poco de tiempo en ser observados. Figuras, zoomórficas, antropomórficos, y como no puede faltar en el románico, escenas eróticas.

Ábsides de la iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

Ventana del Ábside de la iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

Ábsides de la iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

Canecillos de la iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

Canecillos de la iglesia de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís, Asturias

Viendo el interior del antiguo monasterio

Entramos al parador, atravesando una portada sobre la que podemos ver el escudo real y el de la orden benedictina. Llegamos así, a lo que eran las diferentes dependencias monacales y vemos el claustro barroco, en su patio hay mesas de la cafetería del parador.

Entrada al Parador, antiguo monasterio de San Pedro de Villanueva

Claustro del Monasterio de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís

Claustro del Monasterio de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís

Claustro del Monasterio de San Pedro de Villanueva de Cangas de Onís

En una de las paredes del claustro se encuentra la puerta tapiada por la que se accedía a la iglesia, y a su izquierda una estancia de la que no se sabe su función exacta, que nos recuerda a las salas capitulares de los conventos por su triple arcada de medio punto. Se la conoce como la capilla de San Miguel. No se sabe su uso exacto, quizás solo sea una estancia de paso a la iglesia, ya que en uno de sus lados se encuentra la otra portada, por la que entramos.

Capilla de San Miguel, Monasterio de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís

Capilla de San Miguel, Monasterio de San Pedro de Villanueva, Cangas de Onís

Atravesamos la portada y entramos libremente a la iglesia de una sola nave, uno de los ejemplos más importantes del románico asturiano. En el interior, admiramos los tres ábsides con bóveda de cañón y restos de policromía, separados de la nave con arcos de medio punto, que se apoyan en una imposta de ajedrezado e interesantísimos capiteles.

Portada de la iglesia del Monasterio de San Pedro de Villanueva de Cangas de Onís

Interior de la Iglesia de San Pedro de Villanueva de Cangas de Onís

Interior de la Iglesia de San Pedro de Villanueva de Cangas de Onís

Interior de la Iglesia de San Pedro de Villanueva de Cangas de Onís

Interior de la Iglesia de San Pedro de Villanueva de Cangas de Onís

Y viendo esta maravilla, que nos cuesta abandonar, nos tomamos un refresco en el patio del claustro, para disfrutar un poco más del lugar, además hace un día estupendo. Después nos iremos a comer a Cangas de Onís, una localidad a la que nos encanta ir de vez en cuando a pasar el día.

¿Dónde está el monasterio?

Se encuentra a 2,7 kilómetros de la localidad de Cangas de Onís,  en el Principado de Asturias.

¿Qué podemos ver cerca del Monasterio?

Muy cerquita del monasterio, a menos de tres kilómetros está Cangas de Onís con su puente medieval. También puedes ir a ver el Santuario de Covadonga y a disfrutar de la naturaleza en sus lagos.

Más información sobre Cangas de Onís: infocangasdeonis

Share:

8 comentarios:

  1. Hello Carmen,
    Wonderful pictures. Sp special to see these wonderful places around this monastery. Very nice to get a look inside so close. Great.
    I hope these pictures will be older because you have your leg in the plaster. Or have you had another accident? I knew a few time ago you had that too.
    Good luck Carmen!!

    Hugs, Marco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Marco!
      I had another accident this summer. But fortunately I'm almost fine. Thanks for your words! Groetjes!!

      Eliminar
  2. Me has descubierto un monasterio que no conocía de nada, y encima situado a tan solo 3 kilómetros de Cangas de Onís, con las veces que he ido. Me lo apunto para una próxima vez.

    Un abrazo, Belén

    ResponderEliminar
  3. No conocía este lugar y me ha parecido una preciosidad. Maravilloso y sencillo ese románico. Apuntado queda para cuando regrese a Asturias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cuando estuvimos en Asturias visitamos varias iglesias románicas y prerománicas, pero la verdad que esta no la recuerdo. una pena. El beso del rey Favila me parece precioso!

    ResponderEliminar
  5. Bello y simple. Hermoso paseo. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmen: ¡qué bonito es este Monasterio-Parador! Las dos Cangas tienen lugares muy hermosos reconvertidos en alojamiento. Desde luego, merece la pena alojarse allí y disfrutarlo con calma. Tomo nota para una próxima visita a Asturias, tierra que quiero y que nunca me defrauda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Un lugar precioso! Tiene una pinta estupenda y sin duda esta muy bien conservado :-)

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.