Crucero por el Mediterráneo, ventajas y mejores destinos

Hoy te queremos hablar de las ventajas de hacer un crucero por el Mediterráneo, una manera de conocer algunos de los destinos más bonitos del Europa, disfrutando a la vez del recorrido.

Los cruceros son perfectos para disfrutar sin quebraderos de cabeza en familia, con amigos, o en pareja y conociendo destinos maravillosos. A esto hay que unir el relax y las comodidades a bordo, como sus restaurantes, bares, salas de masajes, gimnasios… También puedes bañarte en su piscina y disfrutar del sol, o dar agradables paseos por la cubierta viendo preciosos atardeceres

Crucero por el Mediterráneo

Ventajas de un Crucero por el Mediterráneo

Si estás organizando tus vacaciones, puede que hayas excluido un crucero por el Mediterráneo por su precio. Pero si echas cuentas, te darás cuenta de que no es caro, porque hay que tener en cuenta un montón de gastos que están incluidos en el precio de estos.

Tendrías que sumar los trayectos en avión para llegar a todas esas ciudades, los hoteles de destino, que no suelen ser baratos precisamente, las comidas, cenas y desayunos. Y no hay que olvidarse de las fiestas y los espectáculos a bordo, o del uso de la piscina, entre otras muchas cosas que están incluidas.

Además, es habitual que aparezcan ofertas cruceros, promociones ventajosas o de última hora, y poder así reservar tu viaje soñado a un precio especial.

Crucero por el Mediterráneo

Por eso un crucero por el Mediterráneo es una excelente forma de conocer lugares maravillosos sin estresarse en organizar el viaje. Te olvidarás de cuadrar los horarios de los aeropuertos, buscar hoteles, restaurantes y un montón de cosas que te dan listas para que disfrutes.


Los mejores destinos

Hay muchos tipos de cruceros por el Mediterráneo y muchas las duraciones de estos, también muchos los destinos en los que los barcos atracan. Pero sin duda, de entre todas las ciudades por las que estos grandes barcos navegan, las que tienen más encanto y son más visitadas son las que a continuación te contamos.


Venecia

Venecia es una de las ciudades más bonitas y románticas del mundo, y una de las más visitadas. Por eso este destino en tu crucero por el Mediterráneo es perfecto para hacerlo inolvidable.

Déjate perder entre las callejuelas de Venecia para descubrir su atractivo irresistible, atraviesa sus bonitos puentes, da un romántico paseo en góndola, o uno más rápido en su vaporeto, descubre la icónica plaza de San Marcos.

No dejes de visitar algunos de sus majestuosos palacios que acogen innumerables museos o sus iglesias repletas de tesoros artísticos.

Venecia

Cinque Terre

Otro de los lugares más maravillosos es Cinque Terre, una franja de la costa italiana de Liguria en la que se encuentran las “cinco tierras”.

Estos cinco pueblecitos enclavados entre las montañas y el Mar Mediterráneo son: Corniglia, Monterrosso al Mare, Manarola, Riomaggiore y Vernazza. Y todos juntos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Cinco encantadores pueblos de pescadores al más puro estilo italiano, con miradores, que te dejarán con la boca abierta, desde donde contemplarás los mejores atardeceres.

Hay mucho que ver en Cinque Terre, sus pequeñas fortalezas, sus iglesias, los viñedos plantados en la falda de la montaña, o sus playas, en las que podrás disfrutar de un agradable baño antes de volver al crucero.

Manarola

Roma

Otro de los destinos italianos preferidos por los cruceristas es Roma, el puerto de Civitavecchia puede ser tanto punto de parada o punto de partida.

La ciudad eterna es maravillosa, podrás ver los restos de este gran imperio con lugares tan espectaculares como el Coliseo o el Foro Palatino, podrás descubrir iglesias alucinantes, el romántico barrio de Trastevere, conocer el Vaticano y sus museos...

Si visitas la Fontana de Trevi no te olvides de tirar una moneda de espaldas a ella para volver (o dos para encontrar el amor).

Roma

Barcelona

Si partes desde España, saldrás de Barcelona o Valencia, pero también es posible que partas desde otra ciudad, por lo que escoger un crucero por el Mediterráneo que incluya la ciudad condal es una buena idea.

Descubrirás una ciudad con bellísimos edificios modernistas, la Sagrada Familia, el Barrio Gótico, la catedral… Todo te enamorará de esta ciudad, y si le añades un paseo por las ramblas como remate final, quizás haga que no quieras volver al barco.

Barcelona

Palermo

Palermo es otra de las paradas más habituales en los cruceros por el Mediterráneo, sobre todo porque en un día puedes verlo casi todo. Se encuentra en la isla italiana de Sicilia y cuenta con un clima templado durante todo el año por lo que es ideal para las personas que, como nosotros, les gusta alternar las visitas culturales con la playa y con la visita a alguno de sus pintorescos mercados.

Entre los lugares más maravillosos que ver en Palermo esté el Teatro Politeama Garibaldi, el Teatro Massimo, la bella plaza octogonal de Quattro Canti, la Catedral con el Palacio Arzobispal, las Catacumbas de los Capuccinos… Como ves, Palermo tiene un montón de cosas para que la incluyas que incluir en tu parada.

Palermo

La Valletta

Otro destino maravilloso de un crucero por el Mediterráneo es La Valetta (Valeta), capital de Malta. Un auténtico museo al aire libre, en el que podrás ver concentrados, en un pequeño espacio, sus más de 300 edificios históricos, iglesias y monumentos.

La Valletta y las islas que componen este pequeño país bañado por aguas turquesas te van a encantar. Si puedes, incluye en el paseo por sus históricas calles, un buen baño en la Isla de Gozo será el mejor colofón a tu visita.

La Valletta

Atenas

Y quien no ha soñado con ir a Atenas alguna vez en su vida y conocer el Ágora, antiguo núcleo de la Antigua Grecia. Allí se encontraban la mayoría de edificios públicos, podrás descubrir sus restos y el maravilloso Templo de Hefestión, el mejor conservado de la ciudad, el Templo de Zeus Olímpico…

Y por supuesto visitar la Acrópolis, el sitio arqueológico más importante de Occidente donde se encuentra el Partenón, el Erecteion y el Templo de Atenea, tres de sus joyas.

Y para acabar un relajado paseo Plaka, su barrio más pintoresco y comercial y tomar algo en una de sus animadas terrazas. Sí podrás dar fin a una visita extraordinaria antes de volver al crucero.

Atenas

Y hasta aquí algunos de los destinos que merece la pena incluir en un crucero por el Mediterráneo, hay algunos más dependiendo de su duración y del puerto de salida: Montecarlo, Marsella, Túnez y Génova, Estambul, Alejandría, Santorini, Mykonos...

Es la mejor manera de disfrutar de un relajado viaje en el que despreocuparte de todo, para poder visitar ciudades maravillosas. ¿Has hecho alguna vez uno? 

Publicar un comentario

0 Comentarios