Qué ver en Burdeos, lugares imprescindibles

Hoy nos gustaría enseñarte los lugares imprescindibles que ver en Burdeos, conocida como la ciudad del vino por producir algunos de los mejores del mundo.

Además, esta ciudad francesa capital de Aquitania, está catalogada como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y merece mucho la pena conocerla. Pero no te conformes con verla en un día, ya que al menos necesitas un fin de semana, porque también tiene muchísimas cosas bonitas que ver y hacer. Y el ambiente que se respira en sus calles y sus locales, te enamorará. Sigue leyendo que te lo contamos.

Qué ver en Burdeos, lugares imprescindibles

Índice del artículo

Dónde está Burdeos – Bordeaux

Esta es la ubicación de Burdeos. La sexta ciudad más grande de Francia se encuentra al sudoeste del país. Es capital de la región de Nueva Aquitania y prefectura del departamento de Gironda.


City Pass de Burdeos - ¿Merece la pena?

Nosotros nos hicimos con la City Pass de modo online con Tiqets, una página en la que puedes obtener tus entradas para ocio y cultura desde la app de tu móvil o en tu ordenador con servicio al cliente 24/7. No harás colas para entrar y no es necesario imprimirlo.


City Pass de Burdeos

Hay dos modalidades de City Pass, el de 48h por 39 € y el de 72h por 46€, todo depende de los días que vayas a estar. Incluye la entrada a 20 museos, atracciones y monumentos, tienes acceso ilimitado a transporte público (tranvía, bus, barco, Park & Ride), acceso al bus turístico, el tren turístico o un recorrido a pie guiado. Un montón de descuentos en cruceros y tours vinícolas y mucho más.

Así que la respuesta a la pregunta de que si merece la pena el City-Pass de Burdeos es SI. Es muy cómodo reservarla con tiqets. Después solo tienes que pasar la oficina de turismo, allí te darán planos, informaciones y las tarjetas físicas para que disfrutes de todo lo que ver en Burdeos, que no es poco.


Qué ver en Burdeos - Bordeaux

Nosotros tan solo pudimos disfrutar de Burdeos dos días, tuvimos que dejar sin ver un montón de lugares muy interesantes, te recomendamos al menos tres días. Tenemos claro es que tenemos que volver para disfrutar al completo de las maravillas que ver en Burdeos.

Burdeos es una ciudad bastante grande, así que, si quieres ver todo lo más bonito de la ciudad, prepárate a pasear y ayúdate de vez en cuando por el tranvía o el autobús para los desplazamientos más largos.

Burdeos pertenece a la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el año 2007, dentro de los Caminos de Santiago. Un reconocimiento del valor patrimonial de la ciudad que se extiende a lo largo de la mitad aproximadamente de la ciudad, 1.810 hectáreas que van desde los bulevares hasta las orillas del Garona.


Las puertas de Burdeos y su muralla

En tiempos medievales la ciudad de Burdeos estaba rodeada por una muralla que contaba con puertas de acceso. La mayoría fue destruida y las puertas que podemos ver en la actualidad son obra del intendente Louis Albert Tourny y a su arquitecto André Portier, que también diseñaron algunas de las calles y plazas más importantes que ver en Burdeos. 

Las puertas con forma de arco de triunfo que puedes ver son: las puertas de Borgoña, Aquitania, Dijeaux, de la Moneda y las impresionantes Grosse cloche y Cailhau.

Puerta de Borgoña de Burdeos

Puerta de Dijeaux

Puerta de la Gran campana - Grosse cloche

Una de las más impresionantes es la Grosse cloche, construida en el siglo XV, con el campanario más antiguo de Francia. Es el único vestigio de las antiguas murallas de la ciudad, y sus campanas han sonado desde el siglo XIII.

Puedes visitar su interior incluso las mazmorras de la prisión que hubo en el interior. Se la conoce también como puerta de San Eloy porque es parte de esta iglesia.

Puerta de Grosse Cloche de Burdeos

Rue saint James de Burdeos

Puerta Cailhau

También la puerta de Cailhau, o puerta del palacio, ya que era el acceso al palacio Ombrière, residencia de los duques de Guyenne. Era la principal entrada a la ciudad y se construyó sobre una anterior en el siglo XV. Puedes subir a lo más alto para ver las maravillosas vistas a la plaza y al Garona.

Puerta Cailhau de Burdeos

Las iglesias de Burdeos

Muchos templos salpican la ciudad, pero hablaremos de los imprescindibles que ver en Burdeos para no alargar mucho este post, que como ves, es bastante largo.

Tres de ellas están incluidas en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1998, la catedral de Saint-André y las basílicas de Saint-Seurin y Saint-Michel.


La Catedral de San Andrés – Saint Andree

El principal templo que ver en Burdeos es la Catedral de San Andrés. Es una de las iglesias más antiguas de la ciudad y conserva muros interiores del siglo XI. Lo que predomina en la actualidad es del estilo denominado gótico angevino o Plantagenet, ya que fue reformada en el siglo XIII. En el siglo XIV se levantaron las capillas radiantes, el coro y las fachadas de los brazos del transepto. Ya del siglo XV son las torres, las flechas y el campanario.

En el exterior destaca la Puerta Real de 1250, con el tema de El Juicio Final, o por ejemplo la estatua de la torre de Notre-Dame de Aquitania.

En la catedral se casó Leonor de Aquitania con Luis VIII, futuros monarcas. Un importante acontecimiento histórico de la vida de Burdeos.

Catedral de San Andrés de Burdeos

Catedral de San Andrés de Burdeos

Catedral de Saint André de Burdeos

Catedral de Saint André de Burdeos

Interior de la Catedral de Saint André de Burdeos

Interior de la Catedral de Saint André de Burdeos

La Torre Pey-Berland

Al lado de la Catedral de San Andrés se encuentra la Torre Pey-Berland de estilo gótico flamígero, un campanario exento fue construido en el siglo XV. Tuvo que construirse separado porque esta zona es una zona de marismas y se buscó la mejor ubicación para que no se hundiera. Su nombre es por el arzobispo Pey-Berland (1370-1458), impulsor de la renovación de la iglesia en Aquitania.

Puedes subir a lo más alto de la torre, hay “unos pocos” escalones, eso sí, hay que reservarlo previamente por internet.

Torre Pey-Berland de Burdeos

Basílica de San Severino - Saint-Seurin

La basílica de Saint-Seurin o de San Severino fue fundada en el siglo VI, aunque el templo que vemos en la actualidad fue construido a partir del siglo XI y fue elevada a basílica menor en 1873. Conserva la gran planta basilical, el pórtico, la cripta y la base de la torre en estilo románico. También fue clasificado monumento histórico de Francia en 1840.

La fachada principal tiene una puerta central y fue terminada en 1829 en estilo neorrománico y está decorada con estatuas de los dos santos en sus hornacinas y la sur es gótica, tiene arcos trilobulados y estatuas de tamaño natural y bajorrelieves. En el centro destaca el campanario cuadrangular.

En el interior podemos ver la capilla de Nuestra Señora de las Rosas con retablos de alabastro del siglo XV. Y también la cripta de la época merovingia, uno de los restos edificados más antiguos que ver en Burdeos. En ella podemos ver varios capiteles galo-romanos y sarcófagos donde están enterrados dos obispos bordeleses: San Amador y San Severino.

Basílica de Saint-Seurin o de San Severino de Burdeos

Portada de la Basílica de Saint-Seurin de Burdeos

Basílica de San Severino de Burdeos

Cripta de San Severino de Burdeos

Basílica de San Miguel - Saint-Michel

La basílica de San Miguel es de estilo gótico flamígero y fue construida a finales del siglo XIV. Al igual que la catedral de Saint-André cuenta con un campanario exento.

La iglesia se incluyó en 1846 como monumento histórico de Francia, y en 1903 fue catalogada como basílica menor.

Sus naves laterales están rodeadas por 17 capillas en representación a los diferentes gremios que financiaron su construcción y una de ellas en honor a Santiago de Compostela. También destaca una Piedad de finales del siglo XV, el púlpito del siglo XVIII de caoba y mármol con la estatua de San Miguel. Y las vidrieras del siglo XVI entre las que se encuentra una que representa un árbol de Jesé.

Basílica de San Miguel de Burdeos

Basílica de San Miguel de Burdeos

Flecha de la Basílica de San Miguel

Al igual que la catedral, el campanario de la Iglesia de San Miguel está exento, tiene 114 metros de altura y forma hexagonal. Fue construida en el siglo XV sobre una cripta que contenía un osario de finales del siglo XVIII y en lo alto se encuentran sus 22 campanas.

Flecha de San Miguel de Burdeos

Iglesia de Notre-Dame

La iglesia de Notre Dame data del siglo XVII y es un bello ejemplo de estilo barroco, diseñado por Pierre-Michel Duplessy y Mathieu Labat. Fue clasificada como monumento histórico en 1908 y el órgano de su interior en 1971.

Su portada principal cuenta con un bajorrelieve que representa la aparición de la Virgen a Santo Domingo, rodeado por cuatro estatuas de los doctores de la Iglesia rehechas en 1867 por el escultor Edmond Prévôt.

El interior es de arquitectura algo más sobria y su única nave está rodeada de capillas laterales. No dejes de admirar sus vidrieras, el coro, las esculturas, el órgano y sus puertas de hierro forjado. En ella se organizan muchos eventos y conciertos de música clásica.

Iglesia de Notre Dame de Budeos

Iglesia de Notre Dame de Budeos

Gran Sinagoga

Nos sorprendió el gran tamaño de la sinagoga de Burdeos que, según los expertos, es la más hermosa de Francia. Es de estilo neogótico-oriental y fue construida entre 1880 y 1882. Fue saqueada durante la Segunda Guerra Mundial pero actualmente ha vuelto a realizar funciones propias.

Gran Sinagoga de Burdeos

Iglesia de San Luis de Chartrons - Saint-Louis des Chartrons

La iglesia San Luis de Chartrons fue construida en el lugar donde se encontraba la capilla del convento de los Carmelitas descalzos del siglo XVII. Es de estilo neogótico y fue diseñada por Charles Brun en 1874 y se inspiró en el estilo arquitectónica de Eugène Viollet-le-Duc, que recordaremos por obras como la restauración de Carcasona.

En el interior podemos ver mobiliario de la antigua capilla de los Carmelitas como los confesionarios, el púlpito o los muebles de la sacristía. Destacan también las estatuas del coro y los retablos de la Virgen y del Sagrado Corazón.

Iglesia San Luis de Chartrons, Burdeos

Iglesia San Luis de Chartrons, Burdeos

Iglesia de San Pedro - Saint-Pierre

La iglesia de San Pedro es otro de los templos interesantes que ver en Burdeos. Se construyó en el siglo XV y se reformó en el XIX adquiriendo su aspecto actual.

Destaca su pórtico de estilo gótico flamígero y su torre, a la que se puede subir. Y en el interior sus bóvedas ojivales, las vidrieras del siglo XIX, una Piedad tallada de madera del XVII y un retablo barroco de la reforma de Jean-Jules Mondet entre otros atractivos. Fue declarado Monumento Histórico en 1908.

Iglesia de Saint Pierre de Burdeos

Iglesia de la Santa Cruz- Sainte-Croix

La iglesia de Santa Cruz pertenecía a un antiguo monasterio benedictino fundado en el siglo VII. La iglesia actual se construyó a finales del siglo XI y principios del siglo XII, y tiene una fachada románica típica de la zona de Saintes. La torre de la derecha es del siglo XII, mientras que la de la izquierda fue añadida en el siglo XIX por el arquitecto Paul Abadie. La portada es del siglo XII y cuenta con cinco arquivoltas con diferentes escenas.

Tiene la planta de cruz latina con cinco tramos y cubierta de bóveda de crucería, un transepto con un gran absidiolo en cada brazo y un ábside central poligonal.

La parte que pertenece al antiguo monasterio benedictino, fue rehabilitada y utilizada como residencia para ancianos, y en la actualidad aloja la Escuela de Bellas Artes de Burdeos.

Iglesia de Santa Cruz de Burdeos

Iglesia de Santa Cruz de Burdeos

Las plazas y calles más bonitas que ver en Burdeos

En tu visita a la ciudad, entre monumento y monumento verás un montón de calles y plazas maravillosas, además de las que rodean a la catedral y a las iglesias que hemos visto, estas fueron las que más nos gustaron:


Plaza de la victoria - Place de la Victoire

Una de las principales plazas que ver en Burdeos es la Plaza de la Victoria, un lugar siempre animado gracias a sus bares y a los conciertos y espectáculos que allí se realizan.

La plaza Saint-Julien, como así se llamó en sus orígenes, es de 1302 y en ella se celebraba el mercado de las Landas, de flores, ganado y productos artesanales, ya que era un lugar de paso hacia España.

En el siglo XVIII se construyó la puerta de Aquitania para celebrar el nacimiento del duque de Aquitania, y la plaza se bautizó con el mismo nombre. Pero tras la Primera Guerra Mundial su nombre volvió a cambiar, esta vez con el actual: Plaza de la Victoria.

Plaza de la Victoria y Puerta de Aquitania

Calle de Santa Catalina St. Catherine

La calle St. Catherine se encuentra entre la Plaza de la Victoria y la Plaza de la Comedia, es uno de los dos principales ejes que atraviesan el centro histórico de la ciudad. Es una de las más antiguas que ver en Burdeos y en su kilómetro doscientos metros de longitud, encontrarás todo tipo de tiendas, bares, restaurantes, cafeterías y muchísimo ambiente.

Calle de Santa Catalina St. Catherine de Burdeos

Plaza de la Comedia – Teatro de la Ópera – Place de la Comédie

Esta plaza es preciosa y, de noche con las luces de Navidad todavía más. Destaca a un lado el Gran teatro de la Ópera con su fachada neoclásica, decorada con nueve musas y tres diosas de la mitología griega en la parte superior. Victor Louis conservó el estilo del antiguo teatro romano que ocupaba este lugar. Hay una visita guiada para conocer el interior del teatro.

Frente a este maravilloso edificio, otro diseñado por Victor Louis, que alberga el hotel Intercontinental. Sobran las palabras, pero en esta época gracias al encanto de esta ciudad, muchos la llamaban ¨La Pequeña Paris¨, viendo estos edificios entendemos perfectamente esa frase.


Teatro de la Ópera de Burdeos

Allées de Tourny - Marché de Nöel

Junto a la plaza de la comedia se abre un paseo trazado en 1747 rodeado de bonitas casas de la segunda mitad del siglo XVIII. Son las Allées de Tourny, un paseo alargado con árboles a los lados, donde se pone el mercadillo de Navidad, que nos decepcionó un poco, dicho sea de paso, porque había muchos puestos de artesanía y de comida y buen ambiente, pero no vendían decoración navideña en ninguno.

La plaza al fondo es zona de tiendas de marcas internacionales, marcas de lujo, boutiques de moda y de vinos Grands Crus y Champagnes.

Allées de Tourny - Marché de Nöel de Burdeos

Plaza Quinconces - El monumento a los Girondinos

Muy cerca se encuentra otro de los lugares que ver en Burdeos, la plaza Quinconces, una de las más grandes de Europa. Su nombre se debe a que en 1818 se plantaron árboles de 5 en 5 (la figura del 5 en un dado se llama quincunce, quinconce en francés).

En el lado del Garona hay dos columnas de 21 metros de altura de 1829 y que simbolizan y la navegación. Y al otro lado el monumento a los Girondinos, que representa el espíritu de la libertad.

Los diputados del departamento francés de la Gironda fueron acusados por los jacobinos, liderados por Maximilien Robespierre, de conspirar contra la república y de traicionar los ideales revolucionarios. Veintiuno de ellos fueron guillotinados en octubre de 1793 y este monumento se erigió en 1902 en su honor.

Con la instalación del tranvía en 2003, la plaza es un importante centro de transporte público por el que pasan dos de sus líneas, 21 de autobús y una lanzadera eléctrica.

Museo a los Girondinos de la plaza Quinconces de Burdeos

Plaza de la bolsa, el espejo del agua - Place de la Bourse, Le Miroir d’Eau

La Plaza de la Bolsa no puede ser más bonita, además en ella en primavera y verano se hace el Espejo del agua, una enorme “piscina” reflectante de dos centímetros de profundidad que le da a la plaza una belleza especial (nosotros al ir en invierno no la vimos).

La place de la Bourse fue construida entre 1730 y 1775, como símbolo de prosperidad de la ciudad, abriendo las murallas medievales para modernizarla y acoger a los que entrasen en la ciudad por ese lado del Garona.

En su centro se situó una estatua ecuestre del rey Luis XV, que fue sustituida por un árbol de la libertad en la revolución francesa y en 1869, por la actual Fontaine des Trois Grâces, que representa Aglaya, Eufrósine y Talia, las hijas de Zeus.

Entre los maravillosos edificios que puedes ver en la plaza, a un lado está el palais de la Bourse, actualmente la Cámara de Comercio e Industria de Burdeos, y al otro el hôtel des Fermes, actual Dirección Interregional de las aduanas que alberga el Museo Nacional de las Aduanas.

Palacio de la Bolsa de Burdeos

Palacio de la Bolsa de Burdeos

Río Garona – Puente de Piedra

Desde la plaza de la bolsa se contempla el río Garona, y puedes disfrutar de un bonito paseo junto a él para contemplar las aguas de este río. Y también para y admirar el Puente de Piedra, monumento histórico nacional desde el 2002. Fue construido en 1812 por orden de Napoleón y cuenta con 17 arcos, el mismo número de letras que componen Napoleón Bonaparte.

En el Garona hay numerosos embarcaderos para trasladarte de un punto a otro a modo de autobús (es el BAT3) y también embarcarte y hacer bonitos cruceros para conocer la ciudad desde otra perspectiva, los hay incluso con cena. Pese a que ambos estaban incluidos en la City Pass, no nos dio tiempo a subir en ninguno de ellos.

Río Garona y Puente de Piedra de Burdeos

Museos de Burdeos

Muchos son los museos que merecen la pena ver en Burdeos, todo depende de tu tiempo y tus gustos evidentemente. Te hablaremos de los que vimos y de los más importantes, para que te hagas una idea.


Ciudad del Vino - Cité du vin

El Museo más famoso que ver en Burdeos es la Ciudad del Vino que se ha convertido en uno de sus iconos. Un edificio vanguardista que alberga un museo dedicado al vino como patrimonio cultural universal y vivo. A través de un novedoso sistema de audio, viajarás alrededor del mundo, a través de los tiempos, en todas las culturas, para aprender un poco más del vino.

En la parte alta del edificio hay un mirador desde el que podrás contemplar la ciudad desde lo alto y podrás degustar los famosos vinos de Burdeos.

Cite du Vin de Burdeos

Cite du Vin de Burdeos

Cite du Vin de Burdeos


Museo de Bellas Artes - Ayuntamiento de Burdeos

El Hotel de Ville o ayuntamiento de Burdeos ocupa el antiguo Palacio Rohan del siglo XVIII. A sus lados, este complejo alberga el Museo de Bellas Artes de la ciudad, una de las mayores galerías del país (sin contar París).

Tiene una rica colección sobre todo de pintura europea, desde el Quattrocento hasta los tiempos modernos. Sobre todo cuenta con pintores flamencos del siglo XVII, pintura holandesa, italiana, francesa y española.

Museo de Bellas Artes de Burdeos

Museo Mer Marine

El Museo Mer Marine te hace viajar a través de la historia del mar y su relación con el ser humano. Cuenta para ello con una rica colección de obras de arte, objetos marinos y maquetas de barcos de todas las épocas.

Museo Mer marine de Burdeos

Museo de Aquitania

El museo de Aquitania es un interesante y bien surtido museo arqueológico. Sus colecciones abarcan desde la prehistoria, hasta la edad de oro de la ciudad, pasando por todos los períodos que han conformado el rico pasado de la región.

Museo de Aquitania, Burdeos

Museo de Ciencias y Naturaleza

El Museo de Ciencias y Naturaleza es uno de los imprescindibles que ver en Burdeos con niños. Fue fundado en 1791, y se encuentra alojado desde 1862, en el Hôtel de Lisleferme, frente al Jardin Public, uno de los pulmones de la ciudad. Cuenta con más de 1 millón de especímenes y es uno de los más grandes de Francia.

Museo de Ciencias y Naturaleza de Burdeos

Bassins de Lumières

Nos quedó por ver un interesante y novedoso museo de la ciudad porque queda algo a desmano y no nos dio tiempo. Se trata de Bassins de Lumières, el mayor centro de arte digital de Europa alojado en una antigua base de submarinos de la Segunda Guerra Mundial. Las paredes son utilizadas como lienzo en los que se reflejan obras de artistas contemporáneos.


Otros museos en Burdeos:

Cap Sciences - Centro de Cultura Científica; CAPC - Museo de Arte Contemporáneo; Museo de Artes Decorativas y Diseño; Museo Nacional de Aduanas; Centro Jean Moulin - Museo sobre la Segunda Guerra Mundial y la Resistencia...


Palais Gallien (Anfiteatro romano)

La actual Burdeos fue fundada en el siglo III a.C. por la tribu gala de los Bituriges Vivisques, con el nombre de Burdigala, que cayó a manos romanas hacia el año 60 a.C.

Apenas quedan vestigios romanos, ya que se derribaron en su mayoría en 1793, pero dejaron los restos de un anfiteatro, del que solo quedan partes de una de las puertas, arcadas y muros en las casas de los alrededores y en el jardín. La técnica de construcción se denominó opus mixtum, los ladrillos se alternan con piedra blanca.

Palais Gallien de Burdeos

Los cannelés

No os podéis ir de Burdeos sin probar sus famosos cannelés, que encontrareis en todas las pastelerías de la ciudad.

Los cannelés son unos pequeños “bizcochos” típicos de Burdeos, tiene los bordes estriados, que le da su nombre ya que proviene del idioma gascón canelat, que quiere decir canalón. Su exterior es caramelizado y crujiente mientras que su interior suave y gomoso. Se hace con huevos, azúcar, leche, mantequilla, harina, ron y vainilla. Se venden en tres tamaños: el de bocado o cannelé bouchée, el mediano o cannelé lunch y el más grande o cannelé gros.

Los más famosos son lo de la pastelería La Toque Cuivrée y los de Baillardran, con varias sucursales en las principales calles de la ciudad.

Canneles de Burdeos

Mapa de los lugares más interesantes que ver en Burdeos


Qué ver cerca de Burdeos

Muy cerca de Burdeos hay un pueblecito que no te deberías perder, se trata de Saint Emilion, conocido por los amantes del buen vino y además por un hecho sucedido hace más de diez siglos, hasta aquí llegó un ermitaño que atrajo a numerosos seguidores que crearon una Iglesia Monolítica, que te encantará. Esto es todo lo qué ver en Saint Emilion.

Y ahora ya sabes qué ver en Burdeos y alrededores. Es una ciudad grande por lo que al menos necesita dos días y si puedes tres, mucho mejor. Las distancias a veces son largas entre unos sitios y otros y es mejor tomárselo con calma.

Esperamos que te haya gustado este post, si quieres preguntarnos algo, no dudes en hacerlo dejando tu duda en un comentario o por mail.

Publicar un comentario

0 Comentarios