Qué ver en El Barco de Ávila, la puerta de Gredos

Hoy te quiero enseñar El Barco de Ávila, una localidad situada en las inmediaciones de la Sierra de Gredos, en un valle formado por el río Tormes. Esta bella y tranquila población abulense, con un interesante patrimonio histórico, es ideal para los amantes del senderismo, de los deportes acuáticos y además cuenta con una excelente gastronomía.

Que ver en El Barco de Ávila, la puerta de Gredos

El Barco de Ávila se encuentra a 1027 metros de altura, en un entorno que no puede ser más bonito. Se encuentra junto al río Tormes, con las espectaculares vistas de la Sierra de Gredos al fondo, por lo que es conocido como “La Puerta de Gredos”.

Aunque su nombre nos indica que pertenece a Ávila, no siempre fue así, ya que con el nombre de El Barco de Tormes perteneció a la provincia de Salamanca hasta la reorganización provincial de 1833.
La ciudad creció a finales de la alta edad media como un pueblo de valle, que servía como paso del río Tormes. Aunque no está claro, parece ser que su nombre se debe al barco que permitía pasar de una orilla a otra.

El rey Alfonso VI, para repoblar la zona tras su conquista, le otorga el título de Señorío de Valdecorneja. Alfonso VIII le concede los fueros y la categoría de villa en el siglo XIII. Enrique II, en el siglo XIV, se lo otorga a García Álvarez de Toledo, pasando después a ser duques de Alba.

Castillo de Valdecorneja, El Barco de Ávila

Castillo de Valdecorneja, El Barco de Ávila

La muralla

La población tuvo una muralla que la rodeaba totalmente en el siglo XII. De ella tan solo se conservan algunos lienzos, restos de la Puerta de la Ribera y la Puerta del Ahorcado. Esta tiene con dos robustas torres a los lados. Se llamó también de Piedrahíta o de Ávila, aunque cambió el nombre tras la ejecución en ella de un alcaide.

Puerta del Ahorcado, El Barco de Ávila

Castillo de Valdecorneja

El castillo de Valdecorneja se encuentra en el punto más elevado del valle. Fue construido sobre un castro vetón en el siglo XII y defendía el paso del río Tormes. Aunque se reconstruyó totalmente en el siglo XVI, aún conserva trazas moriscas.
Contaba con foso y contrafoso y tiene planta cuadrada torres circulares en las esquinas, la torre del homenaje de planta cuadrada, garitones en el centro de los lados y adarves con matacanes. La puerta principal por la que se accede al interior es un arco gótico con grandes dovelas.

Castillo de Valdecorneja, El Barco de Ávila

Castillo de Valdecorneja, El Barco de Ávila

Castillo de Valdecorneja, El Barco de Ávila

Castillo de Valdecorneja

Castillo de Valdecorneja, El Barco de Ávila

En el interior faltan todas las estancias, pero al igual que en el castillo de Arenas de San Pedro, podemos ver en los muros las hendiduras donde iban las vigas que soportaban el suelo de las dependencias, situadas alrededor del patio de armas.

Castillo de Valdecorneja, El Barco de Ávila

Puente medieval sobre el Tormes

Junto al castillo se encuentra el Puente medieval también conocido como Puente Viejo, es de origen romano reformado en tiempos medievales y cuenta con 7 arcos. En el centro había una torre de control para el pago del pontazgo, pero en la Guerra de Independencia ésta y parte del puente, fueron destruidos por los franceses. En su posterior rehabilitación no estuvo incluida la torre. Desde él las vistas a la sierra y al Castillo son estupendas.

Puente medieval sobre el Tormes, El Barco de Ávila

Puente medieval sobre el Tormes, El Barco de Ávila

Río Tormes, El Barco de Ávila

Río Tormes y castillo, El Barco de Ávila

Ermita del Cristo del Caño

Unos caminantes encontraron en las orillas del río, allá por el siglo XIII, un Cristo de madera de tamaño natural. Aunque fue llevado a la iglesia, éste volvió al lugar al día siguiente, y aunque se volvió a llevar a la iglesia, volvió a suceder lo mismo.
Por ello en el lugar se levantó la ermita del Cristo del Caño, que tuvo que ser reconstruida en el siglo XVII, momento en el que una corriente que pasaba por debajo fue canalizada y recogida en una fuente de tres caños, por el que lleva la ermita su nombre.

Ermita del Cristo del Caño, El Barco de Ávila

Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora

Otro templo de El Barco de Ávila es la iglesia de La Asunción de Nuestra Señora, un bello ejemplo del gótico abulense construido en el siglo XIV.
Cuenta con tres naves y una cabecera de tres ábsides poligonales con ventanales ajimezados y reforzados por contrafuertes. Tiene tres portadas de acceso, entre las que destaca la construida sobre un antiguo matacán, que cuenta con seis arquivoltas apuntadas abocinadas apoyadas sobre columnillas con capiteles decorados. La torre tiene de 25 metros de altura, y está decorada con una cornisa de bolas, su interior aloja el museo parroquial.
En el interior están divididas las tres naves con pilares cruciformes con columnas adosadas que sujetan bellas bóvedas de crucería. Destaca el coro alto de finales del siglo XV, el órgano barroco de 1771, o el retablo barroco de finales del siglo XVII.

Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, El Barco de Ávila

Iglesia de la Asunción, El Barco de Ávila

Iglesia de la Asunción de Nª Señora, El Barco de Ávila

Iglesia de la Asunción de Nª Sª, El Barco de Ávila

Iglesia de la Asunción de Nª Sª, El Barco de Ávila

Calles y plazas de El Barco de Ávila

El casco histórico de El Barco de Avila fue declarado Conjunto Histórico-Artístico, porque conserva monumentos y edificios declarados bien de interés cultural. Ya has visto los más importantes, pero no te olvides de recorrer las calles del centro y descubrir todos sus rincones, casonas nobles y palacios.

Acércate a plaza Mayor o del Mercado, donde se encuentra el Ayuntamiento y donde se hace mercado semanal todos los lunes y bajan los vecinos de las aldeas de la comarca para vender sus productos. Esta plaza porticada está muy animada y cuenta con bastantes bares y comercios donde comprar las famosas judías y judiones de Denominación de Origen. En la población puedes visitar el Museo de la Judía, muy cerca del puente. 

Plaza Mayor de El Barco de Ávila

Ayuntamiento de El Barco de Ávila

En una de las esquinas llama la atención una de las casas con una crestería, y también la casa del reloj, antigua casa consistorial que distinguirás por su Reloj y la torreta metálica con la campana. Actualmente acoge la Oficina de Turismo.

Plaza Mayor de El Barco de Ávila

También vimos la bonita fachada del Teatro Lagasca, reabierto en el año 2005 después de una reforma tras tres décadas cerrado. Y el antiguo edificio de la Cárcel que alberga la Biblioteca Municipal y Salas de Exposiciones.

Teatro Lagasca de El Barco de Ávila

Antigua cárcel de El Barco de Ávila

Zonas de baño

En el río Tormes a su paso por la localidad de El barco de Ávila, hay varias zonas de baño para hacer completa tu visita a esta localidad. Este es el mapa de la web del ayuntamiento.



Rutas de senderismo

Y por supuesto como te he comentado al principio hay en los alrededores muchísimas rutas de senderismo aptas para todos los gustos y públicos. En la oficina de turismo te pueden dar información, pero te recomiendo que visites la Casa del Parque en Hoyos del Espino donde se encuentra el Centro de Interpretación del parque regional de la Sierra de Gredos.

La Sierra de Gredos está situada en la Cordillera Central, separando los ríos Duero y Tajo. Está esculpido por la erosión glacial y en ella destacan el Circo y la Laguna Grande de Gredos y por supuesto el Pico Almanzor, con 2.592 metros, la mayor altura del Sistema Central.

Oficina de turismo

Plaza de la Constitución, 7,
 El Barco de Ávila. 05600 Ávila.
Teléfono: 920 340 100 / 920 340 013
Email: espaciocultural@aytobarcodeavila.com

Dónde dormir

Para hacer la visita redonda escogimos el Hotel Mirador de Gredos, con unas vistas espectaculares a la Sierra de Gredos y a la localidad. Buen precio y buena localización, aunque necesita modernizar un poco el mobiliario (es el que ves en la siguiente foto a la derecha).


Qué ver cerca

Además de todo lo que te propongo, hay muchas cosas que ver en la provincia de Ávila, una de ellas es por supuesto la ciudad de Ávila, capital de la provincia con un gran patrimonio y una muralla espectacular. También la pequeña localidad de Arenas de San Pedro y también tienes cerca la bella ciudad de Salamanca.

Y hasta aquí nuestra visita a El Barco de Ávila, en la que, como has visto, hay mucho que ver y que hacer, una mezcla perfecta de cultura, naturaleza y gastronomía (no te vayas sin probar sus judiones y el Chuletón de Ávila).

En este blog verás algo de publicidad y enlaces de afiliación, esto nos deja una pequeñísima comisión si haces clic o si reservas a través de ellos. A ti no te ocasiona ningún gasto adicional y nos ayudas con ello a pagar los costes del blog.

Publicar un comentario

0 Comentarios