Castillo de Chillon, joya suiza en el lago Léman

Existe una pintoresca fortaleza medieval, situada en una pequeña isla del lago Léman en Suiza, unida a tierra por un puente levadizo. Se trata del Castillo de Chillon, elegido por la Casa de Saboya para vigilar la ruta comercial que llegaba desde Italia. Y en la que Lord Byron se inspiró, tras su visita, para escribir un famoso poema basándose en uno de sus presos. ¿Quieres conocer todos los detalles? Pues sigue leyendo, seguro que te enamorará como a nosotros.

Castillo de Chillon, joya suiza en el lago Lemán

El Castillo de Chillon se encuentra al pie de los Alpes, en una pequeña isla rocosa del lago Léman de Suiza. Se encuentra muy cerca de la localidad de Montreux, a la que Freddie Mercury iba a descansar, y no nos extraña porque el entorno no puede ser más bonito.

Un poquito de historia

EL Castillo de Chillon se empezó a construir en el siglo XIII con fines estratégicos y militares. Los primeros datos escritos son del año 1150, siendo sus dueños la Casa de Saboya, que lo usaban como lugar de control de comerciantes y peregrinos que por allí pasaban cobrándoles impuestos. Con ello, los condes Saboya obtuvieron grandes ganancias que les sirvieron para extender su poder en el Pays de Vaud.
Los berneses conquistan el Pays de Vaud en 1536, y tras un cruento asedio de casi un mes, toman el castillo de Chillon que se convierte en residencia permanente del alguacil.
En el año 1798, patriotas de las ciudades de Vevey y Montreux tomaron el castillo, proclamándose en 1803 la independencia al nuevo Cantón de Vaud, y definiéndose oficialmente un total de 19 cantones. El antiguo castillo es entonces usado como prisión y depósito de armas.
El castillo comenzó a ser restaurado a finales del siglo XIX y las obras continúan en la actualidad, pero puede ser visitado.

Artístas romanticos y Lord Byron 

Esta fortaleza medieval atrae a muchos artistas románticos, por su arquitectura y su enclave, como por ejemplo Víctor Hugo, Léon Tolstoi, Gustave Courbet o William Turner. Uno de los que más huella dejó fue Lord Byron que en 1816, inspirado en la vida de uno de los presos más famosos del castillo, François Bonivard, escribirá el poema El Prisionero de Chillon, que, traducido a más de 20 idiomas, llevará la historia del castillo a través del mundo.

François Bonivard 

François Bonivard (1493-1570), estuvo preso en el castillo de Chillon con cargos contra la Casa Saboya, y fue liberado por los berneses. La leyenda y el poema de Byron lo convirtieron en un símbolo de libertad.

Castillo de Chillon

Comenzamos la visita

Hay visitas guiadas, pero si no te cuadra el horario como a nosotros, con el folleto que te dan a la entrada te las arreglas bien porque todo está numerado, además hay audioguías en castellano pagando un poco más.

Mapa de la página oficial del Castillo de Chillon

El Castillo de Chillon esta adaptado a la roca y el lago hace de foso natural. El puente fijo por el que pasamos para llegar a sus dependencias, fue un puente levadizo del que todavía se pueden ver las poleas. A los lados los torreones góticos rematados con cúpulas redondeadas.

Castillo de Chillon, Suiza

Chillon presenta dos aspectos bien diferentes, el de la robusta y defensiva fachada norte, y la sur ligera y decorada con ventanales góticos desde los que se contempla el lago Léman y los Alpes.

Lateral del Castillo de Chillon, Suiza




Tres patios delimitan los diferentes edificios y la torre del homenaje en el centro conectada por pasarelas a los edificios.

Patios del Castillo de Chillon, Suiza

Patios del Castillo de Chillon, Suiza

Patios del Castillo de Chillon, Suiza

Patio del Castillo de Chillon

Torre del Homenaje de Castillo de Chillon

Puedes recorrer un total de 46 dependencias, y ver la roca sobre la que está construido el castillo. Museos, paneles para interactuar, exposiciones temporales, visitas guiadas temáticas y catas de vino.

Las bodegas resguardan los barriles que rellenaban con el vino de las vides de los alrededores. No te esperas ver el el sótano las bóvedas góticas, tan parecidas a las de las salas capitulares de los monasterios. 

Bodegas del Castillo de Chillon, Suiza

Arcos góticos del Castillo de Chillon, Suiza

Pasamos a la capilla de San Jorge, construida por la Casa Saboya, y que durante la Reforma protestante fue convertida en granero y luego en polvorín. En el siglo XIX se rehabilitó y se destinó de nuevo como capilla para los presos. En las paredes podemos ver fragmentos de los frescos originales del siglo XIV. También pudimos ver los pasadizos, y las mazmorras, entre las que se encuentra la de Bonivard.

Castillo de Chillon, Suiza

Sótano del castillo de Chillon, Suiza

En el sótano podemos ver el pilar en el que Byron imaginó a Bonivard encadenado, en él hay un graffiti del artista.

Graffiti de Byron en el sótano del Castillo de Chillon

También recorrimos las habitaciones utilizadas por la casa de Saboya con algunos muebles decorándolos, y escudos de armas de los alguaciles, en el salón de escudos, donde se hacía justicia y también como vemos representado las grandes comidas..

Dependencias del Castillo de Chiilon

Dependencias del Castillo de Chiilon

Dependencias del Castillo de Chiilon

Dependencias del Castillo de Chiilon

Subimos todas las escaleras y recorrimos las pasarelas que comunican los diferentes edificios, creo que no nos quedó ni una, y eso que a veces el castillo es un poco laberíntico.

Pasarelas del castillo de Chillon

Pasarelas del castillo de Chillon

Pasarelas del castillo de Chillon

Pasarelas del castillo de Chillon

Las vistas desde la mayoría de las ventanas, como te puedes imaginar, son maravillosas, sobre todo desde lo alto de la torre del homenaje. 

Vistas del lago Leman desde el castillo de Chillon

Vistas del lago Leman desde el castillo de Chillon

Vistas del lago Leman desde el castillo de Chillon

El embarcadero

Tras acabar la visita y antes de continuar hacia nuestro próximo destino, nos dirigimos a un pequeño embarcadero que hay a la izquierda del Castillo de Chillón, desde el que la perspectiva hacia este es la mejor. Justo pasó un barco por delante que nos dejó esta bonita instantanea.

Embarcadero del Lago Léman junto a Chillon

 Lago Léman y castillo de Chillon

Barco en el lago Léman de Suiza

INFORMACIÓN PRACTICA PARA TU VISITA


Los suelos del castillo de Chillon

Los suelos son en ocasiones irregulares y hay muchas escaleras, algunas complicadas, así que si tienes problemas de movilidad o vas con cochecitos de niños, a veces, no lo tendrás nada fácil.

Visita el castillo de Chillon con niños

Si visitas el castillo con niños mayorcitos, se les entrega un divertido mapa del castillo en la entrada. En él se le propondrán desafíos que tendrán que superar durante la visita. Una fantástica idea para que se sumerjan en su historia.

Horarios de visita del Castillo

Está abierto todos los días el año excepro el 25 de diciembre y el 1 de Enero
 De abril a septiembre: 9 a 19
 De octubre a marzo: 9:30 a 18

Precio
13,50 CHF

Compruébalos en la web por posibles cambios.

¿Dónde se encuentra?



Aparcar

Si llegas al castillo en tu propio coche, en la carretera general hay unos pocos aparcamientos, aunque no demasiados en temporada alta. Es gratuito aparcar, pero tienes que ponerle un "reloj horario", si no sabes de que te hablo lee este post en la sección de disco horario. Si has llegado allí sin disco, en la taquilla del museo te darán uno. A nosotros nos lo dieron en una oficina de turismo.

La ciudad más cercana es Montreux, que está bien comunicado en tren, desde allí puedes ir caminando al castillo por un bonito camino con vistas al lago en unos tres cuartos de hora. Si no te apetece caminar tienes el autobús 201 que para en la puerta del castillo.

Y hasta aquí nuestra visita al romántico Château de Chillon uno de los monumentos más visitados y emblemáticos de Suiza. Un destino ideal para una excursión de una mañana y para visitar con niños, a los que tanto les gustan los castillos. ¿Has estado?

Publicar un comentario

0 Comentarios