Conociendo La Guardia y el Monte de Santa Tecla

Nos vamos de fin de semana a conocer La Guardia y el Monte de Santa Tecla. Allí admiraremos su castro y las fantásticas vistas de 360º hacia esta bellísima población marinera y hacia las aguas del Atlántico fundiéndose con las del Miño. 
A Guarda y Santa Tegra, como se llaman en gallego, son dos visitas imprescindibles en la provincia de Pontevedra, que no te debes perder.

Conociendo La Guardia y el Monte de Santa Tecla

Monte de Santa Tecla



Comenzamos el día subiendo en coche al Monte Santa Tecla, una sinuosa carretera te llevará en tan solo unos cuatro kilómetros a la cima. Hay una pequeña garita con un encantador guarda, que te da todo tipo de explicaciones y te cobra un euro por el paso. Tienes otra opción, ir caminando por una bonita de senderismo para llegar arriba entre sendas y escaleras, todo depende de tu tiempo y tus ganas.

En la parte más alta, hay varios edificios, un hotel, restaurantes, tiendas de souvenirs y lo más importante el museo arqueológico, en el que puedes ver un montón de piezas descubiertas en la zona.

Monte de Santa Tecla, A Guarda

Monte de Santa Tecla, A Guarda

Monte de Santa Tecla, A Guarda

Vistas desde el Monte de Santa Tecla, A Guarda



Ermita de Santa Tegra

El Monte Santa Tecla tiene dos picos, en el pico del Facho hay antenas y en el de San Francisco se encuentra la Ermita de Santa Tegra.

De la ermita existen documentos del siglo XII, y se sabe además que se construyó sobre un templo visigótico por unos restos encontrados en una excavación reciente. En el siglo XVI se agrandó y en el XVII se le añadieron contrafuertes. Aunque el retablo mayor se perdió en una reforma, hay en el interior otros dos de 1705, un relicario de Santa Tecla, y un Lignum Crucis.

En el exterior hay un cruceiro de 1685 en el que podemos ver la imagen de San Francisco de Asís. 

Ermita de Santa Tegra, A Guarda

Hasta la ermita llegan dos via crucis, uno más simple de finales del siglo XVII y otro que se finalizó en 1940, que adorna un bonito camino con cruces de piedra adornados con medallones de bronce en el que se ven las escenas del Calvario de Jesús.

Via Crucis del Monte de Santa Tegra

Y el punto fuerte es el mirador desde el que podemos el país vecino de Portugal, toda la población de La Guardia los montes circundantes y el río Miño mezclando sus aguas con las del océano Atlántico. 360º de vistas totalmente increíbles, y si como a nosotros te sale un día tan fantástico, pues mejor que mejor.

Vistas desde el Monte de Santa Tecla, A Guarda

Vistas desde el Monte de Santa Tecla, A Guarda

Vistas desde el Monte de Santa Tecla, A Guarda

También desde el mirador, además de la localidad de A Guarda, puedes ver gran parte del Castro de santa Tecla, al que ahora nos dirigimos.

La Guardia y Castro de Santa Tecla

Castro de Santa Tecla o de Santa Tegra

Después bajamos al Castro de Santa Tecla, donde puedes ver los restos de un poblado, aunque solo una pequeña parte está excavada. Un gran yacimiento arqueológico con orígenes del s. IV a. C. en el que vivieron hasta 5000 habitantes.

El castro apareció a la luz en 1913, cuando se hizo la carretera para subir a la zona alta y en la actualidad continúan los trabajos arqueológicos para sacar a la luz todo lo que se encuentra bajo tierra.

Castro de Santa Tecla, A Guarda

Castro de Santa Tecla, A Guarda

Se encuentra en una zona elevada desde donde se controla una gran extensión de terreno, la costa y la desembocadura del río. Un lugar desde el que defender el poblado resulta fácil y que se encontraba rodeado de tierras cultivables y además cerca de zonas de pesca.

Castro de Santa Tecla, A Guarda

Se encontraba rodeado de muralla con varias puertas, plazas y calles con construcciones circulares, ovaladas y alguna cuadrada, pero con esquinas redondeadas. Los techos eran de paja, como podemos ver en una de las réplicas hechas en el castro. Se han encontrado jambas y dinteles decorados y piedras talladas con espirales o trisqueles.

castro de Santa Tecla, A Guarda

La Guardia – A Guarda



El casco urbano de A Guarda está dispuesto alrededor del puerto, es muy agradable recorrerlo y ver sus coloridas casas marineras, mezcladas con las casas indianas construidas en la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del XX.
Las casas indianas fueron construidas por los emigrantes que, tras viajar a países como La República Dominicana, Brasil o Puerto Rico, regresaban con dinero y los construían en su ciudad natal. En ellos predomina el azulejo y la forja y hay un total de 12 que el ayuntamiento te propone en una ruta.

No os confundáis La Guardia de Pontevedra con Laguardia de Álava 

Nosotros vimos casi todas, entre ellas destacamos por ejemplo la Villa de Borinquen, de 1910, azulejos verdes y una torre. La Casa de Eloy Domínguez Veiga de 1890 azulejos azules y preciosos jardines. La Casa de Manuel Alonso Sobrino de 1930 y elementos del regionalismo montañés. También destaca el Centro de Cultura financiado por un grupo de indianos, inaugurado en 1921 y destinado a Hospital Casa-Asilo.

Casas indianas de La Guardia, Pontevedra

Casas indianas de La Guardia, Pontevedra

Castillo de Santa Cruz

En la desembocadura del río Miño, entre España y Portugal, se construyeron fortalezas durante la guerra de la Independencia allá por el siglo XVII. Aquí en La Guardia se levantó el Castillo de Santa Cruz en 1664, su planta es irregular, y tiene cuatro baluartes con garitas de piedra.

Se entra por la Puerta de la Villa al patio de armas, y aunque de esto no quede nada allí hubo una capilla, cuartel, casa del gobernador, polvorín, almacenes...

En el interior hay un Centro de Interpretación para comprender el papel desempeñado por esta fortaleza y de fortalezas abaluartadas transfronterizas.

Castillo de La Guardia, Pontevedra

Castillo de La Guardia, Pontevedra

Castillo de La Guardia, Pontevedra

Iglesia de Santa María

La Iglesia de Santa María se construyó en el siglo XII y está dedicada a la Virgen de la Asunción. Su estilo inicial fue el románico, aunque fue reformada en el siglo XVI. Tiene un campanario, mezcla de estilos barroco y neoclásico. Y dos fachadas, la de estilo barroco de paredes blancas y la de estilo renacentista en la que podemos ver un tímpano barroco con una imagen de la Virgen.

Iglesia de Santa María, La Guardia

Iglesia de Santa María, La Guardia

Monasterio de San Benito

También podemos ver el Monasterio de San Benito, o de las benedictinas, fundado en el siglo XVI por los hermanos Ozores de Sotomayor y que fue abandonado por las monjas en 1983 convirtiéndose en la actualidad en hotel.
La iglesia se reconstruyó en el siglo XVII y quedó separada del hotel siendo dedicada en la actualidad al culto.

Monasterio de San Benito de la Guardia

Plaza del Reloj

La plaza del reloj es el centro neurálgico de la localidad y en ella se encuentra el ayuntamiento, la Casa de los Alonso y la Torre del Reloj, homenaje medieval, que fue parcialmente destruida y vuelta a erigir en el siglo XVI

Plaza del reloj de La Guardia

Puerto

Además de ver el casco histórico es de visita obligada el puerto y la playa, perfectos para pasear y admirar las casas de colores que componen la población.
Es un sitio estupendo para cenar, allí hay varios restaurantes y bares para degustar los productos del mar gallegos como hicimos nosotros (luego te cuento donde cenamos).

También en el puerto se encuentra la lonja y las casetas de los pescadores donde se guardan aperos, redes y lo necesario para la salida al mar.


Puerto y playa de la Guardia

Puerto y playa de la Guardia

Estuario del Miño
Puedes acercarte a echarle un vistazo al estuario del Miño en el que hay observatorios de aves. Tiene un importantísimo valor ecológico y está declarado Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA), zona de Especial Protección de los Valores Naturales (ZPVN), y está incluida en la Red Natura 2000.


Museo del Mar

Y ya para acabar, fuimos a la zona portuaria del norte, donde está la antigua fortaleza de planta circular construida en 1666 por los portugueses cuando A Guarda estuvo bajo su poder. Aunque fue destruida en 1943, se rehízo en 1997 en este lugar para albergar el Museo del MarAllí podrás ver la vinculación de la población con el mar por medio de paneles, fotografías y aparejos de pesca.

Museo del Mar de La Guardia

¿Dónde comer?

Nosotros tras mirar las cartas de los restaurantes del paseo del puerto, nos decantamos por el Restaurante Marusia, donde pedimos la tabla de marisco que ves a continuación. Además de estar deliciosa, tuvo muy buen precio y la atención fue buenísima.

Restaurante Marusia

Restaurante Marusia, La Guardia

¿Dónde dormir?

Dormimos en el Hotel Vila da Guarda, fue muy barato y no nos esperábamos que por el precio fuese a estar tan bien. Está muy cuidado, limpio y a tan a solo 5 minutos a pie del puerto y además con aparcamiento gratuito.


Y hasta aquí todo lo que vimos en La Guardia y en el Monte de Santa Tecla, como ver un perfecto lugar para pasar un par de días ya que también puedes disfrutar de las bonitas playas que hay por los alrededores. ¿Qué te ha parecido? ¿Lo conocías?

Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. Buscando información sobre qué hacer en la provincia Pontevedra hemos dado con tu post... Y, aunque hasta ahora nunca habíamos oído hablar de La Guardia y el Monte de Santa Tecla, la verdad es que nos ha parecido un lugar digno de visitar. 👌🏼

    Nos apuntamos todas tus recomendaciones, especialmente la del hotel Vila da Guarda y el restaurante Marusia, porque comer buen marisco y a buen precio es algo difícil de encontrar. 😉

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya vistas bonitas desde Santa Tecla. Lo que menos me gusta es que lo han enfocado al turisteo, según tus fotos hay hasta tienda de souvenirs... Pero bueno ¡, no pierde en encanto que tiene ese lugar. Es un lugar que anotaré como destino pendiente en Galicia. Un abrazo desde El Sur

    ResponderEliminar
  3. Cómo nos gustó La Guardia gallega y el Monte de Santa Tecla, estuvimos hace un par de años pasando una semanita en el mes de julio y conocimos bien los rinconcitos de esta zona de Pontevedra. Nos ha encantado recordarlo a través de tu post :)

    Probamos varios restaurantes pero no el Marusia... ¡Qué buena pinta tiene esa fuente de marisco! Como tenemos en mente volver, nos lo apuntamos, jejeje

    Un abrazote!

    ResponderEliminar

Protección de datos: Según la nueva ley RGPD tenemos que informarte del uso que daremos a los datos personales que proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte las respuestas al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila Blogger solo serán usados para las estadísticas internas de Blogger. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros.
Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.