15/11/18

Baeza, qué ver en esta bella ciudad renacentista jienense

En la provincia de Jaén, rodeada de un bonito paisaje de olivares, con las montañas del Parque Natural de Sierra de Mágina al sur, se encuentra Baeza. Uno de los enclaves renacentistas más importantes de España por el que fue declarada, en conjunto con la ciudad de Úbeda, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Baeza, qué ver en esta bella ciudad renacentista jienense

¿Dónde está Baeza?

Baeza está enclavada en la comarca de La Loma, en el centro geográfico de la provincia de Jaén, al noreste de la Comunidad Autónoma de Andalucía. UBICACIÓN

Se encuentra situada entre Castilla y Andalucía, por lo que las luchas fronterizas entre cristianos y musulmanes estaban a la orden del día. El romancero castellano la llamó Nido Real de Gavilanes (suena a Juego de tronos, ¿verdad?), ya que fue un punto clave contra los Reinos de Taifas durante la conquista de Al-Ándalus. La reconquista la logra Fernando III el Santo en 1227, consiguiendo entre los siglos XVI y XVII su máximo esplendor.

Baeza, qué ver en esta bella ciudad renacentista jienense

¿Qué ver en Baeza?

Puede que si nunca has estado en Baeza, imagines que es un pueblo de casas blancas encaladas, pero aunque muchas de sus casas son así, el tono de su centro histórico es más bien dorado ya que sus calles están repletas de bellos edificios renacentistas que forman uno de los conjuntos más importantes de España. 

Plaza del Pópulo

Una de las plazas con más historia y con más encanto de la ciudad es la Plaza del Pópulo. En ella se encuentra la Fuente de los Leones, que procede de la ciudad romana de Cástulo (cerca de Linares), en la se puede ver a Imilce, la esposa de Anibal.
El edificio de las Antiguas Carnicerías es el que está justo detrás de la fuente. Es del reinado de Carlos V del que podemos ver su escudo. Su planta baja fue utilizada como matadero y como lugar de venta el superior. También fue secadero de pieles, archivo municipal, museo y hoy en día es sede de los juzgados.

Antiguas carnicerías y Fuente de los leones, Baeza. Jaén

Otro edificio interesante es el de la Audiencia Civil y Escribanías Públicas. Se le conocía como la Casa del Pópulo porque en uno de sus balcones se encontraba la imagen de la Virgen del Pópulo. Es de estilo plateresco y llaman la atención los leones echados sobre el friso y seis escudos de la ciudad. En la actualidad se encuentra en su planta baja, la Oficina de Turismo de Baeza.

A su lado veremos restos de la muralla y dos arcos, se trata del Arco de Villalar y de la Puerta de Jaén. 
La Puerta de Jaén era el paso hacia la ciudad y lugar de donde partían las tropas cristianas para conquistar el último bastión musulmán. Se reconstruyó en 1476 y se decoró en 1526 con el escudo imperial de Carlos V, para mostrárselo en su visita  a la ciudad tras su viaje de novios.
El Arco de Villalar, conmemora la batalla celebrada en esta localidad de la provincia de Valladolid. En ella, las tropas de Carlos I vencieron a los Comuneros de Castilla en el año 1521.

Audiencia Civil y Escribanías Públicas, Arco de Villalar y Puerta de Jaén, Baeza

Muy cerquita de encuentra el Antiguo Hospital de San Antonio fundado a principios del siglo XVI, cuya iglesia se derrumbó a finales del siglo XIX y el hospital pasó a ser orfanato, más tarde albergue de peregrinos y hoy en día es Biblioteca.
En su austera fachada de dos plantas y vanos adintelados, destaca el escudo de la orden de San Antonio Abad, con la tau sobre águila bicéfala. 

Antiguo Hospital de San Antonio, Baeza

Plaza del Paseo de la Constitución

Nos gustó mucho otra plaza que se encuentra junto a la del Pópulo: el Paseo de la Constitución, lugar donde se celebraba el mercado en el siglo XVI y que en la actualidad se encuentra ajardinado, un lugar perfecto de paseo. La rodean edificios con soportales, bonitas galerías y balconadas de rejería. En medio del paseo se encuentra la Fuente de la Estrella, colocada con motivo de "La Gloriosa", revolución de 1868.

Destacan edificios como la Alhóndiga, mandado construir en 1554 por el Corregidor Don Hernando de Acuña, y que se utilizaba para la compra y venta de grano. En la actualidad es vivienda particular.

Y también el Balcón del Concejo construido en 1684 por orden del Corregidor Fernando Ladrón de Guevara, para presidir las fiestas que se celebraban en la plaza. Se inauguró en 1701, con motivo de la boda de Felipe V con María Gabriela de Saboya. La planta baja porticada tiene los escudos de Baeza y en la primera, los escudos del Corregidor Don Vicente Portocarrero y Morillo.  

Paseo de la Constitución, Baeza

Alhóndiga, paseo de la Constitución de Baeza

Balcón del Concejo, paseo de la Constitución de Baeza

La muralla 

Ya hemos visto parte de la muralla y la Puerta de Jaen, al final del paseo de la Constitución se abre la Plaza de España, en ella se encuentra la Torre de los Aliatares (o de los Altares). Estaba situada en uno de los vértices del recinto amurallado y es del siglo XVII, y se utilizó como cárcel de nobles, cuerpo de guardia y almacén. Mide 25 metros de altura y aunque ha sido restaurada en numerosas ocasiones, conserva su estructura original. El reloj se coloca en el siglo XIX y las almenas en el XX.

Otro de los restos que puedes ver es la Puerta de Úbeda que conserva uno de los tres arcos originales y una Torre albarrana con el escudo de los Reyes Católicos. En su interior se encuentra el Centro de Interpretación de Baeza Medieval en el que te explican la historia medieval de Baeza y su complejo sistema defensivo y por supuesto desde arriba hay una vistas estupendas.

Torre de los Aliatares, Baeza. Jaén

Torre albarrana y Puerta de Úbeda, Baeza. Jaén

Con la derrota almohade en la famosa batalla de las Navas de Tolosa de 1212, Baeza pasó un tiempo convertida en Reino de Taifas con un emir, vasallo del rey cristiano. Fernando III el Santo, en 1227, la conquistó definitivamente y la población musulmana se dirigió hacia Granada, propiciando que cristianos del norte se afincasen en la zona atraídos por el fuero de Fernando III y donaciones de Enrique II. 
A pesar de su florecimiento, la ciudad tenía disturbios a menudo por su situación fronteriza y también debido a la rivalidad entre dos familias, los Benavides y los Carvajales. Isabel la Católica mandó en 1477 demoler el Alcázar y las murallas para zanjar los enfrentamientos entre ambos linajes.




Plaza de Santa Cruz

Muy cerca se encuentra la plaza de Santa Cruz, rodeada de bellos edificios como el palacio de Jabalquinto, la Iglesia de Santa Cruz y el edificio de la antigua Universidad.

La Iglesia de Santa Cruz es de estilo tardorrománico, y contrasta en sencillez con el resto de edificios de la plaza.  Es la única iglesia que ha llegado a nuestros días, de las seis que se levantaron  en el siglo XIII, tras la conquista de la ciudad por Fernando III. Es probable que se construyese sobre un templo anterior, por que en el interior se puede ver un arco visigótico. Si tienes la suerte de poder entrar a verla (solo abre para visitas guiadas) podrás admirar los restos de pinturas murales del siglo XIII que se conservan en el ábside.

Iglesia de Santa Cruz, Baeza

El Palacio de Jabalquinto es del siglo XV y su estilo es gótico isabelino. Nos encanta su fachada que llama la atención, entre otras cosas, por las pequeñas figuras esculpidas sobre el arco conopial, que representan escenas eróticas. Por las mañanas puedes entrar gratis a ver el patio renacentista y la escalera barroca, merece la pena. En la actualidad el edificio es la sede de la Universidad Internacional Antonio Machado.

Palacio de Jabalquinto, Baeza, Jaén

Palacio de Jabalquinto, Baeza, Jaén

El edifico que está a su lado haciendo esquina es la Antigua Universidad de San Juan Evangelista. Este palacio de estilo renacentista con influencias barrocas fue inaugurado en 1593. En él destaca su claustro renacentista y el paraninfo. Antonio Machado impartió clases aquí, y se conserva el aula donde lo hacía con los muebles originales.
Fue universidad hasta 1824, después Colegio de humanidades e Instituto libre, y finalmente Instituto de Secundaria.
Adosada a la antigua universidad, se encuentra la Capilla universitaria de San Juan Evangelista en la que destaca su torre. La fachada principal se encuentra construida sobre la antigua muralla y a su lado se  encuentra la Puerta de San León o del Barbudo cuyos orígenes son del siglo XIII.

Antigua Universidad de San Juan Evangelista, Baeza

Capilla universitaria de San Juan Evangelista y Arco del Barbudo, Baeza

La Plaza de Santa María

Nos dirigimos ahora a la Plaza de Santa María, corazón monumental de Baeza en el que también hay un gran número de monumentos interesantes que ver. Destaca la Catedral, y la acompañan la Fuente de Santa María, las Casas Consitoriales y el Seminario de San Felipe Neri.

Plaza de Santa María, Baeza

En el centro de la plaza se encuentra la emblemática Fuente de Santa María, construida en el siglo XVI como homenaje a Carlos V, y que tiene una estructura que recuerda a un arco de triunfo romano. En ella que podemos ver los escudos de Baeza y de Felipe II

 Fuente de Santa María, Baeza

Por detrás está el Seminario de San Felipe Neri de estilo barroco y fundado en 1660. En su sobria fachada puedes ver inscritos numerosos vítores o críticas sociales de la época (lo que vienen siendo los grafitis de ahora). Estaban prohibidos, y aún así los seminaristas los mandaban pintar al acabar sus estudios. Desde 1990 es sede de la Universidad Internacional de Andalucía.

Seminario de San Felipe Neri. Baeza

En la plaza, adosado a la catedral y junto a su fachada principal, se encuentran las Casas Consistoriales Altas, palacio perteneciente a la familia Cabrera hasta el siglo XV. Destacan los escudos de la ciudad de Baeza, de Juana la Loca, Felipe el Hermoso y Carlos V.

Casas consistoriales altas, Baeza

Catedral de Nuestra Señora de la Natividad

Y llegamos así a uno de los edificios más importante de la ciudad, la Catedral de Nuestra Señora de la Natividad, que fue construida sobre la antigua mezquita que Alfonso VIII consagró al culto cristiano. Tiene numerosas transformaciones a lo largo de los siglos, sobre todo la que hizo Andrés de Vandelvira tras un desplome en 1567 en el que solo se salvaron los primeros tramos de la cabecera.
La fachada que da a la plaza de Santa María, tiene una portada manierista con un bonito relieve de la Natividad de la Virgen. La torre, conserva el macizo árabe de la antigua mezquita y en ella se pueden ver elementos góticos, con elementos añadidos en los siglos XIX y XX tras ser derribada en parte por un terremoto.
Lo más antiguo conservado es la Puerta de la Luna, de estilo gótico-mudéjar del siglo XIII. El rosetón del siglo XIV es admirable. Y la Puerta del Perdón con un alero mudéjar, es de estilo gótico-conopial de finales del XV.
El interior está dividido en tres naves, que a su vez están divididas por pilares cruciformes con columnas adosadas de capiteles corintios, y las bóvedas tienen decoración plateresca, siendo la más interesante la del crucero con medallones polícromos. Destaca el gran retablo barroco, el púlpito, la reja y la sillería del coro del siglo XVII. También el claustro gótico, con capillas gótico-mudéjar y el Museo Catedralicio. La Catedral de Baeza fue declarada Monumento Nacional en 1931.

Catedral de Baeza, Jaén

Catedral de Baeza, Jaén

Catedral de Baeza, Jaén

Catedral de Baeza, Jaén

Vistas desde la Catedral de Baeza, Jaén

Hay que nombrar un templo que se encuentran cerca de la catedral, la Iglesia de San Pedro, uno de los primeros templos cristianos de la ciudad en el que destaca su ábside progótico del siglo XIII. Se encuentra situada dentro del recinto amurallado y formaba parte del grupo denominado de Parroquias Menores y que funcionó hasta 1848, momento de la desamortización.

Iglesia de San Pedro, Baeza

Por detrás de la catedral hay tres edificios interesantes, el primero es el Palacio de Rubín de Ceballos de 1804. Un poco más adelante el Palacio de los Obispos y las ruinas de la Iglesia de San Juan Bautista. Utilizada como capilla del palacio, y que llegó a ser el edificio románico más importante de la ciudad, estando abierta al culto hasta 1843.

Ruinas de la Iglesia de San Juan Bautista, Baeza

Calle San Pablo

Desde la plaza de España, sube una calle peatonal con espléndidos palacios y antiguas casas solariegas, se trata de la Calle de San Pablo. Comenzando por abajo, encontramos el Palacio de los Salcedo, mandado construir por Juan Rubio de Salcedo a principios del siglo XVI y que hoy en día  se ha convertido en hotel. Es de estilo renacentista con influencias góticas y es interesante su patio interior con galerías a tres alturas.
El siguiente es el Palacio de los Sánchez Valenzuela, edificio del siglo XV, de transición entre el gótico y el renacimiento. La fachada tiene aspecto de fortaleza con dos torres en los extremos y en el interior hay un patio de doble altura con arcos de medio punto. Pasó por diferentes familias y por una orden religiosa y tras la Desamortización de Mendizábal, pasó a ser Casino de la ciudad (sigue desde entonces). Antonio Machado fue asiduo de este casino y podemos ver una estatua del escritor sentado en un banco leyendo un libro, junto a la fachada.

Palacio de los Sánchez Valenzuela, Baeza

También podemos ver la Casa de los Acuña de finales del XVI construida para don Fernando de Acuña y Valenzuela y su mujer doña Juana de León Navarrete. En ella se pueden ver los escudos de los Acuña y de los León, y la cruz de Calatrava en el centro.
La siguiente es la Casa de los Cabrera del siglo XV. Esta familia tenía una casa adosada a la catedral (casas consistoriales altas) y la cede al Concejo construyendo esta extramuros. Destaca la portada de estilo plateresco, a cuyos lados podemos ver los escudos de armas de los Cabrera y Alférez.

Casa de los Cabrera, Baeza

Y al otro lado de la calle se encuentra la Iglesia de San Pablo, de estilo gótico del siglo XV. Una de las parroquias más importantes de la ciudad, que en la actualidad tras diversas remodelaciones cuenta con una portada tardorenacentista con la imagen de San Pablo. Su interior tiene tres naves, capillas góticas de bóvedas de crucería y crucería estrellada en el altar.

Iglesia de San Pablo, Baeza

Calle San Francisco

Perpendicular a la calle de San Pablo hay varios edificios de interés: La Iglesia de la Concepción es el primero de ellos, este templo estuvo vinculado a un hospital que funcionó hasta 1940 en el que hoy en día hay un hotel. La iglesia tiene una bonita portada fruto de la ampliación de 1625 en la que se puede ver el relieve de la Inmaculada.
Pegado a la iglesia se encuentra el Mercado de Abastos de 1950. En la fachada principal podemos ver una lonja con una galería de cinco vanos de arco de medio punto, sobre columnas toscanas perteneciente al historicismo ecléctico.

Iglesia de la Concepción y Mercado de Abastos, Baeza

Y a continuación las ruinas del Convento de San Francisco, construido en 1538, como complejo funerario de los Benavides. Una obra de Vandelvira, que no pudo terminarse. A principios del siglo XIX  un terremoto seguido por grandes temporales hizo que la capilla quedase en ruinas, el saqueo posterior hizo el resto. La imagen que vemos en la actualidad se debe a las obras de 1988.
De la capilla funeraria se conserva el lateral izquierdo compuesto por un retablo de piedra con dos relieves que representan la Adoración de los Reyes y la de los Pastores y las capillas bajas con personajes del antiguo Testamento. También se conserva el claustro del convento, construido después que el templo, con una escalera de triple arcada.

Convento de San Francisco, Baeza

El Ayuntamiento se encuentra muy cerquita de aquí, edificio muy significativo dentro del plateresco andaluz por sus toques italianos. Se construye como cárcel y casa del Corregidor en 1559 y desde 1867 se utilizará como Ayuntamiento. 
Las dos cariátides de la fachada representan la Justicia y la Caridad. En el primer piso hay cuatro balcones serlianos (llamada así la combinación de un arco de medio punto y dos vanos adintelados). También se puede ver el escudo de la ciudad, el del corregidor y el de Felipe II.

Ayuntamiento de Baeza

Si todavía tienes tiempo, y te apetece conocer más templos de la ciudad, a las afueras tienes más iglesias con una historia interesante y mejor arquitectura. Son por ejemplo el Convento de la Encarnación (siglo XVII), la Iglesia de los Trinitarios descalzos (siglo XVIII) o la Iglesia del Salvador (siglo XV).

Convento de la Encarnación, la Iglesia de los Trinitarios descalzos, la Iglesia del Salvador. Baeza

Y con estas visitas, damos por vista la ciudad de Baeza, para la que necesitas al menos un día. Como habrás podido ver, tiene magnífico conjunto monumental compuesto por edificios religiosos y civiles, espléndidos palacios y antiguas casas solariegas de fachadas doradas. Una ciudad muy viva y alegre, repleta de restaurantes, hoteles, servicios y actividades para hacerte la visita más cómoda.

Gastronomía

La gastronomía de Baeza, está marcada por su historia ya que hay muchos platos de origen romano, judío y árabe utilizando siempre los productos típicos de la zona. El producto estrella de la zona es la aceituna y el aceite de oliva, no te vayas de estas tierras sin comprar su aceite, te aseguro que no te arrepentirás. También destacan productos como los cereales, las legumbres, el bacalao y los vinos de la zona.

¿Dónde dormir?

Para visitar la ciudad con calma, es buena idea quedarse en ella a dormir. Tienes una amplia selección de lugares donde hacerlo. Mi recomendación es sin duda el Palacio de los Salcedo. Situado en el centro y ubicado en un expléndido palacio del siglo XVI.

Mapa con los principales puntos que hay que ver en Baeza

Oficina de Turismo de Baeza

Plaza del Pópulo s/n, 23440 Baeza (Jaén)
Teléfono: 953779982
E-mail: otbaeza@andalucia.org
Web: www.andalucia.org

Fuentes: http://www.andalucia.org y www.baeza.es

Me encantaría que me dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leído.
Puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter, Instagram, Google+, Pinterest y nuestro canal de YouTube
Share:

3 comentarios:

  1. Me ha parecido muy interesante el artículo, no conocía este pueblo. Los edificios que habéis mostrado me han gustado mucho, hay muchas historia en las calles de Baeza. La iglesia de Santa Cruz me ha encantado. Lo apuntamos como futurible

    ResponderEliminar
  2. Has puesto un artículo tan completo y con fotos tan buenas que casi ya ni hace falta ir a Baeza��
    Pues cuando vaya, usaré tu post como guía. Super util!

    ResponderEliminar
  3. Siempre está la duda de cual es la más bonita: ¿Úbeda o Baeza? Las dos son realmente preciosas, pero yo me quedo con Baeza. Todos esos imprescindibles que describes te dejan con la boca abierta y hace que te traslades a la edad media por lo menos... He ido varias veces y disfruto tanto que quién sabe si me busco una casita por allí... jejeje. Lo que más me sorprendió de mi última visita fue la gastronomía. No sabía que se comía tan bien en la provincia jienense. A por muchos más!

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.