7/6/18

Qué ver en Zaragoza en dos días

No podía faltar en nuestro blog una visita a fondo a Zaragoza, una maravillosa ciudad en la que disfrutar de su patrimonio artístico es tarea fácil. En ella abundan monumentos de todo tipo, algunos son conocidos mundialmente como la Basílica del Pilar o la Aljafería. Pero hay mucho más que ver, porque en sus más de 2000 años de historia, por sus calles y plazas, pasaron romanos, musulmanes, cristianos y judíos, dejando un maravilloso legado. Descubre con nosotros lo que hay que ver en dos días de Zaragoza.

Zaragoza en dos días

¿Qué ver en Zaragoza en dos días?

Para conocer la ciudad a fondo y disfrutar de ella, te recomendamos al menos dos días para ver sus principales monumentos como se merecen. Estos son los que nosotros consideramos los principales lugares que ver:

La Aljafería

Comenzamos la visita de Zaragoza, visitando uno de sus monumentos más importantes, y a la vez más alejados del centro urbano: la Aljafería.
Puedes ir caminando, se tardan unos 25 minutos (alrededor de dos kilómetros desde la plaza del Pilar). Un paseo muy cómodo porque no hay desniveles. Por supuesto también puedes coger un taxi o acercarte en el autobús urbano. 
La Alfajería se construyó extramuros de la ciudad entre el año 1046 y 1082, como residencia de recreo de los reyes del reino Taifa de Saraqusta (Reino de Zaragoza). En el año 1118, tras la reconquista de Zaragoza, pasó a ser residencia de los reyes cristianos de Aragón y a partir de entonces se sucedieron los cambios y reformas. La principal transformación fue la que hicieron los Reyes Católicos en 1492. Otra fue durante el reinado de Felipe II en 1593, cuando se construyó una fortificación exterior con foso, convirtiéndo el conjunto en fortaleza militar. Esto sirvió en siglos posteriores para utilizarse como acuartelamiento militar, sufriendo grandes daños, uno de los más importantes fue durante la Guerra de la Independencia, en los Sitios de Zaragoza.
El palacio fue enteramente restaurado durante la segunda mitad del siglo pasado, y en la actualidad acoge la sede de las Cortes de Aragón. A excepción del Parlamento y sus oficinas, el resto del palacio es visitable.

La aljafería es el único testimonio que se conserva de un gran edificio de la arquitectura islámica hispana de la época de los reinos de Taifas.

Este palacio de planta cuadrada tiene torreones redondos y uno cuadrado al que se conoce como la Torre del Trovador, de la segunda mitad del siglo X. Todas las salas y estancias se encuentran situadas alrededor de un magnífico patio. No te pierdas los patios de Santa Isabel y de San Martín, y el artesonado policromo del Salón del Trono. Recorre todos y cada uno de sus rincones y admira sus techumbres, artesonados y las decoraciones con yeserías, que seguro que como a nosotros te van a sorprender.

Aljafería de Zaragoza

Aljafería de Zaragoza

Aljafería de Zaragoza

Aljafería de Zaragoza

Aljafería de Zaragoza

Aljafería de Zaragoza

La Basílica del Pilar

Nos acercamos ahora al centro para admirar otro de los monumentos más conocidos de la ciudad de Zaragoza, la Basílica del Pilar.
Todo comenzó con una pequeña capilla, que fue sufriendo diversas transformaciones a los largo de los siglos. De una de las más antiguas, de estilo románico, se conserva un tímpano con un crismón labrado en piedra, que podemos ver en la fachada sur. Sobre ella, en 1515, se construyó una de estilo gótico mudéjar que tan solo constaba de una nave y un pequeño claustro que albergaba la capilla del Pilar. Un par de siglos se necesitaron para que se acabasen las obras del templo que vemos en la actualidad, siendo Ventura Rodriguez su principal arquitecto. Y aunque solo se había levantado una de las torres y la gran cúpula, el 10 de octubre de 1872, el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor García Cuesta, consagró el templo. Las demás torres fueron levantadas en 1907 y 1961. Y en 1950 se decoró en piedra la fachada de la plaza.

Basílica del Pilar, Zaragoza

Basílica del Pilar, Zaragoza

El interior es inmenso, tiene una planta con tres naves de la misma altura. Destaca la Santa Capilla, donde se encuentra la imagen de la Virgen del Pilar en el interior de un camarín de plata con fondo de mármol verde. Tras el camarín hay un hueco abierto, para que los devotos puedan besar la Santa Columna, que se conoce como el Humilladero.
También destaca por nombrar algo, la cúpula, pintada con la Venida de la Virgen, el retablo de alabastro del Altar Mayor, el Coro con su bella rejería, el fresco Regina Martyrum pintado por Francisco de Goya, la colección de Los Mantos de la Virgen...

La entrada a la Basílica es gratuita y está abierta ininterrumpidamente desde muy temprano hasta las 20:30 o 21:30 dependiendo de si es día laborable o festivo.

Basílica del Pilar, Zaragoza

Basílica del Pilar, Zaragoza

Los puentes sobre el río Ebro

Por detrás de la Basílica del Pilar discurre el río Ebro, que a su paso por Zaragoza es cruzado por 15 puentes y pasarelas. Uno de los más conocidos por los turistas, y también el más antiguo es el Puente del Piedra. 
El Puente de Piedra de Zaragoza tiene sus orígenes en la época romana, pero el que vemos hoy en día se comenzó a construir en el año 1401. En 1643 se le tuvo que reemplazar las dos arcadas centrales, debido a una gran riada. Se encuentra custodiado por dos leones de bronce que se colocaron en 1991.
Desde el puente, si vas a una hora que no te de el sol de cara, hay una maravillosa vista de la basílica.

La Plaza del Pilar

La plaza del Pilar es una de las más animadas de Zaragoza, centro neurálgico y considerado como el salón de la ciudad.  Está claro que la Basílica del Pilar es su punto fuerte, pero hay muchísimo más que ver y muy interesante.

Plaza del Pilar de Zaragoza

Plaza del Pilar de Zaragoza

Catedral de San Salvador

A un lado se encuentra la Catedral de San Salvador o La Seo, situada sobre el foro romano de Caesaraugusta y de la mezquita mayor de Saraqusta. Se comenzó a construir en el siglo XII en estilo románico, respetando el mihrab de la mezquita, por lo que su cabecera está orientada al norte. Las reformas se sucedieron a lo largo de los siglos y la seo que vemos en la actualidad, es una bella mezcla de estilos, románico, mudéjar, gótico, renacentista y barroco. 
  • Del templo románico tan solo podemos ver la zona inferior de los ábsides.
  • En la ampliación el siglo XIV se utiliza el ladrillo y el yeso, elementos típicos del mudéjar.
  • En el siglo XV se elevaron los ábsides románicos.
  • En el siglo XVI se construye el cimborrio mudéjar en forma de estrella de ocho puntas. 
  • En el siglo XVII se derribó la torre mudéjar y se construyó la torre barroca de noventa metros de altura. 
  • En el siglo XVIII se levanta la fachada de estilo barroco clasicista, dejando la mudéjar del siglo XIV detrás. 

Catedral de Zaragoza

La Casa del Deán se encuentra junto a la catedral, sigue el modelo de casa medieval aragonesa y está unida a la Seo por el Arco del Deán. Está decorada con motivos mudéjares y platerescos.

Arco del dean, Zaragoza

Junto a la casa el Dean hay un bonito edificio, se trata del Palacio de la Maestranza, palacio renacentista aragonés, mandado construir por el jurista converso Miguel Donlope en el siglo XVI. Desde el año 1912 es sede de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza y es un Bien de Interés Monumental (BIC).

Palacio de la Maestranza de Zaragoza

La lonja y el Ayuntamiento

Junto a la Seo se encuentra la Lonja, una maravillosa muestra civil del Renacimiento en Aragón. Fue construido entre 1541 y 1551 y en la actualidad es utilizado por el Ayuntamiento de Zaragoza como Sala de Exposiciones. El edificio que se encuentra a su lado es el Ayuntamiento de Zaragoza.

Ayuntamiento y lonja de Zaragoza

Frente a la Lonja se encuentra un edificio de reciente construcción en el que se ubica el Museo del Foro romano, del que luego te hablaré. 

Frente a la entrada de la Básilica se encuentra el Pasaje del Ciclón, galería comercial y residencial modernista, construida a finales del siglo XIX. Solo hay otros dos ejemplos como este en España, el de Albacete y el de Valladolid.

Y en el otro extremo se encuentra la Fuente de la Hispanidad, de 1991, en la que se encuentra tallado el mapa de Latinoamérica.

Iglesia de San Juan de los Panetes y torreón de la Zuda

Por detrás se encuentra la Iglesia de San Juan de los Panetes, cuyos orígenes se remontan a los de la ciudad. La que vemos en la actualidad es de estilo barroco y se construyó en 1725. Destaca su torre octogonal con influencias del mudéjar aragonés, y su sobria fachada de ladrillo con frontón triangular, presenta la imagen de San Juan Bautista en el interior de una hornacina. Fue declarada Monumento Histórico Artístico.

Junto a ella, hay un gran lienzo de la muralla romana, de la que ahora hablaremos y el Torreón de la Zuda, que perteneció al antiguo alcázar árabe, y en la actualidad alberga una de las Oficinas de Turismo de Zaragoza. Puedes subir a su azotea para contemplar las vistas de la ciudad.

Iglesia de San Juan de los Panetes y torreón de la Zuda

La Zaragoza Romana

Zaragoza, tuvo un pasado romano, hacia el año 15 a. C se fundó Caesaraugusta, que contaba con el privilegio de llamarse como su fundador Cesar Augusto. En ella hubo un gran foro, muralla, termas públicas, teatro, anfiteatro y un importantísimo puerto fluvial desde el que se distribuían mercancías por el valle del Ebro. 
Puedes ver todos los puntos interesantes por tu cuenta, aunque el ayuntamiento de Zaragoza hace rutas guiadas para que lo veas todo con un guía y aprender un montón de cosas interesantes.
Estos son los monumentos romanos de Zaragoza:
  • La muralla
  • Museo del foro de Caesaraugusta
  • Museo del Puerto Fluvial
  • Museo de las Termas públicas de Caesaraugusta
  • Teatro Romano
–Uno de los puntos a ver es la imponente muralla que llegó a medir 3000 metros y a contar con 120 cubos, y que se construyó entre el siglo I y el siglo III. En la Avenida de Cesar Augusto, junto a la Basílica del Pilar, podemos ver un gran lienzo y junto a él una estatua de bronce en honor al emperador Cesar Augusto, réplica de una que se encuentra en los museos vaticanos.

Muralla romana de Zaragoza

–En el otro extremo de la plaza del Pilar, junto a la catedral, se encuentra el Museo del Foro de Caesaraugusta. Sus instalaciones se encuentran bajo el suelo de la plaza y en su interior hay importantes restos arqueológicos de tiempos de Augusto y de Tiberio.

–Muy cerquita, en la plaza de San Bruno, puedes ver el Museo del Puerto Fluvial, que también se encuentra en el subsuelo del edificio y llega hasta las orillas del río Ebro. Se conservan los restos del edificio que comunicaba el puerto con el foro, construido entre la época del emperador Augusto y el siglo I d.C.

–El siguiente resto románico que puedes visitar es el Museo de las Termas públicas de Caesaraugusta. En el Museo se conservan los restos de unas letrinas del siglo I a.C., y de una piscina porticada que se construyó sobre ellas. Se completa con audiovisuales, paneles explicativos y una maqueta basada en las termas de Los Bañales de Uncastillo, que tuvimos la suerte de conocer hace poco.

–Y por último, puedes acercarte al impresionante Teatro Romano, que sigue el modelo del Teatro Marcelo de Roma. Fue edificado en época de Tiberio y finalizado en la de Claudio. Es uno de los mayores de toda la Hispania Romana, contando con un aforo de 6000 espectadores. Se conserva buena parte de su estructura, como la cripta, la cavea, la orchestra, o el hyposcenium. Por desgracia en el siglo III d.C. fue abandonado y sus ruinas fueron utilizadas como cimientos de viviendas, quedando oculto bajo el urbanismo de la ciudad. Fue redescubierto en 1972, y en 2003 se inauguró el Museo, que aún sigue estudiando e investigando la zona.

Teatro romano de Zaragoza

HORARIOS:
Martes a sábado: 10 a 14 h y 17 a 21 h
Domingo y festivos: 10 a 14:30 h
Lunes cerrado

PRECIOS:
Museo del foro: 3€ (cerrado en la actualidad por causas que desconocemos)
Museo del Puerto fluvial: 3€
 Museo de las Termas públicas de Caesaraugusta: 3€
Teatro Romano: 4 €

Y no te olvides, que la sección de arqueología del Museo de Zaragoza puedes ver piezas romanas encontradas en la ciudad y en los alrededores. 

Plazas y calles

Muchas son las plazas y calles interesantes y frecuentadas de Zaragoza. Una de ellas es la plaza de los Sitios, urbanizada durante la Exposición Hispano-francesa de 1908, momento en el que se empezaron a construir bellos edificios, como el que alberga el Museo de Zaragoza, la Escuela de Artes aplicadas, el Hospital de la Cruz Roja o el Edificio de la delegación de Hacienda entre otros. En el centro podemos ver el monumento a los Sitios de Zaragoza, de 1908 en cuyo pedestal se pueden ver diferentes personajes y sucesos de los Sitios de Zaragoza, fue inaugurado por Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

Plaza de los Sitios, Zaragoza

En tu paseo por la ciudad descubrirás muchísimas plazas interesantes como la Plaza de España o animadas calles como la del Coso (por nombrar algunas)

Plaza de España, Zaragoza

Calle del Coso, Zaragoza

Más iglesias interesantes de Zaragoza

En la ciudad de Zaragoza, además de la Basílica del Pilar, la Catedral de San Salvador y San Juan de los Panetes, hay muchísimas iglesias interesantes sin alejarte del centro histórico, en la mayoría puedes observar torres y detalles de estilo mudéjar francamente maravillosos.

El Mudéjar de Aragón refleja el momento histórico que se vivió entre los siglos XII y XVII en la que las culturas  islámica, cristiana y judía convivieron naciendo maravillosas obras de arquitectura, pintura, escultura, trabajos de madera, yeserías...

El arte mudéjar de Zaragoza fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. 

Iglesia de San Miguel de los Navarros

Hay documentos que la datan en 1260, pero la reforma del siglo XIV es la que le dio el aspecto actual mudéjar que sobresale en su decoración exterior. En el siglo XVII se le hizo una reforma barroca a la que se le añadió una nave lateral y la bonita portada barroca con la imagen de San Miguel Arcángel, que contrasta con el estilo mudéjar del resto.

Basílica de Santa Engracia

La Iglesia de Santa Engracia, formó parte de un monasterio del que solo queda la portada que vemos de la iglesia actual. El monasterio jerónimo de Santa Engracia, se construyó en el siglo XVI sobre una necrópolis cristiano-romana. De ella se encontraron dos sarcófagos de mármol del siglo IV que se pueden ver en la cripta. La portada renacentista sufrió serios daños durante los Sitios de Zaragoza y fue restaurada y algunas de sus esculturas repuestas.

Iglesia de santa Engracia, Zaragoza

Iglesia de la Mantería

Puede que te pase desapercibida la fachada de iglesia de la Mantería construida en 1683, pero si tienes suerte de ver su interior, cosa que nosotros no tuvimos, te quedarás asombrado de la riqueza de sus paredes y sus cúpulas pintadas por Claudio Coello, pero que por desgracia el tiempo y las humedades están acabando con ellas.

Iglesia de la Mantería de Zaragoza

Iglesia de Santiago el Mayor

La iglesia es lo único que se ha conservado del convento de San Ildefonso. Se comenzó en 1625 y su fachada está custodiada por dos pequeñas torres que se aumentaron en 1970. En el interior destaca la decoración mudéjar y los elementos  barrocos.

Iglesia de Santiago el Mayor, Zaragoza

Iglesia de Santa Isabel de Portugal 

La Iglesia de Santa Isabel de Portugal es también conocida como de San Cayetano. Se comenzó a construir en 1678, momento en el que era muy grande la devoción por Santa Isabel de Portugal, infanta de Aragón nacida en el Palacio de la Aljafería. 
En ella destaca su impresionante fachada que consta de dos cuerpos, el más bajo tiene cinco calles de líneas churriguerescas, en las que armonizan las piedras negras, con las ocres. Sobre este cuerpo dos torres campanario y en el centro un frontispicio de alabastro con la imagen de Isabel de Portugal, y las de Andrés Avelino y Cayetano de Thiene santos patrones del templo.

Iglesia de Santa Isabel de Portugal de Zaragoza

Iglesia de San Felipe

Se empezó a construir en 1686 sustituyendo a otra iglesia más pequeña, y en 1752 Ventura Rodríguez lo modernizó, convirtiéndolo en el edificio de estilo clasicista que vemos en la actualidad. Sobre el edificio de ladrillo, sobresale y contrasta el ocre y el negro de los adornos de la portada. La enmarcan dos columnas salomónicas y la completan varias figuras, la más representativa es la de Santa Helena y el relieve de la Eucaristía.

Iglesia de San Felipe de Zaragoza

Iglesia de San Gil 

Esta Iglesia, declarada B.I.C., fue construida sobre los restos de un templo románico que se encontraba en una calzada romana en el siglo XIV. Es de estilo mudéjar con reformas barrocas realizadas en el siglo XVIII.
Destaca su torre de estilo mudéjar, que al igual que el resto del edificio está construida de ladrillo. Tiene un solo cuerpo decorado con arcos y rombos y está documentada en 1358. En los dos últimos cuerpos se abren ventanas que alojan en su interior las campanas. También llama la atención la portada barroca de 1640.

Iglesia de San Gil, Zaragoza

Iglesia de San Pablo

La iglesia de San Pablo se construyó entre finales del siglo XIII y principios del siglo XIV, sobre una antigua ermita románica. Aunque constaba de una sola nave con capillas entre sus contrafuertes y cabecera de planta poligonal, en el siglo XV se le añaden dos naves y se le integra la bonita torre mudéjar de planta octogonal. La torre llama la atención desde muchos puntos de la ciudad y en lo más alto, la panorámica de Zaragoza es excepcional.

Iglesia Santa María Magdalena

Esta iglesia mudéjar del siglo XIV, tiene orígenes románicos y reformas barrocas. En ella destaca su torre cuadrada de ladrillo que imita los alminares almohades con dos cuerpos concéntricos y que imita la forma de construcción de la torre de San Martín de Teruel. Cuenta con tres cuerpos separados por impostas que están decorados con cerámica blanca y verde.

Iglesia Santa María Magdalena de Zaragoza

¿Dónde comimos?

Pero no todo va a ser arte en Zaragoza, la ciudad está repleta de restaurantes y bares en los que degustar su gastronomía es un auténtico placer. Hay muchas plazas animadas, repletas de terrazas, en los que disfrutar de ellas y del buen tiempo.
Aunque a cada paso te encontrarás un buen lugar, hay varias zonas de tapeo: la zona del Coso, la del Tubo y todo el casco antiguo (alrededores de la plaza del Pilar y plaza España). Un clásico que nos encanta es Bodegas Almau, en la Calle Estébanes 10, atiborrado de gente, con unos vinos y tapas que merecen la pena.

Bodegas Almau, Zaragoza

¿Dónde dormimos?

En el Hotel ibis Styles Zaragoza Ramiro I, un hotel bastante mejor que los habituales de ibis, muy centrico y con una muy buena relación calidad-precio.

No obtenemos ningún tipo de beneficio de los establecimientos nombrados en este post.
 Se trata de nuestra opinión, en base a nuestra propia experiencia.

Qué te ha parecido Zaragoza? ¿Lo conocías? A nosotros nos encanta, hemos ido en varias ocasiones y siempre encontramos cosas nuevas que ver y hacer. Nos queda pendiente visitar el recinto donde se celebró la Exposición Internacional, y el Parque del Agua, así que tenemos que volver ;)

FUENTES: Información de la oficina de turismo

👉 Me encantaría que me dejases un comentario con tu opinión sobre lo que has leido. Puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter, Instagram y Google +

Share:

4 comentarios:

  1. Hola Carmen, desde desde la Expo-Zaragoza no había vuelto por esta bella capital y de tu mano aún he ampliado más mis conocimientos y algún lugar que no conocía. Gracias reina.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  2. Hace tanto que fui a Zaragoza que apenas recuerdo nada. Ni leyendo tu post me has refrescado la memoria. Así que me parece que va siendo el momento de hacer caso a mi tía (es mañica) y volver a su tierra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pero qué bonita e inmensa es Zaragoza. He estado un par de veces y las dos corriendo. Me gustaría visitarla de nuevo para saborearla y fijarme en todos los detalles que cuentas en este completísimo post. Gracias por compartir!
    PD. Consejo! No vayáis en verano, a no ser que después vayáis a una piscina :D!

    ResponderEliminar
  4. Nunca hemos estado en Zaragoza pero después de este paseo virtual, nos dan ganas de reservar los billetes de AVE ahora mismo. 😂😂😂 Nos apuntamos tu recomendación del hotel Ibis Ramiro I, porque es una cadena que nos gusta bastante y si además está bien ubicado, mejor que mejor.

    Saudos.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión sobre esto que has leído, es muy importante para nosotros.